Te invito a entrar en www.armasdecoronel.org para leer mis libros y ver otra información personal

lunes, 8 de agosto de 2022

AVENTURAS DE UN GEÓLOGO EN UNA REFINERÍA, CARDÓN 1977


   Décimo sexto viaje a Serendipia

                                         Sembrando árboles en la zona de la refinería

                                                      junto a tres voluntarios

 

 “¿Que estaría haciendo un leopardo en esas altitudes?...”. 

 Hemingway: “Las nieves del Kilimanjaro”.

 

En 1977 el gobierno decidió adscribir el Instituto Venezolano de Petroquímica  a PDVSA, la casa matriz de la industria petrolera. Esta fue una decisión que probó ser muy beneficiosa para el sector petroquímico, el cual estaba en caos, debido a la contaminación sindical y política. La petroquímica había sido instalada en la etapa de la dictadura perezjimenista y nunca prosperó como instituto independiente. En 1976  el instituto había tenido pérdidas por más de Bs. 4000 millones, sus plantas estaban operando a mínima capacidad y existía un gran exceso de personal. Eduardo Acosta Hermoso, quien había sido su presidente, confesó: “Cuando quise despedir 600 empleados que sobraban, obtuve una negativa rotunda por parte del gobierno, el cual no quería enfrentar un conflicto laboral”.

 PDVSA aceptó la asignación pero puso como condiciones que se le entregara el instituto libre de deudas y total autoridad para reducir personal. Al recibir la empresa envió a un estelar grupo de gerentes petroleros a manejarla, en el cual – recuerdo – estaban Alfredo Gruber y Ramón Cornieles, quien era el Gerente General de la refinería de Cardón.  El General Alfonzo Ravard me llamó a su oficina y me dijo: “Gustavo, necesito que te hagas cargo por algunos meses de la refinería de Cardón en remplazo de Ramón Cornieles, a quien estaremos enviando a la petroquímica. Estará en Cardón pero podrás seguir asistiendo a las reuniones de  Junta Directiva y colaborando conmigo”.

Yo accedí, no sin antes recordarle al General que era geólogo y que de refinación conocía muy poco. Sin embargo, sabía que esto no era grave ya que la tarea de un gerente general de refinación era predominantemente  gerencial. Cardón tenía excelentes técnicos a cargo de la refinería, entre quienes estaban Leo Wilthew, Leopoldo Agueverrevere y Luis Hernández.

 Al lado de Cardón estaba la refinería de Amuay, aún más grande, con la cual Cardón mantenía una rivalidad amistosa. Por lo tanto, esta sería una excelente experiencia. Ya yo había explorado, había producido y ahora tendría la oportunidad de refinar.

Como mi estadía sería temporal no ocuparía la bella casa del gerente general, la cual seguiría alojando a la familia Cornieles durante su ausencia. Al saber la noticia que yo lo remplazaría temporalmente, Ramón se reunió conmigo y me  dijo, viéndome fijamente: “Gustavo. Voy a estar fuera de la refinería pero estaré pendiente de lo que estés haciendo. No te metas con mi refinería”.  Para Ramón, la refinería era su bebé.  

Así fue que un buen día de 1977 viajé a Cardón en el viejo y confiable avión “GRUNMAN”  de Maraven, a comenzar mi asignación como nuevo gerente general de la refinería. Al descender al aeropuerto de Las Piedras fui recibido por los famosos vientos encontrados de la península, a los cuales tendría que acostumbrarme, ya que estaría viajando prácticamente todas las semanas de Cardón a La Carlota y de regreso a Cardón.   

En tierra me esperaba, para conducirme a la oficina, Crispiniano Rodríguez, el experimentado y bondadoso gerente de relaciones industriales de la refinería.

En el camino le pregunté a Crispiniano: “¿Qué hace la gente aquí, que actividades lleva a cabo?”

Su respuesta me sorprendió y hasta me hizo reír: “Aquí la gente hace lo que usted haga. Si usted juega yoyo, comenzarán a jugar yoyo”, me dijo, quizás exagerando un poco.

Al acercarnos a la refinería, vi un penacho de humo blanco, saliendo de una de las plantas y le dije, para pretender conocimientos que no tenía: “me agrada ver que tenemos humo blanco”. A lo cual Crispiniano me respondió: “Eso no es bueno. Creo que la planta Catalítica podría tener algún problema”. Después de esta respuesta, guardé prudente silencio.

En la oficina conocí a toda la plana mayor de la refinería, algunos de quienes verían a un geólogo como un extraterrestre. 

Durante esos meses inolvidables en Cardón, elaboramos el plan para modificar el patrón de refinación en Cardón, a fin de convertir la refinería en una planta procesadora de productos livianos, en preferencia a su patrón existente, el cual producía mucho combustible residual. Para ello contratamos personal nuevo para la refinería, incluyendo algunos ingenieros de la India, en especial uno extraordinario, Sangasmewaran.  




 Comencé a trotar en el estadio, a primera hora de la mañana, antes de ir a la oficina y, al cabo de algún tiempo, buena parte del personal comenzó a trotar. En la tarde, después de las horas de oficina, me iba con un par de colaboradores a sembrar árboles en la avenida principal que llevaba a la refinería, para lo cual me asesoré con los expertos forestales de FUSAGRI. Al poco tiempo tenía una legión de voluntarios sembrando árboles junto conmigo.  

      Visitando la refinería: General Alfonzo Ravard, Guillermo Rodríguez Eraso, Alberto Quirós, Mario Uzcátegui, creo que Rómulo Quintero y yo ( a la derecha del General RAR)

 Después de una visita del General Alfonzo Ravard a las dos refinerías, en compañía de todos los presidentes, el General comentó que, mientras la refinería de Lagoven, en Amuay, estaba como una “tacita de plata”, la refinería de Cardón se veía fea, aunque sus plantas funcionaran bien. Esa crítica del General me llevó a  iniciar un programa de embellecimiento en la refinería que incluyó pintar los tanques de almacenamiento como los coloritmos de Alejandro Otero. Ello causó sensación en la región y hasta fue objeto de un capítulo en un libro de Stan Steiner: “In Search of the Jaguar”.

No siendo un experto en refinación me dediqué a mejorar la relación de la gerencia con el personal a todos los niveles. Me fui a visitar cada oficina, cada puesto de trabajo, me integré de lleno a la comunidad. Con la ayuda de FUSAGRI comenzamos un programa de huertos familiares (barbacoas) en toda la península, a fin de surtir de vegetales a los hogares.

 

Siguiendo los consejos de Crispiniano, desarrollé una buena relación con el gobernador del estado, el Dr. Leoncio López. Crispiniano me había dicho que el gerente de la refinería poseía más recursos financieros que la gobernación.  Entre otros apoyos dimos nuestra contribución para construir la autopista Coro-Punto Fijo.  

 

Ese año de 1977 fue uno de los más felices de mi vida. Mi esposa Marianela y mis  hijos, entre la niñez y la adolescencia, compartieron un “tráiler” conmigo, aunque al poco tiempo nos dieron una casa. Por coincidencia 1977 fue uno de los mejores años en materia de rendimiento de productos en la refinería. Tengo la sensación que ello tuvo que ver con la alta moral de los empleados, al ver los esfuerzos que se hicieron para mejorar la  calidad de vida en la comunidad. 

Contraté a la Billo’s Caracas Boys para el baile de fin de año 1977 en Cardón, algo que me criticaron algunos colegas por el relativo alto costo de lo que era la mejor orquesta de Venezuela. Sin embargo, a las dos de la mañana de la noche del baile los ingresos obtenidos en el bar del club ya eran suficientes para pagarle  a Billo Frometa, lo cual hicimos al final mismo del gran evento. Hasta quienes me criticaron bailaron esa noche.

                                       bella casa colonial cerca de Santa Ana

Cardón siempre estará en mi corazón:  la silueta del cerro Santa Ana, la verde penumbra de Cocodite, la bella casa colonial cerca de Santa Ana,  en el camino hacia Pueblo Nuevo, las playas de Adícora, la sopa de tortuga, la gente, el calor seco, las luminosas mañanas, la siembra de árboles.

 45 años después, me dicen desde Venezuela, que no quedan más de una media docena de los centenares de árboles que sembramos en la zona de la refinería. Parece haber sido como arar en el mar.     


sábado, 6 de agosto de 2022

EL INFORME SOBRE LA FAJA DEL ORINOCO, MÉXICO 1967

 


EL INFORME SOBRE LA FAJA DEL ORINOCO, MÉXICO 1967

A la memoria del geólogo venezolano Pablo Stredel

En el séptimo congreso mundial de petróleo celebrado en Ciudad de México en 1967 el Ministerio de Minas e Hidrocarburos de Venezuela y la Corporación Venezolana del Petróleo se combinaron para presentar un informe sobre la Faja del Orinoco, el cual sirvió por muchos años como el documento oficial sobre esta extensa acumulación de petróleo pesado, extra pesado y bitumen que ha tenido una compleja historia de adelantos durante la etapa pre-Chávez y de retrocesos debido a la corrupción e ignorancia de la PDVSA chavista.

El informe fue presentado en México por los geólogos José Antonio Galavís representante del ministerio arriba citado y Hugo Velarde, representante de la CVP, profesionales quienes supervisaron y coordinaron los trabajos de elaboración. En mi calidad de Sub-Gerente de Exploración de la CVP en aquel momento, debí darle mi visto bueno.

Aunque se conoce como el informe de Galavís y Velarde, lo cual se explica por razones de su jerarquía en las organizaciones que representaban, mucho del trabajo propiamente dicho fue elaborado por un grupo de geólogos jóvenes en el ministerio y en la CVP, cuyos nombres han sido esencialmente olvidados de manera un tanto injusta, aunque se puedan encontrar algunas discretas referencias sobre ellos.

Hace poco tuve un intercambio de recuerdos con la geóloga venezolana Edith Pérez, a quien conozco desde niña, como habitantes que fuimos del  mágico pueblo de Los Teques. Hablando sobre el informe arriba mencionado, Daisy, como la llamo desde aquellos años de su niñez, me dice:

“Aunque el informe sobre la Faja del Orinoco se comenzó en la CVP, ello fue producto de una idea del geólogo José Antonio Galavís del ministerio. Yo fui seleccionada para llevar a cabo su ejecución ya que me encontraba en el ministerio trabajando bajo la dirección del geólogo Galavís y tenía libre acceso a la información existente sobre la Faja, sin tener que pasar por los trámites burocráticos que la CVP hubiera tenido que llevar a cabo para obtener la información. Por ello el geólogo Georgias Garriga me llamaba “La Mata Hari de la CVP”, infiltrada en el ministerio”.

Daisy prosigue diciendo: “Dividimos el trabajo entre el ministerio en Caracas y la CVP en Maracaibo. Yo estaba en Caracas y los geólogos Pablo Stredel y Hugo Sorondo en la CVP, en Maracaibo. Nuestro equipo fue generando los trabajos de correlación geológica en base a los escasos pozos perforados, así como los estudios estratigráficos de las arenas de la formación Oficina. Hugo Sorondo y Pablo Stredel en Maracaibo elaboraron los mapas isópacos y estructurales y – añade Daisy – se atrevieron a hacer un cálculo de petróleo originalmente en sitio (POES), una cifra – agrego yo -  que ha sido generalmente aceptada a través de los años.  

En este punto de sus recuerdos Daisy me hizo pensar de nuevo en algo muy importante, lo cual realmente ha estado siempre en un rincón de mi mente:  el estimado de petróleo originalmente en sitio en la Faja que se ha perpetuado por décadas estuvo basado en un escaso número de pozos perforados y en el rudimentario conocimiento que teníamos en aquel momento sobre la naturaleza de las arenas productoras, sobre su incierta continuidad en el subsuelo y sobre lo que se conocía sobre el comportamiento de los yacimientos bajo producción,  los cuales tenían y– realmente –siguen teniendo una historia corta, dada la lentitud de su desarrollo. El estimado de entonces fue razonable y los cambios que ha experimentado la cifra se basan casi exclusivamente en estimaciones diferentes del coeficiente de recobro de ese petróleo en sitio. Durante la etapa chavista ese coeficiente fue doblado por decreto, de manera bastante arbitraria, sin que existiesen significativos nuevos puntos de control o nuevas indicaciones sobre el comportamiento de los yacimientos, por razones de conveniencia geopolítica. Con su maniobra Chávez deseaba darle a Venezuela más peso en el seno de la OPEP pero lo que logró fue la burla de los conocedores de la industria petrolera, aunque sí logró que la prensa no especializada diseminara ampliamente sus nuevas cifras de reservas “probadas”.

El trabajo que fue a México estuvo basado enteramente en los trabajos de Edith Pérez, Pablo Stredel y Hugo Sorondo pero el reconocimiento a su autoría  nunca les fue justamente otorgado. Dice Daisy que en las láminas presentadas aparecían sus nombres, pero en letras muy pequeñas, por ser reducción de originales.

Me dice Daisy que ya casi todos los protagonistas de esta historia han fallecido: Pablo Stredel murió muy joven y José Antonio Galavis y Hugo Velarde también fallecieron. Está con nosotros Daisy, por supuesto, está Hugo Sorondo, a quien le hemos perdido la pista y está Enrique Vásquez, otro joven y brillante geólogo de aquella CVP, quien me dice: “Lo que dice Daisy es enteramente cierto. Hugo Velarde así lo corroboró en un libro publicado sobre la Faja”.  

Este reciente diálogo nos da nuevas luces sobre quienes contribuyeron efectivamente a ese conocimiento.  Aún hoy en día tanto el conocimiento del comportamiento de los yacimientos en producción como  la cantidad de pozos o puntos de control y lo que sabemos sobre  la geometría de las arenas productoras de la Faja del Orinoco es insuficiente para tener una precisa idea de las reservas probadas de esa extensa área, muchos de cuyos recursos corren el riesgo de quedarse para siempre en el subsuelo debido a la parálisis total que experimentó su desarrollo durante los funestos 20 años de chavismo y a las nuevas tendencias del sector energético mundial.  

Con esta nota deseo reconocer a los geólogos Edith Pérez, Pablo Stredel y Hugo Sorondo su  valiosa y poco reconocida contribución al conocimiento de la faja del Orinoco, el  gigante petrolero tan abusado políticamente por la barbarie chavista.  


jueves, 4 de agosto de 2022

LAS TRES BIFURCACIONES DEL SENDERO: ALMAGRO EL BONDADOSO, ALMAGRO EL OPORTUNISTA O ALMAGRO EL SUMISO

 



Un artículo del secretario general de la OEA, Luis Almagro, sobre Venezuela, ver: https://www.cronicas.com.uy/contratapa/el-infierno-del-sendero-que-jamas-se-bifurca/  es, en un 80%, un homenaje a los venezolanos víctimas del régimen chavista-madurista. Pocos como Luis Almagro han sido tan enfáticos y vigorosos en la denuncia de ese régimen de horror. Y en este artículo, casi hasta el final, Almagro reafirma esa postura, al decir que no hay nada comparable a la tragedia venezolana. Es en el último 20% de su escrito que Almagro nos ofrece una recomendación  sorprendente.

 Ella nos recuerda mi primer examen para manejar en Venezuela, tomado en Lagunillas, Venezuela, en 1955. Después de haber manejado un jeep acompañado del instructor, mi evaluación final  leía algo así:

·       ¿verificó los espejos antes de arrancar? : NO.

·       ¿Hizo la señal adecuada para cruzar a la izquierda?: NO.

·        ¿Aplicó los frenos correctamente al llegar a un PARE? : NO…

·       Etc.

Al final, la conclusión: ¿Está habilitado para manejar? : La respuesta: SI.

  El escrito de Almagro está en esa onda.  Así como yo fui habilitado para manejar haciéndolo casi todo incorrectamente, así Almagro nos dice que la solución para una Venezuela destruida por un ogro violador de los derechos humanos es:……  cohabitar con ese ogro, tratar de llegar a un acomodo con él, a fin de que él vaya siendo menos ogro y nosotros aceptemos bajar nuestros estándares a fin de sobrevivir bajo un régimen dictatorial que podría ir mutando lentamente a democracia.

Almagro nos pide ser realistas y dejar de pensar en la justicia, en principios y valores para sobrevivir, ya que de esa manera podríamos llegar, algún día, a transformar el ogro en alguien más amable. La esencia de la cohabitación propuesta por Almagro nos lleva a ceder, a transigir, a sonreírle al ogro para, de esa manera, irlo seduciendo para una forma más amable y más civilizada de vida. Pero, ¿no será al revés? En la medida en la cual nosotros consintamos en vivir en cohabitación con el ogro, en esa misma medida podremos ir absorbiendo sus hábitos y costumbres y nos iremos pareciendo más y más a él.

Almagro nos dice:

una negociación en ese contexto [de transacción]  obviamente no puede ser cómo se saca a Maduro, sino cómo sigue. Esto implica cohabitación. La cohabitación es un ejercicio para el cual no he visto prácticamente a nadie preparado en Venezuela. Pero eso lo hace aún más necesario, en el sentido de que implica un ejercicio de diálogo político real, de institucionalidad compartida, de poderes del Estado compartidos. Compartir el Ejecutivo es complejo y muy difícil. En un esquema de tensión permanente, tiene que estar tan detalladamente regulado que la mejor fórmula sigue siendo la fórmula suiza de sistema colegiado. El ejemplo regional es la Constitución uruguaya del 52.Compartir es contrapesar. La cohabitación sin contrapesos puede transformarse en complicidad. El esquema de cohabitación a discutir en un proceso de diálogo debe dar garantías de contrapesos para quienes cohabita”.

Almagro nos habla de la posibilidad de un gobierno colegiado a la usanza suiza. Por favor, ¡Almagro! Es francamente grotesco pensar que un gobierno con Maduro puede ser a la suiza. Almagro no conoció a Manuel Peñalver, el autor de la frase: “No somos Suizos”. , al decir esto, Peñalver hablaba de venezolanos como Betancourt, Leoni, Caldera I, etc. Si aquellos no eran suizos, ¿cómo van a serlo Maduro, Cabello, El Aissami? Esta gente del régimen es una sub-especie de Homo que no es sapiens, sino sadisticus.

Almagro tiene la sensatez de advertirnos que esta proyectada cohabitación tendría el riesgo de convertirse en complicidad, en cuyo caso sería una frustración más. Yo le digo a Almagro que si del lado opositor los cohabitantes son Capriles, Rosales, Falcón, Fermín El tigre, Bernabé o Timoteo, ese riesgo se convierte de posibilidad  en certeza.   

¿Por qué escribe Almagro ese artículo?

Hay, al menos, tres posibles escenarios:

1.      ALMAGRO EL BONDADOSO, quien desea evitarle a los venezolanos mayores sufrimientos, desea que de alguna manera, sin violencias, sin extensos sufrimientos, Venezuela vaya logrando un lento pero persistente acomodo entre la libertad y la opresión, ya que mientras la doncella se acuesta con el ogro, pueda irlo dulcificando noche tras noche de violaciones;

2.     ALMAGRO EL OPORTUNISTA, quien desea solidificar su posición en el escenario político de la región, al presentarse como el gran conciliador de la tragedia venezolana;

3.     ALMAGRO EL SUMISO, quien cansado de batallar se hace a la idea que, después de todo, Maduro no es tan malo y tiene el ejército a su lado, por lo cual  el país debe aceptar su tutela por un cierto período de tiempo indefinido.

 

Yo creo que el primer Almagro es el más probable de ser el genuino pero creo que, de ser así, está rotundamente equivocado. En Venezuela lo único  compatible con la dignidad es la rebelión. El Almagro oportunista sería una sorpresa para mí, porque este hombre ha demostrado tener sólidos principios democráticos. El Almagro sumiso es mi escenario de menor probabilidad, ya que tal postura lo convertiría en un timoteo cualquiera y no le daría beneficios políticos ni ayudaría a su imagen de luchador por las causas nobles de América Latina.

¿Por qué escribió Almagro ese artículo?  ¿Que lo llevó a escribirlo, sabiendo la confusión adicional que ello traería a los venezolanos que han visto en él un símbolo de la resistencia? Solo Almagro puede responder pero, lamentablemente, ya el daño está hecho. Como dice la canción: “another one bites the dust….”, otro que muerde el polvo.

Ya somos pocos los que quedamos en el TITANIC, que se hunde, mientras el bonche sigue en los botes salvavidas, llenos de gente que le robó puestos a los niños.

 

 


martes, 2 de agosto de 2022

PRESIDENTE DE VEPICA INFORMA SOBRE SU PROYECTO Y MI COMENTARIO

     El ingeniero Miguel Bocco Jr. ha hecho pública una información adicional sobre el proyecto de \su empresa de asociarse con el gobierno de Nicolás maduro en proyectos a sder financiados a trav;és de un fondo denominado PEGASI,  Fondo de Inversión Privado. 

Esta es la información recibida del ingeniero Bocco y, despuyés de ella, transcribo mis comentarios a esa información. 

                     PEGASI Fondo de Capital Privado

                                                     Por Miguel Bocco Jr. 

                                       Presidente de la Junta Directiva de Vepica

 

Tal y como lo dice el vídeo de trabajo que estamos construyendo y se ha vuelto viral recientemente, “Con el fin de contribuir con la reactivación de la Economía Nacional, hemos decidido crear el Fondo de Capital Privado PEGASI”. Vepica está creando el fondo para invertir en proyectos rentables en Venezuela. 

 

Pegasi persigue lograr que inversionistas privados (nacionales y extranjeros) se interesen en recuperar negocios, instalaciones existentes que dejaron de operar o proyectos nuevos, que sean llevados a cabo con excelencia y transparencia generando miles de empleos dignos, trabajo para suplidores y proveedores de bienes y servicios, grandes ingresos para la nación que seguramente servirán para mejorar los servicios públicos,  mejoras considerables en materia ambiental y por ende una mejora REAL de la Economía del País. 

 

Se mencionan 5 proyectos específicos en los cuales Vepica está involucrada de alguna manera y proponemos como inicio de este esquema BOT (Build Operate and Transfer), que podría ser el camino para exponenciar la recuperación económica que todos deseamos. 

 

Este documento no está listo para ser evaluado por inversionistas porque los términos y condiciones necesarias para firmarlos con el estado venezolano no están aprobadas y por ende los modelos económicos no están listos. 

Lo que sí está comprobado es que una Corporación Multinacional nacida en Venezuela con 50 años de experiencia probada, comprometida con sus colaboradores y partes relacionadas, reconocida por Engineering News Records ENR, certificada LEED por USGBC, certificada por ISO Y OHSAS desde hace décadas, FUNDADORA de Transparencia Venezuela, la Cámara Petrolera y la Alianza Empresarial Petrolera, miembro activo de CAVECON, VENANCHAM, la Cámara de Construcción, el Colegio de Ingenieros de Venezuela, la Universidad Central de Venezuela, el IESA, el Dividendo Voluntario para la Comunidad y muchas más organizaciones de similar categoría a nivel nacional e Internacional sirve sin duda como Aval para promover este esfuerzo de país. El país en el que vivo con mi familia y al que le hemos dedicado nuestro compromiso, dedicación y mucho trabajo productivo del que nos sentimos orgullosos.  

 

Miguel V. Bocco Cordero

Executive Chairman VEPICA GRUPO INTL

Ing. Civil UNIMET 

AMP HARVARD BUSINESS SCHOOL

miguel.boccojr@vepica.com

www.vepica.com 

 Estos son mis comentarios:

Apreciado Ingeniero Bocco Jr.

Presidente de la junta directiva de VEPICA:

 

Muchas gracias por enviarme su mensaje sobre PEGASI Fondo de Capital Privado, en el cual se corrobora lo contenido en el video que fue dado a conocer en una o más publicaciones especializadas y sobre el cual hice comentarios en mi blog:

http://lasarmasdecoronel.blogspot.com/2022/07/el-matrimonio-de-vepica-y-maduro-en.html.

Al leer su primer párrafo me tranquilicé porque Ud. eliminó la posibilidad de que el video fuese falso, creado por terceros para atacar a VEPICA, en cuyo caso yo hubiese servido de involuntario cómplice de un ataque contra su empresa. Por años he conocido a VEPICA como una empresa de ingeniería de prestigio y tuve el placer – como dije en mi comentario -  de conocer a su padre, quien fue un exitoso empresario y gran venezolano. La larga lista de genuinas credenciales de la empresa que Ud. menciona es bien conocida y fue, precisamente, el contraste que advertí entre esas credenciales y el video lo que motivó mi nota. Como allí digo, dos aspectos me llamaron la atención.

 

Uno, importante pero no el más importante, lo que consideré áreas débiles de forma. Al buscar más información sobre el nombre del fondo mencionado en el video, asumiendo que ya estaba registrado en Luxemburgo, noté que existe una empresa así llamada en Canadá, la cual se ocupa de manejar fondos de riqueza familiar o privada, cuyo enlace coloqué en mi nota. No soy experto en asuntos legales, pero me pareció que ello sería peligroso para VEPICA ya que el nombre PEGASI parce estar ya registrado y la empresa así llamada es también un fondo financiero. Existe otra empresa de inversión de nombre PEGASUS, tan similar que podría también ser objeto de alguna complicación legal.

Me llamó la atención la denominación de Fondo de Inversión Privado y, al no ser conocedor de esa área, consulté su definición  y vi que se refería a fondos que no están requiriendo participación abierta en el mercado de capitales, lo cual sería el caso de los  Fondos de Inversión Públicos.  PEGASI habla de obtener financiamiento externo para acometer los proyectos descritos en el video y se me ocurre que ello podría tener algunos problemas de tipo legal en Luxemburgo.

En tercer lugar me llamó la atención la lista de los proyectos pero, sin conocer mayores detalles, no consideré correcto tratar de analizarlos en detalle pero si mencioné algunos componentes que – intuitivamente -  me parecieron poco razonables, en especial los números de empleos que  los proyectos generarían. Al asumir que el Fondo estaba ya en el mercado pensé que era necesario un prospecto detallado, ya que sería poco atractivo para potenciales inversionistas que no se mencionaran los posibles retornos para ellos, sino solamente los que irían al régimen venezolano.

 

Mi segunda área de atención, la más importante, se refería a la asociación de VEPICA con el régimen de Nicolás Maduro. Yo vería una asociación de VEPICA con un gobierno democrático como deseable y digna de elogios. Pero veo una asociación de VEPICA con el régimen de Nicolás Maduro como muy lamentable, por razones de ética corporativa. El régimen de Nicolás Maduro, heredero del desastre iniciado por Hugo Chávez, constituye un ente forajido e ilegítimo. Por la cabeza de Maduro hay una recompensa de U.S. $15 millones ofrecida por los Estados Unidos, país que posee los mayores clientes y socios  en potencia para una  industria petrolera venezolana democrática y libre. Casi todos los miembros de alto nivel del régimen político actual están sancionados por USA, Canadá y la Unión Europea por variadas razones, tales como violadores de derechos humanos, contrabandistas,  narcotraficantes, lavadores de dinero, torturadores y hasta asesinos. Ver que una empresa, de las excelentes credenciales de VEPICA que Ud. bien enumera esté pensando en asociarse con esta pandilla de malhechores es la razón principal que me llevó a escribir mi nota.

A mis 89 años de edad estoy esencialmente fuera de juego en todo lo relacionado con una activa participación política, empresarial o gerencial. No tengo una agenda privada, si es que alguna vez la tuve. Al contrario de Ud. quien decidió permanecer en Venezuela con su familia, lo cual lo honra, yo opté por irme físicamente – más no espiritualmente - de Venezuela hace 20 años, por pensar que vivir en territorio dominado por el castrismo-chavismo- madurismo era incompatible con mi manera de pensar y mi necesidad de respirar aires de libertad. 

Digo esto para asegurarle que no tengo nada personal contra VEPICA. Reafirmo, al mismo tiempo y con todo respeto, mi voluntad de enfrentar vigorosamente al régimen que hoy asfixia a Venezuela y a sus intentos de perpetuarse en el poder,

 

Con mis mejores deseos para ustedes,

 

Gustavo Coronel

Geólogo, Universidad de Tulsa y Universidad Central de Venezuela, 1955

Investigador (Fellow),  Center for International Affairs, Harvard University, 1981-1983

Politólogo, Johns Hopkins University, 1987

jueves, 28 de julio de 2022

EL MATRIMONIO DE VEPICA Y MADURO EN LUXEMBURGO

 


Vemos un anuncio: http://petroleumag.com/pegasi-fondo-de-inversion-privado/ de formación de un Fondo de Inversión Privado llamado PEGASI, a ser incorporado en Luxemburgo, con dos socios: el gobierno de Nicolás Maduro y la empresa de origen ingeniería VEPICA. El anuncio es muy escueto y viene acompañado de un video, verlo aquí:  https://secureservercdn.net/198.71.233.168/1fe.48f.myftpupload.com/wp-content/uploads/2022/07/VIDEO-2022-07-23-20-58-35.mp4?_=1 , el cual ofrece una brevísima explicación del objetivo y la estructura de tal fondo de inversión privado.

¿Qué es un fondo de inversión privado? 

Busco la definición en Internet y obtengo lo siguiente: Es una empresa de inversión entre dos o más socios que no solicita capital  del  público en general. Los miembros de este fondo generalmente conocen el negocio que desean emprender y no requieren inversionistas de afuera.

Sin embargo, cuando veo y escucho el video que se ofrece como información para el nuevo Fondo, creo entender que el fondo se está formando en Luxemburgo para reanimar la economía venezolana y especifica cinco proyectos orientados a hacer esto posible, para lo cual requerirían de un capital de 1300 millones de euros. De acuerdo a lo allí expuesto, buscarían inversionistas que puedan aportar sumas para este financiamiento, particularidad que difiere de la definición citada arriba.

 Debo decir que el video es de muy baja categoría profesional. La narradora habla atropellando las palabras, como si estuviera urgida de ir al baño, lo cual nos parece contraproducente si se desea crear interés por el proyectado fondo.

El video no dice si el gobierno de Maduro va a hacer aporte alguno en dinero al fondo ni tampoco dice cuanto aportaría VEPICA.  Se habla de una Junta Directiva a ser instalada en Luxemburgo pero no se menciona a nadie. Esta carencia de información es un error, puesto que cualquier inversionista en potencia presta primordial atención a los nombres con quienes deberá interactuar.

La estructura financiera del proyectado fondo es un misterio. La sede Luxemburgo está bien seleccionada, porque se trata de un destino altamente calificado para este tipo de operaciones, pero en Luxemburgo la transparencia será fundamental. No se podrá  manejar un proyecto de alta finanzas en la penumbra.  Hago énfasis en  esto porque en internet no he logrado encontrar ninguna referencia a este fondo PEGASI. Cuando se busca información utilizando el nombre, lo que encuentro es una firma de Manejo de Capitales Privados basada en Toronto, sin aparente relación alguna con esta promoción de VEPICA y Maduro, ver: https://pegasiprivatewealth.ca/ ; un Fondo de Inversión llamado  PEGASUS,  de buena reputación en América Latina y algo sobre una fábrica de anteojos, pero nada sobre la promoción que nos ocupa.

También busqué información vía VEPICA, empresa conocida y de cuyo fundador  Miguel Bocco, ya fallecido, fui amigo, pero tampoco tuve mucho  éxito. Parece ser que el Chairman de la empresa es o era  Miguel Bocco hijo pero no he logrado encontrar nada al día sobre su estructura jerárquica, ya que aún aparece Derek Wood como CEO, aun cuando hay información según la cual el Sr. Wood ya no está con la empresa.

En todo caso, creemos que no es deseable  emprender un proyecto de esta magnitud  de manera tan poco profesional.  La transparencia es necesaria en todo caso y más importante aún si involucra a la nación venezolana y da origen a compromisos financieros por parte de la nación.

El video describe brevemente los cinco proyectos que se piensan desarrollar pero no pretendo analizar sus méritos  ya que carezco de la indispensable información. Son los siguientes:

1.      Llevar al campo CHIMIRE, en el oriente de Venezuela, a producir 30.000 b/d con una inversión de 500 millones de euros,  para lo cual requerirían generar 17.400 nuevos empleos. Esta reactivación daría ingresos a la nación en 10 años de unos 2500 millones de euros.

¿Y cuánto esperarían obtener  los inversionistas?

 No hay detalles sobre las premisas en la cuales se basa el proyecto.  En su momento de empresa eficiente, pre-Chávez, PDVSA producía  3.2 millones de b/d con unos 40.000 empleados, pero este proyecto habla de desarrollar 30.000 b/d de producción en Chimire empleando unas 17.000 personas, lo cual no parece razonable. La inversión requerida por barril diario producido también parece alta. 

2.     Recolección de gas de venteo y su transporte y venta a Trinidad. Se habla de unos 600 mmpcd de gas que se ventean. La inversión requerida para esto sería de unos 530 millones de euros. Y requeriría de 15.600 nuevos trabajadores, así como lo oyen, generando unos 5000 millones de euros para el estado en 10 años. De nuevo, la cantidad de empleos generados parece muy alta. Tampoco hay cifras de ingresos esperados para los inversionistas.

3.     Proyecto de producción de 14500 toneladas al año de níquel de LOMA DE NIQUEL, con una inversión de 300 millones de euros y una generación de 15.600 empleos. Se trata de áreas mineras que fueron expropiadas por Chávez a la empresa Anglo-American y sus socios, no sabemos si con indemnización o no. VEPICA debería pensar bien en entrar a explotar una área que fue arrebatada a sus antiguos concesionarios porque le podría pasar lo mismo, tan pronto la mina comience a dar frutos.

4.    Nueva línea de pellas, SIDOR, para producir 3 millones de toneladas al año con una inversión de 70 millones de euros, generando 24.000 empleos. Este objetivo sería del orden del doble de producción de la producción más alta alcanzada por las plantas actuales. De nuevo, llama la atención la cantidad de nuevos empleos, considerando que toda la empresa SIDOR parece tener unos 8000 empleados, ver: https://correodelcaroni.com/laboral-economia/los-8-mil-trabajadores-de-sidor-siguen-sin-ser-reintegrados/

5.     Nueva Colada continua de Sidor, con una inversión de 40 millones de euros y una generación de 8400 empleos.

Hay demasiadas incógnitas de orden financiero y organizacional en este  conjunto de proyectos que necesitarían de un cuidadoso análisis.  

 ¿Qué decir de este matrimonio en el plano de la ética corporativa?

Al mismo tiempo que veo este video recibo un informe de Transparencia Venezuela, ver: https://transparencia.org.ve/economias-ilicitas/wp-content/uploads/2022/06/Economia-Ilicitas.pdf  en el cual se podrá ver  la inmensa magnitud de la podredumbre administrativa que ha sido característica del régimen Chávez/Maduro. En su introducción el informe dice así: “En las últimas dos décadas, los sistemas de control y los órganos de justicia en Venezuela permitieron que se produjeran cientos de casos de gran corrupción que implicaron un desfalco sin precedentes en la nación, provocando graves violaciones de derechos humanos. Aunque no existen cifras oficiales del expolio sufrido por el patrimonio público venezolano, dada la misma impunidad y la alta opacidad, investigaciones de Transparencia Venezuela revelan que tribunales de más de 22 países han abierto 116 causas vinculadas con la corrupción venezolana que involucran más de 64.000 millones de dólares. De la sistematización de los datos realizada por la organización, se desprende que la mayoría de los casos de corrupción tuvo su origen en la estatal Petróleos de Venezuela, Pdvsa, fuente de más de 90% de los ingresos en divisas del país hasta hace seis años”.

Por supuesto, esta es una tragedia ampliamente conocida y documentada y su magnitud es mucho mayor que la reportada por el informe arriba citado, el cual es conservador. Las empresas que hagan negocios con el régimen deben saber que están entrando en sociedad con asesinos, lavadores de dinero y contrabandistas.

Por ello la decisión de VEPICA de casarse con Maduro nos parece lamentable.  

Con perdón de la cacofonía habrá que esperar a ver si PEGASI pega.

 


martes, 26 de julio de 2022

Una Sugerencia politicamente incorrecta sobre el Esequibo

 También en El Nacional de hoy, martes 26 de julio, 2022




A la memoria del ilustre venezolano Francisco Kerdel Vegas

Cuando a Nikita Krushev le hablaban del Berlín Occidental, respondía que ese “era un hueso atravesado en su garganta”. Lo mismo sucede a los venezolanos cuando se habla de la región del Esequibo, la cual fue objeto de una decisión arbitral adversa que la llevó a ser dada a Inglaterra. La disputa sobre esta decisión ya dura unos 120 años y sigue firmemente arraigada en el subconsciente venezolano, aunque relegada a un segundo plano durante los últimos 20 años por la inacción del régimen chavista. Chávez prefirió abandonar ese reclamo a fin de seducir a los países caribeños para sus propósitos de instalar el llamado socialismo del siglo XXI en toda la región latinoamericana. Nadie, sin embargo, ha llamado a Chávez traidor por eso, ya que la sensibilidad patriótica de los venezolanos se orienta esencialmente a protestar contra quienes piensan que la pretensión venezolana sobre este territorio debe ser modificada y abordada de manera creativa, “fuera de la caja”,  tomando en cuenta la realidad geopolítica actual.

Por esta razón son pocos quienes han adoptado esta última postura. Hace algunos años el ilustre venezolano Francisco Kerdel Vegas sugirió que Venezuela podría acordar con Guyana una novedosa solución binacional. Esta propuesta fue  someramente descrita así por Pompeyo Márquez, ver: http://lasarmasdecoronel.blogspot.com/2021/01/algunas-reflexiones-sobre-la.html  y el artículo:  http://institutodeestudiosfronterizos1.blogspot.com/2008/06/:    Soy testigo de que se estaba cerca de una solución práctica y pacífica [para el Esequibo, durante la presidencia de] Carlos Andrés Pérez. Entonces ello fue frustrado por tesis extremas. Existe una propuesta del embajador Francisco Kerdel Vegas consistente en construir un Parque de la Paz entre Venezuela y Guyana en esa zona fronteriza. Este Parque estaría en manos de Naciones Unidas y aumentaría pulmones vegetales para la humanidad. Esta tesis ha sido recogida por la doctora María E. Rodríguez Febres Cordero en su tesis de grado bajo la tutoría de la doctora Angelina Jaffé Carbonell y con el título de "La Reclamación del Territorio Esequibo: Una Propuesta Ambiental".

En 2003 escribí un artículo en www.VHeadlines.com , publicación desaparecida, en el cual abogaba por una solución similar de un gran Parque Binacional, sin conocer, en aquel momento, la propuesta del insigne venezolano Kerdel Vegas.

Con todo respeto por quienes piensan diferente y sin pronunciarme sobre la validez o no de nuestro reclamo histórico, pienso que esta es una idea que debe ser seriamente considerada por los venezolanos, por las siguientes razones:

1.   Ya la zona en disputa no es de Inglaterra sino que forma parte de una nación independiente, Guyana. Más aún, la zona en reclamación sería equivalente a casi la mitad del territorio guyanés, algo que sería inaceptable para Guyana y visto como virtualmente imposible desde la óptica geopolítica actual

2.   Actualmente y por el futuro previsible Guyana tiene el completo apoyo de toda la región en este diferendo. Ni Cuba, la tutora del régimen chavista, está a favor de la posición venezolana. Los países miembros de PetroCaribe, los cuales han recibido dádivas cuantiosas del régimen chavista y son esencialmente leales a ese régimen en el seno de la OEA tampoco apoyan la posición de Venezuela

3.   Los intereses de las dos grandes potencias mundiales, Estados Unidos y China, están firmemente enlazados con Guyana en razón del desarrollo petrolero que se lleva a cabo allí, en el cual ambas potencias están involucradas.

4.   La tendencia mundial, probablemente irreversible, es hacia una mayor  conservación de las áreas forestales que han sido objeto de depredación y explotación irracional en el pasado. La idea de una extensa zona forestal protegida para el bienestar de la humanidad sería sumamente atractiva para todos los países del planeta

5.    El territorio actual de Venezuela está en estado caótico, el cual requerirá de gigantescos esfuerzos de recuperación por parte de futuros gobiernos democráticos, honestos y realmente venezolanistas, es decir, lo diametralmente opuesto a la tragedia venezolana actual. Nuestro país no necesita más territorio sino  cuidar mejor el territorio que ya posee. ¿Para qué más,  si hemos destruido lo que tenemos? Arreglemos nuestro hogar antes de pensar en añadirle habitaciones

En general creo probable que Venezuela pudiera obtener algunas concesiones en materia de desarrollo petrolero conjunto  en algunas áreas costa afuera, como parte de una propuesta de solución binacional o, inclusive, multinacional, sobre el territorio en disputa, designándolo como gran Zona Protegida para la Humanidad, con un plan de protección ecológica y de desarrollo forestal o minero muy controlado, manejado por una Comisión Internacional, aunque no creo que esto deba ser un punto de honor para nuestro país, cuyos inmensos recursos de hidrocarburos probablemente nunca serán plenamente desarrollados.   

Desde la epopeya  continental del ejército libertador, hasta nuestro liderazgo en la construcción de naciones y nuestras ayudas a la solución de conflictos agudos en la región latinoamericana, Venezuela ha tenido relevancia  mundial cuando ha tomado generosas iniciativas de gran aliento, más allá de sus fronteras físicas o políticas. Una iniciativa venezolana para resolver el conflicto sobre el Esequibo de esta manera  nos pondría a la cabeza del movimiento conservacionista mundial, nos daría el prestigio moral que Venezuela como sociedad  ha ido perdiendo a manos del régimen chavista/madurista y estaría más en línea con las tendencias que se acentúan hoy para preservar la vida humana en un planeta acosado por un deterioro generado por la insensatez.

Nuestra nación necesita ser llamada de nuevo a la grandeza, ciertamente no a la categoría de potencia, como pretende el grotesco Plan de la Patria,  sino al liderazgo moral. Esa es la verdadera grandeza.