Te invito a entrar en www.armasdecoronel.org para leer mis libros y ver otra información personal

lunes, 30 de abril de 2018

Alta Comisión para el enjuiciamiento de los criminales chavistas

para precisar la propuesta contenida en mi entrega anterior


Proponemos la urgente creación de una Alta Comisión para el enjuiciamiento de los criminales de la etapa chavista, a ser establecida por la Asamblea Nacional, con base a una propuesta ciudadana. Recomendamos que la iniciativa en proponer tal creación esté en manos del liderazgo de oposición que se ha mantenido firme en su postura de enfrentamiento al narco-régimen, líderes como María Corina Machado, Antonio Ledezma, Diego Arria, Leopoldo López, David Smolansky  y Enrique Aristeguieta Gramcko. Este liderazgo podría tomar la iniciativa política de proponer la Comisión, la cual estaría a cargo de venezolanos de la mayor honorabilidad, incluyendo a destacados miembros de la profesión legal tales como Allan Brewer Carías, Román Duque Corredor, Alberto Arteaga, Asdrúbal Aguiar, Carlos Corao Ayala y otros de reconocida solvencia profesional y moral. Esta Alta Comisión podría nombrar un grupo de investigación, encargado de recopilar la documentación requerida para que la parte acusadora presente sus alegatos en contra de los miembros del régimen chavista que sean eventualmente enjuiciados. Menciono entre estos posibles investigadores a Joaquín Chafardett, Alek Boyd, Carlos Tablante, Casto Ocando, Daniel Duquenal, César Batiz, Maibort Petit y otros, acompañados de asesores extranjeros, si ello se considera deseable. Este grupo se encargaría de ordenar los prontuarios de los – digamos -  cien miembros principales del narco-régimen a ser enjuiciados, así como de los criminales “menores”,  unos cuatrocientos más. La lista de los posibles enjuiciados debería ser elaborada por la Alta Comisión en base a la información ya existente.
Mucho del trabajo que sería requerido ya existe y solo sería necesario ordenarlo, a fin de que pueda ser utilizado por el tribunal seleccionado para proceder al enjuiciamiento.
La justicia es esencialmente la  asignación de A CADA QUIEN LO SUYO, de premios y  castigos a los miembros de una sociedad. Sin el ejercicio de la justicia no hay sociedad que pueda vivir civilizadamente. Esa justicia puede y debe incluir la reparación de los daños infligidos a las víctimas (Restaurativa) pero también requiere de la aplicación de penas a los criminales (Retributiva) y  las debidas menciones honoríficas a quienes hayan cumplido con su deber ciudadano en medio de la adversidades y miserias que han caracterizado la etapa chavista (Honorífica). La justicia debe ser integral y no incluir solamente  castigos sino reparación y honra. Esta es una tarea esencial para lograr la redención espiritual, social y económica de la Venezuela destruida en los últimos 20 años.
 ¡Manos a la obra!

sábado, 28 de abril de 2018

Un aporte a los Nuremberg que vendrán en Venezuela



La definición clásica de Justicia nos viene de Platón, Aristóteles, San Ambrosio y San Agustín. Está contenida en  una simple frase: “Suum Cuique: A Cada quien lo suyo”.
Esta definición  supone que la justicia debe honrar a quien hace lo correcto y castigar al criminal. Para la inmensa mayoría de los filósofos morales, la Justicia es la  piedra fundamental de la civilización. Sin ella una sociedad estará condenada a  chapotear en la anomia.
APLICACIÓN DE LA JUSTICIA A CRIMINALES DE GUERRA
Después de la segunda guerra mundial  se llevaron a cabo varios juicios en contra de criminales de guerra nazis y japoneses. Los aliados enjuiciaron a 937 personas en Núremberg y varios otros sitios de Europa así como en Japón. De ellos, 667 fueron condenados, 230 a muerte y el resto a prisión de variada duración. La gran mayoría de quienes fueron sentenciados  a prisión fueron liberados antes de cumplir su condena. Los juicios fueron muy formales, con jueces, abogados acusadores y defensores, con pleno derecho de los acusados a hablar en su descargo. Hay quienes piensan que, en general, se procedió con bastante  moderación en contra de los criminales.  Sin embargo, con todas sus deficiencias, se llevó a cabo un proceso de aplicación de justicia.
La actitud de los criminales de guerra nazis guardó una cierta similitud con lo que vemos hoy entre los criminales del  régimen chavista.  Aquellos llegaron a decir, como explicación de sus horribles crímenes: “Wenn Schon, den Schon”, es decir,  si nos van a colgar por una oveja, que nos cuelguen por un cordero. En la Venezuela chavista esto pudiera traducirse, libremente,  cómo: ¿“Que es una raya más para un tigre”?,   ya que los criminales del régimen están casi convencidos de que, no  importa cual haya sido la magnitud de sus crímenes, no serán castigados. De allí que Padrino López probablemente le diga a Maduro, con una sonrisa: “Nicolás, púyalo que vas en bajada. No te preocupes,  porque este es un país de ovejas resignadas a ir al matadero”.
 LOS CRIMINALES CHAVISTAS PIENSAN QUE SUS CRÍMENES QUEDARÁN IMPUNES
 Los criminales chavistas basan su casi certeza de impunidad  en la historia venezolana y latinoamericana, tan dada al borrón y cuenta nueva.  Hoy  en día, abundan en Venezuela quienes hablan de la necesidad de tenderle a los criminales chavistas “un puente de plata”. Personas que en otras décadas decidieron tomar el camino de la violencia armada en contra de la democracia hoy claman por el abandono del castigo en contra de los criminales chavistas. Al hablar de la necesidad de reconciliación entre los venezolanos, estos apaciguadores nunca mencionan la palabra “justicia”  y consideran que cualquier pedido de castigo en contra de los criminales es  “venganza”.   Representan  una tercera clase de venezolanos que si bien no son criminales como los chavistas tampoco se  sienten indignados por los crímenes cometidos por aquellos, sino que han adoptado una actitud de “vivir y dejar vivir”.  Piensan en términos de irse mezclando con los criminales a fin de que la mezcla “mejore” y abogan  por una “transición” que  conservaría componentes del chavismo “bueno”, para que el proceso no sea violento.  Este grupo dejaría las células cancerosas adentro.  Representa el equivalente de lo que fue la república de Vichy en la Francia ocupada por los nazis y “gobernada” por  Pétain y Laval.  Afortunadamente, así como un Pétain tuvo un De Gaulle, así, en Venezuela, por cada Falcón tenemos  una María Corina, un Ledezma o un López.   
CHÁVEZ FUE EL PRINCIPAL CRIMINAL
Para comprender la necesidad de la aplicación de justicia en Venezuela es necesario  ver objetivamente el desastre humano que el chavismo ha llevado a cabo en Venezuela, de la misma forma como los aliados vieron al final de la II Guerra Mundial  la realidad de  los cadáveres en los crematorios, de los muertos en vida salidos de las cárceles  y de los campos de concentración nazis. Los crímenes del chavismo - los cuales han causado la muerte a centenares de miles de venezolanos,  han obligado a más de dos millones de compatriotas  a huir del país y han  sometido a quienes han permanecido en el país  a un régimen de total carencia de servicios, seguridad, comida y medicinas -  han sido cometidos con premeditación y sadismo, en gran parte inducidos por el tutelaje de los criminales cubanos del castrismo.  
 ¿Qué clase de gente ha cometido estos abominables crímenes?  El llamado chavismo, los seguidores de Chávez pertenecen, en gran medida,  a una clase particular de venezolanos., la cual - en variadas dosis -  combina complejos de inferioridad con la vulgaridad,  la ignorancia, el sadismo y  el deseo incontrolado  de poder y de lujo.
Chávez fue depositario de todas esas características aunque probablemente  ni siquiera se dio cuenta o quiso admitir que poseía   algunas de ellas. No todas se manifestaron simultáneamente. Sus complejos de inferioridad, bastante  bien estudiados por los psiquiatras venezolanos, entre ellos Franz Delgado Senior,  lo llevaron a resentir la clase media profesional, a la cual culpaba por sus propios fracasos sociales. Su amor declarado por los pobres y desposeídos se confundía con la antipatía en contra de quienes tenían educación, profesión, empleo, bienes y  estabilidad social. Era racista y hablaba despectivamente de los blancos oligarcas. A su llegada al poder fue reuniendo progresivamente a su alrededor a gente que poseía sus mismas o similares características. La  ignorancia no le permitió a él y a su grupo de colaboradores resolver  el problema de la pobreza sino acentuarla,  a pesar de los inmensos ingresos petroleros.  Lo que hicieron fue un crimen, al estructurar programas de subsidios y dádivas que empeoraron la situación de los pobres porque eran apenas  aspirinas para quien tiene un tumor cerebral.  A pesar de ver que esas medidas eran inefectivas para resolver el problema estructural de la pobreza Chávez las mantuvo en vigencia porque  advirtió que eran la manera más eficaz de obtener lealtades políticas para consolidarse en el poder. Esa codicia insaciable por el poder lo fue insensibilizando. Los halagos que le rodeaban le llevó a disfrutar de una vida imperial, con viajes acompañados por centenares de adulantes y hampones, utilizando relojes de $50.000 y llevando a cabo un uso carente de transparencia de los bienes de la Nación.
 Desde el principio de su presidencia Chávez fue un autócrata, un dictador. Su intento de golpe en 1992  ya había revelado su naturaleza anti- democrática. En realidad,  Chávez hubiese preferido ganar la presidencia mediante el golpe de 1992  que ser elegido y tener que ponerse una careta de demócrata. Como el personaje de Dostoievski en Crimen y Castigo, el estudiante asesino Raskolnikov, quien mostraba un patológico culto a Napoleón, Chávez mostró un patológico culto a Bolívar. Raskolnikov decía: “Maté  porque yo quería ser un Napoleón”. Chávez decía: “Solo yo puedo gobernar a Venezuela”, sintiéndose un Bolívar redivivo.  Así como Nietzsche expuso su concepción del superhombre libre de toda traba ética en la Europa napoleónica, Chávez encontró sus mini-Nietzsche de bolsillo en Norberto Ceresole, William Izarra, Marta Harnecker y Heyman El Trudi, quienes le adularon y le  vendieron una imagen de “superhombre” que adoptó de manera grotesca.  
EL DESEO DESENFRENADO DE PODER LLEVÓ AL CHAVISMO A UNA DICTADURA SIN CONTROLES, SIN ESCRÚPULOS MORALES.
Cualquiera buena intención que pudiera haber acompañado a Hugo Chávez en sus inicios (aunque yo nunca la advertí)  se perdió en el frenesí de poder y de riqueza que rodeó su presidencia desde el momento mismo de su juramentación, la cual fue un insulto a la Constitución. Progresivamente desprovisto de todo escrúpulo moral Chávez creó un movimiento que fue degenerando en una pandilla de ladrones, narcotraficantes, traidores y adulantes. El paso clave en el afianzamiento del régimen criminal fue el apoyo de la Fuerza Armada.   La pandilla de criminales cívico-militares procedió a saquear los activos de la Nación, a encarcelar a quienes se le oponían, a promover el exilio y a sitiar por hambre a los millones de venezolanos indefensos. Esta ha sido una pandilla de unos 500-600 cabecillas principales, quienes deberán ir a juicio y ser expuestos a la acción de la justicia. La lista parcial  de estos cabecillas puede ya encontrarse entre los sancionados por corrupción y violación de derechos humanos por los gobiernos de los Estados Unidos, Canadá y de la Unión Europea, además de aquellos que figuran en los valiosos trabajos de denuncia de venezolanos como Joaquín Chafardett, Alek Boyd, César Batiz, Maibort Petit, Daniel Duquenal, Carlos Tablante, Casto Ocando, Antonio Delgado, Nelson Bocaranda, Thor Halvorssen hijo, Sergio Sáez, Allan Brewer Carías, Román Duque Corredor  y bastantes otros investigadores de los crímenes de la pandilla. En mi blog, www.lasarmasdecoronel.blogspot.com se podrán encontrar centenares de denuncias en contra de los crímenes de esa pandilla.  La cantidad de documentación existente sobre los crímenes es voluminosa y contundente. Esta pandilla de criminales incluye a chavistas miembros del gobierno, militares que participan de los desmanes en el gobierno, banqueros amigos, contratistas petroleros y de otras empresas del Estado, líderes extranjeros comprados por el dinero petrolero y familiares de los pandilleros. A diferencia de la corrupción existente en el siglo pasado entre los líderes latinoamericanos, gente como los Somoza, Trujillo, Stroesner, Velasco Alvarado, etc., estos criminales chavistas crearon una transnacional de la corrupción, en la cual figuraron o figuran Lula da Silva, los Kirchner, Evo Morales, Daniel Ortega, los hermanos Castro y otras figuras menores, a fin de perpetuarse en el poder en la región y ayudarse mutuamente. Esta figura de organización cleptocrática internacional le ha añadido una nueva y macabra dimensión a la pandilla chavista que la financió por años.
DEBE CREARSE YA UNA ALTA COMISIÓN PARA EL ENJUICIAMIENTO DE CRÍMENES CHAVISTAS QUE PROCEDA A ESTABLECER LOS MECANISMOS Y BASES DE LOS FUTUROS JUICIOS.
Idealmente esta debería ser una Comisión transnacional, debido a la naturaleza transnacional de los crímenes pero somos pesimistas sobre la capacidad de los organismos internacionales para llevar a cabo esta tarea. Debemos probablemente comenzar por un juicio en Venezuela en contra de los miembros principales de la pandilla chavista, los 100 más notorios criminales, ver, por ejemplo:
La Alta Comisión deberá ocuparse del enjuiciamiento de los principales miembros de la pandilla y de los mecanismo de recuperación de los dineros robados a la Nación, robo que se estima conservadoramente  en unos 100000-150000 millones de dólares (chavista Jorge Giordani habla de $300000 millones). La iniciativa para la creación de esta Alta Comisión debe partir de un grupo como María Corina Machado, Leopoldo López, Antonio Ledezma, David Smolansky, Diego Arria y Enrique Aristeguieta, asesorados por un grupo de trabajo en el cual figuren investigadores como los arriba señalados. Una vez esté lista la propuesta puede ser aprobada por la Asamblea Nacional.  
¡Manos a la obra!

miércoles, 25 de abril de 2018

Chevron está cosechando lo que sembró


Así como por varios años defendí a Chevron en Ecuador, cuando unos bandidos la denunciaron para tratar de quitarle grandes sumas de dinero, bandidos que incluyeron a Rafael Correa, a jueces ecuatorianos corruptos y a abogados sin escrúpulos cono Steven Donziger, de esa misma manera he criticado a Chevron por haber mantenido relaciones inmorales con Hugo Chávez y con Nicolás Maduro, hasta el punto de haberle dado dinero cuando el régimen se vió comprometido. La conducta de Chevron en Venezuela ha sido censurable.
Hoy, Chevron está cosechando lo que sembró. Dos de sus empleados han sido puestos en prisión por el narco-régimen venezolano, por  no consentir en firmar un contrato ilícito. Esta estupidez del narco-régimen viene a darle la razón a quienes le dijimos a Chevron, la del Ali Moshiri complaciente con el sátrapa, que una empresa petrolera debe tener un código moral coherente, no uno en Ecuador , otro en Venezuela o en Argentina. 
Si Chevron piensa que la moral cambia cuando se pasa de una frontera a otra está bien jodida. 

KPMG acusada de complicidad en fraude en Angola




KPMG, empresa auditora de PDVSA, acusada de fraude en ANGOLA

La empresa KPMG, "auditora" de PDVSA, tiene graves problemas en Angola, país donde su nombre ha sido asociado con un inversionista, Jean Claude Bastos, denunciado por fraude por los PARADISE PAPERS. 
Esta es la historia: 

International Consortium of Investigative Journalists
APRIL 23, 2018
Will Fitzgibbon

Mauritian authorities have frozen 91 bank accounts linked to investor Jean-Claude Bastos, a key figure from the Paradise Papers with close connections to Angola’s former leaders.
The Paradise Papers not only uncovered details about Bastos and Quantum Global’s management of Angola’s fund but identified their association with global accounting giant KPMG.
KPMG worked with Bastos and Quantum Management in Mauritius as tens of millions of dollars were shuffled by them from Angola to Mauritius and beyond
The Papers revealed that Quantum Global established seven entities in Mauritius to manage billions of dollars on behalf of the Angolan government fund after similar proposals in Jersey and the Isle of Man were turned down or dropped.
Bastos and Quantum Global, like many other offshore players, benefited from close relationships with lawyers and bankers as well as accounting giant KPMG. ICIJ is today publishing documents that underscore these ties.
Bastos is a friend and business mentor of Jose Filomeno de Santos, the son of Angola’s former president and former chairman of Angola’s sovereign wealth fund.
In January, Angola’s new president João Lourenço sacked dos Santos as the fund chairman. Prosecutors later charged dos Santos with fraud relating to a $500 million transaction from the central bank.


martes, 24 de abril de 2018

EL PROGRAMA PETROLERO DE HENRI FALCÓN



                                    ADVERTENCIA INICIAL
El mismo hecho de entrar a analizar o discutir el programa petrolero de Henri Falcón sería caer en la trampa de los colaboracionistas. Las elecciones de Mayo son fraudulentas y los candidatos a esas elecciones, Nicolás Maduro y Henri Falcón, son fraudulentos. Comenzar a opinar sobre los programas de candidatos fraudulentos es caer en la trampa macabra que nos han tendido Maduro y Falcón, quienes son siameses político, tan lo mismo como  Gualberto Ibarreto u Ortega Y Gasset.  

Por ello no haré un intento de analizar este documento petrolero de Falcón en detalle pero si haré mención de dos errores gravísimos en su contenido.
UNO, que el país puede llevar de nuevo su producción al nivel de 3 millones de barriles diarios en cuatro años
DOS, que PDVSA seguirá siendo la empresa fundamental en el sector petrolero.
La primera premisa, añade el documento, requeriría “negociar el aumento de la producción con la OPEP”. Sin embargo, OPEP está en un plan de rebajar producción, no de aumentarla. Sin embargo, aun cuando esa autorización se obtuviera, la tarea de levantar la producción en aproximadamente 1.500.000 barriles diarios en cuatro años está divorciada de la realidad de PDVSA. Para hacerlo, PDVSA tendría que aumentar efectivamente, de manera neta,  la producción en unos 500.000 barriles diarios por cada año, durante esos cuatro años. Esto es así puesto que cada año la producción nacional baja, en el mejor de los casos, en un 10%, debido a la declinación natural de los yacimientos (este estimado es conservador, ya que siempre se ha hablado de un 20% de declinación natural por año). No vemos posible este aumento anual, a corto plazo, ya que ello requeriría una actividad cuya logística está fuera del alcance de Venezuela y lo estará por varios años. El documento habla de que existe en el país “una producción diferida” muy grande que puede ser recuperada rápidamente. Esto no es cierto. Una cosa es capacidad de producción cerrada y otra cosa es la  pérdida de producción que ha experimentado PDVSA debido a baja actividad de perforación y a mal mantenimiento. Esa producción perdida no se recupera abriendo llaves porque , simplemente, ya no está disponible.
La segunda premisa, esa de mantener la figura de PDVSA trabajando junto con socios extranjeros, es errónea. PDVSA es irrecuperable. Su credibilidad está por el suelo, carece de gerencia, de técnicos en suficiente cantidad, está manejada por mafias militares y /o sindicales y está financieramente arruinada. Lo que se  requerirá es un nuevo modelo de gestión que se aparte radicalmente del estatismo que ha hundido a la Nación. Continuar hablando de mejorar lo existente es populismo barato. Hay que cambiar lo existente de manera radical, probablemente celebrando contratos con empresas internacionales, sin participación alguna de la PDVSA que ya está en la ruina.  

domingo, 22 de abril de 2018

Venezuela: la narco-dictadura militar requiere una intervención extranjera

Una milicia que da tristeza


¿Por qué se hace necesaria una intervención extranjera en Venezuela?  Porque la Fuerza Armada venezolana es la principal cómplice del chavismo. Más aún, ya la Fuerza Armada venezolana tiene el control del gobierno y sus jefes, comenzando por el general Vladimir Padrino López, son tutelados políticamente por la Cuba castrista. El alto mando militar no se va a suicidar y es pueril seguirle pidiendo que cumpla con su deber constitucional de sacar al chavismo del poder. La Fuerza Armada venezolana es el poder y sus altos mandos están tan involucrados en la híper-corrupción reinante en el país que nunca accederán a llamar a elecciones democráticas. Ya está visto que dentro de la Fuerza Armada venezolana no existe el vigor necesario para rebelarse en contra de los llamados “altos mandos” y de los grupos armados que controlan la institución y el régimen. No lo han hecho hasta ahora, a pesar de los innumerables llamados que se le han hecho y de los también innumerables abusos de poder que ha llevado a cabo el régimen chavista y las humillaciones que la misma Fuerza Armada ha tenido que sufrir. Esperando en vano esta intervención de los llamados militares “constitucionalistas” el país ha caído en un trágico foso de miseria, hambre, enfermedad y, lo peor, de desesperanza. La población se encuentra inerme, indefensa, sin voluntad de lucha en contra del narco-régimen. El liderazgo de oposición se ha diluido y se encuentra hoy en la cárcel, en el exilio, en silencio en el país y hasta en actitud de colaboración con el régimen, como es el caso del candidato de “oposición” Henri Falcón y su grupo.
Venezuela depende hoy de la presión/intervención externa para recuperar su libertad y democracia. Está, desgraciadamente, en la misma situación de indefensión que ya se ha instaló en Cuba hace décadas. Las pocas voces que se alzan en contra de la dictadura son golpeadas, asesinadas, perseguidas ante el silencio y la sumisión de la población. Esta es la trágica verdad. Las explosiones de indignación ciudadana, como la del Decano de la Universidad de Carabobo, ver: https://www.lapatilla.com/site/2018/04/19/no-se-callo-nada-decano-de-la-universidad-de-carabobo-se-descargo-contra-la-crisis-video/ son rarísimas y son vistas u oídas en silencio por la audiencia. Los gestos heroicos, como el de Oscar Pérez, reciben la muerte a manos de los hampones armados del narco-régimen. El analfabeta Nicolás Maduro le ha puesto una mordaza al pueblo de Venezuela con el apoyo de la Fuerza Armada venezolana. Y el pueblo de Venezuela se ha dejado humillar.
Esta es la verdad, por más que duela. La gran masa de venezolanos se encuentra rendida frente a la barbarie. Se va a requerir de una intervención extranjera en el país para encender la hoguera de la libertad y de la democracia.
La Fuerza Armada es el principal enemigo de la democracia y la libertad en Venezuela
Esto no es nuevo.  Ver: http://www.globallabour.info/es/2010/07/para_entender_el_chavismo_por.html  Desde que Chávez llegó a la presidencia comenzó a estructurar la llamada unión cívico-militar aconsejado por el también fallecido Norberto Ceresole. Chávez comprendió que no podía ir a una confrontación abierta en contra de los Estados Unidos, como era su deseo, por lo cual eligió el camino de la guerra asimétrica, estrategia basada en la unión cívico-militar propugnada por la izquierda extrema venezolana y por Ceresole, la cual incluía – en el plano internacional -  una alianza con las FARC, con el narcotráfico, con los movimientos terroristas del mundo y los países fallidos como Libia, Zimbabue y Siria y un programa de financiamiento a los líderes forajidos de la región tales como Castro, Correa, Morales y Ortega.  En el plano doméstico esta guerra asimétrica se convirtió rápidamente en una brutal represión interna en contra de la disidencia, en la cual  Chávez fue asistido por la corrupta Fuerza Armada. 

El ministro Padrino López arrodillado frente a su tutor 

¿Cómo le ha pagado el chavismo a la Fuerza Armada por su complicidad?
Esta alianza cívico-militar fue transformada en una complicidad cívico-militar para delinquir y  ha sido pagada a los miembros de la Fuerza Armada venezolana con juguetes bélicos, con contratos de empresas de militares con el gobierno, con tolerancia de sus actividades criminales de narcotráfico y de contrabando de hidrocarburos y con su progresivo control de Petróleos de Venezuela.
Juguetes bélicos
Según un estudio hecho en 2013 por el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI), Venezuela ha sido el mayor importador de armas convencionales de América Latina durante este siglo. Rusia es su mayor proveedor. Entre las armas que compra Venezuela a Rusia figuran tanques, sistemas de misiles antiaéreos de corto alcance, helicópteros de ataque Mi-28, cazas multifuncionales Su-30MK2, vehículos blindados de infantería BMP-3М y BTR-80А, obuses autopropulsados 2S19 Msta-S, lanzamisiles múltiples y morteros autopropulsados,  12 cazas multifuncionales Su-30MK2, que se añadirían a los 24 aviones ya comprados. Además, Venezuela ha expresado su interés en adquirir los avanzados cazas  Su – 35  y aviones de transporte pesado Il-476. Además de submarinos nucleares, para lo cual no le alcanzó el dinero a Chávez.
Las adquisiciones de material bélico por parte de Venezuela durante los últimos 10 años, dicen estos estudios, son mayores que las de países en guerra como Afganistán o de países con población muchísimo mayor como México y Brasil.
Contratos del gobierno con empresas militares
Otra manera de sobornar a la Fuerza Armada venezolana ha sido en base a contratos suscritos con unas 100 empresas propiedad de militares o familiares, o con  empresas controladas directamente por el alto mando militar. En particular hay una empresa, CAMIMPEG, que controla hoy grandes contratos de servicios petroleros y de perforación de pozos con Petróleos de Venezuela,  a pesar de carecer por completo de conocimientos y capacidad de acción sobre las tareas contratadas. La empresa es una vulgar intermediaria entre PDVSA y empresas contratistas petroleras, algunas de las cuales tampoco tienen la capacidad de hacer los trabajos
Los ministros de la Defensa se han prostituido y han violado su juramento de lealtad a la Constitución
 Desde 2001 en adelante los ministros de la defensa de Venezuela han sido cómplices del régimen chavista. Comenzaron como cómplices secundarios y han terminado como dueños del negocio. Los ministros mencionados a continuación merecen ir a prisión por su complicidad con el régimen en la violación de la constitución y de las leyes de la república: José Vicente Rangel, Lucas Rincón, José Luis Prieto, Jorge Luis García Carneiro, Orlando Maniglia, Raúl Baduel, Gustavo Rangel Briceño, Ramón Carrizales, Carlos mata Figueroa, Henry Rangel Silva, Diego Molero, Carmen Meléndez y Vladimir padrino López. En su mayoría los ex-ministros siguen actuando como cómplices activos de la narco-dictadura.  No hay dudas de que todos estos ministros son culpables, unos más que otros, pero ello tendrá que ser establecido por tribunales idóneos de justicia. Todos prefirieron hacerse cómplices del régimen antes que defender la constitución de la república y se han beneficiado personalmente de su lealtad a la dictadura.
Una Fuerza Armada de baja calidad y pobre moral
A pesar de los juguetes bélicos recibidos, los cuales solo salen a la luz pública dos o tres veces al año, en ridículos desfiles, los niveles operacionales y técnicos de la Fuerza Armada venezolana están en una deprimente situación.
Desfiles cursis

 Los equipos se encuentran mal mantenidos, hay cuarteles que han ondeado la bandera de Cuba, existen fotos mostrando soldados rasos buscando comida entre la basura mientras existen hasta 2000 generales, cuando, por ejemplo en USA, los militares de esa graduación no pasan de 900. Ver: http://www.abc.es/internacional/abci-ejercito-2000-generales-frente-900-eeuu-201708070304_noticia.html. La Guardia Nacional y el Ejército se han convertido en agentes de represión ciudadana y se han visto irrespetados por las bandas armadas llamadas “Colectivos”. El ministro de la defensa, Padrino López ha sido fotografiado arrodillado al lado de Fidel Castro, en actitud sumisa. Maduro le pide abiertamente a la Fuerza Armada que permanezca leal al chavismo, sin que ese pedido sea considerado una bofetada por los arrodillados miembros del “alto” mando.   Ver: https://www.nacion.com/el-mundo/conflictos/maduro-pide-lealtad-chavista-a-la-fuerza-armada-venezolana/47A3IRRBJJA6LB7TONE6RFBXSY/story/
La situación venezolana no se arregla con elecciones fraudulentas en Mayo, ni con más discursos o manifiestos aislados. Requiere – en el plano doméstico -  una acción ciudadana masiva que solo puede darse si existe un liderazgo que la inspire, liderazgo que no se ve por ningún lado, y/o una intervención extranjera, la cual no tiene por qué ser militar sino de desconocimiento masivo de la narco-dictadura chavista-militar y de severas sanciones económicas y personales en contra de la narcodictadura por parte de los países democráticos del planeta. Aunque parezca mentira estamos más cerca de lo último que de lo primero. Y ello se debe a la traición y cobardía  de la Fuerza Armada venezolana, institución que no tendría razón de existir en una Venezuela ciudadana y democrática del futuro. De país militarizado deberemos llegar a ser, algún día, un país civilizado.

lunes, 16 de abril de 2018

Horrible agresión de Maduro y Quevedo contra restos de PDVSA



Yo, Gustavo Rafael Coronel García, cédula de identidad #606653, venezolano  de nacimiento, ciudadano de Venezuela, acuso por medio de este escrito a Nicolás Maduro Moros y a Manuel Quevedo de un nuevo y horrible crimen en contra de la industria petrolera venezolana (lo que queda de ella).  
Hago esta acusación al leer el Decreto 3368, del 12 de Abril de este año, 2018, en el cual Maduro Moros  da plena autorización al Ministro de Energía y Petróleo y Presidente de PDVSA, Manuel Quevedo, para hacer y deshacer a su antojo todo lo relacionado con la marcha de Petróleos de Venezuela, empresa hoy en proceso de g, vm   extinción, debido a  la corrupción e ineptitud de quienes la han presidido:  Héctor Ciavaldini, Gastón Parra, Ali Rodríguez, Rafael Ramírez, Asdrúbal Chávez, Eulogio del Pino, Nelson Martínez y Manuel Quevedo.
Este decreto es una monstruosidad gerencial, un acto de abuso inmoral que no debe quedar impune. Los miembros dignos de la Fuerza Armada venezolana deben intervenir para llevarse a este par de delincuentes a prisión, en cumplimiento de su deber de defender a la Nación.  
El ilegítimo Maduro le da total autoridad a un ignorante, quien ha sido rechazado por los socios extranjeros de PDVSA, dada su manifiesta incapacidad.
Para darnos cuenta del crimen que se pretende ahora, solo es necesario leer el decreto.  Veamos al Artículo 3:
Artículo 3°. A los efectos de la aplicación de lo dispuesto en el artículo precedente, el Ministro del Poder Popular de Petróleo podrá: 1. Crear, suprimir o efectuar modificaciones a las empresas del sector público industrial petrolero, incluida Petróleos de Venezuela S.A., y sus empresas filiales. 2. Crear, suprimir, modificar o centralizar órganos de dirección, administración y gestión de dichas empresas. 3. Conformar y regular uno o varios conglomerados de empresas del sector público petrolero, con vista en las necesidades de incremento de la eficiencia del sector y de conformidad con la legislación especializada en la materia. 4. Fijar, suprimir, modificar o centralizar atribuciones, gestiones o procedimientos en determinadas empresas, o efectuar su estandarización para un grupo de ellas. 5. Establecer normas generales para el cumplimiento de todas las empresas públicas del sector petrolero, o grupos de ellas. 6. Crear, suprimir, modificar o centralizar comisiones de contratación, a partir de criterios de categorización basados en las especificidades del procedimiento, de los bienes o servicios requeridos, o de características propias de los mercados nacionales o internacionales de determinados productos. 7. Establecer normas y procedimientos de registro, inscripción, contratación y suspensión de clientes y proveedores; o proceder directamente a la suspensión del registro o inscripción mediante acto motivado, cuando de los resultados de la evaluación del cliente o proveedor, o la continuidad de su contratación suponga un riesgo al patrimonio de la empresa, o a su operatividad. 8. Establecer normas y procedimientos especiales de contratación por categoría de productos, bienes o servicios. 9. Ordenar la modificación de los estatutos sociales de las empresas públicas del sector petrolero, sus manuales de procedimientos, normativa interna y demás instrumentos de gobierno interno vigentes…..
En base a este artículo el Sr. Quevedo, quien – repito – es un  total ignorante en materia de gerencia y en materia petrolera, podrá hora  crear o eliminar empresas petroleras del Estado, incluida PDVSA; establecer normas reguladoras a su saber y entender, crear nuevas organizaciones o eliminar las existentes; nombrar nuevos proveedores para la industria y eliminar los existentes; establecer normas especiales de contratación para que se beneficien sus amigos; crear o destruir normas de contratación. Es decir, hacer en esta industria lo que le venga en gana. Yo digo que ello es inaceptable y que estos dos responsables por este crimen deben ir presos de inmediato.  
Como si el Artículo anterior no fuera suficiente, el Artículo 5 es igualmente abusivo y criminal. Dice así:
Artículo 5°. Se procederá a la compra, adquisición y ejecución de obras mediante la modalidad de contratación directa, en los siguientes casos: 1. La compra de materiales y productos químicos, repuestos y equipos relacionados a la actividades de la industria petrolera de: perforación, servicios a pozos, instalaciones de bombeo, estaciones de producción, plantas compresoras y sistemas eléctricos, oleoductos, gasoductos y poliductos que permitan la operatividad de la industria, químicos y catalizadores, aceites, lubricantes, bases lubricantes y aditivos, equipos y repuestos de la flota vehicular terrestre (liviana y pesada) marítima y aérea, sistemas de generación eléctrica, turbo generadores, turbo compresores, moto compresores y sistemas de control, macollas de producción, fabricación de equipos y sus accesorios. 2. La ejecución de obras de infraestructura necesarias para la industria petrolera. 3. La adquisición de servicios integrales de perforación, mantenimiento de pozos, limpieza, estimulación, cañoneo, completación, mantenimiento de instalaciones, plantas compresoras, estaciones de producción, macollas de producción, líneas de gas y crudos, oleoductos, gasoductos y poliductos, servicios a mejoradores, sistemas de generación eléctrica, pateo de almacenamientos, terminal de almacenaje y embalaje, adquisición y mantenimiento de servicio a las monoboyas, terminales marinos, muelles, plataformas de producción costa afuera, plataformas de carga y descarga de buques, plantas de procesamiento de gas, plantas de extracción y fraccionamiento del LGN, plantas de inyección de gas, sistemas de transporte manejo y distribución de gas, servicios industriales de vapor agua y electricidad, mantenimiento de las plantas intermedias del sistema de refinación nacional, mantenimiento de la unidades de craqueo catalítica, mantenimiento de las unidades de destilación, mantenimiento de trenes de procesos, mantenimiento de unidades profundas del circuito de conversión. En fin, todos los servicios de mantenimiento, sistemas, equipos, dispositivos y operación infraestructura de la petrolera. Artículo 6°. Los contratantes deben garantizar el cumplimiento de los principios de racionalidad y eficiencia en las contrataciones a que refiere este decreto, en atención al máximo interés nacional, así como disponer de  compresoras y sistemas eléctricos, oleoductos, gasoductos y poliductos que permitan la operatividad de la industria, químicos y catalizadores, aceites, lubricantes, bases lubricantes y aditivos, equipos y repuestos de la flota vehicular terrestre (liviana y pesada) marítima y aérea, sistemas de generación eléctrica, turbo generadores, turbo compresores, moto compresores y sistemas de control, macollas de producción, fabricación de equipos y sus accesorios.  Blá blá blá….
En otras palabras, se acabaron las licitaciones, se acabaron las regulaciones, los controles. De ahora en adelante solo valdrá el capricho y el interés de Manuel Quevedo y de su pandilla. Con el buen pretexto de terminar con la corrupción de Rafael Ramírez y de Eulogio del Pino, están instalando una nueva pandilla sin restricciones, sin transparencia, sin rendición de cuentas, para que termine de saquear a PDVSA y al país.  
Yo no sé qué piensan mis compatriotas de esta nueva agresión a la Nación. No sé qué piensa la Fuerza Armada de este nuevo crimen. No sé qué piensa la Asamblea Nacional, que no ha dicho ni ñé. No sé qué piensa Henri Falcón y su grupo de nuevos patriotas. No sé qué piensa la MUD que no ha dicho esta boca es mía.
Me interesa, eso sí, escuchar la voz de la Gente del Petróleo, de Machado, de Ledezma, de López, de Aristeguieta Gramcko sobre esta nuevo y horrible crimen.
Si el país decente no reacciona frente a intolerables abusos como el representado por este decreto, ¿qué alternativas nos quedan a quienes no podemos aceptar callados esta agresión?
 ¿Es que los venezolanos dignos tendremos que irnos por el camino de la violencia, el único camino que parece quedar abierto? Por mucho menos que esta tragedia de hoy  se fueron a las guerrillas muchos de quienes hoy, domesticados por la vida muelle, hablan de coexistir pacíficamente con estos miserables. ¿De qué estarán hechos esos compatriotas invertebrados que ayer insurgieron pero que hoy hablan de negociar, de transarse, de arreglarse por las buenas?   ¿En qué libro habrán aprendido la moral?   ¿Quiénes serían sus maestros?  ¿Qué dicen hoy los guerrilleros de los 60, hoy sumisos ante el narco-régimen?

 




domingo, 15 de abril de 2018

Las capas de la cebolla





El mundo político venezolano es como una cebolla cuya capa externa, la que está en el poder, tiene el color negruzco y la tristeza de la podredumbre. Evidentemente hay que quitarla, si no queremos perder toda la cebolla. Sin embargo, eliminar esa capa exterior podrida no será suficiente para salvarla.
Nos estamos dando cuenta de que la segunda capa, lo que pudiéramos llamar la endodermis, está casi igualmente infectada de mediocridad y de carencia de coraje cívico que la capa exterior. Esto es lo que está sucediendo actualmente con la maniobra que pretende llevar a cabo Henri Falcón, acompañado de un grupo de venezolanos quienes – desde hace algunos años para acá -  transitan una vía ambigua entre un llamado a la coexistencia pacífica con el  régimen y la promoción de una alternativa electoral prostituida.  
Los miembros de este grupo, esa  segunda capa de la cebolla incluyen – entre otros -  a Eduardo Fernández, su hijo Pedro Pablo, Enrique Ochoa Antich, Leopoldo Puchi, Claudio Fermín, Carlos Raúl Hernández, Simón García, Felipe Mujica, Fernando Mires (quien parece ser, para Falcón, una especie de lo que fue Heinz Dieterich para Chávez), el mercenario Zapatero, algunos encuestadores que le hacen el juego al régimen y uno que otro de los hermanos Villegas. La tesis que este grupo sostiene, al menos de manera ostensible, es que “se pueden ganar las elecciones”, a pesar de que sean ilegítimas y  fraudulentas y a pesar de que el régimen haya dicho abiertamente que “no entregará el poder”. Y digo ostensible porque existe una macabra posibilidad de que este grupo de Falcón esté negociando con el régimen, de manera solapada, un entendimiento que permita establecer una transición en la cual esta segunda capa de la cebolla, la de Falcón,  suba  al poder mientras los criminales del régimen reciben – en nombre de la conciliación -  las garantías necesarias para irse tranquilamente del poder, intocados con sus dineros mal habidos. Este es un escenario que he llamado “CABALLO DE TROYA”.
El argumento de este grupo es que no es correcto dejar de votar, puesto que la abstención favorece al régimen. El país digno argumenta que ir a estas elecciones fraudulentas valida la dictadura de Maduro, le da un barniz de legitimidad y – a menos que estemos ante un escenario de componenda – estará condenado al fracaso y debilitará cualquiera acción cívica basada en la existencia de un fraude electoral.   
Hemos dicho que participar en estas elecciones fraudulentas es inmoral. Quienes la promueven se limitan a utilizar una estrategia politiquera. Insisten en hacer ver esta tragi-comedia como un acto genuino de consulta popular, cuando solo es una farsa burda y evidente para quienes quieran ver, una farsa que ha sido rechazada por millones de venezolanos y por los países democráticos de la región y de la Unión Europea. Al servir de comparsa al narco-régimen, Falcón y su charanga se ponen al servicio de un tragedia que ya le ha costado a Venezuela demasiado sufrimiento.
La gente de Falcón dice que la abstención no es una alternativa. Pero se olvidan de mencionar que lo que se está pidiendo en Venezuela no es una simple abstención sino una rebelión ciudadana, la cual complemente el rechazo internacional a la farsa que ellos apoyan. El grupo de Falcón habla de una simple abstención cuando lo que está planteado es un rechazo activo y militante en contra de la farsa, la protesta masiva de los venezolanos en contra del mamotreto electoral que Falcón está promoviendo. No se trata simplemente de no acudir a votar sino de generar una masiva protesta cívica, un paro general, un verdadero levantamiento ciudadano expresado en marchas, protestas y huelgas en todo el país. Ello complementaría las sanciones internacionales, las cuales aumentan la presión en contra del narco-régimen  y contribuiría a darle  el golpe de gracia a la pandilla de criminales del chavismo y a sus cómplices liderados por Henri Falcón, quien es un populista más al estilo de Chávez y de Maduro. Ya estamos viendo sus promesas de limosnas y subsidios.  
No solo una capa sino dos capas de la cebolla política venezolana están podridas. La de Maduro, la externa y la de Falcón, la inmediata. Será necesario seguir quitándole capas marchitas a la cebolla si queremos salvarla.

jueves, 12 de abril de 2018

Por qué no soy un exiliado

**** Hacia una nueva interpretación del exilio


 Gallegos: parte la verdadera Patria
La Patria es lo que llevo en mi memoria,  una suma de  lugares, gente e  historia. Cada uno de nosotros lleva dentro de sí su suma particular de la Patria. Por ello es que mi Patria no es la patria de un Pedro Carreño o de un Diosdado Cabello. Y por ello es que no estoy exiliado de mi Patria. Quienes están exiliados de mi Patria son ellos. 
Por lo que atañe a lugares mi Patria contiene al Ávila,  los Andes y sus pequeños pueblos, así como la gran llanura y los caudalosos ríos. Me identifico con Reinaldo Solar, el personaje de Rómulo Gallegos, quien cada mañana se paraba frente al Ávila pleno de entusiasmo para acometer  su tarea cotidiana. Tiene que ver con caminatas matinales entre la fría neblina de Santo Domingo, antes de llegar a Apartaderos o con sentarme bajo la sombra de un inmenso árbol de cotoperiz (Talisia olivaeformis) en una placita de provincia, a ver jugar niños venezolanos. Está atado a mi admiración por la caída de aguas de La Llovizna, la confluencia de aguas y colores del Orinoco y el Caroní, o el disfrute del parque de Cachamay. Esas maravillas son parte de la Patria pero son regalos de la naturaleza, no son obra nuestra. Ellas no nos pertenecen, nosotros les pertenecemos a ellas.
La Patria es la gente que admiramos y veneramos, la  conciencia de haber nacido en  la misma tierra de Sucre, Miranda, Bello, Gallegos, el maestro Sojo, Antonio Lauro, Mariano Picón Salas, Mario Briceño Iragorry, Antonio Arraiz,  Vidal López, Andrés Galarraga, Jesús Soto o Rodrigo Riera. Ello nos reconforta, nos hace sentir parte de un conglomerado de talentos y nobleza que deseamos imitar, que inspira cada uno de nuestros actos. Parte importante de la Patria es haber compartido trabajos con los humildes y abnegados venezolanos que nos acompañaron por años en nuestras exploraciones geológicas en el interior de Venezuela, interacción que nos reafirmó  la fe en la naturaleza amable y digna del venezolano. Y es habernos sentado en los pupitres del Liceo San José de Los Teques para escuchar las enseñanzas de Isaías Ojeda, lo que nos dio un fuerte sentido de pertenencia a una gran familia de gente buena y honorable.
Patria es también saber que pertenecemos a un pueblo que, en un momento estelar de su historia, supo salir fuera de sus fronteras para liberar a otras naciones y que mucho después aceptó con amplitud y generosidad mezclarse generosamente con miles de extranjeros desplazados por las guerras para formar una nueva y mejorada sociedad  venezolana.  Patria es la sensación de dulce nostalgia y recuerdo de nuestra niñez y adolescencia en lo que fue el bello pueblo de Los Teques de las décadas del  cuarenta y del  cincuenta.
Esa es la suma de mi Venezuela. Ella es mi patria. Allí nací. Mucha de ella es probablemente inmortal en términos históricos, si no geológicos. El Ávila estará “siempre” allí, mucho después que nosotros hayamos desaparecido como país y seamos parte integral, sin fronteras, del planeta Tierra.
Nadie podrá borrar la obra de nuestros grandes héroes ciudadanos. Siempre habrá venezolanos amables y dignos. Los pequeños pueblos de Venezuela, mientras existan, nunca perderán su encanto. Esa es la Venezuela que atesoro en mi corazón. 
Para estar en ella solo tengo que llamarla a mi memoria, no es necesario ir físicamente allá, sobre todo porque mucha de esa Patria ya no se encuentra allí.  Mucho del paisaje ha sido y profanado por una trágica Venezuela. Vallas insolentes, pertenecientes a una degradada sociedad donde se rinde culto a los villanos ensucian lo que fue alguna vez un paisaje amable. Los parajes andinos están cubiertos de basura y es necesario pensarlo bien caminar en un parque, debido a la inseguridad reinante. ¿Estará todavía en pie el frondoso cotoperiz del pueblecito? ¿Habrá un banco donde sentarse? ¿Podrán los niños jugar tranquilamente allí, sin temor a quien alguien de la Venezuela chavista les de droga?
La fisonomía física y espiritual de mucha de la gente ha cambiado. Los héroes ya no son los mismos. Ahora hay monumentos al Che Guevara,  plazas para Marulanda, estatuas del sátrapa fallecido, libros sobre Maisantas y Zamora más que sobre Gallegos y Vargas.  
Hay una obsesión de hablar de la limosna como política de Estado, de exaltar la pobreza como virtud y de estigmatizar el logro de clase media como pecado.  Ahora los mártires se llaman Robert Serra, Lina Ron, Danilo Anderson o Eliécer Otaiza. Los intelectuales de nuevo cuño son de ínfimo nivel: ensayistas como  Earle Herrera y  poetas como  Isaías Rodríguez y Tarek William Saab. El director del CELARG se llama Roberto Hernández Montoya y escribe en APORREA.  

Quienes ocupan los asientos de una prostituida Asamblea Constituyente ya no se llaman Andrés Eloy Blanco, Gonzalo Barrios o José Antonio Pérez Díaz, sino Delcy Rodríguez, Herman Escarrá, Pedro Carreño, Blanca Ekhout o Darío Vivas. Los líderes del gobierno no son ya un López Contreras, Medina Angarita, un Betancourt o Leoni sino un Nicolás Maduro o un fósil  grotesco salido del pleistoceno cultural llamado Diosdado Cabello. El Panteón Nacional sirve de morada a nuevos huéspedes sin credenciales y en un cuartel de la montaña una  gente sumisa e ignorante va a pedirle consejos a la momia de un cobarde.
En esta Venezuela de utilería que existe hoy, la historia que nos llenaba de orgullo ha sido arbitrariamente revisada y esa falsificación se le inyecta, sin anestesia, a los niños venezolanos. Bolívar es un zambo, Páez un traidor, Betancourt un entreguista, la derrotada invasión cubana por Machurucuto es conmemorada como una gesta revolucionaria y sus sobrevivientes traidores, como William Izarra y Fernando Soto Rojas  son ciudadanos privilegiados y hasta utilizan a Quinta Anauco para sus fiestas familiares.  
En esta Venezuela que asemeja el retrato de Dorian Gray, los valores de la Venezuela que es mi Patria se han invertido: la meritocracia es una mala palabra, ser pobre es bueno y ser rico es malo, aunque el difunto usara relojes de $50.000, las victorias electorales de la oposición “son de mierdaaa”, la empresa petrolera vende pollos pero no produce petróleo, el ejército trafica con drogas en lugar de combatir el tráfico de drogas. 
Esa, por supuesto,  no es Patria,  es un país creado para servir de localización a una película de horror,  cuyos anti-valores y anti- héroes me son extraños.
De allí que mi Patria Venezuela la lleve yo a donde vaya, como  Patria portátil a ser instalada en mi hogar, no importa donde me encuentre.

 ¿Quiénes son los verdaderos exiliados? Muchos de quienes han abandonado a nuestra verdadera Patria viven hoy  en la degradada Venezuela física de hoy, en los ministerios, en los bancos del Estado, en Miraflores, en los cuarteles donde ondea la bandera cubana, en las oficinas de los grandes ladrones de PDVSA, CORPOELEC, CVG, y de las empresas contratistas del estado, manejadas por los amigos de los malos venezolanos. Esa Venezuela prostituida habla en la Constituyente, se mide en Hinterlaces, trafica drogas en los cuarteles, contrabandea hidrocarburos desde La Campiña y pretende hablar en el mundo con voces de embajadores lacayos a lo Moncada o a lo Chaderton. Esa Venezuela moribunda es de los verdaderos exiliados de la Patria verdadera. Sus miembros pretenden hoy sobrevivir con la complicidad de aliados disfrazados de demócratas, quienes asistirán a elecciones fraudulentas a fin de tenderle un puente de plata a una Venezuela podrida que trata de salvar el pellejo.     
No somos nosotros los exiliados, son esos otros.