Te invito a entrar en www.armasdecoronel.org para leer mis libros y ver otra información personal

viernes, 28 de agosto de 2020

Claudio Fermín y Luis Acosta Carlez: un nuevo caso de putrefacción política


Valla en Carabobo, ideada por el patán Acosta Carlez

El mes pasado Claudio Fermín, dirigente de un grupo llamado Soluciones para Venezuela, anunció que Luis Acosta Carlez sería designado como candidato a diputado de esa organización por el estado Carabobo para las elecciones legislativas ilegítimas anunciadas para Diciembre de este año, ver:  https://efectococuyo.com/politica/claudio-fermin-anuncia-a-acosta-carlez-como-su-candidato-a-diputado-por-carabobo/

 Para comenzar esta asistencia del grupo de Fermín a elecciones representa una colaboración indigna con el régimen de Nicolás maduro.  La selección que hizo Fermín de Luis Acosta Carlez como su candidato a diputado por el Estado Carabobo es una muestra clara de la podredumbre que adorna la actuación de Fermín. Los bribones se juntan.

Luis Acosta Carlez es un patán, ex-militar, quien durante la etapa chavista abusó a placer de su poder para destruir y confiscar arbitrariamente la propiedad ajena. Además, fue mencionado por narcotraficantes como socio en ese tráfico durante la etapa en la cual fue gobernador del estado Carabobo. Su nombre está indirectamente asociado a asesinatos de al menos dos personas en la región. Ahora como presidente de una empresa química, cuyos detalles son bastante  secretos, promueve activamente la ingestión del Dióxido de Cloro como “cura para el COVID 19”.   Así lo dice en su twitter:

Luis F. Acosta Carlez

@luisfacostac

 

·

Jul 24

La acción para eliminar y prevenir el codivid19 en Venezuela sería entregando a cada familia una dosis de 60 cc de Dióxido de Cloro para que sea ingerido de acuerdo al protocolo existente. Falta es la voluntad política del gobierno en hacerlo.

 

·

Jul 24

La acción para eliminar y prevenir el codivid19 en Venezuela sería entregando a cada familia una dosis de 60 cc de Dióxido de Cloro para que sea ingerido de acuerdo al protocolo existente. Falta es la voluntad política del gobierno en hacerlo.

 

Es preciso que se sepa que la promoción de este producto químico como cura para el COVID es un fraude criminal, el cual – de ser creído – podría acarrear la muerte de muchos inocentes crédulos. La Administración Federal de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos ha dicho que ingerir este compuesto, como lo recomienda el patán, no debe ser llevado a cabo bajo ningún concepto. En USA ya han enjuiciado a quienes así lo hacen, ver:  https://www.larepublica.ec/blog/vida-estilo/2020/07/09/florida-procesan-fraude-promotor-dioxido-cloro-cura-coronavirus/

Tan pronto Fermín anunció su despropósito llovieron las protestas de la ciudadanía, lo cual llevó al invertebrado a decir en su twitter:

 

Thread

See new Tweets

Conversation

https://pbs.twimg.com/profile_images/1236305241034960897/57JP6rHu_bigger.jpg

 

Claudio Fermín

@claudioefermin

 

1/9 Quiero, respetuosamente, referirme a las serias denuncias que hemos recibido sobre actuaciones del general Acosta Carlez cuando estuvo de Gobernador.

Abro hilo y pido por favor leerlo completo para evitar sacar puntos de contexto:

 

4/9 En Soluciones no conocíamos las graves denuncias que recibimos hoy a través de ciudadanos preocupados en las redes sociales y que agradecemos a la colectividad. Hace minutos nos han mostrado, en particular, las vallas que instaló el general cuando fue gobernador de Carabobo.

Pretende Fermín hacer creer al país que no sabía quién era Acosta Carlez, lo cual lo pintaría como un ignorante y un incapaz. Pero creemos que, más bien, es un híper-corrupto, como todo ese grupito que ha decidido colaborar con Maduro, a cambio de las limosnas que le arrojan.

Estas nuevas señales de putrefacción política indican que la única salida que puede redimir la dignidad del pueblo venezolano es la expulsión del régimen y de su colaboradores enteguistas, de la manera que sea posible. Quienes insisten en una solución “electoral, pacífica y constitucional” olvidan que en la Constitución venezolana se da el derecho y se exige el deber a los ciudadanos de restaurar la democracia y la libertad dañadas por los criminales de la manera que sea.

La tragedia de  Venezuela no se compone por “las buenas’,  como lo piden los blandengues y las celestinas de la Venezuela moralmente gelatinosa. Quienes así lo proponen están ya entregados  a la coexistencia pacífica con un régimen oprobioso, el cual ha roto todas las reglas de vida civilizada y merece el castigo más severo posible.  


miércoles, 26 de agosto de 2020

EL PROFUNDO PROBLEMA ÉTICO VENEZOLANO



La Venezuela de hoy está dividida en tres grupos: los malhechores del chavismo/madurismo, para quienes el poder ha sido la puerta abierta para saquear al país; los venezolanos quienes se oponen al régimen y están decididos a expulsarlo del poder, y, un tercer grupo que piensa que es necesario ir a un gobierno en el cual tengan cabida opositores y chavistas, en aras de una reconciliación nacional. Este grupo genera, sin quererlo o queriéndolo, un serio problema ético para el país.  

Pertenezco al segundo grupo, aquellos quienes piensan que integrar una ‘nueva” Venezuela con componentes demócratas y chavistas es como barrer la basura debajo de la alfombra. Promover esta vía podría representar una estrategia válida para “sacar” al régimen del poder pero es éticamente inaceptable. Inclusive, desde el punto de vida estratégico, integrar el chavismo (para diferenciarlo del madurismo)  a una nueva estructura de gobierno sería contraproducente porque le deja a la Nación la ponzoña adentro.

Es miope y un grave error ético pensar que el chavismo, lo que se ha dado en llamar el chavismo originario para diferenciarlo del desastre madurista, es aceptable para conformar una nueva Venezuela. Leemos, por ejemplo, a Ricardo Combellas, un demócrata, diciendo que es necesario que la Venezuela demócrata de Guaidó sea “generosa” con el chavismo. En su escrito “Decálogo para Guaidó” dice textualmente:

  -Le recomendaría (a Guaidó)  acercarse al chavismo disidente. Oírlo, darle confianza y hacer todo lo posible por unirlo a su redil. Guaidó se llevaría más de una sorpresa, pues en el chavismo hay mucha desilusión, defraudados por un dirigente, Maduro, que consideran  se ha apartado del proyecto original. Esta tarea debe llevarla a cabo con sutileza, con delicadeza, respetando su  amor propio, y nunca olvidando  que  los veinte años del régimen han dejado huella y no han pasado en vano. La herencia de un liderazgo carismático como el de Chávez no se borra fácilmente y Guaidó tiene que entenderlo y convivir con él, sin negarles las oportunidades que ellos nos negaron a nosotros. En suma, le recomendaría ser generoso con el adversario.

Según este enfoque, los chavistas quienes se oponen a Maduro son aptos para integrar la nueva Venezuela. Esta perspectiva olvida que Maduro es el legado de Chávez y que durante la etapa de Chávez en el poder se cementaron las bases del desastre venezolano, tarea eficientemente completada por Maduro.

En esta misma onda parece estar Luis Vicente León, para quien Chávez tiene el 50% de aceptación  mientras que Maduro solo el 13%  y Guaidó un débil 17%. Estas son estadísticas sorprendentes pero, aun admitiendo su validez, lo que no debe derivarse de ellas es que el chavismo represente una opción moralmente aceptable para la Venezuela post Maduro. La Venezuela post Maduro debe ser también y por igual razón,  la Venezuela post Chávez. De otra forma tendríamos venezolanos indignos como Rafael Ramírez Carreño, uno de los cuatro principales destructores de la nación venezolana (PDVSA) como candidato a la presidencia del país, apuntalado por los millones que desaparecieron de PDVSA durante su funesto mandato.

Jesús Chuo Torrealba apoya esta recomendación de Combellas.

En esta misma onda está Enrique Ochoa Antich, bastante vehemente en su acercamiento con el régimen chavista/madurista, cuando dice en “la Tercera Unidad”:

 estos hombres y mujeres, chavistas unos, demócratas otros, empresarios éstos, sindicalistas aquéllos, con las iglesias y la Fuerza Armada, están suscribiendo el acuerdo que nos conducirá a unas elecciones libres y competitivas que, incluyéndonos a todos, y asegurando que quienes las pierdan participarán si no del gobierno, sí del Estado, abrirá finalmente los caminos de la Venezuela posible.

… Porque un día comprendimos que este país no se dividía entre chavistas y antichavistas sino que todos somos hijos de la misma patria”.

Esta prédica de Ochoa Antich suena muy bonita pero contiene un mensaje muy dañino, según el cual el chavismo  debe ser incorporado a una nueva Venezuela.

He tomado estos ejemplos por ser muy recientes pero existe toda una tendencia, representada por Falcón, Fermín, Mujica, Puche, Ochoa Antich, Eduardo Fernández, Américo Martín y otros líderes de larga trayectoria para quienes - con algunos matices importantes de diferenciación -  sería deseable unir a las dos Venezuelas, a fin de formar una nueva Venezuela en la cual quepan ambas posturas ante el país.

Esa actitud no es nueva en Venezuela. Responde a una posición que podría ser vista como  loable y positiva cuando corresponde a posturas idealistas, pero muy nociva cuando se relaciona con posturas oportunistas. Independientemente de su motivación esa tendencia nos ha causado muchos problemas en el pasado y  podría causarnos problemas aún más graves en el futuro. Tiene que ver con hacer borrón y cuenta nueva. Tiene que ver con un falso sentido de solidaridad. Tiene que ver con la creencia de raíz bondadosa pero también de un acentuado astigmatismo moral, según la cual todos los venezolanos somos hermanos y somos “chéveres” y, al final de cuentas debemos salir abrazados, como si no hubiera sucedido nada. Esa tendencia al perdón ha sido frecuente en nuestra historia, por ejemplo, en las etapas finales del gomecismo y en el caso del sobreseimiento de la causa a Chávez después de su golpe criminal, el cual fue pedido por muchos demócratas convencidos y llevado a cabo por el Presidente Caldera II. Ya sabemos cual fue el resultado de esta acción tan conciliadora.

Con la actitud de este grupo proclive a la generosidad con el chavismo que se ha peleado con  Maduro podríamos estar asistiendo a un nuevo capítulo de esta costumbre. La disidencia de los chavistas con Maduro es parte de la pelea política intestina y  no está precisamente basada en una actitud de rechazo a su corrupción porque ellos, los disidentes, también fueron  - en su inmensa mayoría -  corruptos durante la etapa de Hugo Chávez. Y hablo de corrupción en su sentido más amplio para incluir su responsabilidad directa  en el manejo desastroso de los fondos públicos (Fondos Paralelos)  y de las políticas públicas que fue característica premeditada del régimen de  Hugo Chávez. Chávez fue un gran corrupto que violó repetidamente la Constitución que él mismo impuso y que permitió a su familia y a sus correligionarios robar impunemente. Le gustaba abusar de su poder en la utilización de los bienes públicos, desde regalar petróleo y dinero a sus amigotes cubanos, nicaragüenses y bolivianos, usar los aviones de PDVSA para pasear a Naomi Campbell y a Danny Glover hasta los viajes faraónicos con 150 personas alojadas en los hoteles más costosos del mundo, así como su colección de relojes de hasta $50.000 que su sueldo no podía comprar. Formar parte del gabinete de Chávez y guardar silencio clasificó a gente como Giordani, Navarro, Osorio, etc. como corruptos, para no  hablar de los híper-corruptos como Ramírez Carreño, Tobías Nóbrega y  los casi todos panzudos ministros de la Defensa.

La Venezuela nueva, si quiere ser realmente nueva e incontaminada,  no debe aceptar la inclusión de esta marabunta de falsos arrepentidos. Al contrario, debe aplicarle todo el peso de la justicia.

Repetir los errores del pasado nos condenará a permanecer en el grupo de países más complacientes, atrasados y corruptos del planeta. 


domingo, 23 de agosto de 2020

EN MI CUMPLEAÑOS 87: UNA TARJETA DE MARIANELA

Hoy cumplo 87 años y mis hijos y nietos me estarán ofreciendo  un almuerzo virtual y, en la tarde, un grupo de amigos compartirá un rato conmigo, también de forma virtual, tal como corresponde a los tiempos que vivimos. Como hubiese dicho Oliver Sacks he llegado a la edad del Francio, el elemento 87 de la Tabla. Es un elemento poco distinguido, muy raro, sin mayores aplicaciones prácticas.

Un lugar en la Tabla muy apropiado para este año del Señor de 2020, año terrible para la humanidad y aún peor para quienes han perdido a sus seres queridos. El mes pasado partió de mi lado mi querida esposa Marianela, dejándome en la más negra de las noches del alma. Cumplo un nuevo año de edad sin ella, lo cual es un golpe muy noble, aunque – en su nombre y el de mis hijos  nietos y maravillosos amigos -  estoy dando la batalla por conservar el rumbo de mi vida  y cumplir cabalmente con la tarea que yo creo  me ha sido encomendada.

Si bien Marianela no anda ya a mi lado, tomada de mi mano,  si anda dentro de mí. Ahora me siento un agregado de ambos. Aunque no puedo verla y conversar con ella, como era la tónica constante de nuestro viaje compartido de 62 años, ahora la siento ocupando una parte de mi propio ser. Se ha fusionado conmigo y puedo decir – sin exageraciones romanticoides -  que vive en mí. Creo que ahora ella ve a sus hijos y a sus nietos a través de mis ojos, disfruta de la naturaleza junto conmigo y yo trato de incorporar a mi persona una buena parte de la compasión y la ternura que tanto admiré en ella.

Ayer, entre mis papeles, encontré otro regalo de ella, aún más precioso, casi mágico: Una tarjeta de cumpleaños de ella para mí, una tarjeta que yo había guardado entre montañas de mis papeles, hoy en proceso de revisión y limpieza. La tarjeta, sin fecha, bien puede ser para hoy. Es más, estoy seguro de que es para hoy y que no llegó a mis manos por simple casualidad.  Marianela nunca dejaba nada a la casualidad.

Es esta que les anexo en las  fotos.


Trae el siguiente mensaje impreso:

 Para mi esposo. Mi amante. Mi amigo

A través de las lágrimas y de las risas

El amor permanece

Y adentro me dice, escrito de su mano:


Mi Querido Gus:

(extracto) …………………El mensaje que contiene esta tarjeta es muy similar a lo que te quería decir, de forma breve y bonita,

Con todo mi amor

Marianela

Y el mensaje impreso:

Has sido muchas cosas y todas las cosas para mí, pero –sobre todo – eres a quien amo con todo mi corazón.

Feliz  Cumpleaños

Amor por siempre

                                         

  

 


sábado, 22 de agosto de 2020

MADURO, EL AISSAMI Y ASDRUBAL CHÁVEZ REMATAN A PDVSA

 

  

A la larga línea de incompetentes, ladrones y/o ignorantes que han manejado la PDVSA chavista: Ciavaldini, Gastón Parra, Ali Rodríguez, Rafael Ramírez, Eulogio del Pino, y Manuel Quevedo, debemos sumar  a los actuales tres chiflados: Maduro, El Aissami y Asdrúbal Chávez. Este trio de payasos asesinos está rematando los restos de PDVSA en base a la grosera prédica de que PDVSA puede ser “salvada” por sus trabajadores.

 Maduro llamó a los trabajadores a defender la industria de “los infiltrados” que se hacen pasar por chavistas pero que trabajan para el gobierno de los Estados Unidos. Pretende que los desastres que han ocurrido en PDVSA no son culpa del chavismo y el madurismo sino de “infiltrados” y “saboteadores”, a quienes nunca nombra. La gentuza chavista  nunca admitirá que la llamada “revolución” fue un crimen contra la Nación y solo ha producido ruina, hambre y privaciones para el pueblo, así como inmensas riquezas para la pandilla que ha manejado al país durante estos últimos 20 años.

Dice Maduro “Los americanos nos envidian” y por eso le “quieren poner las manos a nuestro país”.  Y debemos preguntarnos: ¿Quién puede envidiar el país con la inflación más alta del planeta, último de la región en educación y salud, sin agua, sin luz, sin gasolina, en las garras del régimen más miserable del planeta?  

 Por su parte Tareck El Aissami, un narco-lavador de dinero, ahora ministro del petróleo, dijo que en la OPEP lo habían tratado con mucho respeto y admiración por “lo mucho que se ha hecho con tan pocos recursos”. Agregó: la voz de Venezuela hoy es la voz libre y decidida de un pueblo libre y soberano. Me sorprendieron como me trataron ministros del mundo en esa videoconferencia de 5 horas de trabajo continuas de la OPEP”. Es difícil ser más descarado que este hampón. La Venezuela chavista es despreciada en la OPEP y la incompetencia e ignorancia de sus representantes petroleros es motivo de burlas y risas ya no tan disimuladas. De la OPEP de Pérez Alfonzo y Pérez Guerrero a la OPEP de Quevedo y El Aissami hay un larguísimo y doloroso trecho.

El tercer chiflado, Asdrúbal Chávez tuvo la desfachatez de decir: “Hemos fortalecido la industria en todos sus procesos. Estos 6 meses van a ser los meses de los frutos”. Según este triste personaje estar produciendo hoy en día una décima parte de lo que PDVSA producía en 1999 representa “un fortalecimiento de la industria”.

EL CRIMEN CONTRA LOS TRABAJADORES

La tesis de que son los “trabajadores” de la industria petrolera venezolana quienes la “salvarán” del desastre en la cual está inmersa representa un cruel crimen contra la clase trabajadora y contra la dignidad de la Nación. Cuando los tres chiflados hablan del rescate de PDVSA por parte de sus trabajadores le hacen creer a este grupo que ellos pueden hacerlo. Esto es ignorancia y mala fe porque la industria petrolera no es un conuco o una finca lechera. Es una industria internacional compleja y sofisticada que requiere de cinco componentes, todos los cuales son esenciales para su buen desarrollo: Capital, Tecnología, Gerencia, Recursos Humanos especializados, Visión Internacional del negocio. El capital debe ser suficiente para financiar proyectos de larga maduración, en los cuales generalmente no se ven ingresos netos sino después de cuatro o cinco años de comenzados; la tecnología debe ser moderna, obtenida de múltiples fuentes, ya que no hay empresa alguna que sea tecnológicamente autosuficiente; La gerencia debe ser profesional, apolítica, dedicada a obtener los mejores beneficios para los dueños del negocio y libre de la tentación de robarse el dinero de la empresa; los recursos humanos deben ser de la más variada naturaleza, tanto especialistas en los diferentes sectores como mano de obra competente; la visión internacional es indispensable porque la industria petrolera debe sentirse en su casa en Venezuela, Dubái o Noruega. No es una actividad restringida a la geografía venezolana de arpa, maraca y buche, como piensan los tres chiflados.

Este trío fatídico debe explicar cómo podrían los “trabajadores petroleros” planificar, diseñar y ejecutar proyectos de alta complejidad, habida cuenta de que no están llevando a cabo las tareas más sencillas. Como podrían “los trabajadores petroleros” sacar adelante a PDVSA, sin tener capital, tecnología, gerencia, suficiente mano de obra especializada o una visión internacional del negocio. Pretender eso es el populismo y la demagogia más barata y cruel que podamos imaginarnos.

Lo más trágico es que hay trabajadores que lo creen y piensan que todo lo que se necesita para echar adelante a PDVSA es el sentimiento “anti-imperialista”.  A pesar de que la evidencia de la tragedia petrolera debería abrumarlos, los trabajadores piensan que solo es necesario pegar cuatro gritos “patrióticos” para poner a marchar refinerías, desarrollar producción y recuperar los tanqueros que la Nación perdió debido a la incompetencia de la gerencia chavista.  

Es preciso denunciar la gran mentira que es la Venezuela chavista, un país imaginario y absurdo en el cual muchos venezolanos pobres e ignorantes han llegado a creer que ellos están en el poder, aunque solo viven de las limosnas del régimen, habiendo cambiado sus derechos y deberes ciudadanos por un pernil.  

La Venezuela chavista está de rodillas, ahora apuntalada no solo por unas fuerzas armadas traidoras sino por un estrato de venezolanos incoloros, a lo Pétain y Laval, dispuestos a colaborar con el narco- régimen analfabeta, en aras de una pretendida paz y reconciliación. Este grupo de venezolanos invertebrados incluye algunos exlíderes del pasado, parecen dispuestos a  hacer cualquier cosa para recuperar una ansiada notoriedad.  

 

UNA PROPUESTA PARA LA VENEZUELA DEMOCRÁTICA

Yo propongo la integración de un “Tribunal Ciudadano de Evaluación de la PDVSA Chavista”, el cual pueda evaluar el desastre de la PDVSA 1999-2020 y establezca las responsabilidades de los principales culpables de esta tragedia nacional. Propongo igualmente que la Venezuela democrática construya una pared, al estilo de la pared de Vietnam en Washington, la cual pudiera llamarse la Pared de la Ignominia, en la cual se graben los nombres de todos los responsables por la corrupción y el colapso de Petróleos de Venezuela durante el siglo XXI, a fin de que el país nunca olvide quienes fueron los destructores de la industria petrolera venezolana y, por extensión, los destructores del país, ya que PDVSA representaba el pilar fundamental de la economía nacional. En esa pared deben figurar los tres chiflados en lugar visible, así como los presidentes de la PDVSA roja arriba nombrados.   

Porque, si no hay justicia ello promovería la venganza. Y eso nadie lo desea.


miércoles, 19 de agosto de 2020

APORREA Y LA DESINFORMACIÓN SOBRE EL CORONAVIRUS

 sirio.quintero@gmail.com

En un ladrillo de 3700 palabras lleno de incoherencias, ignorancia y pretensiones brujo-científicas  un trastornado mental chavista/madurista llamado Sirio Quintero habla de cómo curar el Corona Virus. Lo grave es que esta peligrosa desinformación  es publicada por APORREA, en lo que consideramos una pobre decisión editorial.  Aunque la redacción de APORREA  advierte sobre las posibles inexactitudes del escrito,  no es menos cierto que al publicarlo abre la posibilidad de que mucha gente lo lea y crea en lo que allí se dice. Hasta ahora unas 2500 personas han leído este mamotreto,  17/08/20 - www.aporrea.org/tecno/a294077.html

La advertencia de APORREA dice así: “Los tratamientos con pócimas y frecuencias eléctricas descritos en el presente artículo, no están aprobados por ningún ente de salud pública para curar o "desactivar" el COVID-19 y no existen testimonios sobre su eficacia. Si bien, la ingesta de ciertas sustancias o plantas, pueden fortalecer el sistema inmunológico para hacer frente a virus e infecciones bacterianas, se recomienda seguir las orientaciones y tratamientos de las autoridades sanitarias, y en especial las de la Organización Mundial de la Salud, para la prevención y el tratamiento del COVID-19, basadas en estudios científicos de rigor”.

Entonces, se preguntaría uno: ¿ Por qué publicarlo?

Este señor Sirio Quintero ha sido denunciado por publicaciones de varios países desde hace varios meses, ver, por ejemplo:  https://www.atlanticcouncil.org/content-series/alertavenezuela/alertavenezuela-april-28-2020/

Para que ustedes tengan una idea de lo que dice este señor, lean algunos extractos de su interminable escrito:

El título es:

El preparado P6 sí desactiva el coronavirus

Dice:

El coronavirus COVID-19 es un producto bioterrorista de laboratorio diseñado perversamente para penetrar el sistema inmunitario que esté debilitado. El COVID-19 como agente neurotóxico produce reacciones depresivas, de angustia, de susto, de inseguridad, ficciones de dolor intenso, desesperación, insomnio, inflamaciones de origen psíquico, debilidad de voluntad, frigidez, impotencia y suicidios. En base a esas evidencias se denomina al coronavirus el agente de la "Demencia".

El coronavirus puede ser inhibido con aminoácidos los cuales son la base de micronutrientes presentes en la combinación de plantas del preparado P6 desarrollado por el PhD. Nano tecnólogo Sirio Quintero.

Para eliminar los residuos de información genética del coronavirus es imprescindible utilizar ondas electromagnéticas siguiendo el Protocolo de Nanotecnología, Biofísica y Geometrodinámica Topológica de la Escuela Académica Escandinava desarrollado por el Profesor PhD. Nano tecnólogo Sirio Quintero, para que no siga mutando y creando nuevas oleadas de generaciones de micro parásitos y la aparición de otras enfermedades después del primer ataque del coronavirus COVID-19. El preparado P6 es un remedio adaptado a las actuales circunstancias que proviene de nuestros ancestros. Así como en el ajedrez se hacen novedades de combinaciones en base a las mismas piezas milenarias de este juego-ciencia.

Hagan la prueba. Sirve contra ese virus y muchos otros causantes de gripes. Es un antibiótico natural. Coloque:

100 grs. de malojillo – 51 Hz

5 grs. de jengibre – 41 Hz

100 grs. de saúco – 61 Hz

5 granos de pimienta negra – 41 Hz

2 Conchas de limones amarillos – 93 Hz

=> En 1 litro de agua y hierva por 15 minutos.

Luego agregue:

100 ml. de miel de abejas pura – 59 Hz

Zumo/Jugo de 2 limones amarillos – 91 Hz

Coloque el preparado en una botella, agite bien y tome 50 cc (media tacita de las de café) cada 2 horas, entre las 6 am y las 8 pm, hasta 180 días después de sentirse mejor”.

Ya esto les dirá qué clase de impostor es este, quien abusa de la credulidad de la gente poco educada. Sirio Quintero, ver: https://efectococuyo.com/cocuyo-chequea/quintero-sirio-coronavirus/,  ha sido un loco promovido por Nicolás Maduro, quien en Marzo de este año respaldó sus recetas contra el Coronavirus y asegura que él se está tomando el té recetado por Quintero. Es el mismo tipo de  estupidez que uno ha escuchado de Bolsonaro,  López Obrador o  Trump, quienes son los líderes de unos 600 millones de personas aterradas oir la careencia de guía.  

Toda referencia a este escrito de Quintero fue borrada de Twitter por considerarse nociva, lo cual aumenta la responsabilidad de APORREA por insistir en publicarla.

 Quintero alega que “el cáncer es producido por las “lamentables jornadas de vacunación oficial” y ciertos grupos de alimentos mientras que los “activadores del SIDA” están “incrustados intencionalmente en los envases plásticos, bebidas y gaseosas”. En sus blogs  llamados “Guerra bacteriológica en Venezuela” y “Nano alimentación Sirio Quintero”, así como su página en Facebook, da información sobre cómo y qué hacer para solicitar una cita médica con él, así como indicaciones para viajar a su lugar de residencia,  Boconó -incluyendo la recomendación de llevar harina y aceite porque son difíciles de conseguir- así como su experiencia en “bioelectromedicina cuántica y genética ondular reconstructiva humana”. 

Tremendo timador este discípulo de Maduro!

Lo trágico de esto es que hay gente que lo cree y lo sigue porque lamentablemente el nivel de ignorancia es muy alto. Una persona dice lo siguiente en Twitter: “Maitte Espinal: Será loco, charlatán. Lo que le quieran decir, pero este señor está curando a mi hermana de un cáncer muy agresivo, que según los médicos, le estaba causando metástasis...con muchas dudas acudimos a él y gracias a Dios mi hermana y otras personas han mejorado muchísimo. Su consultorio, lleno todos los días.”.

Si hemos de creerle a esta persona (no sabemos quién es), ello significa que el consultorio de este Rasputín criollo está lleno de gente que va a ser engañada y va a morir tomando toda clase de menjurjes.  

Venezuela ha llegado al nivel de degradación más bajo de su historia, debido a la presencia de Nicolás Maduro, el hijo de Chávez, en el poder. Yo, que nunca he matado ni un mosquito y que me aparto para dejar pasar a una hormiga, pienso que esa gentuza de Maduro y compañía ha hecho tanto daño, ha matado tanta gente directa e indirectamente, ha causado tanto sufrimiento a tantos millones de personas, no solo en Venezuela sino en todo el planeta debido a su tráfico de drogas, que merece la pena de muerte.

Sé que en Venezuela la pena de muerte no es legal y esa es la vía que acato,  pero creo que la gente decente del mundo estará de acuerdo que esa gentuza que oprime hoy a Venezuela merece el máximo castigo que se les pueda aplicar.

No estará de más recordarles a Maduro y sus compinches asesinos y narcos que la pena de muerte tampoco era legal en Cuba.

 Pero, llegó su ídolo Fidel e implantó el paredón para el cuál era solo su dedo el que decidía sobre la vida y la muerte.  

Dejemos – sin embargo -  que sea la civilización y no la barbarie la que decida el castigo para los narco-asesinos del chavismo.  Eso sí, si no hay justicia, habrá venganza.