Te invito a entrar en www.armasdecoronel.org para leer mis libros y ver otra información personal

martes, 30 de julio de 2019

El cáncer se cura con cirugía o quimioterapia, rara vez con lamentos



Una de las enfermedades más terribles que aquejan a los seres humanos es el cáncer. Ha sido por muchos años una de las tres principales causas de mortalidad. Aqueja a niños, jóvenes y ancianos por igual. Hace 50 años tenerlo equivalía a una sentencia de muerte. Hoy en día sigue matando millones de seres humanos pero hay otros millones quienes se definen como sobrevivientes de la terrible enfermedad, gracias a los adelantos de la medicina. Un sobreviviente de cáncer permanece vive cinco o más años después de ese diagnóstico y, en casos de identificación temprana, muestra una curación total.
Las dos grandes armas que la medicina ha encontrado para luchar contra el cáncer son la cirugía y la quimioterapia/radiaciones. La cirugía arranca el tumor canceroso del cuerpo del enfermo y la quimioterapia y/o las radiaciones inhiben la proliferación de células cancerosas e impiden su viaje a otras regiones del cuerpo, lo que llaman las metástasis. Generalmente las dos herramientas son utilizadas en combinación.  Hoy en día la tasa de curaciones en base a este protocolo es significativa y ya el cáncer no representa, necesariamente, una sentencia de muerte.  
Hay quienes buscan medicinas alternativas o acuden a los brujos, especialmente cuando el paciente está en su fase terminal, pero las curaciones de este tipo que pueden documentarse son muy escasas. 
Hablo de esto porque creo que representa un buen símil de lo que le sucede a Venezuela. Nuestro país está muriendo de cáncer. Por 20 largos años esta enfermedad se ha ido incubando en el organismo nacional y hoy se encuentra en una etapa avanzada, lo que en medicina se llamaría etapa 4. Las posibilidades de muerte del país son altas, definiendo muerte como su estancamiento a nivel mediocre o hasta miserable de desarrollo social y económico, junto a los países más atrasados del planeta, un nivel del cual le costaría mucho salir.  Toda la evidencia muestra a Venezuela como un país afligido por un cáncer social, político y económico de etapa 4, algo comprobado por las estadísticas y por la evaluación que la comunidad internacional ha hecho del país. Quien lo niegue lo hace por razones ideológicas que ya lucen absurdas a la luz de la realidad.
Y, entonces, es preciso preguntarse: ¿Cómo es posible que todavía se piense y se promueva que la salida para la tragedia venezolana es el acercamiento con las células cancerosas, la disposición a permitirles a esas células formar parte del nuevo organismo, cuando debería saberse que ello representa una condena de metástasis?
El organismo social no es muy diferente en su fisiología  y su patología al organismo del ser humano individual. Así como el tratamiento del cáncer en el ser humano es hoy holístico, integral, quirúrgico y químico, así el tratamiento del cáncer social, económico y político que representa el tumor chavista/madurista debe ser integral. Lo único que puede curar a Venezuela de su cáncer es una combinación de sanciones severas en contra del régimen (quimioterapia) combinadas con una insurgencia interna y una intervención externa (cirugía).  
Si acudimos a la medicina alternativa, a tratar de apaciguar a las células cancerosas con menjurjes y plañidos,  el paciente se morirá.
 Así de sencillo.  

domingo, 28 de julio de 2019

LUIS EMILIO BRUNI ANALIZA LA PARTICIPACIÓN EUROPEA EN EL CONFLICTO VENEZOLANO



En La Patilla, en español, ver: https://www.lapatilla.com/2019/07/25/luis-emilio-bruni-el-enigma-venezolano-y-los-doble-estandares-europeos/ y en Inglés, ver: https://panampost.com/editor/2019/07/23/the-venezuelan-conundrum-and-the-european-double-standards/, el venezolano Luis Emilio Bruni publica un extraordinario ensayo sobre lo que denomina un posible doble estándar en la actitud de la Unión Europea frente al caso venezolano. Exhorto a su lectura completa. Del texto he extraído cinco secciones que considero de especial pertinencia para clarificar el tema planteado y, de paso, para arrojar luces sobre el debate que existe hoy entre los venezolanos sobre el cómo actuar para salir de esta pesadilla. Después de cada sección de Bruni haré un breve comentario. Lo que dice Bruni está en itálicas y en negritas:  
1.      La «violación colectiva» que durante años ha sido sistemáticamente infligida a la nación venezolana por una coalición de dictaduras, regímenes autoritarios, cárteles de la droga y redes financieras criminales transnacionales es una injusticia que puede revelarse como un peligro para todo el mundo democrático occidental. Tal vez no sea el Brexit, la inmigración islámica o los diferentes movimientos separatistas los que ponen en peligro el gran proyecto de la Unión Europea, sino la erosión de algunos de sus valores fundamentales. La forma en que la diplomacia de la UE ha manejado el asunto de la liberación de Venezuela ilustra muy bien esta erosión en términos de dobles estándares.

En este párrafo Bruni comienza por poner en duda la imparcialidad y objetividad de los representantes de la Unión Europea que han manejado el caso venezolano. Más adelante expone en detalles sus razones.

2.      En los últimos 15 años, la oposición venezolana se ha dividido en dos posiciones sobre la naturaleza del régimen chavista y cómo lidiar con él. Por un lado, hay una posición que sostiene que no importa en qué consista un eventual acuerdo institucional –cualquier cosa escrita en un papel, incluidos los resultados de unas eventuales elecciones– el régimen, por su propia naturaleza, terminará no cumpliéndolo, a menos de que exista un poder disuasivo que lo obligue. Esta posición reconoce la complejidad de la naturaleza transnacional y criminal del régimen, poniendo en el centro del problema la presencia en Venezuela de factores perturbadores extranjeros, específicamente Cuba, pero también las FARC, el ELN e incluso Hezbollah. Bajo esta perspectiva, el asunto no es un problema entre dos facciones opuestas en un país, sino un caso evidente de violación de la soberanía de Venezuela por parte de países extranjeros y organizaciones criminales que apoyan un régimen ilegal y criminal. En vista de esto, esta posición aboga por la necesidad de una intervención disuasiva internacional que contribuya a restituir la soberanía venezolana, el estado de derecho y a proporcionar la viabilidad necesaria para que un gobierno de transición se aboque urgentemente al desastre humanitario. Solo sin el régimen en el poder y sin la presencia de cubanos en la estructura del Estado venezolano, se podrían celebrar verdaderas elecciones libres. Por otro lado, la otra posición de la dicotomía ha siempre propuesto exclusivamente soluciones electorales a la crisis, limitando la naturaleza del régimen al dictador y su entorno en el poder ejecutivo (sin necesariamente considerar los otros poderes del estado bajo secuestro). Esta posición evita nombrar y/o considerar la presencia de los factores extranjeros que sostienen el régimen, como la dictadura cubana, la influencia rusa, las guerrillas colombianas (FARC y ELN) y los vínculos con grupos terroristas. En otras palabras, no existe un problema de pérdida de soberanía y colapso criminal en el país, sino un problema de alternabilidad con un gobierno autoritario y corrupto, con el cual se puede eventualmente cohabitar y colaborar, tolerando altos niveles de impunidad a la corrupción, las actividades criminales y las graves violaciones a los derechos humanos. Por lo tanto, esta posición no acepta ninguna perspectiva que considere alguna forma de intervención disuasiva. Basta con celebrar elecciones con el régimen en el poder ignorando el hecho de que todos los poderes usurpados del Estado venezolano y la estructura criminal transnacional seguirían dominando el país incluso si un candidato de la oposición llegase a ganar las eventuales elecciones presidenciales. Esta dicotomía también ha estado presente en la comunidad internacional con diferentes alianzas y manifestaciones de apoyo a una u otra posición. Dado el colosal tamaño del fraude a la nación venezolana – sin precedentes históricos (según diversos estimados por el orden de los 400 -700 mil millones de dólares) – hay muchos intereses internacionales superpuestos, y vasos comunicantes entre políticos nacionales y extranjeros, empresarios, banqueros, operadores financieros, bufetes de abogados, funcionarios de organismos internacionales, ONGs, partidos políticos, ex presidentes, periodistas y medios de comunicación.

Esta es una de las más lúcidas descripciones que he leído sobre la naturaleza exacta de la relación entre los dos grupos que se disputan el poder político en Venezuela, con la cual concuerdo plenamente. No se trata de una pugna entre dos grupos que poseen igual peso moral sino la situación de una Nación en rehenes, a manos de un régimen criminal, inepto y abusador tutelado por una nación extranjera, Cuba.

3.      El resultado de la última reunión del Consejo de Asuntos Exteriores de la UE (17/06/2019) revela una de dos cosas: o bien, la Alto Representante y el Consejo aún no están claros, o no han alcanzado un consenso, sobre la naturaleza del régimen venezolano, o, la actual diplomacia de la UE está sucumbiendo a una política de doble estándares. Sin reconocer la explotación económica por parte de Cuba en Venezuela y la activa participación de ese país en la sistemática represión perpetrada por el régimen venezolano, el Consejo de hecho defiende a Cuba de las sanciones de los Estados Unidos que tienen, entre otras cosas, la intención de presionar al régimen cubano para que cese sus violaciones a la soberanía venezolana.
Es evidente que la UE ve erradamente la situación venezolana como la de dos grupos a los cuales solo le faltaría un mediador eficiente para que sus diferencias puedan resolverse. Sin embargo, Bruni destaca el sesgo favorable al régimen que aflige a la UE, cuando no reconoce la verdadera naturaleza de la relación entre las partes y cuando olvida reconocer la nefasta influencia cubana en la tragedia venezolana.

4.      Al igual que la Alto Representante Mogherini, la diplomacia noruega también conceptualiza el caso venezolano como si fuera un problema de dos partes simétricas en discordia, que se pueden conciliar mediante técnicas convencionales de resolución de conflictos. Metodológicamente, un estudiante de Relaciones Internacionales debería considerar dos cosas: primero, la transparencia de las intenciones y la neutralidad del mediador. Segundo, la naturaleza de la «disputa», si es realmente una disputa, lo que tenemos de frente….. ¿Se trata realmente de un malentendido entre dos partes simétricas? Lo que realmente se necesita de la buena voluntad de la comunidad internacional no es la mediación en un diálogo con resultados ya predeterminados. Lo que se necesita es una misión internacional de determinación de hechos para despejar dudas sobre la verdadera naturaleza del régimen que rige en Venezuela e informar adecuadamente la toma de decisiones internacionales en el Consejo de Seguridad de la ONU. Dicha misión internacional debería despejar dudas entre otras cosas sobre:– La extensión del control cubano sobre el régimen venezolano y la presencia de agentes cubanos en los servicios de inteligencia, en la gestión de la represión y la tortura, en las fuerzas armadas y en el sistema de identificación nacional.
– El control de los grupos guerrilleros colombianos de vastas extensiones del territorio venezolano y su participación en actividades criminales e ilegales en alianza con el régimen y las Fuerzas Armadas de Venezuela.
– La veracidad y extensión de las actividades ilegales en Venezuela de las organizaciones de Medio Oriente consideradas como grupos terroristas.
– La cantidad y diversidad de grupos paramilitares armados por el régimen.
– El estatus de los miles de casos ya documentados de violaciones de derechos humanos.
– La extensión de la crisis humanitaria y migratoria.
– La magnitud del saqueo internacional a la nación venezolana y la ubicación de los fondos (muchos de los cuales se encuentran en bancos europeos). Según el nuevo informe presentado recientemente por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Sra. Michelle Bachelet, y ahora respaldado por la resolución del Parlamento Europeo del 18/07/2019, no existe un solo derecho humano conceptualizado, que el régimen venezolano no haya violado sistemáticamente durante años. Estos incluyen los derechos civiles y políticos, la libertad de opinión y expresión, los derechos económicos y sociales, el derecho a la alimentación, el derecho a la salud, detenciones arbitrarias, tortura y los malos tratos, asesinatos, tortura sexual y abusos, ejecuciones extrajudiciales por parte de las fuerzas de seguridad, el derecho a la identidad, entre otros. El informe es dramático cualitativa y cuantitativamente. No es que estas violaciones fuesen desconocidas. De hecho, el año pasado, el ex Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Raad Al Hussein, ya había emitido un alarmante y perturbador informe con el título «Violaciones de los derechos humanos en la República Bolivariana de Venezuela: una espiral descendente sin un final a la vista”, el cual fue inexplicablemente subestimado. ¿Suena esto como que si hubiese dos partes simétricas en discordia, que pueden negociar sus diferencias para alcanzar un consenso sobre verdaderas elecciones libres? ¿Por qué ha sido tan difícil para el Consejo de Asuntos Exteriores de la UE alinear sus políticas con las resoluciones del Parlamento Europeo?
Esta sección del artículo de Bruni enfatiza que no estamos frente a un simple malentendido entre dos partes simétricas y hace notar que la el Consejo de la UE desconoce la realidad de lo que sucede en Venezuela ye ignora hasta lo que el mismo parlamento europeo ha sostenido sobre la naturaleza perversa e inaceptable del régimen venezolano.  

5.      Si todos estos hechos son verdaderos, además del desiderátum no bien especificado de unas «elecciones libres» ¿respaldarán la UE y Noruega la permanencia en el poder de los funcionarios del Régimen en toda la estructura del Estado que están involucrados en violaciones graves de derechos humanos, corrupción y otras actividades criminales, mientras se organizan estas elecciones en medio de una devastadora crisis humanitaria de proporciones históricas? ¿Puede haber «elecciones libres» con agentes cubanos infiltrados en el Estado venezolano? ¿Son las supuestas elecciones libres un fin en sí mismo?
La gran pregunta que se hace Bruni y que nos hacemos todos quienes nos oponemos a una transacción con el régimen criminal que acogota a Venezuela es sobre el  tratamiento que se les dará a los criminales una vez que salgan del poder. ¿Tendrán participación en el nuevo gobierno, tal y como lo proponen algunos analistas que promueven una solución “civilizada”? El ejemplo que Noruega dio con la solución a la cual se llegó en Colombia, con las FARC y con Santos, a quien se le concedió un premio Nobel por su participación, hace temer lo peor para el caso venezolano en las mismas manos. En el caso Colombiano a Cuba se le permitió una participación significativa. Vamos por el mismo camino.    


jueves, 25 de julio de 2019

La negociación como rendición, la insurgencia como redención



Aunque entiendo las razones que llevan a los representantes del gobierno legítimo de Juan Guaidó a la mesa de negociación con la pandilla chavista, no puedo menos que definir el acto de sentarse a la mesa con ese lumpen moral que usurpa el poder político en Venezuela como una rendición. Cuando dije esto ante un grupo de siete amigos,  todos, menos uno,  este epíteto. Me dijeron que era imposible hablar de rendición cuando aún la oposición no había llegado a ningún acuerdo que pudiera llamarse así. Más aún, dijeron, no creían que jamás nuestros representantes llegarían a entregar principios.
Cuando hablé de sentarse en la mesa con Maduro y su pandilla de delincuentes como una rendición me refería, no al resultado de esa negociación que aún está por verse, sino al acto mismo de sentarse con ellos.  Es el hecho mismo de ir a esa mesa, a discutir términos de entendimiento con esa pandilla de criminales lo que considero una rendición. Quizás debería haber dicho una rendición moral, ya que el resultado estratégico/pragmático de ese evento aún está por verse.  
No tengo duda de que el término rendición es apto para lo que estamos viendo.  Solo basta contemplar el país en el cual esta gentuza ha convertido a Venezuela: un país hambriento, enfermo, a oscuras, sin agua, sin gasolina, sin medicinas, sin comida, con una moneda inservible, con millones de venezolanos en fuga, muchos sujetos a la caridad pública en otros países y con parte de su territorio invadido por pandillas armadas y mineros piratas. Centenares de presos, muchos de ellos torturados, asesinatos horribles sin que los criminales tengan el menor sentido de humanidad.  La pandilla cívico-militar que se ha apoderado del país y lo mantiene rehén se ha llenado los bolsillos a costa de la miseria  de los venezolanos. Son narcotraficantes, contrabandistas de hidrocarburos, especulan con el hambre del pueblo dándole alimentos de ínfima calidad e importados a precios inflados para engolillarse jugosas comisiones  a cambio de demandas de lealtad;  lavadores de dinero, impúdicos ladrones que exhiben su incultura en los lugares más ricos del planeta, dando propinas de 5000 euros robados al pueblo venezolano en los hoteles del sifrinismo mundial.  
Solo basta contemplar este desastre, propio de un lienzo de Hyeronimus Bosch,  nunca antes sufrido por nuestro país, para saber que con gente así no es moralmente permisible sentarse a una mesa a dialogar y negociar. Al hacerlo rendimos nuestras banderas de dignidad, nuestros valores y principios. En el país y en el exterior ha surgido un grupo que promueve activamente esta entrega, esta rendición. La palabra clave que este grupo utiliza para promover la transacción  es paciencia, mucha paciencia, ignorando la miseria y la muerte que son el pan nuestro de cada día en Venezuela. Este grupo critica las sanciones impuestas a la pandilla por el único país que se ha declarado vigorosamente a favor de nuestra democracia y respalda sus palabras con acciones: los Estados Unidos. Buena parte del liderazgo internacional, desde el Secretario General de las Naciones Unidas hasta el Papa hablan de diálogo, de reconciliación y de un nuevo gobierno de unidad en el cual los militares y los chavistas, los culpables del desastre, estén debidamente representados. Algunos de los más audaces miembros de este grupo hablan de la necesidad de darle garantías a la pandilla de que no serán perseguidos. Sobre todo –dicen – es necesario tenderles un puente de lata a los militares.
 Colocar a gente honesta y decente en plan de negociar con esa gentuza no podrá resultar en otra cosa que en una mezcla cuya principal característica será la mediocridad.  Un engendro hibrido de demócratas y chavistas, aunque solo tuviera un pequeño porcentaje de la perversión y cursilería que caracteriza al chavismo bastaría para ser inaceptable para construir una nueva Nación. Una cucharada de mierda arruinaría el más exquisito perfume de la decencia.  
Si el liderazgo político a lo Falcón, a lo Rosales, a lo Capriles, a lo Fermín, a lo Timoteo Zambrano o a lo Fernández y sus asesores pro-diálogo, generalmente encuestadores o politólogos,  hubiesen vivido en la época de la independencia, Venezuela todavía sería colonia de España. Estos expertos del manjarete actitudinal han tolerado por omisión y hasta algunos por comisión que Venezuela se convirtiese progresivamente en una colonia del castrismo, una vergüenza de la cual difícilmente nos podremos recuperar.
Enfrentados a la inmensa tragedia y degradación de Venezuela a manos de esta pandilla que se aloja en Ciliaflores los venezolanos no tienen otra alternativa realmente digna que la insurgencia. ¿Es que acaso en la historia no hay múltiples casos de pueblos que se han rebelado para expulsar la mala hierba enraizada en el poder?  ¿Es que 20 años de humillaciones, de atropellos, de bofetadas físicas y morales no son suficientes para decir ya basta?
Como si lo arriba enumerado no fuera ya demasiado, acaba de explotar otra cloaca, la de la pandilla enquistada en Ciliafores, integrada por los hijos  de Cilia llamados  Walter, Yosser y Yoswal (también conocido como “Los Chamos”) el primo  Carlos Erick Malpica Flores, Emmanuel Rubio González, José Gregorio Vielma Mora, Shadi Saab, Isham Saab, Mariana Staudinger, Alvaro Pulido, todos bajo la dirección de Alex Saab. Esta banda tenía el monopolio de los CLAP, además de haberse enriquecido con contratos sin licitación para la construcción de miles de viviendas durante los regímenes de Hugo Chávez Frías y Nicolás Maduro Moros, en los cuales los hermanitos Flores recibieron  sub-contratos jugosos, ver:  https://www.lapatilla.com/2019/07/25/tesoro-de-eeuu-desarticula-la-red-de-robos-y-corrupcion-de-los-mafiosos-de-mira-flores-los-clap/ . Doce empresas de esta pandilla situadas en México, Panamá, Turquía, Emiratos Árabes Unidos, Hong Kong y Colombia han sido identificadas por el gobierno estadounidense.
Por tragedias como esta es que se impone una urgente intervención militar regional en Venezuela, el cual sería un ejército de liberación, expulsando al castrismo y al chavismo/madurismo de Venezuela.  Es imposible continuar dialogando/negociando con esta pandilla de bandidos enquistada a los más altos niveles del régimen.
Por estos días se reúne en Caracas un mamotreto llamado el Foro de Sao Paulo, creado por Fidel Castro y Lula da Silva, reforzado con el dinero sustraído a los venezolanos por Chávez y Maduro. Esta reunión representa una afrenta más para los venezolanos. Nos recuerda la reunión organizada por el sátrapa Chávez en Margarita en 2009 con los déspotas más despreciables del planeta: Mugabe, Al Bashiri, Gadafi, etc. Ver: http://lasarmasdecoronel.blogspot.com/2009/09/en-margarita-se-reunieron-este-fin-de.html.
Aquella reunión de monstruos morales fue aceptada en silencio por los venezolanos. Esta de ahora debería ser la mecha que encienda el pajonal y que genere la decisión irreversible de los venezolanos de salir de tanta basura, como la que engorda obscenamente en Ciliaflores.
Fuera la pandilla de ladrones. Fuera el chavismo, el madurismo y el castrismo corrupto de Venezuela.  

martes, 23 de julio de 2019

La poesía lírica Inglesa, compañera de viaje



Cuando me casé, hace un poco más de 60 años, mi suegro me regaló la colección de Clásicos Jackson, de la cual conservo – después de unas 15 mudanzas nacionales e internacionales – algunos volúmenes, entre ellos el número 34, dedicado a los poetas líricos ingleses.  Me aferro a este volumen porque contiene joyas y tesoros que no podrían comprarse con todo el dinero del mundo. He pasado estos años leyendo y releyéndolo, lo cual me ha servido para mantenerme enamorado de la vida. La poesía lírica inglesa ha sido una de las grandes murallas que protegen  mi felicidad.
El Estudio Preliminar de este volumen fue escrito por la poetisa argentina Silvia Ocampo. Nunca había oído hablar de ella antes de leer este ensayo. Aún hoy en día Silvina Ocampo es esencialmente conocida por haber sido la esposa y colaboradora de Adolfo Bioy Casares,  o por haber sido amiga de Jorge Luis Borges, o por haber sido la hermana de Victoria Ocampo.
¡Pero Silvina Ocampo escribía maravillas!
Esto es lo que escribió acerca del poeta Inglés Andrew Marvell (1627-1675):
Deploraremos siempre que Andrew Marvell, el amigo de Milton, a quien debemos los poemas más exquisitos de esa época, no haya dejado una obra más extensa. Sus poemas son como flores de cuyo perfume jamás podremos saciarnos. Siempre sentiremos que los poemas que Andrew Marvell no escribió están en alguna parte. Esos manuscritos invisibles, no del todo perdidos, vuelan por los jardines de la primavera, buscan los labios que podrían pronunciarlos o el oído que podría escucharlos. Son como pequeños fantasmas nacidos de la imaginación”.
Pienso que este párrafo es tan bello como la más bella de las poesías de Marvell, aquella – por ejemplo -  en la cual el enamorado insta a su púdica amada a “envolver nuestra dulzura en un cerrado círculo”:
“Si universo y si tiempo nos sobrara
No sería crimen tu pudor, señora…
Pasaría cien años de mi vida
Celebrando tus ojos y tu frente…
Pero detrás de mí oigo, sin descanso,
Llegar, del tiempo, la carroza alada
Nos circundan, se extienden persistentes
Los desiertos de vasta eternidad…
Y ya que no podemos detener
El sol, forcémoslo a correr, señora”.

La noble prosa de Silvina Ocampo tuvo una formidable fuente de inspiración en los maravillosos poetas de habla inglesa cuya obra aparece en el volumen. Tengo ya seis décadas viajando por ese maravilloso mundo, llevado de la mano por esta gran escritora. Aquí les ofrezco algunos fragmentos de lo contenido en el volumen:
 
Geoffrey Chaucer (1340-1400)
“! Breve es la vida!
¡El arte que lento es de aprender!
! Qué duro es el ensayo!
¡Qué aguda la conquista!
El original inglés es más musical:  
“The life so short,
The craft so long to learn
The essay so hard
So sharp the conquering”.

Edmund Spencer (1552-1599):
(Mi traducción, muy imperfecta)
Mi amor es para el hielo lo que yo soy al fuego
¿Porque, entonces,  su frialdad es tan grande
Que no la derrite el ardiente  deseo?  ...
No hay mayor milagro a ser contado  
Que un fuego abrasador que enfría el hielo

William Blake (1757-1827)
El Tigre
Tigre, tigre, que ardes brillantemente
 en las selvas de la noche
¿Qué mano, que ojo inmortal pudo forjar
Tu temible simetría?

El Corderito
Corderito, ¿quién te hizo?
¿Sabes quién te hizo
Te dio vida y alimento,
Al lado del riachuelo y en el prado? …
Corderito, te diré
Él tiene tú mismo nombre
Es humilde y apacible……
Corderito Dios te bendiga
Corderito Dios te bendiga
Augurios de inocencia
Ver al mundo en un grano de arena
Y el cielo en una flor silvestre
Guardar el universo en la palma de tu mano
Y  la eternidad en una hora

William Shakespeare (1564-1616):
Del Soneto 76
Oh Amor Mío, yo solo se escribir acerca de ti…
Por eso
Lo único que puedo hacer es vestir nuevamente
Las viejas palabras…
Así como el sol es joven y es viejo,
Así mi amor seguirá diciendo
Lo que ya ha sido dicho.

John Donne (1573-1631):
Canción
Ve y atrapa una estrella volante
Engendra un hijo en una raíz de mandrágora
Dime dónde están los años que pasaron
O quien hendió la pata del diablo

Robert Herrick (1591-1674)
Sueños
De día estamos todos juntos
De noche cada uno de nosotros
Es arrojado por los sueños a mundos diferentes

George Herbert (1593-1633)
Y ahora, a mi edad, yo reverdezco
Una vez más huelo el rocío y la lluvia
Después de tantas muertes vivo y escribo
Esos son tus prodigios, señor del amor
Dejarnos ver que no somos sino flores que huyen…


Robert Burns (1759-1796)
John Anderson
Juntos ascendimos la colina, mi Jo, John/
Juntos ascendimos la colina
Y más de un día feliz hemos vivido juntos
Ahora debemos bajar lentamente, John
E iremos tomados de la mano
Y dormiremos juntos en el valle, John Anderson, mi Jo

William Wordsworth (1770-1850)
El niño es padre del hombre
Y yo desearía que una piedad natural
Uniera entre sí todos los días de mi vida

Samuel Taylor Coleridge (1772-1834)
Las gotas de rocío son las gemas de la mañana
Pero también son las lágrimas del atardecer

John Keats (1795-1821)
Al Otoño
¿Dónde están los cantos de la primavera?
Si, ¿dónde fueron?.....  
No pienses más en ellos, tú también tienes tu música

 La Bella Dama Inmisericorde:
Ella me descubrió raíces de sabores dulces
Y miel silvestre y roció de maná, y sin duda,
En su lengua extraña me decía “Te amo”…
Y he aquí que me desperté y me encontré
En la fría ladera de la montaña…
Las juncias del lago están marchitas
Y pájaro alguno canta…

Endimión
Una cosa bella es un goce eterno…
Un sueño lleno de dulces sueños…

Robert Browning ( 1812-1889)
Rabbi Ben Ezra
Envejeced conmigo. Aún falta lo mejor
El final de la vida,el motivo de principio
Nuestras horas están en su mano

Elizabeth Barret Browning (1806-1861)
Soneto 43
¿Cómo te amo? Déjame contar los modos…
Te amo al nivel del más tranquilo deseo cotidiano…
Te amo libremente, como luchan los hombres por la razón..
Te amo con la pasión que invadió mis antiguas aflicciones
Y con la fe de mi infancia…
 Y si Dios quiere te amaré aún más después de la muerte.

Edgar Allan Poe (1809-1849)
El Cuervo
Traducción de José Antonio Pérez Bonalde que enaltece al original
Una fosca medianoche, cuando en tristes reflexiones
Sobre más de un raro infolio de olvidados rincones
Inclinaba soñoliento la cabeza, de repente
 A mi puerta oí llamar…
Anabel Lee
Hace ya muchos años en un reino junto al mar
Una doncella vivía cuyo nombre era Anabel Lee
Y esta doncella vivía sin pensar en otra cosa
Que en quererme y ser querida por mí

Edward Fitzgerald (1809-1883)
El gran traductor de RUBAIYAT, de Omar Khay Gám
A su vez, traducido al español por ¿quién otro que el inmenso
Jorge Luis Borges?
Despierta. Las estrellas derrotadas
Huyen ante la vasta claridad
Con flechas de oro el cazador de Oriente
Acribilla la Torre de Sultán…
Walt Whitman (1819-1892)
Como si fuera un daño el conceder a los demás
Los mismos derechos y ventajas que tengo,
Como si no fuera indispensable para mis propios derechos
 Que los demás también los tengan
La paz, la sumisión, la obesidad, al que le plazca
Yo soy el que obliga, con su vituperio
A los hombres, a las mujeres, a los pueblos
El que les grita: En pie, levantaos y luchad por vuestra vida!

La gran idea es la misión de los poetas
Cantos de bronco desafío siempre a punto

Dante Gabriel Rosetti (1828-1882)
Sudden Light
Estuve antes aquí
Más cuando y como no podría decirlo
Reconozco la hierba más allá de la puerta
El dulce, el penetrante olor
El suspirar del aire, las luces de la costa…

Oscar Wilde (1854-1900)
Balada de la Cárcel de Reading
El gallo gris cantó, el gallo rojo cantó
Pero el alba no venía,
Y formas despavoridas y tortuosas
Se agazapaban en los rincones

Nunca gana el que juega con el pecado
En la secreta casa de la ignominia….

Todos los hombres matan siempre lo que aman
Unos con una mirada de odio, con una palabra acariciadora otros
El cobarde con un beso
El hombre valiente con una espada

sábado, 20 de julio de 2019

La dimensión humana de Juan Pablo Pérez Alfonzo




Pronto se cumplirán 40 años del fallecimiento de Juan Pablo Pérez Alfonzo, uno de los venezolanos más importantes del siglo XX, tanto por su proyección internacional como co-fundador de la OPEP, como por su influencia en el desarrollo institucional y político de la industria petrolera en Venezuela. En ocasiones discrepé de sus planteamientos sobre petróleo pero coincidí con sus ideas sobre la conservación ambiental y la utilización racional de los recursos. Como él, siempre pensé que el Club de Roma tenía mucha razón en sus planteamientos sobre la fragilidad de nuestro planeta y estuve de su lado durante su discusión con Herman Kahn sobre el futuro del planeta, en Marzo de 1977, en la casa de Jorge Olavarría, ver:  http://tururutururu.com/gustavo-coronel-recuerdos-de-la-decada-de-1970/.  
Ya en la Venezuela de hoy no se encuentran fácilmente ciudadanos como él, o como Mariano Picón Salas, Mario Briceño Iragorry, Andrés Eloy Blanco, Luis Beltrán Prieto, Arturo Uslar Pietri o Rafael Alfonzo Ravard.
En conversación con su hijo mayor, Juan Pablo Pérez Castillo, en días recientes, pude obtener interesante información sobre su dimensión humana. Me dijo Juan Pablo: “Mi padre fue un hombre sencillo en sus hábitos y costumbres. Llevó una vida disciplinada y metódica. Quiso siempre enseñar con el ejemplo, compartiendo conocimientos y experiencias. Para ello abrió las puertas de su casa – en Los Chorros -  a quienes desearan ir a conversar con él”.   
SU FILOSOFÍA DE LA EDUCACIÓN
Su filosofía del aprendizaje a través del ejemplo y del diálogo hizo posible que sus hijos tuvieran estrecho contacto con él, acompañándolo a sembrar pinos en las faldas del Ávila y a reuniones y viajes a diversas regiones del país. En los Estados Unidos, donde vivió exiliado varios años, Pérez Alfonzo hacía excursiones con sus hijos para disfrutar de la naturaleza. Juan Pablo agrega: “Con el pasar de los años los nietos remplazaron a los hijos como el foco de su atención especial. Gozaba saliendo al campo con ellos para mostrarles la naturaleza y a sus habitantes. Quiso ser visto y recordado por sus nietos como un hombre sencillo y su punto de apoyo”.
Pérez Alfonzo promovió la libre discusión con los hijos y disfrutaba de la confrontación, la polémica y el desacuerdo. Fue padre y maestro de sus hijos. Juan Pablo dice: “Le gustaba conversar y discutir sobre múltiples temas, pero en especial se interesaba por los niños, viendo en ellos la esperanza del país. Leía mucho y era un caudal de información. Tenía una gran capacidad para simplificar lo complicado y esclarecer lo oscuro con extraordinario sentido común para separar lo esencial de lo trivial”.
Pérez Alfonzo era más racional que emotivo. Juan Pablo nos dice que “sus acciones eran pensadas y razonadas bajo la óptica del deber y la obligación, reservando las emociones y los sentimientos al campo del amor y de la fe religiosa. Fue feliz orientando su vida hacia el cumplimiento de sus deberes más que al disfrute de sus derechos”.

EL CUIDADO POR EL GASTO Y EL SENTIDO DEL DEBER
Nos comenta Juan Pablo que a su padre lo tildaron de pichirre porque consideraba que el gasto nacional debía ser cuidado como el gasto familiar,  guiado por las necesidades reales, no por la moda y las costumbres. Consideraba el ahorro esencial para planificar el futuro y evitar el peligro del endeudamiento. Esa “pichirrería” fue lo que le permitió mantener su independencia y autonomía durante su carrera pública y ser dueño de su propio destino.
“Mi padre”, añade Juan Pablo,  “pudo haber tenido una vida privada tranquila y posiblemente más larga pero se mantuvo en la escena pública, desde su refugio de Los Chorros, porque tenía una profunda conciencia cívica y un gran sentido de lealtad hacia el país. Sentía como un deber aportar sus esfuerzos para el mejoramiento de sus compatriotas. En 1928 se presentó voluntariamente en la cárcel para acompañar a sus amigos presos y en 1959 no vaciló en reanudar su vida pública acompañando a Rómulo Betancourt para terminar la labor tronchada en 1948”.


CONCIENCIA CÍVICA
Mi padre vio que el verdadero poder no radicaba en las riquezas ni en sentarse en la silla en Miraflores sino en el dominio sobre el conocimiento y la información y saber usarlos en lo que interesa. Para él no bastaba con ser honesto sino que era necesario demostrarlo en los actos públicos y privados. Algunos no lo consideraron buen amigo porque cuando se trataba de proteger los intereses del país y los valores básicos de la condición humana no tenía amigos”.
EL FINAL DE UNA VIDA
“Mi padre quiso morir de la misma manera cómo vivió, de manera sencilla y natural., sin duelos o conmemoraciones. Para que sus restos no fuesen objeto de homenaje decidió pasar sus últimos días en Washington, en mi hogar, pidiendo que sus cenizas fueran esparcidas en el océano para regresar a la naturaleza de dónde provenía. Se fue apagando lentamente, esperando la muerte sin temor, con tranquilidad, rodeado de sus familiares”.
Esta descripción del hombre que fue Pérez Alfonzo complementa lo que fueron sus logros en la vida pública y explica sus actitudes públicas de disidencia y rebeldía, las cuales le valieron en ocasiones el apelativo de “loco” y  rompieron con frecuencia los moldes de lo que se denomina la conducta “política”. Su vida fue la negación del dogma que permite que un hombre pueda adoptar una postura ética en su persona pública y otra en su persona privada. Fue un venezolano íntegro y por ello, a los cuarenta años de su muerte,  sigue enseñando a través del ejemplo.