sábado, 23 de febrero de 2013

Hay que insurgir ya!!!


El nuevo zar musical, en una de sus poses favoritas


****Vean otra de las multiples razones para insurgir ya!:

NICOLÁS MADURO MOROS, Vicepresldente Ejecutlvo de la República

Decreta:

Artículo 1°. Nombro para integrar Ia Junta Directiva de Ia Fundación Musical Simón Bolívar, en los cargos que más abajo se indican, a los siguientes ciudadanos: Eduardo José Méndez Lozada, titular de Ia cédula de identidad N° V-13.966.558, Director Ejecutivo; Jesse Chacón Escamillo, titular de Ia cédula de identidad N° V-6.886.845; Temir Porras Ponceleón, titular de Ia cédula de identidad N° V-11.518.670; Gregory Mauricio Carreño, titular de Ia cédula de ldentidad N° V-4.399.133 y Alberto Dolcet Grau titular de la cédula de identidad N° V-2.089.990, como Directores

Artículo 2°. Delego en Ia Ministra del Poder Popular del Despacho de Ia Presidencia y Seguimiento de Ia Gestión de Gobierno, la juramentación de los referidos ciudadanos.

Artículo 3°. El presente Decreto entrará en vigencia a partir de su publicación en Ia Gaceta Oficial de Ia República Bolivariana de Venezuela.

Dado en Caracas a los catorce días del mes de febrero de dos mil trece. Años 202• de Ia Independencia, 153° de Ia Federación y 14° de Ia Revolución Bolivariana.

Ejecútese

Nicolás Maduro Moros

Presidente Ejecutivo de la República

Aqui hay dos cosas que justifican un golpe ciudadano, con todos los hierros, contra esta pandilla de malhechores. 

Una, que el chofer semi-analfabeta Nicolás Maduro se hace llamar en el decreto Presidente Ejecutivo de la república abajo y vicepresidente arriba. Que presidente ejecutivo ni que ocho cuartos va a ser ese infeliz!

 La segunda es que ha nombrado para presidir la Fundación Musical Simón Bolívar, el sistema de orquestas y coros motorizado por Abreu y Dudamel, a un golpista sádico llamado Jesse Chacón Escamillo, quien no sabría la diferencia entre un fusil asesino y un oboe y podría pensar que Stravinsky es una marca de vodka. Chacón participó en el asalto al canal televisivo del estado durante el golpe de 1992, en el cual hubo muertes inocentes y, más tarde, tuvo que renunciar a su ministerio después que el ladrón de su hermano fuese descubierto, aunque alegó (??) que él no sabía nada de lo que hacía esa joya. A pesar de su renuncia ha permanecido activo a cargo de una encuestadora fantasma para decir, de vez en cuando, que Chávez no pierde con nadie.
Este nombramiento es otra bofetada a los venezolanos, en especial a los temblorosos Abreu y Dudamel.  Cada minuto que pasa esta pandilla de malandros hace llover más excrementos sobre la sociedad venezolana.
Entre los miembros de ese directorio también figura un personaje llamado Temir Porras, quien dice, con absoluto desparpajo: “Solo en revolución hay cultura”. Este hombre, ficha de Maduro en la ca(na)llería, es notorio por el enredo de los seis millones de dólares desaparecidos del pabellón venezolano en Shangai, cuya coordinadora era … su esposa. Fue denunciado como responsable de la “desaparición” de los dólares nada menos que por la propia embajadora en China. En p://runrun.es/runrunes/27651/runrunes-el-universal-27-10-2011.html  puede leerse que  “Ella fue la que denunció ante la cancillería y la Contraloría General a Temir Porras por “un extravío de cerca de 6 millones de dólares destinados a Expo Shanghai”. Porras también es notorio por emplear a sus familiares en la cancillería.
Completan el grupo director dos músicos de verdad: Gregory Carreño y Alberto Grau. Se necesita muy poco juicio para que gente honesta, como parecen ser estos dos señores, acceda a mezclarse con el lumpen. Esto es lo que le criticamos a Abreu y a Dudamel, que estén chapoteando en ese mierdero y sean utilizados como voceros del régimen. Ahora Carreño y Grau integrarán, junto a Abreu y Dudamel, el grupo Majarete.  

12 comentarios:

Andrés Moreno dijo...

Sr.Coronel, disculpe, Abreu y Dudamel están prestados.

No tengo los recursos linguisticos para explicarselo, pero forman un todo.

Dudamel está muy bien en Los Ángeles.

Lo que no termino de entender es cómo Abreu cedió todo su proyecto.

Alberto Grau está viejo y cansado. Esperemos que Gregory haga algo.

Lo lamento por todos los músicos que conforman el Sistema, creo que no hay peor maldición que caer en las manos del "Yesy".

Anónimo dijo...

¿Temblorosos?: Abreu se entregó a conciencia al régimen. Dudamel vive en Los Angeles y se pasea por el mundo (hace unas semanas lo vi hablando un italiano mediocre en la RAI)y ha sido propagandista del régimen.

¿Temblorosos? Más bien arrastrados.

Este régimen está haciendo aguas y se cae solito. Mi recomendación: mucha prudencia, que son asesinos.

Leopoldo Aguerrevere dijo...

Gustavo

Este tema es delicado. Cuando se trata de arte, y sobre todo de una obra tan magna como El Sistema, que Abreu ha cultivado con tanto teson durante tanto tiempo, es dificil criticarle al artista (y profesor) los motivos que lo lleven a venderse en aras de proteger la obra a toda costa. Dudamel es un caso mas complicado, pero yo no lo mezclaria en el mismo pote con el maestro Abreu. Si te pones en sus zapatos, cuando pones en la balanza toda una vida de trabajo, y miles de muchachos a riesgo de que se pierda todo si decides no seguirle la corriente al regimen, y lo sazonas con el hecho de que francamente ya esta viejito para pelear, entonces comienza uno a entender sus motivos. Si su ultima meta es proteger a los muchachos, entonces el fin justifica los medios. Es un problema filosofico digno de sentarse a discutir, y pienso que va mucho mas alla de la politica.

Por cierto, el otro dia me confundiste con mi papa (Polo). Me siento honrado, pero queria aclarar.

Saludos.

Anónimo dijo...

Don Gustavo, el pueblo va a insurgir cuando le eliminen los dias de fiesta del carnaval o la semana santa, o no le dejen irse de puente, o quizas cuando le quiten la limosna de las misiones. Del resto, mejor esperamos sentados. Un abrazo.
IC

Anónimo dijo...

Y sin contar la vidota que se dan esos carajitos cuando viajan al exterior, ganan 15 palos y aparte todos los viaticos $300 diarios son, o en USD$ o en Euros. Cuando salen de gira regresan con iPad, iPods, Macbooks, etc, etc, etc. Ah! pero el Chavo, MaChurro y DevilDado dicen que qué vaina es esa de consumir productos "imperiales", que eso de andar con tecnología Apple es imperialista (aún cuando toda esa mierda es hecha en China) esta vaina se cuenta y no se cree vale.

OJO No estoy diciendo que no ganen bien, un músico es tan respetable como un físico nuclear, pero coño lo que arrecha es la doble moral vale. Y así es en CASI todo lo que se vive en Venezuela.

Anónimo dijo...

Me imagino 15 palos es 15000. Un profesor de la UCV o la USB, con al menos quince años de trabajo, a Dedicación Exclusiva (*), con especialización o maestría y con doctorado, con 4 trabajos de ascenso, con publicaciones y asistencia a congresos, gana la mitad. Y no es que 15000 sean la gran cosa, pero allí está una comparación

Y, por cierto, ningún fin justifica los medios. Primero está la dignidad
(*) no le es permitido trabajar en otro sitio

Gustavo Coronel dijo...

Excelentes los comentarios. Ya veo que la ausencia de JG ha mejorado notablemente el ambiente para conversar de estos temas. Leopoldo Aguerrevere (saludos al viejo!)ofrece una perspectiva que yo compartí por algun timpo, ya que fuí un gran defenso del SISTEMA , cuando nadie le paraba. Pero hay algo más grande: los valores, los principios. Simplemente al ceder en los principios en aras de defender lo bueno que hemos logrado, estamos ganando la batalla pero perdiendo la guerra. Si uno entrega los principios pierde la brújula y ya no puede dejar de obedecer al tirano, se va hundiendo en el pantano.
Lo que está pasando es que ahora, al poner a un ignorante y un malandro al frente de la Fundación, están poniendo a un lado a Abreu. A quien le va a reclamar ahora? Si uno se acuesta con un elefante puede amanecer aplastado.

Anónimo dijo...

Es correcto, 15 palos es 15 mil bolivares o 15 millones antes del adefesio que ellos llamaron "BOLIVAR FUERTE" (que, para variar, es la burla de las escuelas de economía en el primer año de estudios).

Mire, ser médico de un hospital público o profesor universitario en Venezuela es una de las cosas más admirables que hay con esos sueldos que se ganan.

Estoy muy feliz de que JG haya sido invitado gentilmente a escribir sus insultos en otras páginas y no en esta donde hay gente pensante y educada. Ese JG era un tipo que venía acá a insultarnos a todos, que vaya a insultar en aporrea. Varias veces creí que JG era José Sant Roz.

Anónimo dijo...

Esto no es mío. Es del profesor Francisco Rodríguez Pastoriza, de la Complutense:

"Cuando estalló la guerra mundial, los artistas e intelectuales sobrevivientes a la gran purga, como Pasternak y Ajmátova, colaboraron a apoyar a Stalin a veces con mayor fervor que los escritores soviéticos ortodoxos, sin sospechar que iban a ser
las próximas víctimas de un régimen enloquecido por la pureza ideológica. Después
de la guerra las tropas soviéticas regresaron del extranjero con impresiones favorables con respecto a los valores y los sistemas políticos de los diferentes países en los que habían combatido. Era necesaria, por lo tanto, una poderosa renovación de la doctrina comunista. Comenzó un nuevo
periodo de purgas y persecuciones que se hicieron insoportables para Pasternak y Ajmátova. Sus obras fueron retiradas de la circulación y se impidió la publicación de
Doctor Zhivago. Pásternak llegó a definir aRusia como una pocilga abominable, nauseabunda y espantosa, una galera cuyos
remeros esclavos eran azotados por los hombres del Partido. El mayor escritor que Rusia dio en décadas, según Berlin, sería destruido como tantos otros por el Estado.
El caso de Ajmátova es si cabe más patético. Decidió regresar de París, donde vivió una temporada, cuando su esposo y su hijo fueron arrestados y enviados a campos
de concentración. Tras vivir su drama y a pesar de haber conocido las simas más abismales de la pena, nunca pronunció una
palabra contra el régimen soviético.
Decidió quedarse en Rusia, en su exilio interior, porque la idea de emigrar le resultaba intolerable:
anhelaba visitar Occidente, pero
no si ello implicaba no poder
regresar a su patria."

Es sólo una pequeña muestra de la tragedia que son estos regímenes en todos los órdenes, lo que no excluye la obra intelectual y artística. Así tendrá Abreu su mayor desolación, bien que se rebele, como Pasternak o que calle como la escritora.

Un excelente artículo sobre este tema en: http://www.scielo.org.ve/scielo.php?pid=S0254-16372010000100003&script=sci_arttext

Representación del intelectual en tiempos de totalitarismo: Ensayo sobre el límite de la obediencia de intelectuales rusos durante la era estalinista (1923-1953, de la profesora Adriana Magdalena Boersner Herrera, Universidad Simón Bolívar.

Anónimo dijo...

Ausencia de pensamiento no quiere decir estupidez; puede encontrarse en personas muy inteligentes, y no proviene de un mal corazón; probablemente sea a la inversa, que la maldad puede ser causada por la ausencia de pensamiento

Hannah Arendt

Leopoldo Aguerrevere dijo...

Excelente el nivel de la conversacion. Asi si vale la pena tener diferencia de criterios y opiniones; si en el proceso se aprende! Gracias a Anonimo por las citas sobre los escritores sovieticos. Sin embargo, su conclusion es terrible y algo lapidaria:"Asi tendra Abreu su mayor desolacion..."
Gustavo, le mando con gusto los saludos al viejo. De hecho le estoy enviando el enlace de estos posts, para ver si se anima el tambien a contribuir.

Anónimo dijo...

Extraido del artículo de la profesora
Boersner:

"En los regímenes de corte como los de Stalin, Hitler o Mussolini también existen aquellos colaboracionistas que en palabras del escritor húngaro, Sándor Márai, son

"trabajadores del intelecto y el espíritu" que avalan el sistema con su mera presencia. Por más que se queden en un segundo plano, por más que callen, por más que todo el mundo –incluso los perros rastreadores y los sangrientos jueces del régimen– sepa que ellos en el fondo de su alma rechazan el agresivo experimento social que se está llevando a cabo, simplemente con el hecho de su presencia justifican la violencia existente. Y ese es el momento en que ya no basta callar, sino que hay que pronunciar el "no" bien alto, con todas sus consecuencias, y no únicamente con la palabra, sino también con los actos. Ese "no" es una palabra muy grave: implica un sacrificio que nadie puede exigir a nadie. "Los trabajadores del intelecto y el espíritu" sólo pueden exigirse tal sacrificio a sí mismos (Márai, 2006: 395)."