Te invito a entrar en www.armasdecoronel.org para leer mis libros y ver otra información personal

miércoles, 27 de noviembre de 2019

Invitación a la aventura

INVITACION A LA AVENTURA
                                                                                                                NO NOS ENCHINCHORREIS
Hace varios años leí un hermoso libro llamado “How to read literature like a professor”,  en el cual un profesor de literatura de Michigan llamado Thomas Foster  decía que todos quienes nos embarcamos en una aventura (A Quest) lo hacemos por una razón que casi nunca es la profesada de manera explícita sino por el anhelo de saber quiénes somos. La aventura es generalmente un viaje al corazón de nuestra propia persona. He tenido algunas aventuras en mi vida: hacer geología de campo en las montañas pluri-ofídicas de Misoa, en el estado Trujillo;  subir al Cerro Santa Ana, en Paraguaná; irme a Indonesia a desafiar a Sukarno para seguir produciendo petróleo para SHELL en Kalimantan (Borneo); renunciar a mi carrera en la industria petrolera venezolana por una cuestión de principios; estudiar de nuevo en una universidad (Johns Hopkins) a los 50 años; regresar a Venezuela en 1989 a ayudar a “componer” al país, sacrificando mi zona de confort en Washington DC; irme a vivir al campo venezolano  a tratar de llevar la civilización a la zona rural; irme a Guayana para tratar de ayudar a manejar la inmanejable Corporación Venezolana de Guayana, CVG.
He recordado estas y otras  aventuras al ver unas viejas fotos  de mi aventura en Indonesia, en los años de 1963 a 1965, hace ya unos 55 años. En mi novela “El Petróleo viene de La Luna” (se puede leer en: http://armasdecoronel.com/portfolio/una-memoria-ciudadana/) explico haber aceptado embarcarme en esa aventura porque me parecía  que debía responder afirmativamente a la emergencia de la empresa SHELL en Indonesia, la empresa que  había hecho posible mis estudios de geología y que hasta ese momento me había tratado tan bien. Aceptar esa peligrosa aventura era un acto de gratitud y de lealtad a la empresa.  Y aunque creo que este fue un factor importante, también estoy seguro de que la razón subyacente fue la de probarme a mí mismo que yo era capaz de enfrentarme a  una situación totalmente novedosa, un reto a lo que usualmente uno llama su “zona de  confort”, probarme a mí mismo que tendría el coraje intelectual y físico  para hacerlo. San Agustín decía: “Nec ego ipse capio totum, quod sum”, Ni yo mismo comprendo todo lo que soy.
Ese anhelo de conocer quien somos es natural. Decía Julián Marías: “Lo que el niño es, se deriva de los padres, de los abuelos, de los antepasados y de los elementos físicos que integran al Cosmos: oxígeno, hidrógeno, nitrógeno, calcio, fósforo, carbono... Pero otra cosa es ¿quién es el niño? El niño que nace es lo que es y es quien es. Y ese quién es justamente lo que tiene de persona, es absolutamente irreductible a todo. No se deriva de los padres, ni se deriva de los antepasados….  hay algo nuevo, algo innovado, algo que ha aparecido que se añade a lo que había antes, que es el quién; el quien de ese niño que acaba de nacer”. Y ese quién somos nosotros y debemos aprender a conocernos.
En este plano de saber quiénes somos, de  descubrimiento personal, mi aventura Indonesia fué muy positiva.  Ciertamente tuvo momentos de riesgo físico, como cuando se atascó el equipo limpiador en el oleoducto que llevaba nuestro petróleo a Balikpapan, donde estaba la refinería. En ese momento Sukarno amenazó con fusilarnos a todos los técnicos extranjeros de Shell, amenaza que nos representó una gran motivación para que resolviéramos el problema. En otra ocasión el sindicato comunista intentó desplazar a nuestro gerente general de su oficina y nosotros, apenas 15 extranjeros, estuvimos tres largos meses ocupando la silla del gerente 24x7, rotándonos en turnos de ocho horas, a fin de no desocupar la silla que era el símbolo de nuestra autoridad, arriesgando a cada instante una confrontación violenta con los miembros del sindicato. En esta crisis aprendí mucho acerca de quién era yo, acerca de mi propia persona, entre otras cosas, que mi sentido del deber compensaba mis temores, así como aprendí bastante sobre mis “enemigos”. Una noche me quedé dormido en la silla del gerente, frente a los tres miembros del sindicato quienes siempre estaban en la oficina con cada uno de nosotros, esperando nuestra rendición.  Inclusive, para mi vergüenza, me había rodado parcialmente de la silla. Al despertar, la oficina estaba a oscuras. Me paré de la silla y abrí cautelosamente la puerta de la oficina. En el pasillo, eran las tres o cuatro de la mañana, los tres sindicalistas estaban sentados en el suelo. Me dijeron: “Lo vimos muy cansado y decidimos esperar afuera a que se despertara”. En esa intensa y peligrosa pugna hubo un lugar para la compasión.  
Una vez superada la crisis con nuestra permanencia en la dirección de la empresa, ellos me dirían la razón de su actitud. Yo los había tratado bien, con dignidad. Ello me fue fácil porque correspondía a mi idiosincrasia, porque en Indonesia yo era un extranjero y llevaba conmigo la experiencia de los extranjeros de SHELL que iban a Venezuela a trabajar. Siempre pensé que la actitud del extranjero debe ser de respeto hacia el país huésped y su gente. Y mucha de la gente de SHELL lo fue. Y quienes no lo fueron también me enseñaron lo que no debía imitar, si es que yo salía de mi país a ser el extranjero en otro país.
Y esa actitud generalmente obtiene una respuesta favorable. Como la compra de alimentos que había pedido a Hong Kong no llegaba a mis manos pregunté a la empresa la razón de la demora. Me dijeron que el comandante militar de Balikpapan era un tirano, quien demoraba esas entregas por hostigarnos. Al oír esto me fui a verlo y le hablé en Bahasa Indonesia, su idioma, sobre la demora de mis objetos (barang barang sadja). El comandante militar (Panglima) me escuchó con una leve sonrisa y de inmediato dio las órdenes para que me entregaran mis objetos en la Aduana. Me dijo: “usted es el primer extranjero de la empresa que me habla en mi propio idioma”.
He aprendido, por experiencia propia, que una salida de nuestra zona de confort, lo que se llama una aventura, frecuentemente ha sido, en paralelo al hecho puramente físico, un viaje al centro de mi propio ser, un acto de descubrimiento personal, una oportunidad de  crecimiento espiritual.

En nuestra zona de confort solo podemos revisitar, día tras día, la misma película. Es al salir de ella que descubrimos nuevas facetas de nuestra persona. Hay riesgos, sí, pero también maravillosas recompensas. 

martes, 26 de noviembre de 2019

Rudy Giuliani y Alejandro Betancourt López involucrados en investigación criminal



BREAKING NEWS/ NOTICIAS DE ULTIMA HORA
                                                          DIOS LOS CRIA Y ELLOS SE JUNTAN

RUDY GIULIANI, EL ABOGADO PERSONAL DEL PRESIDENTE  DONALD TRUMP Y ALEJANDRO BETANCOURT, EL BOLICHICO, SE VEN HOY JUNTOS EN INVESTIGACIÓN SOBRE LAVADO DE DINERO

Una demanda mediante la cual Alejandro Betancourt López, notorio bolichico, ha sido involucrado en un intento de robo de unos $1200 millones  a la empresa PDVSA, fue objeto de una representación legal  favorable a Betancourt López por parte del abogado Rudy Giuliani, hoy bajo investigación por el gobierno de los Estados Unidos, en relación con la acusación en desarrollo contra el Presidente Donald Trump por abuso de poder. La relación que establece el Washington Post se refiere a la estadía de Giuliani en España, en la residencia de Betancourt López, mientras manejaba el caso de Ucrania, que es el que lo ha llevado  a ser investigado por el Congreso estadounidense.  
La Noticia que registramos está en : https://www.nationalreview.com/news/giuliani-represented-venezuelan-tycoon-accused-of-connections-to-chavez-regime/. Según este resumen el Washington Post informa lo siguiente:
President Trump’s lawyer Rudy Giuliani represented a wealthy Venezuelan businessman in a Justice Department investigation into alleged money laundering in Florida, the Washington Post reported on Monday.
Alejandro Betancourt López was reportedly an uncharged co-conspirator in a case in which a group of Venezuelan businessmen, including Betancourt’s cousin, tried to steal money from Venezuela’s state-owned oil company and launder about $1.2 billion of those funds through real estate purchases in Florida. Giuliani represented Betancourt earlier this year during the DOJ investigation into the case, in which he argued Betancourt should not be made to face criminal charges.
Giuliani also stayed at Betancourt’s estate south of Madrid, Spain in August while simultaneously working to unearth corruption connected to Ukrainian officials and former vice president Joe Biden, at the behest of President Trump. While in Spain he met with top Ukrainian official Andriy Yermak to discuss details of the investigation into Biden that Trump wanted Ukraine to pursue.
Betancourt, who was educated at Suffolk University, cofounded a power company called Derwick Associates. That company was alleged to have paid bribes to strongman Hugo Chavez’s regime in order to build power plants for the country, according to the Wall Street Journal.
In response to the Post’s story, Giuliani denied wrongdoing.
“This is attorney client privilege so I will withstand whatever malicious lies or spin you put on it,” Giuliani told the Post via text.
John Sale, an attorney of Betancourt and a friend of Giuliani from law school, declined to comment on the relationship between his client and the former mayor.
Giuliani’s businesses and several of his associates are currently under federal scrutiny in a wide-ranging investigation. One concern of the investigation is whether Giuliani acted as an unregistered agent for a foreign power or foreign nationals.

Seguiremos informando….

lunes, 25 de noviembre de 2019

Cinco Aseveraciones y un Plan de Acción....


CINCO ASEVERACIONES Y UN PLAN DE ACCIÓN PARA CREAR UN PAÍS DE BUENOS CIUDADANOS ACTIVOS
               ASPECTOS ÉTICOS DE LA TRAGEDIA VENEZOLANA, PARTE III
Por los últimos 20 años vengo haciendo un llamado a quienes quieran escuchar (no son muchos) sobre lo indispensable que es para cualquiera sociedad poseer una masa crítica de buenos ciudadanos activos,  lo que llamo en mi anterior entrega en este blog: Reservas Probadas Ciudadanas. He escrito un documento sobre este tema bajo el título de FABRICA DE CIUDADANOS, el cual transcribo al final de esta tercera entrega sobre este tema, ya que esboza el Plan de Acción que propongo a la consideración de nuestro liderazgo político. Previamente, a fin de explicar la situación actual del país en relación a su calidad ciudadana, hago cinco aseveraciones.
PRIMERA ASEVERACIÓN: NO HAY SOCIEDAD QUE PUEDA PROGRESAR SI NO POSEE UNA MASA CRÍTICA DE BUENOS CIUDADANOS ACTIVOS.
Decía en mi anterior entrega que Venezuela apenas posee un 25% de buenos ciudadanos activos. Este es un estimado muy tentativo y no pretende ser exacto, pero lo que es innegable es que el porcentaje de buenos ciudadanos activos en nuestro país, es decir, lo que he llamado Reservas Probadas Ciudadanas, es dramáticamente inferior al mínimo que una sociedad debe tener para aspirar a salir del atraso, hacia el progreso. No hay reservas petroleras, no hay oro, no hay coltán, no hay riqueza material que pueda lograr la transformación de Venezuela en una sociedad civilizada y progresista, si no resolvemos el problema esencial de nuestro pobre inventario de buenos ciudadanos activos. 
SEGUNDA ASEVERACIÓN: CON CONTADAS EXCEPCIONES NUESTRO LIDERAZGO POLÍTICO Y SOCIAL NO  HA PENSADO NI ESTÁ PENSANDO EN LA BUENA CIUDADANÍA ACTIVA COMO FACTOR CRÍTICO DE SOLUCIÓN PARA NUESTROS PROBLEMAS
No he oído en boca de ningún líder político venezolano de los últimos 30 años una expresión clara de apoyo de una política de estado  que establezca un programa perseverante, sostenido, a largo plazo de educación ciudadana. No conozco ningún programa de gobierno que haya propuesto, mucho menos ejecutado, un programa nacional de educación ciudadana de suficiente aliento y duración para cambiar la fisonomía de la sociedad venezolana. Desde Betancourt, quizás Gallegos, no recuerdo a ningún presidente de nuestro país hacer una mención expresa de este tema como de esencial importancia para el éxito o el fracaso de nuestra Nación.  El desastre venezolano está a la vista y es de una magnitud incalculable, a pesar de poseer inmensas riquezas minerales. Todo lo contrario, la existencia de esa riqueza mineral ha servido para adormecer la voluntad de los venezolanos para mejorar como sociedad, ha promovido la flojera nacional, ha tendido  la horrible cama en la cual la sociedad venezolana se ha acostado con el fracaso.
TERCERA ASEVERACION: NO PENSAR EN ESTA TAREA FUNDAMENTAL Y NO ACTUAR PARA RESOLVERLA ES  GRAN DEUDA QUE EL LIDERAZGO POLITICO TIENE CON VENEZUELA.
He vivido en una Venezuela que tuvo sus grandes y esperanzadores momentos pero la cual entró en una espiral de mediocridad después de las presidencias de Betancourt, Caldera I y Leoni, espiral que se incrementó durante las presidencias de Herrera y Lusinchi, ahogó los intentos de rectificación de Pérez en su segunda presidencia y  llegó al colapso total bajo Hugo Chávez y Nicolás Maduro. Hoy  la gente que ostenta el poder político no le dedica ni un segundo al tema  de la buena ciudadanía, ya que la existencia de esta condición en la sociedad venezolana representa –exactamente – lo opuesto a lo que ellos han promovido. La sociedad venezolana ha tocado fondo y está dominada por una fuerte tendencia a la anomía, el caos. Nunca antes hemos tenido más habitantes condenados a vivir en estado dependiente de la limosna del régimen, el cual demanda como pago lealtad política. La sociedad venezolana es rehén de una pandilla criminal y debe ser objeto de una gran cruzada de liberación, la cual ya se hubiera efectuado de haber existido en el país una masa crítica de buenos ciudadanos activos. Como ello no es cierto, esta liberación se ha visto demorada en el tiempo, por lo cual el país ha llegado a la ruina física y espiritual.   
CUARTA ASEVERACIÓN: NADA POSITIVO PODRÁ SUCEDER EN VENEZUELA MIENTRAS LA IGNORANCIA Y LA CORRUPCIÓN PERMANEZCAN EN EL PODER
La solución a la tragedia política, social y económica de Venezuela solo podrá comenzar a materializarse una vez que el régimen corrupto e inepto que predomina hoy en Venezuela sea expulsado del poder. Nuestra tesis central de una sociedad de reservas probadas ciudadanas solo puede concretarse en un escenario político y social de libertad y democracia, donde el resentimiento y el complejo de inferioridad no sean las actitudes predominantes del liderazgo político. Por ello, cualquiera transacción, cualquiera entrega que signifique compartir el poder con un liderazgo basado en la lucha de clases y en la estrategia de mantener a los habitantes en la ignorancia y la sumisión  demorará o cancelará cualquier esfuerzo destinado a crear buenos ciudadanos activos para una nueva sociedad venezolana.
QUINTA ASEVERACIÓN: UNA DE LAS PRIMERAS TAREAS A SER INICIADAS EN VENEZUELA POR UN NUEVO GOBIERNO LIBRE Y DEMOCRÁTICO DEBERÁ  SER LA CREACIÓN DE UN PROGRAMA DE EDUCACIÓN CIUDADANA DE LARGO PLAZO, INDEPENDIENTE DE LOS CICLOS POLÍTICOS, EL CUAL GENERE UNA MASA CRÍTICA DE BUENOS CIUDADANOS ACTIVOS EN EL TÉRMINO DE UNA A DOS GENERACIONES.
La razón por la cual esto aún no se ha reconocido como una urgente política de estado  y llevado a cabo de manera sistemática y permanente  es de una trágica sencillez. Simplemente, no da dividendos políticos. El falso sentido de grandeza de nuestros líderes los ha llevado a promover grandes realizaciones materiales o políticas, con las cuales  han pretendido convertirse en líderes de trascendencia internacional. Este ha sido el caso de los programas de industrialización masiva, las nacionalizaciones por razones ideológicas más que de reales beneficios para el país, los regalos con actitudes de tíos ricos a otros países, con la   finalidad de sentirnos mesiánicos, tratando de crear una imagen de superioridad sobre el resto de las comunidades de la región, toda una gama de actuaciones costosas y pretenciosas  que han descuidado los deberes fundamentales de  mantenimiento del propio hogar y nos han ganado la antipatía de mucha de la región.  Esta enfermedad de la arrogancia democrática a lo CAP y patanería caudillista a lo Chávez nos ha llevado a la ruina actual, en nombre de conceptos mal entendidos de nacionalismo, soberanía, segunda independencia, mundo multipolar, anti-imperialismo, anti-colonialismo, lucha de clases, gerencia obrera, toda una larga lista de despropósitos.
Hoy se acabó la farsa. No hay espejo que no nos pinte el espectáculo de una sociedad en estado de anomía, de unas instituciones prostituidas, de unas fuerzas armadas podridas hasta la raíz, con cuatro y medio millones de compatriotas en huida de esta inmensa pesadilla.
Es hora, no hay más demora, de reconstruir esta sociedad hoy en ruinas, rehacerla desde sus cimientos. No podremos hacerlo con  discursos necios de auto-bombo, de pretensiones de superioridad que no han existido nunca, de creernos los más bellos, de hablar de nuestros ríos como los más caudalosos, nuestras montañas las más altas, nuestro hielo el más frio.
Basta ya, en el nombre de la sensatez, de la racionalidad. Comencemos a hablar en nombre de la verdadera grandeza, la cual consiste en saber y apreciarnos en nuestro justo valor, en nuestro verdadero tamaño.
En base a estas consideraciones presento:   UN PLAN DE ACCIÓN PARA FABRICAR CIUDADANOS, ORIENTADO A TRANSFORMAR LA SOCIEDAD VENEZOLANA EN UNA MAYORÍA DE BUENOS CIUDADANOS ACTIVOS EN UN PERÍODO DE UNA A DOS GENERACIONES,  MINIMIZANDO  EL PESADO FARDO DE IGNORANCIA, FATALISMO Y DEPENDENCIA EXCESIVA QUE LA SOCIEDAD VENEZOLANA DE HOY DEBE ARRASTRAR.

                             FABRICA DE CIUDADANOS

El proyecto que presentamos en este documento está orientado a la creación de una sociedad de buenos ciudadanos activos, quienes no solo no hacen daño sino que hacen lo necesariamente bueno. Esta estrategia parecería obvia y nadie se opone a ella pero el liderazgo político venezolano no la ha utilizado porque requiere tiempo y perseverancia. Si se lograra implantar en Venezuela con el rango de política de estado, ello representaría –probablemente – el arma más eficaz en contra de la mediocridad, el letargo y la corrupción que azota a nuestro país.
I.               Origen
En 1990 se fundó en Venezuela la organización no gubernamental llamada “Agrupación Pro Calidad de Vida”, de la cual fui presidente y la cual tuvo una vida de unos diez años, período en el cual llevó a cabo varios programas de mejoramiento social basados en el concepto de calidad de vida. Entre esos programas estuvo el de Educación Ciudadana, el cual se llevó a cabo en escuelas de Caracas y otras ciudades de país, así como en otros países de la región, como  Panamá y Paraguay. Este programa llegó a involucrar unos 15000 niños y más de un centenar de maestros voluntarios, entrenados por nosotros, usualmente estudiantes universitarios. Fue forzosamente interrumpido por la llegada de Hugo Chávez al poder pero  - a pesar de su brevedad -  logró hacer un significativo impacto en la conducta de los niños involucrados y atrajo el interés y apoyo de sus padres.  Nos dejó la condición de que es posible realizarlo a nivel de país y que podrá transformar la sociedad venezolana en una mayoría de compatriotas decididos a vivir civilizadamente y en base a sus esfuerzos, sin se carga muerta para el resto de la sociedad. .

II.            Cuál es su Razón de Ser
A pesar de sus pasadas bonanzas económicas derivadas del petróleo Venezuela no ha logrado crear y mantener una alta calidad de vida, entendida como el bienestar espiritual, físico y social de sus habitantes. La educación ha sido el punto más débil del quehacer nacional y, sin un buen nivel educativo, el país no ha logrado incrementos importantes en la generación colectiva de riqueza, en el buen uso de sus recursos y en el incremento de su bienestar social.
¿Cuál es el ingrediente “mágico” que ha faltado a los venezolanos para superar su condición crónica de pobreza y atraso? Ciertamente no ha sido carencia de ingresos financieros ya que, por el contrario, el país ha recibido niveles de ingresos de ese tipo muy superiores a los de países de la región que han llegado a tener altos niveles de calidad de vida. Si tuviéramos que identificar la carencia de un solo ingrediente requerido para lograr el progreso, tal ingrediente sería la transformación del venezolano de ser simple habitante a ser un buen ciudadano activo, miembro integral de la sociedad de la cual forma parte, en pleno ejercicio de sus derechos y deberes cívicos. La mayoría de la población venezolana no actúa a nivel ciudadano, con plena participación en el progreso de la sociedad, sino como integrantes pasivos de esa sociedad, como seres excesivamente dependientes de un estado tradicionalmente paternalista. El estado mismo ha promovido entre sus habitantes  creencias y expectativas de su papel como proveedor de todo lo necesario, frecuentemente exigiendo como contraprestación lealtades de naturaleza política tribal.  
Esta actitud colectiva  ha llevado a Venezuela a comportarse  históricamente muy por debajo de su potencial, a pesar de poseer un país favorecido con abundantes recursos naturales.
A fin de contribuir a la realización plena de las  expectativas venezolanas de ser una nación socialmente desarrollada hemos elaborado esta propuesta de  una Fábrica de Ciudadanos, la cual permitirá importantes y favorables cambios actitudinales en la población venezolana y nos llevarán a crear una masa crítica ciudadana en el país en el término de una a dos generaciones.  
                                                            
III.         ¿Si la necesidad de fabricar ciudadanos es evidente, por qué no se ha llevado a cabo?

La necesidad de crear un país con una mayoría de buenos ciudadanos activos parecería una perogrullada. ¿Por qué no se ha llevado a cabo?
La respuesta es trágicamente simple: porque el resultado tomaría mucho más  tiempo de lo que el liderazgo político generalmente considera utilizable para sus fines. En efecto, la medida de tiempo usual para un proyecto político es de seis años, la duración de un ciclo de gobierno. De allí que cada nuevo gobernante traiga consigo su visión particular del país que desea, casi siempre con abandono de todo la precedente. En Venezuela los presidentes del siglo XX estructuraron programas denominados como  La Gran Venezuela, El Gran Viraje, El Pacto Social y La Reestructuración del Estado, El Cambio Va, cada uno de ellos orientado a darle un vuelco a la situación del  país en el breve término de un mandato de seis años.
Pero eso no funciona. La tarea fundamental de fabricar ciudadanos tomará entre una y dos generaciones para que el país sienta su pleno impacto en la conducta y en la actitud ciudadana de sus pobladores. Para que el liderazgo político asuma el compromiso de iniciar y mantener en el tiempo un proyecto de esta naturaleza deberá ejercer su poder político con grandeza y visión de largo plazo. 

IV.          ¿Puede lograrse esta transformación?   

 La educación ciudadana ha sido definida por algunos soñadores como una utopía necesaria pero,  si existe perseverancia y claridad de propósitos, lograr el resultado deseado dista mucho de ser utópico. En los países escandinavos, en algunos países asiáticos, ciertamente en Canadá y los Estados Unidos de Norteamérica, en Australia, Nueva Zelanda y en algunos países de nuestra región latinoamericana como Chile y Costa Rica, existen buenos ejemplos parciales, algunos aún imerfectos, de este tipo de sociedades, donde la mayoría de los habitantes representan un factor contributivo importante al desarrollo de su comunidad y no un peso muerto. En su libro “La Democracia en América”, Alexander De Tocqueville dio una explicación sobre la razón del éxito colectivo que exhibía la sociedad que visitaba y concluyó que la clave de ese éxito  no radicaba  en sus leyes ni sus regulaciones sino en las costumbres y los valores de sus gentes, lo que él llamó “los hábitos del corazón”. De Tocqueville habló de actitudes ciudadanas de particular importancia: sentido común, moderación, sabiduría, humildad, autenticidad y diversidad, cuyo ejercicio explicaba mucho del progreso social estadounidense. Según De Tocqueville la clave de ese progreso no estaba tanto en sus leyes o constituciones sino en  las actitudes predominantes en sus habitantes Y es allí donde se centra nuestra propuesta. Se requiere en Venezuela el establecimiento de un progresivo y perseverante proceso de modificación actitudinal, el cual permita la conversión de sus habitantes en buenos ciudadanos, tan  conscientes de sus deberes como de sus derechos. Solamente un buen ciudadano puede ser un agente efectivo de progreso.

V.             Estrategias para la implantación de una Fábrica de Ciudadanos

·       Un Compromiso Nacional
El punto de partida para la implantación de un proyecto de esta naturaleza es el compromiso del liderazgo nacional, en particular el liderazgo político, pero también el liderazgo de la Sociedad Civil, el conglomerado de instituciones sociales, no gubernamentales, que constituyen una buena porción de la Nación. Ese compromiso es necesario porque el proyecto deberá continuar en vigencia durante etapas de diferentes signos gubernamentales. El Plan estadounidense para enviar un hombre a la Luna y traerlo sano y salvo de regreso a la Tierra, el llamado Programa Espacial, fue concebido durante la presidencia de Kennedy pero su desarrollo fue  llevado a cabo durante las presidencias de Johnson, Nixon, Ford y Carter. Fabricar ciudadanos no requiere la sofisticada tecnología que requirió el llevar un hombre a la Luna y traerlo sano y salvo de regreso, pero ciertamente requerirá el compromiso de sucesivos gobiernos.
·       El Plan deberá tener el rango de Política de Estado
Por lo arriba expuesto la formulación y ejecución permanente del plan  deberá tener el rango de política de estado, no podrá ser una política particular de un gobierno, la cual pueda ser revertida por un gobierno posterior. Se trataría de un contrato social permanente entre el estado y la nación, en base al cual el liderazgo apoyaría la necesidad de su permanencia en el tiempo.
·       El Plan debe ser formulado en base al estudio y posible adopción de las técnicas educativas más exitosas conocidas, por lo cual deberá ser el producto de un grupo de trabajo de la más alta calidad
·       La implantación de Plan y su ejecución en el tiempo debería ser supervisado y evaluado regularmente por un Consejo de Educación Ciudadana, el cual esté integrado por expertos en la materia y por ciudadanos miembros de la Sociedad Civil venezolana

VI.          Características esenciales del Plan
El Plan debería tener características de la siguiente naturaleza, sin que lo expuesto aquí tenga un carácter exhaustivo:
·       Permanente en el tiempo
·       De carácter obligatorio en todas las instituciones educativas, públicas y privadas del país, en todos los niveles de educación primaria y secundaria.
·       Aplicado a todos los estudiantes venezolanos de esos niveles, es decir, cubriendo las edades desde, aproximadamente los seis año hasta aproximadamente los 18 años, cuando el estudiante ingresa a la universidad o decide ingresar al mercado de trabajo
·       Ejecutado por un núcleo de maestros profesionales reforzados por un grupo de entrenadores voluntarios debidamente entrenados para tal fin, cuyas filas provendrían, preferentemente, del nivel universitario. Ello tendría la doble ventaja de establecer diálogos sobre el tema ciudadano entre niños y jóvenes, minimizando la brecha generacional que podría influir sobre la eficiencia del programa. Esta tarea daría a la juventud universitaria la oportunidad de hacer labor social voluntaria, factor que es característico de las sociedades desarrolladas
·       Debería estructurarse un período inicial de preparación de los recursos humanos a ser utilizados en el Plan, el cual tomaría uno a dos años y podría ser llevado a cabo por expertos tanto venezolanos como de países donde el sistema de educación en valores esté bien desarrollado. El apoyo de otros países será esencial. 

VII.        Contenido del Plan
  El contenido del Plan de Educación Ciudadana deberá ser elaborado por gente de la más alta experticia y experiencia en el campo educativo de los valores. En este campo no es deseable la improvisación. En nuestro programa arriba mencionado, el cual fue de modesta dimensión, contamos con la participación de educadores expertos, ciudadanos idealistas, llenos de entusiasmo, sin remuneración alguna que no fuese el reconocimiento de los niños y los padres. Estoy seguro de que estos hombres y mujeres aún están dispuestos a colaborar en esta bella tarea, así como otros muchos que están deseosos de ayudarnos.   
·       Deberá hacerse una cuidadosa selección de los valores y las actitudes que serán objeto de enseñanza. Existen valores y actitudes de rango universal cuya enseñanza repetitiva y sistemática lograrán   convertirlos en una segunda naturaleza para el estudiante. Ejemplos: la auto-estima; la tolerancia; el respeto por el derecho ajeno y por la vida humana; la amistad; la toma de iniciativas ciudadanas; el liderazgo; el altruismo; la compasión; el uso eficiente del tiempo; el uso racional del dinero; la necesidad de tener un plan de vida; la vida en democracia; derechos y deberes ciudadanos.
·       Las técnicas de enseñanza deberán ser adoptadas en base a los mejores ejemplos existentes. Soy un buen creyente en el diálogo como instrumento eficiente de enseñanza y como alternativa a la enseñanza unidireccional, aunque es indudable que cada técnica educativa tiene su importancia. 

VIII.     Evaluación y resultados esperados
Un plan de esta naturaleza deberá ser evaluado con regularidad,  en el tiempo. No sería posible medir su eficiencia a corto plazo. Estimo que una primera evaluación general podría hacerse al cabo de unos dos a tres años de plena implantación del programa. Por supuesto, será necesario una continua supervisión/monitoreo del Plan, lo cual formará la base de la evaluación general periódica. Es fácil imaginar que un niño que comienza el plan a los seis años ya habrá internalizado mucha de la enseñanza ciudadana cuando llega a los ocho años y mucho más cuando llega a sus  diez o doce años de edad. Con la llegada a la adolescencia se esperaría que el joven haya adoptado  valores y actitudes ciudadanas fundamentales casi como una segunda piel, una segunda naturaleza. Ese sería el resultado esperado del Plan. Todavía, en ese momento, el joven tendría seis años más de contacto con el plan, con sus interlocutores y estaría listo para convertirse – en el umbral de su entrada a la universidad o al mercado de trabajo-  en futuro entrenador de sus compatriotas más jóvenes. En ese momento se establecería un circulo virtuoso en el cual el niño, como decía el poeta Woodsworth – llega a ser padre del hombre. Entonces:
·       Veríamos un “milagro”, que no sería tal sino el resultado de un esfuerzo sistemático, de la conversión de la relación patrón-cliente históricamente predominante en el petro-estado venezolano, en un digno contrato de ayuda mutua y voluntaria entre los mismos venezolanos para generar más y mejores buenos ciudadanos
·        Estaríamos asistiendo a la creación de ciudadanos convencidos de que su futuro está en sus propias manos y no en las de las manos de un Estado benefactor, o de un líder mesiánico o del producto inevitable del destino. 

IX.          Alianzas posibles y financiamiento

Un Proyecto/Plan de magnitud nacional y de duración permanente requiere de toda la ayuda internacional que pueda obtenerse. En la coyuntura actual venezolana, en la cual la Nación se encuentra, esperamos, en el umbral de una alborada de democracia y libertad, se abren amplios caminos de colaboración con un mundo desarrollado y deseoso de ayudar. El mundo exterior está dando muestras de un inmenso deseo de colaboración con un país que ha sufrido demasiado a manos de una pandilla criminal. Este proyecto tiene varias características que lo hacen particularmente atractivo para ser coordinado y patrocinado por la OEA, asistida financieramente por el Banco Interamericano de Desarrollo y/o los grandes países de la región, Estados Unidos y Canadá, así como por la Unión Europea:
·       No requiere grandes inversiones en “hardware”
·       Ayudaría a un país, Venezuela, a incorporarse plenamente al concierto de las naciones desarrolladas
·       La naturaleza misma del proyecto lo hace capaz de ejecución sin grandes cargas burocráticas.
·       En el campo de las relaciones internacionales este es un proyecto que tiene estrecha relación con lo que Joseph Nye (Harvard) ha definido como “soft power”, el poder blando, de naturaleza cultural y educativa, lo cual lo hace particularmente atractivo para los grandes países desarrollados, creando significativa buena voluntad entre los países que deseen ayudarnos y nuestro país
·       El financiamiento de este proyecto no requeriría sumas extraordinarias, fuera del presupuesto normal del país, reforzado por donaciones puntuales de países amigos.
     
X.             Una Utopía necesaria y realizable
¿Será posible tener una Venezuela en este siglo XXI dotada de una masa crítica de buenos ciudadanos activos? No tengo dudas. Todo lo que se requiere para comenzar a andar en esa dirección es un grupo de venezolanos que haga suyo el proyecto, que lo mejore, que lo empuje.  Yo los acompañaré hasta que se me acabe la gasolina.  







sábado, 23 de noviembre de 2019

Descubriendo a Balakirev, el líder del grupo de los Cinco

De arriba hacia abajo: Balakirev, Cui, Musorgsky, Rimsky Korsakov y Borodin: El Gran Puñado. 



Muestra de Balakirev: https://www.youtube.com/watch?v=TO674dbpaXA Overture on three Russian songs
En San Petersburgo, Rusia, entre los años de 1856 y el fin de siglo existió un extraordinario grupo de músicos que dieron impulso a la música nacionalista rusa. Este grupo fue bautizado por el abogado Vladimir Stasov, uno de los miembros de la periferia del grupo, como Moguchaya Kuchka, algo así como “El Puñado Poderoso” o “El Gran Puñado”.  Sus miembros eran diletantes, aficionados a la música. Modesto Musorgsky era un burócrata del gobierno, Alexander Borodin un Químico-médico, Nikholai Rimsky Korsakov un miembro de la marina rusa, Cesar Cui un ingeniero de fortificaciones y militar. Solo Mily Balakirev había llegado a San Petersburgo como estudiante de música, mostrando un especial talento como pianista.  Debido a la acción catalizadora de Vladimir Stasov se comenzaron a reunir, alrededor de 1856, en la residencia de Balakirev. Su objetivo fue claro desde el inicio, la promoción de una música genuinamente rusa, a partir del ejemplo de la figura para ellos paternal de Mikhail Glinka, generalmente considerado como el padre de la música nacionalista rusa.  Los cinco miembros del grupo eran de edad variada, Borodin uno de los mayores, de unos 27 años,  Rimsky Korsakov el menor, aún no había cumplido los 20 años.
A pesar de no ser el de más edad Balakirev fue aceptado desde el inicio como la figura dominante del grupo  en materia musical. Los otros miembros le llevaban sus composiciones o ideas sobre canciones, sinfonías, óperas u oratorios y Balakirev les hacía los comentarios, a veces descarnadamente severos, y les imponía cambios en la composición de la pieza, los cuales eran generalmente aceptados por los otros sin protestas. Ese liderazgo duró por muchos anos. Al morir Balakirev, en 1910, el miembro del grupo Cesar Cuí escribió: “Toda nuestra música pasó por sus manos. Podría haber sido Director de la Opera Imperial o del Conservatorio. Los poderosos pudieran haberlo apoyado, pero Balakirev era diferente, independiente, no muy sociable, frecuentemente obstinado…. La música que escribió es fina y elegante, de extraordinaria orquestación. Hubiera podido escribir mucho más pero su carácter se lo impidió”.   Cui agregó: “Soy el último sobreviviente del Grupo. Ello me asusta. Estoy  examinando el inmenso material sobre el grupo que se ha acumulado. Soy el albacea de la nueva escuela musical rusa”.  Cui vivió ocho años más cultivando la memoria de sus compañeros.
Por años he tenido una especial predilección por la música compuesta por este grupo. Es difícil, diría imposible, que pueda decir quién de ellos es mi favorito. Quizás el menos talentoso como compositor fue César Cui pero fue, en compensación, fue el gran cronista del grupo. De resto, siempre pensé que Balakirev era el de menor lustre pero ahora estoy revisando esta opinión, después de leer un extraordinario libro de Stephen Walsh sobre el grupo llamado “Musorgsky y su Círculo”, New York 2013. En este libro, bellamente escrito, producto de una investigación musical exhaustiva, Balakirev emerge como el gran líder del grupo, casi como un dictador, en la medida en la cual su opinión era la decisiva en materia de evaluación del trabajo de sus compañeros. Esa influencia determinante nunca desapareció totalmente pero se fue diluyendo con el tiempo, a medida que los miembros del grupo adquirían madurez musical. Fue especialmente clave durante los primeros diez años de la vida del grupo, etapa en la cual sus miembros aprendían composición y desarrollaban sus respectivos talentos. Ya para la década de 1875-1885 cada uno de los integrantes del  poderoso puñado había adquirido suficiente confianza para trabajar por su cuenta. Más aún, una nueva estrella había aparecido en el universo musical ruso, Peter Ilich Tchaikovsky, quien no fue miembro del grupo pero se mantuvo en estrecho contacto con ellos, desarrollando su propio estilo, apoyado en un inmenso talento que hacía aparecer como  muy fácil lo que a los miembros del grupo de los Cinco les exigía mucho esfuerzo.   
Basado en la curiosidad que me ha despertado el libro de Walsh, me he dado en los últimos días a escuchar en YOU TUBE todo lo que he podido de la música de Balakirev. Y para mi gran sorpresa, encuentro que Balakirev ha sido la gran fuente de la cual se han nutrido casi todos los  grandes músicos, no solo los otros miembros del Grupo de los Cinco, sino quienes vinieron después, desde Tchaikovsky hasta Stravinsky, Prokofiev y Shostakovich. En esta música de Balakirev, específicamente en su “Obertura sobre tres canciones Rusas” y en su poema sinfónico “Rusia” me he encontrado con temas que luego usarían Tchaikovsky en su Sinfonía #4 y con temas como los que había escuchado en el Ballet “Petrushka” de Stravinsky. No dudo que la influencia de Balakirev haya sido mucho mayor, ya que buena parte de su trabajo musical fue la recopilación de un inmenso material de música folclórica rusa, el cual serviría a los miembros del grupo y a los compositores posteriores para escribir sus obras.  
La gran secuencia histórica de la música rusa durante la etapa 1850-1920 parece, entonces,  haber sido:
Glinka ->  Balakirev -> Grupo de los Cinco  -> Tchaikovsky -> Stravinsky –>  Prokofiev y Shostakovich, con menciones honoríficas para compositores como Kalinikov (situado cronológicamente entre Tchaikovsky y Stravinsky).
Les recomiendo a Balakirev, maravilloso hallazgo que he hecho después de muchos años en los cuales no le dediqué tiempo suficiente. Así me pasó con Kalinikov.
Nunca es demasiado tarde para descubrir nuevas maravillas.

viernes, 22 de noviembre de 2019

CLAUDIO FERMIN: MI CANDIDATO AL GRAN PREMIO PIERRE LAVAL




A leer las recientes declaraciones del líder político Claudio Fermín, ver: http://www.noticierodigital.com/2019/11/claudio-fermin-cuando-voy-a-la-mesa-de-negociacion-no-soy-juez-del-gobierno/ he sentido una mezcla de tristeza e indignación. La postura política de Fermín me recordó la del político francés, Pierre Laval, quien fuera figura destacada del gobierno de Vichy, colaboracionista de los nazis durante la segunda guerra mundial. Por supuesto, no pretendo decir que sus trayectorias hayan sido idénticas pero es evidente que exhiben algunos rasgos similares.

Perfil de Pierre Laval, tomado esencialmente de https://www.britannica.com/biography/Pierre-Laval
Pierre Laval fue un socialista francés identificado con el sindicalismo francés de izquierda. En 1914 se convirtió en un gran promotor de una negociación con Alemania, a fin de terminar con la primera guerra mundial. En 1940 fue factor importante en la aceptación por parte del General Henri Philipe Pétain de un armisticio, a fin de constituir un gobierno francés que pudiese negociar términos aceptables con Alemania y un tratado de paz.  Laval fue factor importante en la disolución de la Asamblea Nacional , en el final de la Tercera República. Laval estaba convencido de que los alemanes ganarían la guerra y estaba dispuesto a colaborar a fin de salvar lo salvable para Francia.  Por lo tanto, inició negociaciones por su cuenta con Alemania, aceptó suministrar trabajadores esclavos a Alemania y hasta dijo públicamente, en Junio 1942, que deseaba una victoria alemana. Sin embargo, trató de obtener condiciones aceptables para Francia en sus negociaciones.
Perfil de Claudio Fermín 
Claudio Fermín es un político social-demócrata venezolano, sociólogo, candidato presidencial por su partido AD en 1993, obteniendo el 23% de los votos. Fue expulsado de su partido en 1998, se postuló para la Asamblea Nacional Constituyente de 1999, se presentó como candidato presidencial en 2000, obteniendo el 3% de los votos. En 2018 se postuló nuevamente para presidente de Venezuela pero retiró su candidatura para apoyar la candidatura de Henri Falcón, quien anunció que  - de ganar – lo haría vicepresidente. Hoy día, Fermín se ha convertido en promotor de una negociación con el régimen, en búsqueda de una posición destacada en un posible gobierno futuro de transición y/o coexistencia con el régimen actual.

Por qué me recuerda Fermín a Laval?
Primero que todo, porque piensa que es lícito y ético negociar un compromiso con un régimen asesino, narcotraficante, inepto y corrupto, como el de Nicolás Maduro. Laval pensó lo mismo al negociar con Hitler. Así lo admite Fermín al decir, en sus declaraciones, ver: http://www.noticierodigital.com/2019/11/claudio-fermin-cuando-voy-a-la-mesa-de-negociacion-no-soy-juez-del-gobierno/, lo siguiente:
Cuando voy a la mesa de negociación no soy el juez del gobierno. Voy a la mesa de negociación porque ese es el gobierno de mi país. A menos de que yo sea esquizofrénico y me haga un mundo virtual a mi medida. ¿A quién le pido nuevas cloacas, mejores salarios, mejor trato para los pensionados? ¿A Luis Almagro? ¿A Donald Trump? ¿A quién le pido que asfalten las calles, que mejore el sistema eléctrico? ¿Al Grupo de Lima? ».

Así como Laval aceptaba que el “gobierno” real en Francia era el de Hitler y que era con Hitler con quien él debía tratar, así Fermín piensa que el gobierno de Venezuela es el de Nicolás Maduro, validándolo y colocándose - de hecho - como súbdito de ese régimen. La gran falacia de Fermín se hace evidente cuando agrega que es Maduro a quien él debe pedirle cloacas, mejores calles, mejor sistema eléctrico, mejores salarios, mejores tratos para los pensionados. Esto es grotesco porque el país sabe bien que el régimen de Maduro ni desea, ni puede, ni ha pensado jamás en hacer lo que Fermín les va a pedir en sumisión. Maduro no tiene otro objetivo que permanecer en el poder a toda costa, sobre todo  ahora que sabe que tendrá que pagar por sus crímenes en una cárcel estadunidense. El pedido de Fermín a Maduro es rastrero, sumiso, indigno.
 Agrega Fermín que, en su opinión, si la Asamblea Nacional no nombra el nuevo CNE lo nombrará el TSJ (es decir, Maduro), ya que eso es lo que dicta la Constitución. Fermín se mete, él solo, en la trampa de pedir el apego a la Constitución en los términos de Maduro,  quien ha hecho un hábito de violarla. Que pobreza de criterio muestra Fermín, digno de una persona quien accedió a ser jefe de campaña de Henri Falcón.

POR LO TANTO
Propongo a Claudio Fermín como primer candidato para el GRAN PREMIO PIERRE LAVAL” por su censurable actitud frente a la tragedia venezolana. Tendrá fuerte competencia.