martes, 26 de febrero de 2013

Expertos petroleros venezolanos denuncian de nuevo el crimen de AMUAY

***El ministro Ramírez mintió al decir que se investigaría la explosión. No se ha hecho
*** Las refinerías venezolanas operan actualmente a un 60 por ciento de su capacidad
*** Se están importando grandes volúmenes de gasolina y diesel
*** Se violan las leyes sobre seguridad en el trabajo

Comunicado COENER
A los seis meses del Incendio ocurrido en la Refinería Amuay el 25/08/2012
Transcurridos seis meses del trágico siniestro ocurrido en la Refinería de Amuay, en el que según la versión oficial perdieron la vida 42 personas, 150 resultaron heridas y 7 aún permanecen desaparecidas, el Centro de Orientación en Energía (COENER), ratifica sus sentidas condolencias y solidaridad a los familiares de todos los fallecidos y heridos, así como a aquellos cuyos bienes se vieron afectados por este desastre.
COENER y otras instituciones denunciamos en su momento que la magnitud de esta tragedia y la poca transparencia demostrada por PDVSA en aclarar las causas y completar la investigación de otros accidentes, imponía que el Gobierno Nacional debía designar de inmediato un Comité de Investigación independiente constituido por expertos Nacionales e Internacionales, en el cual el personal de la Refinería no podía formar parte sino sólo para prestar el soporte requerido en la recopilación de toda la información pertinente; el referido Comité debería en un plazo perentorio determinar las causas de esta lamentable tragedia, establecer las responsabilidades del caso y emitir sus recomendaciones para evitar la ocurrencia de otra fatalidad similar.
No obstante (tal como lo informó la prensa nacional en su edición del 31-Ago de 2012), el ministro de Petroleo y Minería Rafael Ramírez señaló que el Ministerio Público tiene autonomía funcional y descalificó a quienes habían exigido la participación de personas ajenas al Estado en las experticias del accidente. En una entrevista a BBC Mundo el ministro informó que se “Abrirían tres investigaciones por explosión en refinería de Amuay”, la primera estaría a cargo de un comité de especialistas de PDVSA, en cumplimiento con la normativa interna de la empresa, otra bajo la responsabilidad del Servicio de Inteligencia Nacional (SEBIN) y una tercera por parte de la Fiscalía General de la República.
A la fecha, y transcurridos más de 180 días del incendio se desconoce el status del proceso de las investigaciones mencionadas y no se ha difundido el informe de investigación que se debió presentar a la Junta Directiva PDVSA a los 60 días del incendio siguiendo la normativa interna de la empresa (periodo que se venció el 24 de Octubre del 2012). Por su parte, la Fiscal General de la Republica declaró, a mediados del mes de Noviembre del 2012, que su informe se publicaría a los 120 días del accidente, periodo que se venció el 23/12/12. La verdad es que la administración actual se ha caracterizado por no difundir los resultados de estas investigaciones, tal como sucedió con el derrame de hidrocarburos en el rio Guarapiche. Los resultados de esta investigación, después de más de un año, tampoco han sido informados.
Mención especial merece el hecho que el accidente ocurrido en Amuay ni siquiera aparece citado o referido en la página web del Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales (INPSASEL) donde las estadísticas nacionales aparecen solo hasta el 2010, y en noticias de interés no aparece reportado ninguno de los accidentes registrados, particularmente en PDVSA, durante 2012; de hecho lo más relevante reportado para el mes de agosto de 2012 específicamente el 30, es el FORO. Venezuela avanza en materia de seguridad y justicia social: El Gobierno bolivariano consolida los derechos y conquistas de la clase trabajadora”……. Haciendo caso omiso de la tragedia ocurrida en Amuay, en franca violación del artículo 129 de la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente del Trabajo (LOPCYMAT), norma que entró en vigencia hace 7 años. En esta ley se menciona “que el empleador es el responsable principal de los eventos que ocurren dentro del centro de trabajo” y establece claramente las sanciones a las que se expone el patrono cuando el trabajador es afectado en su vida y en su salud, con motivo del trabajo. Amuay, como centro de trabajo, pertenece a la empresa PDVSA que posee el carácter de empleador. PDVSA, constitucionalmente, pertenece al Estado. Entonces el Estado por órgano del Ministro de Petroleo y Minería, en primera instancia, debe responder civil, administrativa y tal vez, penalmente, por lo ocurrido en Amuay.
El accidente de AMUAY, así como el preocupante incremento de los indicadores de accidentalidad de PDVSA en los últimos años, no es más que un reflejo de lo que está ocurriendo en el resto del país, tanto en su infraestructura física como institucional. Resulta paradójico que siendo Venezuela, uno de los países con mayores recursos energéticos del continente americano, haya sufrido situaciones críticas de abastecimiento energético, llegando al extremo de sufrir continuas interrupciones en el suministro de electricidad y tener que importar componentes de gasolinas, destilados y bases para lubricantes para abastecer el mercado doméstico.
Llamamos especialmente la atención a los siguientes aspectos a la fecha:
(1) el nivel de procesamiento de las dos refinerías – Amuay y Cardón- que integran el Centro de Refinación de Paraguaná (CRP) se sitúa alrededor del 60% de su capacidad nominal, con una grave afectación de las unidades de conversión media y profunda donde se producen los componentes de alto octanaje para abastecer de gasolinas al mercado interno,
(2) varias de las unidades de hidrotratamiento y del complejo de lubricantes de Cardón, están fuera de operación,
(3) la principal planta de destilación de Amuay (destiladora atmosférica No 5 cuya capacidad de procesamiento de crudo es de 185.000 barriles/ día), aún no ha entrado en servicio debido a que su horno e instalaciones fueron afectadas por la explosión del 25/08/12......
El lamentable accidente ocurrido en la Refinería de Amuay el 25 de Agosto del 2012 no fue para nada un caso fortuito. Esta tragedia está signada por la irracional decisión de convertir a PDVSA en un brazo ejecutor de múltiples actividades ajenas al negocio petrolero, y por la eliminación de la necesaria estructura de Organización Industrial que requiere una empresa que explora, explota, produce, refina, transporta, investiga y desarrolla, capacita su personal, invierte, se expande y opera con eficiencia. Consideramos que para superar la crisis que afecta al sector petrolero, cuyo negativo desempeño se ve enmascarado por el alto nivel de precios que se han experimentado en los últimos años, se requiere retomar el modelo de una empresa eficiente , productiva y orientada a la mejora continua de su gestión para crear cada vez más valor al accionista (los ciudadanos venezolanos), concentrada en el negocio de los hidrocarburos, que fue la razón de ser y caracterizó a Petróleos de Venezuela, S.A. en su primeros veinticinco años de existencia.
Caracas 26 de Febrero de 2013.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Increíble lo que está pasando, Gustavo. Ayer se nos fue Luis Penzini Fleury, quien creo era tu amigo. Aquí está uno uno de sus e-mails:

ME NIEGO a que mi país, nuestra Venezuela, sea el instrumento de conquista de un hombre. Me opongo a que los venezolanos seamos la fortaleza con que pretenda desbordar nuestras fronteras. No quiero que los venezolanos conquistemos a Latinoamérica ni al mundo. Lo que quiero es progreso para nosotros, especialmente para los pobres. Su megalomanía sin límites,hinchada por sus "éxitos" en el país, pretende desplazarse con largos tentáculos ideológicos y económicos para conquistar a otros países. Siente
que Venezuela le quedó pequeña.
Este líder o conquistador celestial supone tener como misión interpretar a nuestra nación y moldear nuestro futuro y el de otras naciones como el escultor moldea sus materiales.
HA DECIDIDO que la historia de nuestro país se subordine a su biografía. Que el destino de nuestra querida Venezuela sea sustituido por el destino de su vida. Es, sin duda, una idea de una enorme perversidad cubierta con una gruesa capa de vanidad. En nuestra Constitución no está previsto la conquista, ni influir o intervenir "exógenamente". Y menos utilizando falsamente la imagen de que los venezolanos lo respaldamos sin reservas. Esa conquista se está desarrollando con el uso desaforado de nuestros recursos y la exportación de
una cripto-ideología que no compartimos. ¡Qué intervención más sutil y grotesca que penetrar ideológicamente a otro país o comprarles su dignidad!
Se está desdibujando al nombre y la presencia de Venezuela. La propaganda oficial insistentemente nombra sólo a la República Bolivariana. Ya Venezuela
no asiste a los foros. Sólo participa un hombre que arrastra
un equipaje de odio e insultos.
En la reciente Conferencia del Mar del Plata se constató nuevamente su
conducta. La calificación que le otorgó la Comunidad Internacional fue 20 puntos en protagonismo y cero en contenido, 20 puntos en algarabía y elocuencia y cero en logros y soluciones. Es fácil enardecer a la masa con un discurso de odio, especialmente a los
desadaptados y resentidos. Mírelos aplaudiendo desenfrenados cuando insulta. Agita hormonas y no enriquece neuronas. ¿Cuándo oiremos un discurso de valores morales en el que incite a ser honestos, responsables, respetuosos y
disciplinados para lograr progreso y construir un gran país? Es él el primer irresponsable, irrespetuoso y deshonesto de palabra.
UN DAÑINO VIRUS se ha incubado en Venezuela y su trasmisor insiste en
infectar a nuestros hermanos de la Región. Argentina, enferma crónica desde hace más de 50 años, tiene una patología similar a la nuestra (peronismo) y
las terapias aplicadas para tratar ese virus han sido peores (dictaduras militares). Ninguna de las dos soluciones da frutos para el progreso. El anfitrión de Mar del Plata nunca podrá lograr sacar a su país de la postración que sufre. No es con populismo o militarismo que se progresa. Es con trabajo arduo y constante. Lamentablemente Venezuela sufre los dos males.
Seguirá utilizando masivamente los medios de comunicación y su propaganda ideológica para convencer al Mundo de su nueva visión y misión en el siglo XXI.
Gritémosle al mundo que millones de venezolanos no apoyamos su "revolución", su misión de conquistador. Luis Penzini Fleury.

Anónimo dijo...

ellos se investigan a ellos mismos y se juzgan entre si. Resultado, no habra culpables a menos que sean unos pobres pendejos. Los jefesotes de pdcubavsa no seran responsables de nada y caso cerrado. Mientras tanto, la policia y la guardia agreden a estudiantes que protestan pacificamente, en vez de protegerlos a ellos y a la poblacion de la delincuencia desatada.
Y chaburrin? solo los castro saben.

Leopoldo Aguerrevere dijo...

Gustavo. Espero que no te importe que puse el link a este articulo en mi Facebook. Como hijo de petrolero, y como paraguanero de nacimiento, este tema me afecta profundamente.

Gustavo Coronel dijo...

Claro que no, Leopoldo. Dále toda la difusión que deseés. Polo fue y es un gran ingeniero de refinación, capaz del heroísmo para salvar las plantas. Cerró una llave con sus manos para evitar un incendio mayor y se quemó. Polo es un petrolero ejemplar.

Leopoldo Aguerrevere dijo...

Recuerdo ese incidente claramente. Tuvo que pasar varias semanas con las dos manos vendadas e inutilizadas. Casi nos vuelve locos a todos!