Te invito a entrar en www.armasdecoronel.org para leer mis libros y ver otra información personal

martes, 26 de diciembre de 2017

El mercenario Rodríguez Zapatero ni siquiera respeta la navidad


El cinismo, la mentira, el fraude, son siempre indicativos de una mente inferior. Pero verlos activos en navidad es particularmente doloroso. Es lo que ha hecho el mercenario español, José Luis Rodríguez Zapatero, cuando declara lo siguiente, ver: http://www.noticierodigital.com/2017/12/zapatero-excarcelar-80-presos-importante-paso-dialogo/ :
"Deseo expresar mi satisfacción por la decisión, anunciada en el día de hoy de la Comisión de la Verdad (...) en virtud de la cual se recomienda la evaluación de medidas sustitutivas a la privación de la libertad para 80 personas detenidas o condenadas".
Recordemos que la llamada Comisión de la Verdad es un engendro de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, organismo no reconocido por los gobiernos democráticos del mundo y por la inmensa mayoría de los venezolanos. Está integrada exclusivamente por desprestigiados políticos chavistas.
El mercenario español agregó que ve esta petición de la comisión "en aras de la reconciliación y la paz" .
Y nos amenazó al decir: "En esa tarea continuaremos redoblando nuestros esfuerzos en interés del pueblo venezolano".
Zapatero se hace comparsa de un horroroso acto de humillación contra los venezolanos perseguidos políticamente por el narco-régimen. Bien sabe el mercenario que estos presos no tenían razón alguna para estar en la prisión chavista. Sabe bien que la “medida de gracia” es una bofetada al país, un acto más destinado a “quebrar” espiritualmente al pueblo venezolano., a hacer ver al narco-régimen como generoso, tratando de transformar el cruel abuso en un “regalo” para los injustamente detenidos.  

Algún día la justicia deberá alcanzar al mercenario. y su comparsa. 

domingo, 24 de diciembre de 2017

Auto nuevo en Navidad


La salud del anciano ex - gerente petrolero se había debilitado mucho. Poco salía ya de su pequeña vivienda en un rincón de Florida, la cual era pagada por sus hijos. Pasaba la mayor parte del tiempo leyendo y  escribiendo en su vieja computadora. Veía hacia el pasado con frecuencia y pensaba que los viejos petroleros venezolanos no habían sido muy afortunados en su retiro. Su fondo de ahorros había sido usado por la empresa para pagar sus propias deudas y sus  pensiones se habían convertido en sal y agua, debido a las severas  devaluaciones sufridas por el Bolívar. Sus salarios nunca habían sido del mismo nivel que los existentes en las grandes corporaciones privadas de la  industria petrolera internacional, en las cuales – inclusive – los gerentes tenían acceso a la participación accionaria. Eso no había sido posible en PDVSA, empresa e la cual todas las acciones estaban en manos del estado. El anciano recordaba que nunca llegó a ganar más que el equivalente de unos $5000 al mes, aun cuando se retiró a nivel directivo, respetable suma pero bastante inferior a la que recibían sus iguales del sector petrolero privado. Ahora, lo comentaba como chiste  con sus amigos, cada vez que recibía el cheque de su jubilación se iba a almorzar en un buen restaurante. No alcanzaba para más.
El anciano había sido miembro de un grupo de gerentes petroleros honestos, trabajadores, llenos de una mística profesional que les hacía sentirse orgullosos de su aporte al país. Cuando sus servicios eran requeridos nunca les importó si era día, noche o madrugada. La industria petrolera no paraba nunca. Estos hombres y mujeres del petróleo nunca sintieron la tentación de robarse el dinero de la empresa, pues se consideraban bien remunerados en relación con el resto de los venezolanos.
 A pesar de estar reducido a una vida muy modesta, casi a nivel de la pobreza en un país donde abundaba la gente adinerada, el anciano ex-petrolero había encontrado una tranquila felicidad. El país le ofrecía alternativas baratas y é había sabido planificar su vida. Había mercados donde la comida era de menor precio y de razonable calidad.  La ropa se podía encontrar de buena calidad en tiendas poco lujosas, ya que en las lujosas había aprendido a no entrar. El transporte público era excelente y tenía, además, una camioneta HONDA que parecía ser indestructible a pesar de sus 15 años de vida. Las bibliotecas públicas eran excelentes y le permitían un variado menú de lecturas. Los parques eran gratis, así como los museos.  Hasta un buen vino se podía encontrar por $10 la botella en las grandes tiendas especializadas. Financieramente había llegado a ser pobre pero su nivel educativo le permitía llevar una vida digna e intelectualmente rica.
Lo único que el anciano petrolero guardaba como deseo insatisfecho  era un auto nuevo. Por años había soñado con  un inaccesible LINCOLN Continental. Ese auto costaba entre $50.000 60.000, una suma parecida a la que le iba quedando en su cuenta de ahorros, suma celosamente guardada para enfrentar cualquier eventualidad médica, la gran espada de Damocles que se cierne sobre los ancianos con insuficiente seguro médico en los Estados Unidos. Por mucho tiempo había querido tener ese auto pero las circunstancias siempre se lo impidieron, por una u otra razón. Hoy ya era imposible.
Sin embargo, nunca dejaba de soñar con verse al volante de uno de esos autos, con olor a cuero bueno y con el sonido del motor como el de un adagio de Kachaturian.   
El año pasado, al advertir que el anciano petrolero se apagaba, sus dos hijos decidieron hacerle el supremo regalo. Fueron a una empresa de alquiler de autos y contrataron por dos días, para la navidad, un LINCOLN Continental, último modelo, de un hermoso color azul. El 25 en la mañana el auto apareció al frente de la vivienda, con un gran lazo blanco. Cuando el anciano petrolero bajó, acompañado de sus hijos y vio aquel hermoso auto esperándolo sus ojos se llenaron de lágrimas. De uno de los hijos recibió un pequeño dispositivo que abría las puertas y que prendía el motor, nada de llaves anticuadas. Una vez frente al volante, respiró el  lujoso olor a auto nuevo. Y salió a pasear a unas 30 millas por hora. En todos los semáforos se paraba con especial cuidado  y, en uno de ellos,  sonriente, dejó que atravesara la calle una anciana señora, paladeando las delicias de ser un buen ciudadano, a bordo de su lujosa nave.
Cuando llegó al café donde lo esperaban sus amigos, estos lo rodearon, admirando el auto, notando el brillo especial que tenía la mirada del compañero.
En esta navidad el anciano ex- petrolero ya no está con nosotros. Pero no  dijo adiós sin antes lograr cumplir con el deseo de toda la vida. Tuvo sus dos días de felicidad total manejando un LINCOLN Continental, en plena libertad,  por las amplias avenidas de la Florida. Fueron dos días que tuvieron para él un mayor significado que si  hubiera podido comprar el auto al contado, como cualquier bolichico.

Y es que poder verse en el espejo y ver allí reflejado a un hombre honesto siempre fue más importante para él que el auto nuevo.   

sábado, 23 de diciembre de 2017

El General Manuel Quevedo: insulto final a PDVSA


Un video: https://www.aporrea.org/economia/n318242.html  revela, en toda su mediocridad, la baja calaña moral del nuevo presidente de PDVSA, el General de la Guardia Nacional, Manuel Quevedo, así como reafirma la naturaleza mezquina y entreguista de Ali Rodríguez Araque. Frente a una audiencia vestida de rojo estos dos bagazos morales se dedicaron a hacer política barata, aguijoneado el primero por los gritos de la masa laboral y el segundo en su condición de promotor irresponsable del empleo masivo en PDVSA, iniciativa que terminó por quintuplicar la nómina de la empresa mientras su producción bajaba en un millón de barriles diarios.  
Sabemos que hay mucha mediocridad, mucha bajeza, entre el chavismo pero – sinceramente – nunca habíamos visto a alguien tan pequeño como este nuevo presidente de PDVSA. La Venezuela de los últimos 19 años ha producido especímenes grotescos como Lina Ron, los hermanos Escarrá, Isaías Rodríguez,  Iris Varela, Darío Vivas, Pedro Carreño, Pedro León, Diego Salazar Carreño, los bolichicos, Vladimir López Padrino, Roy Chaderton y, por supuesto, Nicolás Maduro y los miembros de la familia Chávez. Son gente que nos avergüenza. A ellos y a otros como ellos se debe la trágica situación de nuestro país.
Pero la chabacanería de este  General de la Guardia Nacional Manuel Quevedo no tiene parangón. Comienza por hablar de la corrupción en PDVSA y se apresura a decir que “ella no representa a los trabajadores revolucionarios de Chávez y Maduro”. Oculta la naturaleza sistémica de la corrupción en PDVSA, presente a todos los niveles de la empresa, gracias a los ejemplos dados por  Ciavaldini, Ramírez, Del Pino y Martínez. La corrupción en PDVSA ha existido desde que el fallecido sátrapa despidiera a los 22.000 gerentes y técnicos que manejaban la industria de manera profesional y los irresponsables expresidentes los reemplazaran con 150.000 reposeros.
Quevedo dice que PDVSA “va a recuperar el millón de barriles que ha perdido y que lo va a hacer rápido”. Dice que sí pudieron construir un millón de viviendas también podrán generar un millón de barriles diarios. Quevedo miente al hablar de las viviendas y no tiene idea del esfuerzo requerido para elevar la producción venezolana en un millón de barriles. Necesitaría un inventario listo para centenares de localizaciones, el cual no existe,  cien o más taladros que no existen,  gente competente para hacer el trabajo, que no existe,  dinero que no tiene,  infraestructura y logística de la cual carece. PDVSA está actualmente en manos de gerentes y contratistas corruptos. El pobre Quevedo no menciona ninguno de estas carencias y limitaciones, se limita a decir: “si podemos”.
El mediocre militar dice: “Hay que cambiar la cultura organizacional de PDVSA, basta de mafias, basta…basta… basta… basta”, pero sus gritos de basta no son suficientes. Saber gritar basta no lo convierte en gerente. Le preguntamos al  pobre señor: “¿quién creó la cultura organizacional de la PDVSA chavista que el ahora crítica? ¿No fue, acaso,  la revolución de Chávez y Maduro? ¿A quien pretende este infeliz culpar por la prostituida cultura organizacional de PDVSA que fue obra de ellos mismos? 
Quevedo sigue hablando para promover el odio: “la verdadera revolución reconoce a los buenos y a los “malos”, dice. “Basta…basta… basta… basta, basta. Tenemos que identificar a los escuálidos en PDVSA”.  Pide a los empleados que delaten a los “escuálidos”, pretende implantar en la empresa una cultura de la delación, una gusanera. Este hombre suena como un ignorante caudillo escapado del Siglo XIX.

El General Quevedo es lo más mediocre que el chavismo  ha llevado a la presidencia de PDVSA, más que Ciavaldini, lo cual es mucho decir. Nunca se atrevería a debatir con un verdadero petrolero. 

jueves, 21 de diciembre de 2017

La Expropiación de la Dignidad


“¿Y ese edificio que está allí, el de la esquina?”. A esta pregunta imperiosa del sátrapa algún acólito tembloroso balbuceaba una respuesta. Y el sátrapa exclamaba, con aire de Nerón: “Exprópiese!”. Este   acto arbitrario de poder era seguido de grandes aplausos de la chusma chavista que lo seguía, anhelante de alguna limosna del todo poderoso.
La expropiación imperial se convirtió en una de las características más odiosas y dañinas de la etapa chavista. Por esa vía arbitraria se arruinaron muchos empresarios venezolanos y se enriquecieron muchos secuaces del fallecido sátrapa. Las pérdidas materiales debido a esta práctica han sido cuantiosas. Miles de empresas han desaparecido. La  industria, el comercio y los servicios se han visto diezmados por la funesta práctica del tirano fuera de control. El país que apuntaba hacia el desarrollo en el siglo anterior se vino abajo, en  total colapso, debido a la ineptitud de lo que comenzó como petro-régimen y se ha transformado en un narco-régimen.
La pérdida material derivada de las expropiaciones, con todo y lo cuantiosa, no ha sido lo peor que le ha ocurrido a Venezuela. Lo peor ha sido la expropiación de la dignidad. La Venezuela en la cual nací era un país de gente honorable, de gente digna, de gente de valores.  La Venezuela que dejaré será un país de medio pelo, de corruptos e ineptos en control del poder político, de gente  sumisa esperando dádivas y de mucha gente talentosa y educada plegada, por cobardía o por conveniencia, a la mediocridad que hoy manda en el país.  
Chávez logró expropiar la dignidad de millones de venezolanos. Y Maduro ha completado la faena diabólica utilizando el cerco de hambre, hasta en contra de sus propios seguidores, quienes tarde han llegado a comprender que no era su liberación la que buscaban los chavistas sino su total adhesión a través de la esclavitud.
Por supuesto que todavía hay admirables e importantes grupos que resisten esa degradación pero el país luce hoy inerme frente a la barbarie. El efecto neto es el de un país esclavo,  gran masa que espera  la bolsa de comida y el pernil navideño, arrodillado frente a la tiranía, en posición de total sumisión frente al narco-régimen. Ese país no se levanta ya. El impulso liberador tendrá que venir desde afuera.
 El principal apoyo del régimen es la Fuerza Armada, en cuyo seno hay  criminales activos y cómplices  quienes guardan silencio y aceptan que se lleve a cabo el crimen frente a sus ojos. Es un  silencio  pagado con privilegios a los cuales el resto de la masa venezolana hambrienta y enferma no tiene acceso.
La expropiación de la dignidad es el golpe de gracia  que se le ha dado a Venezuela. Un país puede ser derrotado en la guerra pero tendrá la satisfacción de haber peleado. Pero, ¿Qué satisfacción puede tener la Venezuela de esta época, invadida sin resistencia por las huestes de los hermanos Castro, quienes controlan las tareas estratégicas esenciales del gobierno? ¿Qué satisfacción podemos tener si el petróleo está en manos de China y Rusia? ¿Qué satisfacción podemos sentir si el país está en el foso de todos los índices económicos y sociales del planeta, sin que esta tragedia haya generado una masiva rebelión ciudadana? 
Claro que hay venezolanos dignos. Pero están presos o perseguidos, dentro y fuera del país fuera del país. Parte del llamado liderazgo se ha transado con el régimen. Por cada Leopoldo López hay tres Henri Falcón. Por cada Antonio Ledezma quien  logró escapar con su dignidad intacta  hay tres “opositores” prostituidos y comiendo completo. Por cada María Corina hay un Timoteo Zambrano o un Eduardo Semtei, prestos a colaborar con el régimen a fin de obtener migajas de poder.
El siguiente ejemplo de degradante sumisión es ilustrativo de la pérdida de dignidad que abunda hoy en el panorama político venezolano. El Sr. Enrique Márquez, de UN NUEVO TIEMPO (Rosales), declara, ver: http://www.noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?t=89496 que la MUD podría “ayudar al régimen” a que se levanten las sanciones internacionales en su contra y la MUD podría coexistir con la Asamblea nacional Constituyente, si se llegan a acuerdosen la república Dominicana.  

La expropiación de la dignidad es lo peor que le ha sucedido a Venezuela porque ella no se puede recuperar tan fácilmente como la expropiación material. Se necesitará una generación nueva, incontaminada, para lograr que Venezuela renazca de sus cenizas espirituales.   

miércoles, 20 de diciembre de 2017

QUITÁNDOLE LA CARETA A RAFAEL RAMÍREZ


 *** No podemos dejar que los criminales gocen de impunidad 
*** Ya no es posible aceptar que cualquiera quiera ser presidente del país. ¿Es que no ha sido suficiente con Chávez, Rodales, Arias Cárdenas y Maduro? ¿Hasta cuando la mediocridad juega un papel en Venezuela?
*** Un presidente indigno le transfiere su indignidad al pueblo
*** Es necesario que el país reaccione o permanecerá en el foso del atraso y la pobreza material y espiritual

Rafael Ramírez fue presidente de Petróleos de Venezuela y ministro de Energía y Petróleo por 10 años. Durante ese largo período manejó a su antojo, sin transparencia o rendición de cuentas, a la empresa que era la columna vertebral de la economía nacional. La Asamblea Nacional lo ha acusado, con las pruebas en la mano, de haber despilfarrado y mal utilizado unos $11000 millones. El Wall Street Journal lo ha acusado de pedir comisiones millonarias a los contratistas extranjeros de PDVSA, ver: https://www.wsj.com/articles/u-s-investigates-venezuelan-oil-giant-1445478342. En contra de estas acusaciones el régimen de Nicolás Maduro, representado por el corrupto Tribunal Supremo de Justicia, prohibió investigarlo y guardó silencio cómplice.  En estos momentos, sus más cercanos colaboradores: sus primos Diego Salazar y José Luongo y sus amigos Nervis Villalobos y Rafael Reiter, han sido apresados en España y en Venezuela bajo cargos de corrupción en escala masiva. Ex-directores o gerentes de PDVSA afines a él han sido apresados por corrupción, entre ellos Orlando Chacín y José Luis Paradas, este último escapado de la justicia después de pagar millones de dólares a la policía que lo guardaba.
Rafael Ramírez está bajo serias acusaciones de corrupción y el cerco de la justica se estrecha a su alrededor. Pero, ¿qué está haciendo para tratar de escapar del cerco?  Se va por la vía política y se declara perseguido por ser “el legítimo “heredero” del fallecido sátrapa Hugo Chávez, creyendo que ello le permitirá capear el temporal en Venezuela. Se declara el sucesor del peor criminal que ha tenido Venezuela en el poder (mejorando lo presente).  Con increíble desparpajo dice ser el mejor candidato presidencial que pueda tener el país. Después de negociar su fuga de USA con el infeliz canciller, el mantenido de los Chávez, Arreaza, Ramírez descansa tranquilo en un país no identificado (¿Ecuador?), preparando su campaña presidencial, a ser financiada con el dinero guardado en diversos paraísos fiscales.  Tiene ya andando una campaña en la prensa chavista, “Panorama” y “APORREA”, para presentarse como víctima de Maduro y como persona inocente.
Por ello es preciso decirle a Venezuela lo siguiente: Rafael Ramírez no es una víctima del narco-régimen. No es inocente. Es un miembro importante de la pandilla que ha arruinado a Venezuela y, hoy día, está siendo  expulsado por la pandilla por pretender quitarle el liderazgo a Nicolás Maduro. Esto es un vulgar ajuste de cuentas.
En “Panorama” Ramírez dice: “Rechazo de la manera más contundente el inicio de una investigación criminal por parte de la Fiscalía General de la República en mi contra. Me siento indignado por la infamia que se ha levantado en mi contra, acompañada de una campaña con la que se pretende destrozar  mi nombre, mi trayectoria y lo que ha sido mi carrera como una figura del Estado en el Gobierno del comandante Chávez”.
Ramírez miente: No es hoy ni es por vía del Fiscal Tarek Saab que él está acusado de corrupción.  Son la Asamblea Nacional y la prensa internacional las instituciones que lo acusan de corrupto. Así mismo lo acusan de corrupto los múltiples investigadores venezolanos que escriben sobre petróleo y economía.  
Ramírez dice en su entrevista: “Es evidente que ellos [Maduro y sus secuaces] acabaron con Pdvsa. La situación en Pdvsa, como lo he venido advirtiendo, es de colapso. Hemos perdido 1.200.000 de barriles de petróleo diarios. Después de mi salida de la estatal petrolera en el 2014, ellos comenzaron un desplazamiento de los cuadros técnicos que habían acompañado mi gestión durante diez años, Eulogio del Pino y Asdrúbal Chávez se prestaron para eso y fíjate cómo terminó Eulogio. Lo grave es que desplazaron y politizaron la industria petrolera”.
Ramírez miente con desfachatez. No son solamente “ellos” quienes acabaron con PDVSA. Ramírez fue protagonista de ese desastre. Desde 2005, siguiendo órdenes del muerto, Ramírez convirtió a PDVSA en una empresa importadora de comida frecuentemente podrida, involucrada en múltiples tareas no petroleras. Ramírez promovió la expulsión de técnicos que no fueran “rojos”, como lo demostró en sus discursos. Como presidente de PDVSA y ministro Ramírez fue responsable directo de numerosas transacciones fraudulentas y contratos dañinos a la empresa y a la Nación, crímenes que yo, entre otros, he mencionado en mis publicaciones, tales como los fraudes de las gabarras de perforación costa afuera, de Pastor Maldonado, de los tanqueros contratados a dedo, de los bolichicos, de las entregas de petróleo a Cuba y a países del Caribe por razones políticas, de contratos ilegítimos a empresas en la Faja del Orinoco.
La cadena de crímenes de la PDVSA de Rafael Ramírez es muy larga y está ampliamente documentada. La producción de PDVSA comenzó a colapsar bajo su presidencia, durante la cual se perdieron unos 400.000 barriles diarios. Ramírez llegó a decir que PDVSA no tenía por qué ser rentable y promovió el empleo de amigotes y reposeros en la empresa hasta llevar la nómina al triple de la existente.  
Dice Ramírez: “Tengo todos los méritos para ser candidato presidencial, tengo toda la capacidad para sacar al país de esta situación, tengo toda la moral y el trabajo hecho junto al comandante Chávez”.
Es increíble el caradurismo de Ramírez. Para aspirar a ser presidente de un país una persona debe tener un historial de eficiencia profesional, honradez y demostrada capacidad de servicio público. Ramírez no posee ninguna de estas cualidades. Todo lo contrario, su historia es negra y su futuro está en manos de la justicia internacional, ahora también en manos de la pandilla que se siente amenazada por sus ambiciones de desplazar al chofer del poder.
En un nuevo artículo para Panorama Ramírez dice, con total cinismo: todo el país sabe que la Fiscalía no mueve un dedo sin instrucciones. Esta "investigación" es una retaliación por mis posturas críticas en mis artículos, por lo que estoy diciendo, lo que todos pensamos, pero nadie lo quiere decir, porque saben que les caería encima la persecución, el linchamiento moral y todo el peso de un aparato policíaco que ha judicializado la política, justo lo que hace la derecha y el reformismo en nuestra región, contra Correa, Lula, Dilma, Cristina, Glas. De esa "caja" que dice tener la Fiscalía, va a salir cualquier cosa, falsos positivos como los de la computadora de Reyes", apuntó.
Para este irresponsable el régimen del cual él formó parte por 18 años ha pasado de ser maravilloso a ser monstruoso en las últimas semanas. El Fiscal es, de repente, un simple correveidile de Maduro. ¿Es que, acaso, no lo ha sido siempre durante el chavismo? Ramírez guardaba silencio cómplice cuando él era parte de la pandilla pero ahora chilla al ser perseguido por ella. Es la misma reacción de otros traidores a la Nación, como Jorge Giordani y Héctor Navarro. Ramírez es tan cínico que habla de estar en el mismo grupo de “víctimas” como Lula, Dilma Rousef y Cristina Fernández, la pandilla de criminales que formaron junto con el muerto y los Castro y Ortega una macabra Transnacional de la Corrupción, una pandilla rapaz como nunca vista antes en la región latinoamericana.  
No debemos permitir que Ramírez se convierta en un mártir político. La Gente del Petróleo lo conoce muy bien. Ya la justicia internacional lo conoce muy bien. Su historia durante los últimos 20 años ha sido una de crímenes contra la Nación. Tendrá que dar  cuenta a la justicia por sus trágicas actuaciones mientras manejó el sector petrolero a su antojo, amparado en la ignorancia y la tolerancia del fallecido sátrapa.

Hoy llama a la momia en su auxilio. 

domingo, 17 de diciembre de 2017

LA INTERVENCIÓN EXTRANJERA EN VENEZUELA


La empresa DECCA de música dijo: “No nos gusta su sonido. La música de guitarra está de salida”. No quisieron firmar a Los Beattles en 1962
“Esto que llaman teléfono presenta demasiados problemas, no nos parece de valor alguno”, sentenció la empresa Western Union en 1876, para rechazarlo

“No tiene aspecto presidencial”, argumentó United Artists, a fin de rechazar a Ronald Reagan para protagonizar la película sobre ese tema llamada  “The Best Man”, en 1964

“Creo que el mercado mundial para computadores nunca excederá de una media docena”, sentenció Thomas Watson, Jefe de IBM, en 1943

En materia política los hechos pueden cambiar súbitamente las actitudes. Hasta el dia anterior a Pearl Harbor Roosevelt mantuvo que USA no iría a la guerra. Los titulares periodísticos sobre el escape de Napoleón de la isla de Elba ilustran el cambio de actitudes: 

 
9 de marzo: “El monstruo escapó de Elba”
10 de marzo: “El ogro corso ha desembarcado en Cabo Juan”
13 de marzo: “El tirano está en Lyon”
18 de Marzo: “El usurpador se encuentra a 60 horas de la capital”
19 de marzo: “Bonaparte avanza a marcha forzada hacia París”
20 de marzo: “Napoleón llegará mañana a las murallas de París”
21 de marzo: “El Emperador Napoleón se halla en Fontaineblau”
22 de marzo: “Ayer por la tarde Su Majestad el Emperador hizo su pública entrada a las Tullerías”.

Hoy en día la opinión de los políticos latinoamericanos sobre una posible intervención extranjera en Venezuela es abiertamente condenatoria. 

“Reiterando todos los términos de la Declaración de Lima sobre Venezuela, Gobierno de  Chile rechaza amenaza de una intervención militar en Venezuela”.  Hernando Muñoz, Canciller de Chile

“Los problemas venezolanos los resolvemos solamente nosotros, los venezolanos”, decía la MUD

 El secretario general de la ONU, Antonio Guterres afirma que “Venezuela debe mantenerse libre de intervención extranjera

“El 89 % de los venezolanos está en desacuerdo con que haya una intervención  internacional en Venezuela, para sacar al presidente (Nicolás) Maduro del poder”, reveló la encuestadora Hinterlaces del Constituyentista Schemel en su más reciente estudio

MADRID, 13 Ago. (EUROPA PRESS) - La Mesa de Unidad Democrática de Venezuela (MUD) ha rechazado la intervención militar de cualquier potencia extranjera en el país

Pero…… recuerden el factor Napoleón. Con frecuencia lo que parece imposible solo es separado de un hecho cumplido por un simple titular de diario, el cual podría decir:  
 “Pueblo venezolano da vivas emocionadas a las fuerzas de liberación de la OEA”.
                       ** Huyó el tirano
                      *** Iris Varela besa a un casco azul (Foto)
                                                 **    Herman Escarrá declaró que siempre mantuvo la fe  
                                   En que la OEA salvaría a la patria de la tiranía
                                   tumultuaria  
                          ** José Vicente Rangel pide Te Deum de Acción

                                   de Gracias

sábado, 16 de diciembre de 2017

Una rosa para Yolanda

De iq. a derecha: Yolanda, Marianela, yo, Alberto sentado. En nuestro apartamento de Virginia. En la pared, un paisaje de Mérida, que compré al pintor por Bs.25. 

Ayer falleció Yolanda Hjorak, la viuda de Alberto Quirós Corradi. Su matrimonio duró más de 60 años. Los conocí en Lagunillas, cuando Alberto era un joven gerente de relaciones industriales, al inicio de la década de 1960. Cuando fui enviado a Indonesia por la empresa Shell, en Diciembre de 1963, ellos me compraron un tocadiscos que yo había adquirido como estudiante en Tulsa. Por muchos años este tocadiscos se mantuvo operativo y se convirtió en uno de los tantos símbolos de nuestra amistad (Es posible que aún funcione). Cuando estaba en Balikpapan, Indonesia, recibí la noticia del nacimiento de la menor de sus hijas.
Yolanda era una mujer muy bella y, además, una perfecta ama de casa. Me informan sus hijos que falleció después de haber hecho sus deliciosas hallacas de este año. A pesar de sus crecientes problemas de salud, estuvo activa hasta el final y su dedicación  a Alberto, durante los años que él estuvo sujeto a diálisis, fue total y heróica.
Alberto y Yolanda pudieron haberse radicado en algún lugar donde pudieran estar tranquilos. Amaban a España, tenían amigos en USA. Sin embargo, Alberto siempre me dijo: “Me enterrarán en Venezuela”. Y lo mismo Yolanda. Y así fue.
 Yolanda era una mezcla de europea y andina. Su padre era checoeslovaco y su madre del Táchira o de Mérida, nunca estuve seguro. Los conocí a ambos. Él era pequeño y de frágil apariencia pero un trabajador  infatigable. De la madre, a quien llamábamos Ata, Yolanda aprendió todos los secretos de la cocina andina.
 Tuve la suerte de tenerlos de vecinos por años, en La Lagunita, arriba, en una calle que – de común acuerdo con los vecinos, todos amigos, -  se cerraba en Navidad y se convertía en pista de patinaje, en el sitio para la celebración del año nuevo. Eran tiempos en Venezuela donde la felicidad no le estaba prohibida a los no-chavistas.

Fuimos miembros de la familia extendida de Alberto y Yolanda. Nuestros hijos crecieron juntos. Siempre estuvimos presentes en las grandes celebraciones de los Quirós, así como en sus momentos de dolor y tristeza, acompañándolos. Cuando venían a Florida mi esposa y yo nos íbamos a verlos y a pasar un par de días con ellos, a fin de ponernos “al día” en nuestra larga amistad. Fuimos parte de sus vidas, así como ellos fueron parte importante de nuestras vidas. Hoy ya no están físicamente con nosotros pero nunca los olvidaremos.

viernes, 15 de diciembre de 2017

Regalo de navidad de la CAF a Nicolás Maduro


 ¿Cómo habrá sido la reunión de la directiva de la Corporación Andina de Fomento, CAF, para autorizar el préstamo de $400 millones al Banco Central de Venezuela?
Uno se la  imagina más o menos así:

Primero que todo, la presentación del proyecto hecha por el funcionario encargado de Venezuela ante la Directiva del organismo:

Como ustedes saben las finanzas de Venezuela están en crisis. El Banco Central de Venezuela está emitiendo dinero inorgánico en cantidades nunca vistas antes, lo cual ha generado una híper-inflación que llegará al 2000% en pocas semanas. La petición del préstamo por la cantidad de $400 millones que nos ha hecho el Banco Central de Venezuela, por boca de su presidente Ramón Lobo, no está avalada por la Asamblea Nacional, lo cual pondrá en tela de juicio su legitimidad. Por otro lado, no está claramente definido en la petición de préstamo el destino que se le dará a ese dinero. La corrupción en el país ha avanzado a pasos agigantados, la transparencia y la rendición de cuentas han desaparecido por completo y muchos de los miembros del gobierno, desde el presidente y su entorno familiar hasta los ministros del despacho y presidentes de institutos y empresas del estado figuran entre los sancionados por países como Estados Unidos y Canadá por violación de derechos humanos, corrupción y narcotráfico. El mismo gobierno, por razones políticas, se ha encargado de corroborar la galopante corrupción que existe en Petróleos de Venezuela y ha decidido apresar a dos recientes ex-presidentes de Petróleos de Venezuela y perseguir al más notorio de ellos, el Sr. Rafael Ramírez.
Las agencias de crédito financiero internacional han rebajado significativamente la evaluación del país y han definido eventos financieros recientes como de “Cesación de Pagos”, en el caso de bonos de PDVSA y de otras empresas del Estado. Las demandas internacionales en contra de PDVSA han surgido desde múltiples fuentes, tanto privadas como hasta de los países más amigos, incluyendo empresas como Cristallex y Koch Industries, China y Rusia. Las transacciones entre PDVSA y el Banco Central de Venezuela carecen de transparencia y han estado diseñadas para inyectarle a la empresa enormes sumas de dinero impreso por el Banco, en transacciones que han sido torpemente maquilladas mediante una transferencia  de acciones fantasmas de empresas mineras de PDVSA al BCV, operación asombrosamente aprobada por el auditor externo de la empresa.
Si la Corporación decidiera llevar a cabo el préstamo – prosiguió el funcionario -  estimamos que este será punto menos que irrecuperable, dadas las condiciones financieras del país y su frágil legitimidad, al carecer del aval de la Asamblea Nacional. Se podría decir, como justificación, que la Corporación estará desempeñando un papel financieramente estabilizador, al proveer liquidez a un país en problemas por la vía de una institución financiera autónoma”. El funcionario expositor se permitió sonreír al mencionar al Banco Central de Venezuela como un instituto “autónomo”.

El presidente de la CAF dijo: Bueno. “Vamos a tomarnos unos 15 minutos de receso y luego retornaremos para tomar la decisión”. Y se dirigió al baño, seguido por sus compañeros de directiva. Allí, en el entorno adecuado para no ser escuchados, analizó la situación. “Negar el préstamo es imposible, amigos. Somos rehenes de este régimen en nuestra sede en Altamira. Hemos debido mudarnos de aquí hace tiempo ya que nuestra permanencia en el país nos hace prisioneros del régimen. Hasta nuestra seguridad personal estaría en peligro”.
Regresaron a la sala de reuniones y allí, después de algunos comentarios de menor importancia sobre detalles administrativos, la petición del préstamo de cuatrocientos millones de dólares para el narco-régimen de Nicolás Maduro fue aprobada por la Junta Directiva del organismo.

En la Asamblea Nacional, única asamblea legítima que existe en Venezuela, el diputado Ángel Alvarado, intervino para decir: “Señores de la CAF, nadie le presta a un Gobierno que contrae deudas para pagar otras.  ¿Cómo piensan que pagarán?  Ramón Lobo (presidente del BCV) no tiene la aprobación de este Parlamento. Ustedes se están haciendo cómplices de una dictadura que viola los derechos humanos… ¿Como es posible que ustedes digan que el BCV es  un organismo autónomo, cuando están obligados por el régimen a imprimir dinero inorgánico para mantener los gastos corrientes del gobierno? “.

En Altamira, en la sede de la CAF, los empleados iniciaban las tareas de colocar los arbolitos de navidad en las oficinas. El espíritu de la navidad los había invadido, pensando que los $400 millones que acababan de aprobar para Venezuela servirían para mejorar la tragedia humanitaria que ha llevado hambre, enfermedad y desesperada fuga a millones de venezolanos, chavistas y opositores por igual.

Mientras tanto, en Miraflores:
 Se escuchó una alegre carcajada y una voz gruesa que decía: “Es mucho el pernil que se puede importar con ese dinero, General Padrino. Esos millones me garantizan la re-elección y la consolidación de la revolución. Voy saliendo para La Habana a presentar mi informe y llevo muchas buenas noticias”




jueves, 14 de diciembre de 2017

EXTRA: NARCOSOBRINOS CONDENADOS A 18 AÑOS DE PRISIÓN

18 AÑOS DE PRISIÓN SIN POSIBILIDAD DE SALIDA TEMPRANA. 
HACE MINUTOS SE DIO A CONOCER LA SENTENCIA DE LOS NARCOSOBRINOS DE LA PAREJA MADURO-FLORES. LA FAMILIA FLORES APARECE INDICIADA DE MÚLTIPLES CRÍMENES: TRÁFICO DE INFLUENCIAS, CORRUPCIÓN EN PDVSA Y EN LA TESORERÍA DEL ESTADO, ASESINATO, NARCOTRÁFICO, ABUSO DE PODER,NEPOTISMO, FALSIFICACIÓN DE TÍTULOS UNIVERSITARIOS. 
QUE JOYAS TIENE VENEZUELA EN MIRAFLORES, PROTEGIDOS DE VLADIMIR PADRINO Y SU MAFIA DE NARCO-GENERALES. 

La PDVSA roja: ignorancia, corrupción, cobardía y cursilería


         
            Un comentario sobre el llamado Plan Estratégico Socialista de PDVSA, 2016-2026
Como geólogo petrolero, activo en la industria petrolera por 30 años, desde 1951 (pasantía de estudiante) hasta 1981, desempeñando las más diversas posiciones, desde geólogo de campo hasta miembro de la primera Junta Directiva de PDVSA, 1976-1979, además de labores de consultoría en este campo desde 1981 hasta hoy, creo tener el suficiente nivel de conocimiento y autoridad para decir lo siguiente:
Hugo Chávez (ya fallecido), Ali Rodríguez, Rafael Ramírez, Eulogio del Pino y Nicolás Maduro merecen la máxima pena que imponen las leyes venezolanas a los corruptos y traidores a la Nación venezolana, por su participación criminal en la catástrofe de PDVSA.
El ex-embajador del narco-régimen, Roy Chaderton, acaba de pedir la pena de muerte para los corruptos de la revolución. Si ello se implantara en Venezuela, serían muy pocos los revolucionarios que quedarían vivos, porque existe evidencia abundante de la corrupción y los abusos de poder de esa horrorosa pandilla que ha azotado al país desde 1999.
Incluyéndolo a él.
Además de la corrupción y la ignorancia, hay dos ingredientes de la gerencia de la PDVSA roja que han hecho posible su colapso: la cursilería y la cobardía. Acabamos de leer el llamado Plan Estratégico Socialista, PES, 2016-2026, y encontramos allí la corroboración de estos dos pavorosos ingredientes. Estos son ingredientes que comenzaron a aflorar desde que Hugo Chávez, en su afán de tomar el control de la empresa petrolera, comenzó a hablar de petróleo, tema para él desconocido. El Plan cita al sátrapa de Barinas diciendo: 
Nunca jamás puede haber una PDVSA con una meritocracia insensata, cuyo mito ya se enterró y quedó enterrado más debajo de la fosa del petróleo. Unos meritócratas insensibles, unos cogollos, cúpulas, como queramos llamarlas, que demostraron lo que son realmente: apátridas, y manejaron esta empresa durante décadas, con un proyecto antinacional, obedeciendo a lineamientos contrarios al interés de la Patria, contrarios a los intereses del Pueblo”
Esa gerencia de PDVSA, definida por Chávez en términos tan denigrantes, mantuvo a PDVSA entre las primeras tres empresas petroleras del mundo. Sus líderes tenían credibilidad. Ninguno fue acusado de corrupción. Los números de la empresa eran todos positivos, sus empleados no pasaban de 45000. Hoy en día, la PDVSA roja y “socialista” es un bagazo desprestigiado en todo el mundo, que mantiene 150.000 empleados para producir un millón de barriles diarios menos que antes de la llegada de Chávez al poder, con sus tres últimos presidentes en la cárcel o huyendo de la justicia, con 60 o más gerentes medios en la cárcel o buscados, objeto de burlas y desprecio en todo el mundo petrolero. Y ello es culpa de Rodríguez, Ramírez, del Pino, Martínez, Chávez y Maduro, el quinteto de la muerte.
El llamado Plan Estratégico Socialista, 2016-2026, es un adefesio de una increíble cursilería. En sus 132 páginas no hay una sola meta cuantitativa de producción o de refinación o de exportación o de ventas. No hay un solo número en sus páginas, a pesar de que la industria petrolera es de números. Sus páginas son un pajonal ininteligible. Vean este ejemplo, la definición de Injerto Socialista  en PDVSA, en la página 68:
INJERTO SOCIALISTA:  [Es] un planteamiento hecho por el Comandante Supremo Hugo Chávez en su Aló Presidente teórico N°6, nutrido por la teoría de Itzván Mészáros. Esta propuesta es descrita como Injertos Socialistas, con la cual se busca alcanzar la transformación estructural hacia un paradigma socialista en el cual se superen las relaciones de producción capitalista. Bajo esta estrategia se busca generar transformaciones en espacios definidos dentro de PDVSA, con un acompañamiento y condiciones adecuadas, para así obtener triunfos en lo productivo y social, buscando luego replicar estas experiencias a escala nacional, poniendo hincapié en que los males que se quieren superar no ahoguen a estas nuevas experiencias, ya que teorías de organización plantean que los cambios aislados dentro de una estructura ya establecida pueden ser absorbidos por los viejos esquemas organizativos.
Uno no puede menos que admirar la habilidad del redactor de estos párrafos, capaz de escribir algo que suena profundo pero que no tiene ni pies ni cabeza. Algo que el trabajador de la PDVSA roja lee sin entender pero intuyendo que debe ser terriblemente importante, ya que es un planteamiento hecho por el líder galáctico fallecido, el torvo charlatán disfrazado de profeta.  
El autor del prólogo de este “Plan” es Eulogio del Pino, recientemente caído en desgracia y enviado a prisión, medida correcta tomada de manera equivocada.  En ese prólogo, del Pino se arrastra como siete cueros al decir lo siguiente:
“El pensamiento petrolero revolucionario del más grande visionario contemporáneo Latinoamericano y del Mundo, Hugo Chávez Frías, ha sido y constituye la guía fundamental de la Clase Trabajadora….”.
Y agrega: “[Este Plan nace] en la búsqueda de nuevas formas de planificar una nueva PDVSA con visión transformadora hacia una Corporación Socialista, que rompa viejos paradigmas corporativos en función de “planificar estratégicamente” para los próximos 10 años... condujo en junio de 2015, a un hecho histórico para nuestra industria petrolera: el inicio del Plan Estratégico Socialista (PES) de PDVSA 2016-2026 con propuestas surgidas desde las bases de la Clase Trabajadora”.
Parece mentira que un gerente formado y educado por la industria petrolera meritocrática haya llegado a firmar este prólogo tan indigno. Es algo que del Pino tendrá que explicar algún día, cuando escriba sus memorias, ya sea en la cárcel o en el lujo del exilio del cual disfrutan tantos chavistas corruptos. El documento que del Pino prologa, explica y hace suyo es probablemente – junto con el Plan de la Patria  - el documento más cursi, caótico y fraudulento que haya generado el bandidaje chavista.
 En la Página 52 del documento hay un párrafo que causa asombro, por lo descuidado de su estructura. Dice textualmente: “La Clase Trabajadora se ha planteado traspasar la barrera del no retorno y alcanzar el Socialismo en PDVSA, para ello se deben cambiar los antivalores y acciones típicas de la estructura vieja como lo son el burocratismo, la corrupción, el egoísmo, la disminución en la eficiencia y eficacia, la conciencia del deber social, el respeto al ser humano y el trabajo en colectivo”. Uno pensaría que estos bárbaros criticarían lo que ellos llaman el burocratismo, la corrupción, el egoísmo y la disminución en la eficiencia y la eficacia. Pero, agregan como antivalores: ¡la conciencia del deber social, el respeto al ser humano y el trabajo en colectivo! Uno no sabe si achacar esto al descuido y aburrimiento de quien lo escribió o a un genuino deseo de terminar con esas virtudes. Después de todo, el párrafo completo es una gran mentira porque la PDVSA roja ha sido un nido de corrupción y burocratismo desde el inicio de la gestión chavista. ¿O es que triplicar el número de empleados no es burocratismo? ¿O es que tener presos por ladrones a ex-presidentes de la empresa y andar buscando a otro por la misma razón no es evidencia de una galopante corrupción?
El documento cita en sus páginas 52 y 53 al Che Guevara, quien de petróleo sabía lo que yo de sánscrito. Dice Guevara: “La burocracia estatal existía en la época de los regímenes burgueses con su cortejo de prebendas y de lacayismo, ya que a la sombra del presupuesto medraba un gran número de aprovechados que constituían la “corte” del político de turno”. Pero, ¿es que acaso no es este párrafo una buena descripción de la PDVSA roja? Desde que el fallecido sátrapa de Barinas y el traidor Ali Rodríguez expulsaran a los gerentes y técnicos de la industria, PDVSA se convirtió en asilo de reposeros, mantenidos y adulantes, exactamente lo que Che Guevara critica. ¿Es que quienes escriben esto son estúpidos o caraduras?  Probablemente ambas cosas.
Del Pino dice en su prólogo: “Los trabajadores y las trabajadoras debatieron, analizaron y consolidaron diversas propuestas en cinco (5) fases de trabajo. La Fase I contó con la participación de 96.798 trabajadores pertenecientes a los negocios petroleros y no petroleros, distribuidos en 10.236 mesas de trabajo constituidas en promedio de 10 personas generando más de 97 mil propuestas, donde finalmente se escogieron, en pleno ejercicio democrático, un (01) vocero (ra) de cada una de las mesas para un total de 10.236 voceros. Con esta metodología se desarrollarían la Fase 2 (9.344 trabajadores, 15.821 propuestas y 978 voceros/as), la Fase 3 (908 trabajadores, 3.596 propuestas y 102 voceros/as), Fase 4 (102 trabajadores y trabajadoras, 981 propuestas y 10 voceros/as) y la Fase 5 (10 voceros/as, 466 propuestas, además de 1.846 acciones). Finalmente una mesa con 466 propuestas y 1846 acciones
Durante un mes la empresa involucró a casi 100000 empleados en este ejercicio. Los planificadores de PDVSA, dice del Pino, fueron los trabajadores socialistas, no los planificadores como tal. Estos trabajadores, erigidos en planificadores, se abocaron a “pensar” en el futuro de la empresa, olvidando apretar los tornillos, cerrar las válvulas, enroscar las tuberías, conducir los camiones, cocinar los almuerzos, manejar las lanchas y los remolcadores, vigilar las instalaciones, todo lo que hacen los trabajadores de una empresa mientras los planificadores planifican. En esa labor revolucionaria, dice del Pino, elaboraron la bicoca de 97000 propuestas. ¿Se imaginan ustedes el trabajo que significa evaluar 97000 propuestas? Así sería el basurero conceptual generado  que, en apenas una semana, pudieron eliminar más de 85000 propuestas y bajar el número a unas 15800 propuestas, para llegar a algo así como a las 15 finalistas del Miss Universo. En otra semana bajaron a 3600 propuestas para finalizar la cuarta semana con apenas 466 propuestas. Cuando uno lee el contenido de estas propuestas, sin embargo, no lee nada que pueda parecer diferente y novedoso. Lo que el documento contiene es basura, párrafos rimbombantes y  pomposos. Llegaron a objetivos tales como los siguientes:
Posicionar a PDVSA como empresa líder en producción, procesamiento, refinación y comercialización de crudo pesado. 2. Motorizar el desarrollo territorial socialista y económico nacional. 3. Fortalecer la diversificación de mercado y la integración energética regional. 4. Operar y mantener con los mayores estándares de eficiencia de empresas de primer nivel. 5. Reimpulsar los valores y principios socialistas en el trabajo cotidiano. 6. Preservar el ambiente en las operaciones de PDVSA…  Y uno debe preguntar, ¿para llegar a estos párrafos incoloros, inodoros e insaboros tuvieron que emplear a 100.000 trabajadores durante un mes?  
 Cualquier gerente petrolero pudiera haber redactado este párrafo arriba citado en unos 15 minutos, tomándose un cafecito.
Hay perlas tras perlas de “sabiduría” en el documento. Por ejemplo: “Los cambios estructurales vendrán con un óptimo proceso de formación del hombre nuevo y la mujer nueva, el Comandante Supremo Hugo Chávez en el Aló Presidente teórico N°6, planteó la acción de incidir en la sociedad vieja y transformarla, injertándole la sociedad nueva. Por lo tanto, las claves para la transformación de PDVSA se centran principalmente en tres (03) elementos: N°1: impulsar la transformación de la Clase Trabajadora en Vanguardia Política, profundizando la conciencia socialista de trabajadores y trabajadoras y su compromiso con la industria; N°2: la formación colectiva, integral, continua y permanente, tal como lo establece el artículo 295 de la LOTTT; es necesario ratificar al trabajo como un proceso social y que solo La Clase Trabajadora con la formación integral, será el único sujeto social que puede transformar los actuales medios de producción, con la producción social de trabajo en cada entidad. Y N°3: la transformación estructural de PDVSA, donde trabajadores y trabajadoras en su rol consciente,….  blá blá blá”.
 Según nos dice el Plan la empresa se transformará estructuralmente si el lugar de los gerentes es ocupado por los trabajadores. Esto es lo que el chavismo ha venido predicando desde hace varios años y aplicando en las empresas de la CVG y en PDVSA. Ello ha resultado en un colapso generalizado de esas empresas. A cada instante sale un ladrón y es reemplazado por otro en la presidencia de las pomposamente denominadas industrias básicas, mientras que PDVSA ha llegado al caos total mientras siguen hablando del hombre nuevo y de la necesidad de introducir injertos socialistas.
Según el Plan el principal objetivo estratégico de la PDVSA roja es: “Transformar a PDVSA, filiales y negocios no petroleros, con la Gestión Directa y Democrática de la Clase Trabajadora consciente de su rol protagónico y participativo en el proceso social de trabajo, en una corporación socialista eficiente y transparente, que genere los recursos necesarios en armonía con el ambiente, para que la República Bolivariana de Venezuela trascienda de ser un país exportador de materia prima, hacia un país potencia, industrializado, con una sólida estrategia de seguridad energética y soberanía tecnológica, donde el desarrollo territorial y la Suprema Suma de felicidad del Pueblo Venezolano sea la meta”. Los lectores se darán cuenta de que este párrafo está en la misma categoría cursi  del Plan de la Patria. Probablemente ha sido escrito por el mismo redactor a sueldo, un mal alumno de Cantinflas. Según este párrafo solo los trabajadores pueden llevar a cabo la transformación de PDVSA en una empresa “socialista eficiente” convirtiendo a Venezuela en “país potencia”. Preguntamos a los venezolanos si esta es la filosofía que requiere la industria petrolera venezolana para salir del foso. Ese foso en el cual está metido, nadie dude de ello, es el resultado de haber manipulado la empresa para convertirla en una quincalla "socialista".  Es Venezuela hoy un "país potencia" o un país objeto de compasión en todo el mundo por su tragedia humanitaria? 
¿Cuál es la razón para que PDVSA esté manejada por los trabajadores?  El documento que comentamos trata de “explicarlo” así: la Constitución de la Venezuela revolucionaria establece que la soberanía debe ser ejercida de forma directa por el Pueblo de manera participativa y protagónica …La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta constitución y en la ley… así como ...La participación del pueblo en la formación, ejecución y control de la gestión pública es el medio necesario para lograr el protagonismo que garantice su completo desarrollo”… contenido en los artículos 5 y 62.  Por esto Chávez dijo: “Proponemos la participación de los trabajadores en la planificación estratégica de la empresa, en la gestión de las empresas.”. Según esta “filosofía” empresarial quien debe llevar a cabo la operación de un paciente con un tumor cerebral no es el neurocirujano sino quien el barrendero del hospital.
Basado en esta premisa el documento continúa: “La Clase Trabajadora promueve el rediseño en el manejo de los procesos dentro de PDVSA, Filiales y Negocios no Petroleros, para optimizar e incentivar el crecimiento de la capacidad de Producción. Minimizará tiempos improductivos, recursos para lograr una gestión empresarial más eficaz y eficiente, aplicando la Filosofía del Plan Estratégico Socialista”.
Para del Pino y sus acólitos es el trabajador quien va a hacer todo eso.  Y no lo va a hacer con tecnología importada, capitalista. Noooo señor.  “PDVSA incorporará tecnologías nacionales en las operaciones petroleras, aplicará y masificará las tecnologías nacionales desarrolladas por la Filial INTEVEP, la Dirección Ejecutiva AIT y la Clase Trabajadora organizada…Utilizando sistemas de información, basados en soluciones nacionales…”. Serán los trabajadores, liderados por Wils Rangel, quien parece una criatura escapada del Plioceno Inferior, quienes desarrollaran la tecnología vernácula para poner a PDVSA a la cabeza del mundo petrolero.  
Todo este milagro se llevaría a  cabo gracias a una atmósfera ética socialista, con el apoyo intelectual de teóricos revolucionarios como “Alfredo Maneiro, el Che Guevara, István Mészáros y Carlos Matus”. El documento agrega: “Serán únicamente los trabajadores y trabajadoras, los impulsores de un nuevo Estado Ético, donde el modelaje por y para hombres y mujeres de nuestra corporación, transversarán las estructuras organizacionales y sus modelos de gestión, como herramienta de transformación, donde la ética sea parte de nuestro código genético, para dar sentido a la vida humana y que contenga la fuerza creadora que nos haga sentir venezolanos dignos de la herencia de nuestros libertadores”.
De acuerdo con este párrafo tan altisonante no hay alternativa:  solo los trabajadores (y trabajadoras) son honestos. Por supuesto, esto no es cierto porque, si bien los gerentes y presidentes han resultado ser unos vulgares corruptos  no es menos cierto que  la práctica de la robagallinología existe a todos los niveles de la empresa. Son muchos los trabajadores y empleados de bajo nivel quienes se han inspirado en el ejemplo de Rodríguez, Ramírez, Asdrúbal Chávez y del Pino para llevar a cabo sus propios manejos, más modestos en su magnitud, pero igualmente desviados del decoro. 
 Que proponen los trabajadores para salvar a PDVSA? Leemos en el “Plan”: “Como parte de la trasformación de PDVSA, la Clase Trabajadora ha planteado acciones que se mencionan a continuación: • Impulsar la formación y autoformación de las comunidades, con valores éticos socialistas y principios de emprendimiento, desarrollo y producción, en actividades no petroleras. • Elaborar planes de inversión para crear escuelas técnicas agropecuarias y de piscicultura en las zonas rurales aledañas a las instalaciones de la Industria, con el fin de convertirlas en centros de formación para que los niños desde temprana edad adquieran el amor, el conocimiento del campo, y que las mismas se conviertan en centros de producción. • Establecer programas de reconocimiento colectivo, incentivos y divulgación de conductas, valores y principios socialistas en trabajadores destacados por su vocación al trabajo. • Ejecutar una estrategia de comunicación amplia de difusión del conocimiento del recurso energético. • Crear el Código de Conducta Ética Socialista. • Crear e implementar un nuevo modelo de relaciones sociales en PDVSA, que involucre la participación protagónica de las trabajadoras y los trabajadores, en el ejercicio de gestión y toma de decisiones, como el ejercicio presente del PES de PDVSA. • Transformar las relaciones sociales en la industria. Crear e implementar, un nuevo modelo de relaciones sociales en PDVSA, que involucre la participación protagónica de las trabajadoras y los trabajadores. • Impulsar una cultura organizacional de PDVSA como empresa socialista, con una fuerza laboral comprometida e identificada con la misión y visión de la Industria”.
Nada sobre explorar o producir, sobre recuperación secundaria, perforación, mantenimiento de equipos e instalaciones, transporte, protección industrial, planificación estratégica moderna. Nada sobre estas tareas fundamentales de una empresa petrolera de naturaleza internacional. Los redactores del Plan solo escriben de socialismo y de adoctrinación ideológica.
Yo, Gustavo Coronel, cédula de identidad #606653, petrolero, digo que la PDVSA roja es un nido de ladrones y reposeros, que la empresa no tiene salvación y que sus ex presidentes Rodríguez, Ramírez y del Pino deberían ir a la cárcel por los 30 años que contempla la pena máxima venezolana. Si el juicio probara que poseen dinero ilegalmente obtenido este dinero deberá ser restituido a la Nación. 
Estoy dispuesto a ser testigo de cargo, en Venezuela o en el exterior, en contra de esos malhechores.

Sin justicia no habrá paz en Venezuela.