lunes, 14 de octubre de 2019

El regreso de Aníbal Sánchez: humildad y perseverancia




El lanzador venezolano Aníbal Sánchez debutó en las Grandes Ligas el 25 de Junio de 2006, con Miami. Ese año fue uno de los novatos más destacados de la Liga Nacional, con 10 juegos ganados y 3 perdidos. El 6 de Septiembre de ese año lanzó un juego sin hits contra Arizona. En 2007 solo comenzó seis juegos, ganando dos y perdiendo uno. Se lesionó y debió ser operado del hombro derecho, perdiendo el resto de la temporada. En 2008 solo ganó dos juegos y perdió cinco, debido a sus lesiones, lo mismo que 2009, cuando solo ganó cuatro juegos y perdió ocho.
En 2010, libre de lesiones, ganó 13 juegos con Miami, con 157 ponches. En 2011 lanzó dos juegos en los cuales solo permitió un hit, ganando 9 juegos y perdiendo nueve. En 2012 fue adquirido por los Tigres de Detroit, ganando nueve juegos. En 2013 ganó catorce  juegos y ponchó a 202 bateadores. En 2014 ganó ocho juegos y llegó a su ponche número mil. Pero sus lesiones aparecieron de nuevo.
A pesar de ganar 10 juegos para los Tigres en 2015 y de lanzar otro juego sin hits hasta el séptimo inning contra Kansas City, sus lesiones se acentuaron y en 2016 fue relegado al papel de lanzador relevo. En 2017 fue enviado a las ligas menores, a Toledo, equipo triple A.
El año pasado lanzó para los Bravos de Atlanta y comenzó su regreso a la buena forma,  ganando siete juegos y perdiendo seis pero su promedio de carreras permitidas fue de 2.83, uno de los mejores de la liga. Aníbal Sánchez había comenzado a regresar. En Atlanta se encontró con el receptor Kurt Suzuki, quien le sirvió de analista de sus lanzamientos y colaboró con él para crear un grupo de no menos de cinco diferentes lanzamientos, diseñados para mantener a los bateadores fuera de balance. Más que tratar de usar velocidad y poder, Aníbal, ayudado por Suzuki, se concentró en armar una nueva manera de lanzar, basada en cambios de velocidad, de curvas que llaman “four seamers” (de cuatro costuras) y de rectas inesperadas, todo un coctel de lanzamientos. Hablamos del arte de lanzar.
En la temporada de 2019 Aníbal Sánchez recibió una nueva oportunidad de regresar al estrellato. Fue cambiado por los Bravos de Atlanta a los Nationals de Washington, a fin de integrar la rotación de ese equipo, integrada por Scherzer, Strassburg y Corbyn. Con esos tres lanzadores estelares Aníbal apenas era considerado el cuarto abridor y el menos relevante. Y su inicio de temporada fue desastroso. Aunque no lanzó mal perdió sus seis primeros juegos y fue enviado a la lista de incapacitados. En ese momento yo pensé que su carrera había terminado. Parecía que el veterano de 13 años en las grandes ligas estaba listo para el retiro.
Pero, al regresar a la acción, Aníbal comenzó a ganar y terminó la temporada regular con un record de 11 ganados y 8 perdidos, lo cual significa que ganó 11 veces y perdió solamente 2  veces después de su regreso. Y en la post temporada que está en curso, Aníbal ha lanzado dos maravillosos juegos, uno contra los poderosos Dodgers de Los Ángeles y otro, casi un no hit no run contra los Cardenales de San Luis., lo que lo hubiera colocado en la gran historia del béisbol de las grandes ligas. Sin lograrlo, Aníbal se ha empinado de nuevo, se ha colocado entre los grandes.   
Esta carrera de Aníbal, de dramáticos altibajos, está complementada con una vida personal en la cual ha habido tragedias pero la cual demuestra su fortaleza de espíritu. Su primer hijo, Alan, murió de dengue  de pocos meses de nacido y esa tragedia generó el divorcio de la pareja. Se ha casado de nuevo y tiene un hijo y una hija, quien nació con labio leporino. Aníbal y su esposa son grandes trabajadores comunitarios y han dado mucho tiempo y  muchos recursos financieros a los programas para ayudar a la niñez, incluyendo el problema que sufrió su hija.
En el terreno de juego Aníbal ha sido un compañero de gran valor para el resto del equipo, siempre dispuesto a ayudar y siempre de buen ánimo. Su conducta en el terreno es impecable, de gran serenidad, aun cuando la situación sea desfavorable. Cuando su compatriota José Martínez (Cafecito) entró de emergente en el juego contra los Cardenales y le rompió el no hit no run, Aníbal lo saludó, haciendo un gran gesto, eso que solo los grandes de espíritu saben hacer.  
Yo me siento orgulloso de esa conducta de mis compatriotas en el terreno de juego. Carrasquelito, Aparicio, Omar Vizquel, Andrés Galarraga, entre muchos otros,  fueron grandes caballeros en el terreno de juego. A pesar de sus problemas personales, Miguel Cabrera es un caballero en el terreno. Nunca olvidaré el impecable comportamiento del lanzador Armando Galarraga, al perder lo que fue un histórico juego perfecto, por culpa del error del árbitro de primera base. Al día siguiente Galarraga apareció en el terreno de juego, se le acercó al árbitro y le estrechó la mano, quien lloró  de emoción.
Los numeritos no siempre dicen toda la verdad acerca de un jugador de béisbol, de la misma manera que la vida pública de cualquiera de nosotros solo cuenta la mitad de la historia.  En mi libro Aníbal Sánchez merece todo mi respeto y admiración. Ha navegado un mar tormentoso, con inminentes peligros de naufragio y hoy está allí, en la cubierta del navío, con motores a toda máquina.  Creo que su confianza ha regresado en buena hora y le auguro un feliz y exitoso término de su carrera y el tiempo suficiente para contarles sus proezas a sus nietos, bajo un árbol de navidad.
Porque la vida es eso: grandes y duros momentos, lucha, coraje y alegría. Humildad y perseverancia. Hasta el último momento.
Adelante, Aníbal.

domingo, 13 de octubre de 2019

UNA MEMORIA DEL LICEO SAN JOSÉ DE LOS TEQUES



Cuando salí de la escuela primaria, en 1945, mi mamá me llevó a donde el Padre Isaías Ojeda, Director del Liceo San José, de Los Teques y le dijo: “Padre Ojeda, aquí le traigo a Gustavo para que me lo eduquen, pero no para que me lo vayan a convertir. Nada de misas, por favor”. El Padre Ojeda sonrió con cierta resignación y respondió: “No se preocupe Doña Filo (mi mamá se llamaba Filomena), así lo haremos”. 
Durante los cuatro maravillosos años que asistí al Liceo nadie trató de “convertirme”. En realidad, difícilmente podía ser convertido puesto que yo no profesaba religión alguna. Los salesianos me trataron  con el mismo cariño y dedicación que daban a todos sus alumnos. Los sábados, por elección propia, iba a la capilla con los otros alumnos y cantaba. Todavía me acuerdo del Tantum Ergo Sacramentum, compuesto por Santo Tomás de Aquino  y de varios otros cantos que me gustaban mucho. Cantaba:
Tantum Ergo Sacramentum
Veneremur cernui
Et antiqum documentum
Novo cedat ritui

A mi lado resonaba la voz de trueno del “Gordo” Pineda. Pineda era de Maracaibo y su papá era el dueño de la fábrica de hielo El Toro. Me aseguraba que el hielo que ellos hacían era más frío que cualquiera  otro. Pineda jugaba fútbol descalzo y “chutaba” durísimo. Pero nada como César Díaz, quien era el goleador estrella de la época, a pesar de los esfuerzos de Juan Roger, el pollón, por parar sus cañonazos.
Durante estos cuatro años el Padre Ojeda realizó el milagro de hacerme creer que yo era su alumno favorito, algo que todos los egresados de ese Liceo sintieron íntimamente. Ese era el milagro del amor que estos hombres tenían por cada uno de sus alumnos y el empeño que dedicaban a todos por igual.
El Liceo era como una micro Venezuela, con alumnos venidos de todas partes del país: Oriente, Occidente, Andes, Guayana, Maracaibo.  Como yo vivía en Los Teques era  alumno “externo”, miembro de una minoría, ya que la mayoría estaban allí internos. Aun cuando no lo conocí allí, me crucé al entrar con   Pedro León Zapata, el humorista, quien salía a estudiar en otra ciudad del país.  Arturo Uslar Pietri se había graduado de bachiller allí, cuando el liceo era todavía propiedad de José de Jesús Arocha. En 1934 el Dr. Arocha enfermó y le pidió a los salesianos, a quienes admiraba, que le compraran el liceo, a fin de que pudiese mantener su calidad. En 1935 se concretó la venta, asumiendo los salesianos una deuda que tenía el instituto con Saverio Russo, el padre de Pedro Russo, quien era uno de los pocos  ricos del pueblo.
Al ingresar a primer año de bachillerato entré a formar parte de los “pequeños”, ya que quienes estaba en tercer y cuarto años eran llamados los “grandes”. Una diferencia de dos o tres años de edad era significativa en la adolescencia. Entre los “grandes” estaban o acababan de estar allí Román Chalbaud, Armando Segnini,  Renny Otolina.
De mis compañeros cuando era  “pequeño” recuerdo a los hermanos Melo de Valle la Pascua, a los hermanos González Barreat de La Victoria (David sería un gran amigo por mucho tiempo, hasta su muerte), a Joaquín Parra Alfonzo. Una vez llegue a ser “grande”, en cuarto año de bachillerato formé una inseparable amistad con mi inolvidable amigo Antonio Pasquali, quien acaba de fallecer. Entre los “pequeños” de la época estaban Carlos Alberto Moros y José Luis Bonnemaison, quienes llegarían a ser rectores universitarios.
 Por muchos años regresé al Liceo a caminar lentamente por sus corredores y ver las fotos de cada año, respirar el mismo aire de mí adolescencia y constatar cómo nuevas oleadas de jóvenes parecidos a nosotros ahora corrían y gritaban, igual que ayer.  
La historia del Liceo San José es la historia de los maravillosos salesianos, cuya obra en Venezuela ha sido gigantesca en dimensión y en calidad. Los primeros salesianos llegaron a Venezuela de Italia y España en 1894, invitados por el presidente Joaquín Crespo. Primero se instalaron en Valencia y luego fueron extendiéndose por todo el país. Esos pioneros debieron enfrentar las mayores privaciones.  En 1904, cuando el Padre Albera llegó a visitar a quienes estaban trabajando en San Rafael del Mojan, estado Zulia, se impresionó tanto de la pobreza en la cual vivían que exclamó: “¡Pobres hijos míos!, a qué lugar habéis venido. Yo sufro por vosotros y lo haré presente a Don Rúa y a los otros Superiores muy pronto, cuando me encuentre con ellos. Éste es el lugar más triste y pobre de todos los Colegios que he visitado; de todas nuestras Casas del Continente, ésta es la más necesitada y la más reducida, y la que más profundamente me ha impresionado, la que amerita inmediata atención de los Superiores. Yo los bendigo de corazón”.
El 18 de febrero de 1935 llegó a Venezuela el Padre Antonio Candela, de nacionalidad francesa y Consejero General de la Congregación para las Escuelas Profesionales, de Artes y Oficios y Agrícolas. El P. Antonio Candela fue quien impartió la orden de comprar el Liceo San José de Los Teques.
En aquel momento el Liceo San José era la continuación del proyecto del Dr. Arocha, el cual había comenzado en Tinaquillo, luego llevado a Valencia y a Caracas. Posteriormente, el Dr. Arocha compró unas hectáreas de terreno en Los Teques, sembró pinos y eucaliptos y se llevó el liceo para allá. Para su traslado y edificaciones debió endeudarse con Saverio Russo por la cantidad de Bs. 100.000. Russo le dio garantías a los salesianos de que no trataría de exigir el pago de esa deuda de inmediato, a fin de facilitar la transacción. Según nos dice Merino en su libro sobre los salesianos en Venezuela, ver: https://salesianoscooperadoresvalera.files.wordpress.com/2017/04/los-salesianos-en-venezuela-libro-de-merino-i.pdf: “Se preparó un contrato que se firmó en el mes de septiembre de 1935. El costo total fue de Bs. 138.000 que se pagarían de esta forma: Bs. 28.000 a la firma del contrato; Bs. 10.000 se pagarían en cuotas mensuales, de Bs. 500, sin intereses. Además, había que pagar Bs. 100.000,00 al Sr. Saverio Russo, debido a la hipoteca que poseía sobre la propiedad. El Director de la Casa de Valencia (Padre Isaías Ojeda) aportó Bs.10.037; el P. Inspector recogió  Bs. 9.000,00 y el papá del Padre Ojeda, el Señor Tomás Ojeda, prestó sin intereses otros Bs. 8.963. Por la escritura se pagaron Bs. 1.000 y 550 por gastos accesorios.  El Padre Ojeda, eminente educador, dinámico, de gran espíritu de sacrificio, mentalidad renovadora, fue el hombre designado para poner en marcha la difícil empresa. Y allí, ininterrumpidamente, dirigiendo, guiando, educando se mantuvo desde 1935 hasta 1959. Sin lugar a dudas, decir Liceo San José de Los Teques es decir Padre Ojeda, no se concibe el uno sin el otro”.
Cuando llegue al Liceo San José uno de los primeros salesianos que conocí fue Rosalio Castillo Lara, quien luego sería eminente Cardenal venezolano, de brillante carrera en el Vaticano y, después de su retiro, un baluarte de la protesta en contra del dictador Hugo Chávez. Rosalio aún no se había ordenado, aunque estaba próximo a hacerlo. Mientras tanto jugaba fútbol con nosotros. Un día moderó un debate sobre la salvación eterna entre nosotros, los alumnos “pequeños”. En ese debate yo mantuve que el hombre no se salvaba por la fe tanto como por sus obras, postura que produjo un fuerte rechazo entre los demás participantes. Para reforzar mi argumento cité, con cierta pedantería,  al mismo Jesús, quien había dicho: “En la casa de mi padre hay muchas puertas”. El moderador Rosalio defendió mi derecho a pensar así y, al final del debate, se me acercó y me dio una pequeña medalla de Don Bosco, la cual aún llevo en mi cartera, 74 años después.
Además del Padre Ojeda, quien era el director y generalmente estaba muy ocupado en sus tareas administrativas (aunque nos daba clases de Historia, Geografía Universal y Filosofía) , los sacerdotes con quienes tuve más contacto en aquellos años  fueron González, Díaz, Simonchelli, Vollmer y, sobre todo, el insigne, admirable, inolvidable Jorge Losch, Puyula.
Puyula, como lo llamábamos, había nacido en Alemania en 1903 y llegó a Venezuela en 1928. Fue ordenado como sacerdote en Caracas en 1934. En 1938 se incorporó al Liceo San José de Los Teques, y allí permaneció durante 45 años, donde falleció en 1983. El padre Jorge tenía una personalidad carismática, una sonrisa fácil y una voz de barítono que se oía a distancia. Al vernos llegar nos saludaba con un “Oh Señor”. Era poco místico. Enseñaba las ciencias “duras”, la biología, la física y la geología. Recuerdo haberlo oído decir, sin que ello sonara a blasfemia, que la teoría bíblica de la creación era como un cuento para hacerla más comprensible a las mayorías. Él hablaba ya del “Big Bang”, sin darle ese nombre. Y, realmente, ¿qué es el “Big Bang” sino una creación instantánea, como la que nos dice la Biblia?
Puyula tuvo una época viajando a Caracas varias veces a la semana a estudiar en el Instituto Pedagógico, para graduarse como profesor, para cumplir con  las leyes venezolanas. Se iba en autobús por la carretera vieja. Una vez un pasajero comenzó a decir en voz alta que viajar con curas era pavoso, que si esto o lo otro. En una curva, el Padre Jorge mandó a parar el autobús y sacó al tipo del autobús, dejándolo en plena carretera. Era un hombre de pequeña estatura, pero de gran fuerza física, no se andaba con rodeos.  Cuando me gradué de  geólogo e iba de  visita al Liceo  el Padre Jorge hablaba conmigo en el idioma de los geólogos, de fallas de corrimiento,  geosinclinales,  amonitas y globigerinas. Está enterrado en el cementerio de Los Teques, adonde fui a visitar su tumba y las de mis antepasados y tíos, quienes allí reposan.  
En sus clases de historia o geografía el Padre Ojeda llevaba ocasionalmente una fruta, una lechosa o una piña, para darla a quien contestara correctamente todas las preguntas. En ese forcejeo por el trofeo mi contrincante más fuerte era frecuentemente Leonardo Montiel Ortega, muy inteligente y combativo. Él y yo nunca nos llevamos bien él pero nunca llegamos a pelear abiertamente. Años después, en 1974, hice una presentación a Carlos Andrés Pérez sobre la nacionalización, en presencia de su gabinete y de líderes políticos de diversos partidos. Al finalizar Leonardo preguntó, con sorna,  quien la había traducido, porque parecía haber sido elaborada en inglés. Yo le respondí: “busca alguien que  te la explique” Aquellas eran suaves escaramuzas, comparado con lo que vemos hoy en día. 
Isaías Ojeda nació en Valencia (Venezuela), el 28 de febrero de 1899. El 14 de agosto de 1927, en el Santuario de María Auxiliadora de Caracas, recibió su ordenación Sacerdotal de manos del Nuncio Apostólico, Mons. Fernando Cento. Dedicó su vida al Liceo San José y a la educación de centenares, miles de venezolanos, quienes luego, en su inmensa mayoría, formarían familias dignas. Su influencia sobre la sociedad venezolana fue muy significativa. Generalmente no apreciamos la inmensa fuerza multiplicadora de la educación.  Por cada individuo que oyó su palabra y se hizo un ciudadano responsable la sociedad venezolana generó múltiples familias dignas, como un inmenso árbol que va echando nuevas ramas y se abre frondoso.
El padre Ojeda fue víctima del Alzheimer o algo parecido. Nos encontrábamos en la calle y me abrazaba y me preguntaba mi nombre.  Y, cuando yo le decía que era Gustavo Coronel, siempre agregaba: “ Gustavo!  ¿Porque no estudiaste filosofía? Y, posiblemente, Isaías tenía razón, pero fui un cobarde porque los filósofos en Venezuela no tenían mucha demanda. Pensé que la geología estaba bastante más cerca de la filosofía que de las ciencias exactas y me podía dar mejores ingresos.   
Isaías Ojeda murió  a los 88 años en 1987, 60 años como insigne educador.
Liceo San José, Los Teques. Te recuerdo oloroso a pinos húmedos por la lluvia, con tu cancha de fútbol inclinada para que un equipo bajara y otro subiera. Casi oigo todavía el vozarrón de Puyula, el Tantum Ergo de los sábados en la capilla, casi huelo el aroma de la piña ganada en dura lid a Leonardo Montiel Ortega.
 Años hermosos,  tormenta perfecta de felicidad., rostros frescos, gritos y carreras. Al recordarlos no siento nostalgia sino la fuerza avasallante de la alegría.

jueves, 10 de octubre de 2019

CITGO EN ARUBA: LA PENÚLTIMA LOCURA DE LA PDVSA CHAVISTA




Carta de Nelson Martínez a los empleados de CITGO sobre las excelencias del proyecto de Aruba.
  
**** LA ÚLTIMA PACHOTADA  PODRÍA SER LA PÉRDIDA DE LA EMPRESA DEBIDO A SUS SALVAJES EXCESOS
**** MILLONES DE DÓLARES YA SE FUERON POR EL ALBAÑAL
**** UNA HISTORIA DE NARCOS Y LAVADORES DE DINERO

REFERENCIAS: Ver mis denuncias del 2016 sobre este horrible crimen en:  

BREVE HISTORIA DEL CRIMEN

La refinería de Aruba, la cual estaba siendo operada en los últimos años por la empresa Valero Energy, de EEUU fue cerrada en Marzo de 2012 por razones económicas. En 2016, cuando ya tenía cuatro años sin operar, lo cual debe haber deteriorado plantas y equipo significativamente, la empresa venezolana CITGO celebró un contrato por 25 años con el gobierno de Aruba para reabrirla. Este contrato fue firmado por la empresa CITGO con Aruba a pesar de que no existía el suficiente capital para cumplir con los compromisos contraídos en el contrato. La celebración de este contrato causó c9nmoción entre el cuerpo de técnicos de CITGO porque la factibilidad tanto única como económica de ese proyecto era muy dudosa. Nuestra fuente de información en el momento, 2016,  nos decía: “Ayer se armó un escándalo en Citgo durante una reunión convocada por abogados de la empresa sobre las negociaciones que adelanta un grupo en Citgo con el Gobierno de Aruba para operar la refinería de Aruba. Los estadounidenses en posiciones gerenciales y técnicas en la reunión se quejaron que las negociaciones están siendo manejadas de manera poco transparente por un grupo de cinco venezolanos exPdvsa y de Citgo sin coordinar el trabajo con los departamentos d Legal y de Finanzas y otras organizaciones claves. Las protestas se deben a que las personas adelantando la negociación carecen de experiencia en estos asuntos, a ese nivel. Hay alarma porque inicialmente se habló de una inversión  de unos 450 millones de dólares y ahora se está hablando de mil millones de dólares.  Quienes protestan alegan que se han firmado algunos documentos que son perjudiciales para Citgo y  para el accionista Pdvsa. Se está poniendo en alto riesgo a Citgo por violar condiciones con las instituciones financieras con quienes se negoció un refinanciamiento de bonos para enviar dinero a Pdvsa. Por causa de estas presuntas violaciones estas instituciones pueden tomar acciones legales, lo cual dañaría a Citgo irremediablemente. Las negociaciones se llevan adelante por órdenes directas de Nelson Martínez, presidente, CEO y chairman  de Citgo,  con la ayuda de un abogado venezolano exPdvsa y Citgo, quien ahora trabaja para una empresa consultora en Panamá, propiedad de venezolanos”. Y me agregaba: “Nelson Martínez tiene como meta firmar la negociación a más tardar a finales de este mes de mayo. Los profesionales de Citgo están alarmados por la falta de criterio profesional y de transparencia de estas negociaciones”. 

El Gobierno de Aruba exigió  condiciones que harían este negocio muy bueno tanto para Aruba como para quienes recibirían comisiones. Por ello, en aquel momento le exigí a la Asamblea Nacional y a los Colegios Profesionales venezolanos que se llevara a cabo una investigación de este proyecto, el cual pudiera ser muy lesivo a los intereses de la Nación, ya que involucraría un compromiso por 25 años para un país cuyo gobierno, inepto y corrupto, estaba de salida. Sin embargo, el contrato se celebró, ver:    http://www.reuters.com/article/aruba-refinery-idUSL2N18A264.

¿QUIENES ESTUVIERON PRESUNTAMENTE INVOLUCRADOS EN LA CELEBRACIÓN DE ESTE CONTRATO?
Según la información existente los contactos iniciales para esta negociación fueron llevados a cabo durante 2104  por Roberto Rincón (contratista de Pdvsa, hoy preso en Houston, EEUU) y el General Hugo (Pollo) Carvajal (hoy buscado por la justicia estadounidense). Ello explica, según la información, que el gobierno de Aruba no haya permitido la captura de ese personaje por la DEA cuando fue a Aruba en avión de Rincón para negociar el contrato. Carvajal estuvo a punto de ser llevado a EEUU, debido a su identificación con el narcotráfico, pero el gobierno de Aruba lo dejó ir en vista de su relación con el posible contrato.  La empresa contratista que fungió de intermediaria para esta operación fue presuntamente Yakima, basada en Panamá, propiedad de Samar López Bello, relacionado con Tareck El Aissami, actual gobernador del estado Aragua. Es necesario enfatizar que un contrato entre PDVSA y el gobierno de Aruba no tenía por qué que involucrar a terceros, algo totalmente irregular y sugerente de fraude.
El abogado quien actuó, parcial o totalmente, como vocero de Citgo/Pdvsa en esta negociación fue Arnaldo Arcay, exsecretario de la Junta Directiva de Citgo Petroleum  durante la presidencia de  Alejandro Granados. Este joven abogado no parecía tener la debida experiencia para este nivel de negociaciones. Yo lo había mencionado anteriormente en relación con los negocios de Granados mientras este fue presidente de Citgo. Ver http://lasarmasdecoronel.blogspot.com/2011/11/citgo-debe-ser-investigada-fondo.html. En 2016 Arcay era presidente de AJA Global Consultancy Services, de Katy, Texas. La dirección dada para esa empresa —6322 Hidden Valley Dr., Katy TX 77494— no existe en Google Maps y parecía tener un solo empleado: Arcay.
Según la información recibida otro de los soportes de la operación fue un gerente Venezolano, ahora jubilado de Citgo, llamado Brian O ‘Kelly, quien había trabajado para el muy cuestionado ex VP de Finanzas de PDVSA y directivo de Citgo, Eudomario Carruyo.

LA PRESENCIA DE HUGO CARVAJAL EN EL PROYECTO

En 2014 el general indiciado por su actividad como narcotraficante se montó en un avión de un contratista de PDVSA, Roberto Rincón, hoy preso por corrupto, y se fue a Aruba a hablar con el gobierno de la isla sobre la refinería abandonada.  La refinería tenía cuatro años cerrada por no ser económica pero parecía ser un buen prospecto para un “negocio”. La detención temporal del militar por la DEA demoró la negociación pero el gobierno de Aruba no permitió que se llevaran a USA  a quien les venía a hablar de una posible salida para su refinería desahuciada. Cerrada esa vía de Carvajal  la gerencia de la arruinada PDVSA le encargó a Citgo continuar con las negociaciones. Para ello nombraron como representante al joven abogado venezolano arriba mencionado.  

EL PROYECTO ERA UNA LOCURA, TÉCNICA Y FINANCIERAMENTE
No solo la inversión proyectada en la refinería estaba más allá de la capacidad financiera de CITGO o de PDVSA sino que requeriría la construcción de un gasoducto desde el estado Falcón, en Venezuela,  hasta Aruba,  para alimentar los hornos de la refinería. Y las preguntas obligatorias eran: ¿de dónde va salir el gas excedente para este proyecto si en Venezuela existía y existe un gravísimo déficit de gas natural?  ¿De dónde saldrían los mil millones de dólares requeridos para financiar el proyecto?

EL CONTRATO ERA LEONINO A FAVOR DE ARUBA
Además de estas locuras técnicas y financieras los términos del contrato eran leoninos, sesgados a favor de Aruba.  Entre las disposiciones del convenio aceptadas por Citgo/Pdvsa parecía existir una que limitaba la semana de trabajo para la recuperación de la refinería a cuatro días, de lunes a jueves, con tres días de asueto: viernes, sábado y domingo. Esta fue una imposición sindical que resultaba en encarecimiento de la actividad. Otra disposición estipulaba  que todos los empleados que tenía Valero Energy en la refinería pasarán a la nómina de Citgo/Pdvsa.
Esta inmensa inversión de Citgo iba a requerir un nuevo endeudamiento, ya que Pdvsa ya estaba prácticamente en quiebra.
SIN EMBARGO NELSON MARTÍNEZ ESCRIBIÓ UNA CARTA A LOS EMPLEADOS DE CITGO AUPANDO EL PROYECTO
En una carta enviada por Nelson Martínez a los empleados de CITGO se hablaba con entusiasmo del proyecto de remodelar la refinería de Aruba para convertirla en una planta mejoradora de crudo pesado de la Faja del Orinoco. El proyecto requeriría una inversión de unos $650 millones (luego mil millones), a ser terminado en unos dos años y la operación duraría unos 15 años, prorrogables por 10 años más.  Es particularmente preocupante leer que se construiría un gasoducto de Venezuela a Aruba para llevar gas venezolano a la refinería, lo que la carta llamó "gas excedente". Esto era preocupante porque en Venezuela no existía ni existe gas excedente, sino un gran déficit de gas, el cual mantiene muchas industrias venezolanas trabajando a media máquina y a gran parte de la población haciendo interminables colas para comprarse su bombonita.
Por otra parte, la deuda de Citgo ya se había  duplicado desde el año 2014 al 2015, llegando ya a más de $4000 millones. Ahora le pensaban añadir más deuda a la empresa con este proyecto. NOTA: Luego sería mucho peor, cuando el 50% de la empresa se hipotecó a Rosneft)
La carta dice que el proyecto había sido elaborado por expertos pero hemos visto que en el seno de la empresa Citgo había mucha oposición, debido a la utilización de la empresa para crear un "mejorador" barato para los crudos de la faja con un proyecto carente de transparencia. Al mismo tiempo, se  obligaba a CITGO a ser parte de lo que parece ser una violación de las disposiciones legales venezolanas que obligan al Ejecutivo a obtener la autorización de la Asamblea Nacional para celebrar contratos de interés nacional con países extranjeros. Ver también:  
http://lasarmasdecoronel.blogspot.com/2016/06/llevan-citgo-al-matadero-en-aruba.html  y http://lasarmasdecoronel.blogspot.com/2016/05/la-refineria-de-aruba-hiede-y-no-es.html
EL IGNORANTE Y CORRUPTO MANUEL QUEVEDO TAMBIÉN METIÓ SU CUCHARA
Todavía  a mediados de 2018 el General Manuel Quevedo, presidente de PDVSA se permitía decir que: la planta petrolera [de Aruba] será convertida en mejorador para aumentar la producción diaria del crudo pesado.
Hemos revisado uno de los proyectos más importantes que tiene Pdvsa aquí en Aruba, es la refinería de Aruba que la estaremos convirtiendo en un mejorar para procesar más de 200 mil barriles al día del petróleo extra pesado de nuestra Faja petrolífera del Orinoco,

Quevedo precisó que sostuvo una reunión con los trabajadores de la refinería y evaluó la implementación del proyecto de Gas Natural, a través de la interconexión de Venezuela con Aruba”. Y agregaba el muy descarado: “El objetivo es reactivar la Refinería de Aruba y fortalecer los planes de inversión y crecimiento, a objeto de continuar los planes de expansión a través de Petro Caribe, parte del “plan de Recuperación Económica Nacional impulsado por el presidente Nicolás Maduro”.
Mientras este payaso corrupto decía esto
un juez de la Corte del Distrito de Wilmington (Delaware) en EEUU, ordenaba subastar acciones de Citgo, por una deuda que alcanzaba los 6 mil millones de dólares. A esta acción se sumaba la situación con la empresa de petróleo rusa Rosneft, quien había echado mano de la mitad de las acciones de CITG) como garantía de como garantía de un préstamo.
CITGO estaba ya a punto de perderse y el payaso Quevedo pontificaba sobre fantasiosos proyectos que nunca verían la luz. Eso es criminal.
 EL FINAL DE LA COMEDIA Y EL INTENTO DE COARTADA CHAVISTA
Hoy, según nos dice la agencia AP, Aruba alcanzó un acuerdo con Citgo Petroleum Corp, filial estadounidense de la petrolera estatal venezolana PDVSA, para poner fin a su contrato para renovar y operar la refinería de la isla, dijo en un comunicado la primera ministra de la nación caribeña. Aruba planea buscar candidatos externos para hacerse cargo de la refinería de 209.000 barriles por día
Tomó mucho tiempo, mucho esfuerzo y mucha energía, pero finalmente Citgo admitió que no tenía capacidad para cumplir con los acuerdos”, dijo Wever-Croes.
Sin embargo, el pez arponeado sigue brincando y buscando una coartada. “Fueron las sanciones estadounidenses las que nos bloquearon el acceso al crédito internacional” dicen los desvergonzados protagonistas chavistas de esta tragicomedia bi-nacional. Lo cierto es que el cierre de los mercados financieros para esta negociación impide la realización del inmenso fraude de mil millones de dólares urdido por las figuras tenebrosas de Venezuela y de Aruba.
ESTO NO DEBE QUEDAR ASÍ
Es necesario establecer responsabilidades y llevar a juicio a los involucrados en este inmenso fraude, tanto en Venezuela como en Aruba, que ha costado millones de dólares a Venezuela. Se requiere urgentemente  establecer un grupo de trabajo que llegue al fondo de esta negociación y que establezca las responsabilidades de cada quien, los muertos y los vivos. No es tolerable que el país asista, cruzado de brazos a su progresiva destrucción material y espiritual.

martes, 8 de octubre de 2019

DIEZ MANDAMIENTOS DEL CHAVISMO



Hugo Chávez y su tapón, Nicolás Maduro,  han ido estructurando unas nuevas tablas de la ley que pretenden mantener a los venezolanos nadando en el fango de la corrupción y de la miseria y el nombre del país en el mayor desprestigio.
1.   La soberanía petrolera  consiste en arruinar a PDVSA para que no la capturen los gringos
El autor de este mandamiento fue el lavador insigne, conocido como El Largo, quien fue presidente de PDVSA y ministro de Energía y Petróleo por largos años, Rafael Ramírez Carreño, ahora demandado por extorsión en los tribunales estadounidenses. Según Ramírez PDVSA no tenía por qué dar dividendos, ni siquiera tenía que ser una empresa internacional. Tenía que ser soberana, había que botar a los gringos de Venezuela. Eso sí, , llenó la faja del Orinoco de  vietnamitas, cubanos, rusos, uruguayos, cubanos y chinos y hoy vemos el resultado. Una PDVSA en el suelo, pero sin gringos.
2.   La bondad no debe ser higiénica
La autora de este curioso mandamiento es la chavista Noelí Pocaterra, siempre vestida de indígena, quien definió a Hugo Chávez como muy bondadoso al decir: “Chávez es bueno, Chávez es bueno … Porque Chávez cuando va a nuestras comunidades indígenas le limpia con su mano los mocos a los niños y después se los limpia en la guerrera. Y cuando llega a la comunidad está llena esa guerrera de mocos de nuestros niños”. Es decir, restregarse los mocos en la guerrera (la casaca militar)  es la señal típica de la  bondad. Esa nueva interpretación de la mugre como bondad ha sido elevada a política de estado y ello explica el regreso a Venezuela de todas las plagas y aflicciones que se creían eliminadas gracias a la acción de los gobiernos democráticos.
3.   El control de cambios es necesario para que no nos tumben
El autor de este extraordinario mandamiento fue el “maestro”, otrora adeco, hoy gordo y millonario, Aristóbulo Istúriz. Esta grave equivocación de la naturaleza, de quien se dice tiene grandes capitales en el exterior, tuvo el descaro de admitir que el día que se eliminase el control de cambios no quedaría venezolano que no tratase de llevarse su dinero al exterior, dada la incompetencia y corrupción del régimen. 
4.   Si sacamos a la gente de la pobreza nos botan de Venezuela
El autor de este grotesco mandamiento fue Héctor Rodríguez, quien  pretende ser el futuro candidato presidencial del madurismo. Este payaso siniestro ha dicho que es arriesgado elevar a los pobres al nivel de clase media porque entonces el chavismo/madurismo sería sacado del poder. Este mandamiento tiene su origen en las ideas de Jorge Giordani. Porque no solo son mediocres sino mezquinos.  
5.   Desnudos y con hambre pero tenemos patria
El autor de este mandamiento fue Hugo Chávez. En sus discursos, cuando pensaba que su palabra era ley, Chávez decía que ser revolucionario era más importante que comer o vestirse. El acomplejado que fue Chávez trató de comprar el éxito de su llamada “revolución” con el sufrimiento de los venezolanos, tratando de eliminar la clase media, a la cual quiso pertenecer sin poder hacerlo. Chávez sacrificó nuestras necesidades fundamentales como pueblo, prefiriendo la sumisión a Fidel Castro.
6.   Bolívar y Chávez fueron asesinados por la CIA
Este es un mandamiento chavista de obligatorio cumplimiento, a pesar de que la CIA no existía cuando Bolívar murió. En aquél momento, según Chávez,  alguien hizo sus veces, el pobre Dr. Reverend o algún otro y para tratar de probarlo desenterró los restos del Libertador para examinarlos y, según dicen, para tomarse una poción hecha con los huesos del difunto. Luego dirían que Chávez fue asesinado por la CIA, mediante la aplicación de un vapor misterioso que le produjo el cáncer. El chavismo nunca ha querido aceptar  que su líder murió no solo en manos sino a manos de los cubanos, a quienes  no les interesaba mantener vivo aquel residuo humano, puesto que ya habían madurado a  Maduro.
7.   Educar es adoctrinar
La historia de Venezuela fue cambiada en las escuelas. Chávez era pintado por los escolares igualito al Libertador o, mejor aún, Bolívar era pintado en las escuelas como Chávez, como un mulato. Según la nueva historia, Chávez nacionalizó el petróleo, el cual fue realmente nacionalizado más de 20 años antes de que Chávez llegara a la escena política.  
8.   Venezuela y Cuba son un solo país
Este mandamiento fue acuñado por Hugo Chávez. Su sumisión a los Castro fue total. Les dio dinero nuestro, petróleo gratis, les hizo casas y refinerías, permitió la invasión silenciosa de miles de cubanos a Venezuela, quienes llegaron a controlar el sector militar y buena parte del sector civil. Este acto de traición fue reafirmado por Nicolás Maduro. Hasta reuniones de gabinete venezolano se celebraron en La Habana y cada mes Chávez viajaba  y Maduro viaja a pedir instrucciones de sus amos ideológicos.
9.   El apoyo externo a la revolución se lubrica con dólares
El chavismo le ha dado a la Cuba castrista no menos de 50.000 millones de dólares. Ha repartido dinero a Ortega en Nicaragua, Morales en Bolivia, quien pedía cuarenta millones de dólares mensuales, a los Kirchner en Argentina, en maletines, a los paisitos del Caribe, a El Salvador, a las FARC, a Hezbollah en el medio oriente, a Bielorrusia, a José Mujica en Uruguay. Todo ese dinero fue a la compra de conciencias y de ayuda para promover la loca aspiración de Chávez de ser líder mundial contra el imperialismo estadounidense. Lo que logró fue la miseria de los venezolanos y el desprestigio del chavismo en todo el mundo civilizado.
10.                   El imperialismo es el gringo, no es el chino o el  ruso
Imperialismo ruso, chino, no existen para el chavismo, solo existe el imperialismo  estadounidense. El chavismo se alineó con la hez de la tierra: Corea del Norte, Cuba, Siria, Nicaragua, la Libia de Gadafi, los peores dictadores africanos, toda esa fauna gansteril a quienes les dio la espada de bolívar, degradando el nombre del Libertador.  

Con el chavismo no es decente dialogar, mucho menos permitir compartir un gobierno de “transición”, lo cual sería como barrer la basura debajo de la alfombra.

sábado, 5 de octubre de 2019

El amigo en la batalla: Antonio Pasquali




Antonio Pasquali: 1929-2019
“Un amigo es la imagen que tienes de ti mismo”
Robert Louis Stevenson

Esta mañana del 5 de Octubre ha muerto en Cambrils, España, mi amigo Antonio Pasquali, compañero de viaje por la vida durante 71 años. Juntos aprendimos que esto de la vida no es asunto de  ganar o perder, es la batalla. La batalla se da conociendo de antemano el desenlace. Lo hermoso es la determinación de luchar como si la lucha fuese a cambiar el resultado. Por muchos años, en el fragor de la batalla, uno llega a olvidar que llegará el día que el sol no salga más para nosotros. Pero la batalla continúa y otros entran a la brecha, sin arrugas y sin achaques, llenos de entusiasmo, grandes de corazón, seguros de que saldrán victoriosos.
Así nos sentíamos Antonio Pasquali y yo en las mañanas neblinosas de Los Teques de 1948, cuando el mundo era nuestro y nada parecía imposible.   
La llegada de Antonio Pasquali a Los Teques, en Septiembre de ese año había causado una cierta sensación en el pueblo.  Todavía en aquel año Los Teques era apenas una minúscula ciudad de unos 12000 habitantes, cantada por poetas, olorosa a pinos, una especie de Davos Platz tropical. Uno de sus poetas, Carlos Gottberg,  la había bautizado como la capital de la bruma. En algunas de sus  esquinas no hubiese sido sorprendente ver aparecer en cualquier momento a Settembrini o  Hans Castorp, dos de los protagonistas de “La Montaña Mágica”, la novela de Tomás Mann. Fue a este pueblo inolvidable, perdido entre montañas, que  llegó Antonio Pasquali, aún adolescente. Llegaba a Venezuela con sus padres y hermanos desde Robato, pueblo de Brescia del norte de Italia  y proyectaba estudiar su cuarto año de bachillerato en el Liceo San José, manejado por los Salesianos, un centro educativo de gran prestigio en el país. Decimos que su llegada causó una cierta sensación por su aire francamente nórdico, la blancura de su piel y porque todavía usaba pantalones cortos, algo extraño para los tequeños de su edad, quienes ya a los catorce años cumplían con el rito de alargarse los pantalones.  La combinación de su ya desarrollado nivel intelectual y físico exótico quizás le dificultó un tanto a Antonio su rápida asimilación al nuevo ambiente. En el Liceo “San José” de aquellos años Antonio y yo tendríamos como compañeros a quienes, como Enrique Acevedo Berti, Carlos Alberto Moros, José Luis Bonnemaison, Leonardo Montiel Ortega, Román Chalbaud y Armando Segnini, entre otros, serían destacados rectores universitarios, líderes políticos, cineastas o gerentes petroleros. Luego, iríamos al Liceo Andrés Bello, a estudiar el quinto año de bachillerato, fundaríamos un periódico literario “ESPIRAL”,  el cual solo vio tres números, llenos de poemas, traducciones y trabajos de, entre otros, Guillermo Sucre, Francisco Álvarez, Maritza Kohn,  de Antonio y del suscrito.
La llegada de Antonio a Los Teques representó un hito muy significativo en mi vida. Desde el momento en el cual lo conocí, hace 71 años, hasta el día de hoy, Antonio fue no solo el más antiguo y más querido de mis amigos, sino uno de los tres amigos más influyentes en mi vida. Dedicado plenamente al disfrute de esa amistad nunca había pensado en ella como lo que fue realmente, un verdadero milagro y un magnífico regalo recibido de la vida a una temprana edad. 
   Ya no recuerdo las exactas circunstancias de nuestros primeros encuentros pero si recuerdo que lo invité a nuestra casa desde que llegó a Los Teques, donde se alojó en la pensión de la bondadosa Sra. Casado. Intuí que Antonio se sentiría un tanto solo en un ambiente nuevo, tan culturalmente diferente y lo llevé a la casa con frecuencia. Luego yo  tendría la oportunidad de ir a su casa y llegar a conocer y apreciar el resto de la familia, viajando con él a Rio Chico, donde sus padres se radicaron por algún tiempo y donde comí, por primera vez, la escarola.   
Lo que nos reunió de inmediato fue una fuerte afinidad por cuatro aspectos de la vida: el amor por la literatura; la afición por la música clásica; el disfrute de la naturaleza y algo más íntimo, un rígido apego a principios y valores humanísticos que nos convirtieron en hermanos espirituales. Antonio, pocos años mayor, se convirtió rápidamente en un modelo a imitar, en un mentor. En nuestras caminatas por el Parque “Gustavo Knoop”, lleno de senderos alfombrados por las agujas de los pinos, Antonio me daba consejos sobre el cómo escribir y actuar.  
Hace más de dos mil años Cicerón escribió un tratado, DE AMICITIA, basado en la amistad entre Gayo Lelio y Escipión, el cual describe los componentes de la maravillosa relación. Al inicio de ese tratado Cicerón dice: “La amistad solo puede existir entre personas buenas”, aquellas personas cuyas acciones estén en línea con sus valores y tengan el coraje de defender a ultranza sus convicciones. Esto es precisamente lo que encontré en Antonio y ello me llevó a verlo como mi auditor amable pero inflexible en el campo de la ética, un apoyo que afortunadamente también recibí de mis padres, de mis maestros y de otros amigos excepcionales. Ello siempre me ha ayudado a navegar el mar proceloso de la ética, ya sea en Venezuela o en cualquier otro lugar del mundo donde me ha tocado vivir. He sentido siempre que debo dar cuenta de mis actos a la memoria de mis padres y que debo vivir mi vida al nivel ético de mis grandes amigos. Y Antonio fue y seguirá siendo – hasta el final -  uno de los grandes raseros por el cual medir mi conducta.
Se dice que el viaje por la vida, ese maravilloso viaje del cual nos habla con tanta elocuencia Constantino Cavafis en su poema ITACA, no debe ser hecho en soledad. Nuestro viaje necesita compañía que nos ayude a llevar sus cargas y a compartir su disfrute. Nuestras alegrías solo son completas si pueden ser compartidas con los amigos. Antonio fue un gran compañero de viaje y un gran aliado en la eterna batalla del idealista por construir un mundo mejor.  
La amistad con Antonio, la cual comenzó en la adolescencia y se mantuvo durante toda una larga y feliz vida, sin desavenencias o interrupciones, me ha hecho una mejor persona. Su hogar fue el mío y mi hogar el suyo. Lloramos juntos, con el desenfado que dan los años,  al re-encontrarnos en Virginia después de muchos años sin vernos. 
Nuestro último encuentro, en Virginia, con arepas hechas en casa 

Leer lo que él escribía siempre me hizo pensar que eso era lo que yo hubiera escrito.  Hemos sido igualmente inflexibles en materia ética y así será hasta el final.
 Empédocles decía que  “La amistad es la fuerza unificadora del Universo”. Al final de sus vidas los amigos  caminan juntos,  al mismo paso decidido con el cual comenzaron el viaje  en algún pueblo perdido entre montañas.
Muchos fueron sus amigos y sus amores intelectuales, bella su familia, mucho será escrito sobre la inmensa obra que Antonio Pasquali deja al mundo del pensamiento, sobre sus cualidades como maestro de multitud de estudiantes universitarios, sobre su decisiva influencia como referencia moral redentora en un país azotado por la mediocridad y la ignorancia, sobre su excelencia gastronómica. Pero el Antonio que siempre tendrá un sitial muy especial en mi corazón es aquel joven que llegó a Los Teques, portador de una milenaria sabiduría y me tomó de la mano para servirme de ejemplo y guía durante lo que ha sido un largo y maravilloso viaje.    

Datos biográficos

jueves, 3 de octubre de 2019

Las dos tortas de Manuel Quevedo en Moscú




Esta es la "exportación de gas" que hace la PDVSA roja de Manuel Quevedo

El General Manuel Quevedo, presidente de la anoréxica PDVSA roja, está poniendo dos inmensas tortas en Moscú.
¿Y, por qué no ha de ponerlas? Su presencia en PDVSA, como remplazo de Del Pino y Ramírez Carreño ha sido una interminable sucesión de desastres y cursilerías. Este personaje ha sido el rey de las tortas energéticas.
                                                  PRIMERA TORTA
La primera de las dos tortas es una torta de gas, de puro metano que mueve a asombro y a hilaridad. Se trata de que Quevedo será nombrado presidente de la reunión Ministerial del Foro de Países Exportadores de Gas, en la cual intercambiarán experiencias  los mayores países exportadores de Gas Natural. ¿Cuál es el problema con esta designación?  Que la Venezuela chavista no exporta ni una molécula de gas, nunca ha exportado gas natural. Es como si Evo Morales, el caudillo boliviano, fuese nombrado presidente de la Asociación Mundial de Transporte Marítimo o si Nicolás Maduro fuese candidato al premio Nobel de Literatura. No solo no exporta gas actualmente la PDVSA chavista,  nunca ha exportado gas natural. Por el contrario es una de las empresas a nivel mundial que más quema el gas que produce, ya que no puede  ni exportarlo ni utilizarlo en el país. Según el experto en Gas Natural Antero Alvarado, la PDVSA de Quevedo está quemando unos 2000 millones de pies cúbicos de gas natural al día, ver: http://www.petroguia.com/pet/noticias/gas-natural/%E2%80%9Cquema-de-gas%E2%80%9D-en-venezuela-alcanza-r%C3%A9cord-de-2000-millones-de-pies-c%C3%BAbicos-al
Pero hay algo todavía peor. Según Petroguía, ver: http://www.petroguia.com/pet/noticias/gas-natural/manuel-quevedo-preside-foro-de-pa%C3%ADses-exportadores-de-gas-sin-que-venezuela, Quevedo es el enemigo número uno  de la exportación de gas natural de Venezuela. El informe de esta revista especializada dice: “Quevedo y Ramírez (su viceministra de Energía)  se han encargado de frenar el plan de ventas externas que elaboraron los técnicos de PDVSA GAS, el cual preveía suministros por el orden de 400 millones de pies cúbicos diarios hacia Colombia, Panamá,  Aruba, Jamaica y República Dominicana con posibilidad de elevarse a 550 millones de pies cúbicos al día si se anticipaba los despachos hacia Trinidad y Tobago”.
El informe añade que “Quevedo ha frenado la propuesta de las empresas Repsol y ENI de exportar parte de la producción de Cardón IV, también ha obstaculizado la petición de Shell de acelerar la conexión entre los campos Hibicus y Dragón para concretar las ventas a Trinidad y Tobago, alegando una tarifa que está fuera de los parámetros de mercado; y a eso se agrega que por razones políticas ha impedido las negociaciones entre PDVSA y Ecopetrol para la venta a través del gasoducto Antonio Ricaurte entre Colombia y Venezuela”.
Sin embargo, por razones de política barata y mérito$$$$,  a este señor lo nombran presidente del citado grupo de países exportadores de gas.
                                                  

                                                  SEGUNDA TORTA
Al mismo tiempo, Quevedo está poniendo una segunda torta, esta vez petrolera. Este personaje es también presidente temporal  de la Asamblea de Países Exportadores de Petróleo, OPEP. ¿Y cuál es el problema con esta designación? Que la industria petrolera venezolana prácticamente ha dejado de exportar petróleo, debido al colapso que este señor Quevedo ha generado en PDVSA, debido a su ineptitud y corrupción.
Sin embargo, Quevedo no parece sentirse culpable por sus horrorosos crímenes sino que ha dado un discurso en Rusia en el cual afirma lo siguiente, según reporta la agencia de noticias EFE: “Moscú, 3 oct (EFE).- “Venezuela quiere aumentar este año la producción de petróleo a un nivel de entre 1,5 millones y 1,6 millones de barriles al día, es decir volver al nivel de 2018. Y agrega, sin parpadear: “"Este año tenemos un plan para volver a los niveles de producción de 2018…  un plan para 1,5 millones, 1,6 millones de barriles al día”.
 La barbaridad de tales afirmaciones poner a correr el prestigio de Venezuela por el suelo moscovita. Decir que PDVSA va a aumentar su producción en unos 700.000 barriles diarios en lo que resta del año es una estupidez de marca mayor, la cual debe haber arrancado carcajadas de los petroleros allí presentes. Aunque ya todos sabemos que Quevedo es un total ignorante, nos asombra que su desfachatez llegue a los extremos de no pensar en la barbaridad de lo que afirma. Más aún, dice Quevedo: “Vamos a alcanzar  un bombeo de 5 millones -en 2025, según anunció Maduro en enero pasado”.
Es decir, PDVSA va a producir 5 millones de barriles diarios en 2025 porque lo dice Maduro. Es preciso que Quevedo sepa que ni Maduro ni el van a estar en el gobierno en 2025 y que su descaro no tiene límites. Quevedo combina la ignorancia con la desfachatez. Debe saber también que los venezolanos decentes haremos todo lo posible para asegurarnos de que gente como Maduro y como él, junto a su legión de pandilleros cómplices, vaya a prisión.
No permitiremos que se vayan tranquilos a disfrutar de sus “ahorros” después de haber destruido al país. Si no hay justicia, ello abrirá las puertas a la venganza.