Te invito a entrar en www.armasdecoronel.org para leer mis libros y ver otra información personal

lunes, 26 de julio de 2021

HUGO CHÁVEZ, EL EXTRAÑO CASO DEL DIABLO QUE SE CREYÓ FLORENTINO

ESTE DIA LLEGARÁ

negro bongo que echa a andar.
Salud, señores, y el alba
bebiendo en el paso real!

Pocas obras literarias venezolanas han logrado cristalizar nuestra aspiración a lo universal como el poema de Alberto Arvelo Torrealba:  Florentino, el que cantó con el diablo. En este largo poema escrito en la más noble y bella  versión del lenguaje de los llanos venezolanos se describe la eterna lucha entre el bien y el mal, entre la noche y la alborada, entre la inocencia y la maldad. Su desenlace es favorable a la luz, ayudado por la fe religiosa del cantor nativo, quien acude a todos sus santos protectores a fin de alargar el tiempo lo necesario para que el Diablo sea sorprendido por el amanecer.

Florentino es un héroe mítico, un solitario en el estilo de los caballeros andantes o del vaquero solitario del oeste estadounidense. El poema así lo describe, “Puntero en la soledad”. Si bien es cierto que su fisonomía no es descrita en el poema, a Florentino se le ha conocido popularmente como “el Catire”. Rómulo Gallegos, en Cantaclaro, lo menciona como el Catire quitapesares.

  El Diablo si es descrito detalladamente en el poema,  de la siguiente manera:

 Súbito un hombre en la puerta/indio de grave postura/ojos negros, pelo negro/frente dé cálida arruga/pelo de guama luciente/que con el candil relumbra/Un golpe de viento guapo/le pone a volar la blusa/y se le ve jeme y medio/de puñal en la cintura/Entra callado y se apuesta para el lado de la música/Oiga vale, ese es el Diablo.
—La voz por la sala cruza.

En base a estas descripciones antropológicas resulta difícil personificar a Hugo Chávez como Florentino, ya que luce más como  el diablo. Pero no es en base a estas consideraciones secundarias y hasta políticamente incorrectas de apariencia que no tenemos dudas que el intento de Chávez de hacerse pasar por Florentino es fraudulento. Nuestra convicción se deriva de sus acciones, actitudes  e intenciones durante los años en que ejerció su dictadura en el país, impropias de quien se siente identificado con el pueblo y si propias de quien solo se ama  a sí mismo y se  cree mesiánico e insustituible (“Solo yo puedo gobernar este país”).

La pretensión de Chávez de ser Florentino tuvo su origen en su identificación con la geografía en la cual Florentino actuó. La creación literaria es de un poeta de Barinas, Alberto Arvelo Torrealba y el lenguaje y el entorno en el cual se desarrolló la vida de Florentino es la misma en la cual Chávez vivió su adolescencia. Desde joven Chávez cantaba la música llanera, declamaba versos sobre la región, usaba el atuendo propio del llanero. Mucho antes de llegar al poder político conocía el poema de Arvelo Torrealba y se identificaba con el quitapesares. Era alegre como Florentino y recitaba el poema con frecuencia, https://www.youtube.com/watch?v=41PNDmJBCVw

Yo soy como el espinito/que en la sabana florea/ le doy aroma al que pasa/y espino al que me menea.

De haber sido jugador de béisbol Chávez hubiera podido mantener durante su vida muchas de las buenas características de Florentino. Pero su llegada al poder, todavía poseedor  de inclinaciones idealistas, lo cambió rápidamente, como cambian los seres ordinarios sometidos a tentaciones extraordinarias. De la manera sencilla y cordial fue pasando a ser un Calígula tropical, como cuando se paraba frente a un edificio de Caracas y decía, con voz estentórea, voz del diablo y no la de Florentino: “Exprópiese”.  O cuando en Televisión le recordaba a la pobre mujer que esa noche le daría lo suyo. O le contaba a los venezolanos que se había hecho pupú en el túnel de La Cabrera. O que la victoria de los opositores era una victoria de mierda. O insultaba al presidente de USA en la sede de las Naciones Unidas.

¿Acaso podríamos imaginarnos a un Florentino sumiso ante el barbudo Fidel Castro, dándole entrada a Venezuela como una cabra se entrega ante un macho cabrío? ¿Permitiéndole tomar las riendas estratégicas del país, entrar a nuestros sistemas de identificación, a nuestra fuerza armada, a nuestros puertos y aeropuertos, para convertir al país en satélite de una pequeña isla llena de miseria y de hambre?

Chávez tuvo una personalidad más bien diabólica, ciertamente exenta de nobleza. Ya agonizante permitió que el país se endeudase con China para financiar una victoria electoral suya que no tenía sentido, puesto que ya le era imposible ejercer la presidencia. Le vendió al país un sucesor analfabeta, rencoroso, vulgar, cuya familia se ha dedicado al contrabando y al narcotráfico amparada en el poder político.

¿Florentino? Que va. Miembro de un segundo nivel de las pandillas del infierno y va que chuta.

 


viernes, 23 de julio de 2021

HIENA ENTRE BORREGOS

 

                            


La 77 (ava)  reunión de FEDECAMARAS fue una muestra de desvergüenza, lo opuesto a su lema: “el orgullo de ser empresario”.

UN MENSAJE DE ENTREGA

Pretendió estar exclusivamente dedicada a una visión de la Venezuela futura. Su presidente saliente, Ricardo Cusano,   así lo enfatizó en sus palabras, ver: https://www.youtube.com/watch?v=o25FKoH-q2w ,    y https://talcualdigital.com/cusanno-en-fedecamaras-decidimos-rescatar-nuestra-independencia-de-cualquier-ideologia/: 

Su mensaje fue:  

 Para nadie es un secreto la tragedia venezolana…. La crisis de la población… pero no hablemos de calamidades… venimos a soñar, a hablar de inclusión y de paz…. Es preciso entender que  la Venezuela a la que vamos, no tiene nada que ver con la Venezuela donde vivimos…..para avanzar hacia el futuro debemos romper la camisa de fuerza que representa la cotidianidad, con sus carencias actuales…”.  

Hablando sobre el diálogo con el régimen criminal que la organización promueve, Cusano agregó: “el fracaso del diálogo representaría la profundización de las caóticas condiciones de vida de la mayoría de los venezolanos y la pérdida de la institucionalidad… si el diálogo se da podríamos construir soluciones rápidas para el tema económico con impacto positivo en lo social y humanitario”. 

Añadió: “Una negociación no puede ser exclusivamente para la capitulación del poder de un grupo y la entrada al poder de otro, ni para la repetición de errores, ni para la venganza, ni para continuar cometiendo errores, tiene que ser para construir soluciones en el presente y para darnos un modelo de desarrollo económico donde quepamos todos…  se tiene que acordar entre las partes “un modelo en el que los preceptos y derechos humanos estén 100 % garantizados como el derecho a la vida, la salud y la alimentación, la negociación debe ir en ese camino”. Ver detalles en:  https://talcualdigital.com/cusanno-en-fedecamaras-decidimos-rescatar-nuestra-independencia-de-cualquier-ideologia/

Los expositores invitados fueron Delcy Rodríguez, vocera  del régimen y Pietro Parolin, representante del Vaticano.

Delcy Rodríguez expresó que “los empresarios del mundo veían con envidia a los empresarios venezolanos”, destacando “el aumento que ha tenido la producción petrolera y la mayor contribución de productos nacionales en los programas de asistencia alimenticia como los CLAP…  Venezuela, en apenas cinco años, es el sexto país con mayor cantidad de personas públicas, jurídicas y privadas sancionadas…. el oro (de las reservas del BCV) que está en Inglaterra fue robado”.

El empresario Alberto Vollmer, premiado como empresario del año

Vollmer celebró que la directiva de FEDECAMARAS haya tenido la firmeza y audacia para atreverse a confrontar la polarización y estar en la búsqueda de nuevos escenarios para el encuentro. Dijo: “En un ambiente polarizado no es popular sentarse con el adversario ni ver hacia el futuro”. El empresario invitó  a participar en las elecciones regionales de noviembre próximo.

    El representante del vaticano, Pietro Parolin

El cardenal Pietro Parolín, secretario de Estado de la Santa Sede,  envió una carta que fue leída por el obispo auxiliar de Caracas, Ricardo Barreto, pidiendo una negociación seria y limitada en el tiempo para superar la crisis en Venezuela. Dijo: Una solución que solo se dará si los venezolanos y especialmente los que tienen algún tipo de responsabilidad política, están dispuestos a sentarse y negociar de un modo serio sobre cuestiones concretas que den respuestas a las verdaderas necesidades de los venezolanos y durante un periodo limitado en el tiempo. Esto exige voluntad política por parte de los involucrados y generosidad…. necesidad de reconciliación entre todos”.    Ver: https://www.infobae.com/america/venezuela/2021/07/20/venezuela-el-vaticano-pidio-una-negociacion-seria-que-de-respuestas-a-las-verdaderas-necesidades-de-los-ciudadanos/

 

El mensaje que esta Asamblea de FEDECAMARAS envió al país no fue de esperanza, no fue de integridad, sino un mensaje de entrega, en el cual el pragmatismo delirante predominó sobre el sentido de solidaridad democrática y el honor ciudadano.

Los años estelares de la democracia venezolana, a pesar de sus verrugas e imperfecciones, fueron aquellos en los cuales existía un concurso de los factores empresariales, sindicales, políticos y  agrupaciones sociales y profesionales para apoyar la continuidad del  sistema democrático. Hoy, los sindicatos han desaparecido, los partidos políticos están minimizados o prostituidos y las agrupaciones sociales y profesionales están dando su batalla con denuedo pero en condiciones de inferioridad. FEDECAMARAS podría haber sido un factor formidable de resistencia al régimen dictatorial pero, en esta Asamblea, ha terminado por entregarse, bajando la bandera de la lucha por la ética y la libertad y subiendo las banderas del acomodo y la coexistencia pacífica con un régimen ignorante, corrupto y despiadado. No de otra manera puede interpretarse la presencia de Delcy Rodríguez como invitada central a la Asamblea, un personaje macabro que simboliza toda la podredumbre de este régimen asesino, narcotraficante y ladrón, aseveración sobre la cual  existe comprobación documental.

Fedecamaras pudiera argumentar lo siguiente

Fedecamaras pudiera preguntar con qué autoridad moral alguien como yo, que no es empresario (nunca he tenido una empresa comercial, aunque si he fundado varias empresas de corte social sin fines de lucro), quien  ni siquiera vive en Venezuela sino “cómodamente” en el exterior, quien no está viviendo directamente la tragedia venezolana actual, viene a llamarlos invertebrados. Dirán: Ese señor (yo)  debería venirse a Venezuela a decir lo que dice desde la seguridad de su guarimba, mientras nosotros estamos aquí arriesgando nuestro patrimonio y nuestro pellejo.

Esbozo lo que  serían mis respuestas, en caso de que argumentos como estos  fuesen presentados:

1.    Fui director de FEDECAMARAS en 1973- 1974, cuando su presidente era Alfredo Paul Delfino y recuerdo bien el nivel de identificación con el país de aquella organización. Cuando la comparo con esta de hoy advierto claramente su deterioro ético.

2.    Aunque es cierto que nunca he sido dueño de empresas, si he sido gerente y ejecutivo de empresas públicas y privadas en Venezuela y conocí y practiqué los códigos éticos que las guiaban. Es cierto que en esa época también existían empresas que preferían seguir el camino que hoy ustedes han seguido pero otras muchas se apegaban a códigos honorables de actuación. Fundé organizaciones sin fines de lucro, las cuales tenían códigos de conducta basados en la transparencia y la lealtad hacia todos los “stake holders”, es decir, todos los afectados por nuestra actividad.

3.    Tengo 20 años fuera de Venezuela, primero en exilio  auto-impuesto, luego en exilio forzoso, como enemigo declarado del régimen venezolano. Moriré fuera de mi país natal.  Este es un sacrificio que estimo equivalente a los sacrificios que ustedes pudieran haber hecho en aras de la honestidad pero prefirieron no hacer. Nunca he dejado de participar en los asuntos de mi país.

4.    No puedo regresar a Venezuela por razones opuestas a las que les permite a ustedes permanecer en Venezuela, es decir, por nuestras diferentes actitudes frente al régimen. No me arrodillo.     

 


lunes, 19 de julio de 2021

DESAYUNO CON METODISTAS

 Hace casi 12 años me uní a un grupo de voluntarios de un hospital  en el estado de Virginia, el cual se ha convertido  en uno de los mejores de la nación (no pretendería que por mi aporte). Este hospital tiene más de 900 camas y es integrado por unidades cardíacas y vasculares, cáncer, neurociencia, medicina general, pediatría y maternidad. Es el centro número uno de la región  para tratamientos de traumas y lleva a cabo trasplantes de pulmón, corazón, riñón y páncreas.  Me uní a los voluntarios en este hospital porque, relativamente recién llegado y sin seguros, tuve que llevar allí a mi esposa de urgencia. Permaneció unos 30 horas bajo tratamiento y la cuenta al final fue de $5000, bastante razonable pero alta para mi situación financiera del momento. Sin yo pedirlo, me hicieron una amplia entrevista y, como resultado, mi cuenta final quedó en unos $1800, a ser cancelada en cuotas de $40 al mes.

Me sentí muy agradecido por este tratamiento tan generoso y pensé en retribuirlo de alguna forma. Por ello introduje una petición para ser voluntario en el hospital, para lo cual debí llenar varios formularios y presentar testimonios de dos personas que me conocían y podían dar fe de mi buena condición ciudadana.  Al cabo de algunas semanas de haber introducido mi petición,  me llamaron para decirme que había sido aceptado y que debía acudir a recibir entrenamiento.

El entrenamiento inicial fue de todo un día, compartido con unos 30 otros “primerizos”, la mayoría mujeres de 50 o más años, algunos jóvenes estudiantes de bachillerato y algunos hombres de 60 o más años (yo tenía 76 para ese momento).

 Comencé mi actividad como voluntario del hospital y fui asignado al Instituto Cardíaco- Vascular, asistiendo cada lunes, primero en el turno vespertino, luego cambiado al turno matinal, de 9 a.m. -  1 p.m.  

Los primeros meses fueron duros, como es el caso de todos los principiantes,  porque el hospital es inmenso y sus vericuetos son múltiples. No es un solo hospital sino cuatro hospitales en uno, uno para pacientes cardio-vasculares; uno para medicina general, uno para niños y uno para mujeres. Aunque yo estaba en el instituto cardiovascular podía ser requerido para tareas en cualquiera de estos sitios. Iría a  múltiples laboratorios, áreas de examen, centros de documentación, departamento de defunciones y a otras unidades especializadas, por ejemplo la de  diálisis. La lista de direcciones de las unidades individuales era de cuatro páginas y orientarme en aquel gran laberinto de unidades  me tomó meses. Muy poca gente del mismo hospital conocía otras dependencias fuera de sus especialidades. Los voluntarios debíamos desarrollar un conocimiento de todo el complejo. 

 Mucho de mi trabajo consistía en transportar pacientes en silla de ruedas desde su habitación hasta un laboratorio u otra unidad médica para hacerse exámenes o para llevarlos al sitio donde lo esperaban sus familiares, en caso de ser dados de alta.  Debía mantener una actitud muy impersonal, sin entrar a relacionarme con ellos. Esto era difícil porque los pacientes se mostraban generalmente deseosos de cambiar impresiones con alguien sobre su experiencia y hasta pedir una opinión sobre sus dolencias. Nuestro reglamento prohibía estrictamente este tipo de intercambios por razones comprensibles, hasta de tipo legal. Sin embargo, tuve encuentros inolvidables. En general, me impresionó la fortaleza, la reciedumbre con la cual estos pacientes encaraban sus problemas, bastantes de los cuales eran de extrema gravedad. Advertí en la mayoría de ellos un fuerte sentimiento religioso y un vigoroso sentido de dependencia emocional en la familia. Vi jóvenes de 25 a 30 años, ya con doble trasplante pulmonar y cuyos rostros aún llevaban la huella de la adolescencia, enfrentados con la amenaza de una muerte a corto plazo. Nunca pude ofrecerme como voluntario para el hospital de niños porque no hubiera podido soportar verlos enfermos, a edades en las cuales apenas comenzaban sus vidas. Tampoco me atreví a integrar el grupo de voluntarios especializados en interactuar con pacientes y familiares de pacientes en situación terminal, aquellos quienes esperaban morir en breve. No hubiera sabido como consolarlos porque soy de quienes piensan, como lo aconsejaba el poeta Dylan Thomas, que uno debe rebelarse contra la llegada de la noche:

Do not go gentle into that good night/ Old age should burn and rave at close of day/ Rage, rage against the dying of the light

Lo tercero que me impresionó fue la calidad humana de quienes sirven de voluntarios. En especial, desarrollé una especial amistad con el coordinador de mi grupo de voluntarios, quien tenía ya unos 16000 horas de servicio. Durante los casi 11 años en los cuales estuve activo logré tener un poco más de 2100 horas se servicio. Y este hombre tenía ocho veces más! Tenía varios turnos semanales. Además, participaba de otras organizaciones voluntarias, su vida literalmente giraba en torno al servicio a la comunidad. Bajo su coordinación vi llegar y partir a muchos otros voluntarios, todos quienes dejaron agradables recuerdos en mí. Recuerdo con especial afecto a Jim, quien tendría unos 90 años. Era un iconoclasta, siempre tratando de hacer las cosas “a su manera”. Muy delgado, una vez que regresaba a nuestra oficina después de una tarea, se le rodaron los pantalones en presencia de varias personas. Serenamente, los recogió y se los ajustó de nuevo alrededor de la cintura, como si nada hubiera sucedido. Jim estaba leyendo continuamente, mientras esperábamos la siguiente tarea.  Un lunes llegué a mi turno y pregunté por él,  quien no había llegado. El coordinador me dijo: “Jim fue promovido durante fin de semana” (En inglés: Jim was promoted upstairs over the weekend). Había ido al cielo.

El coordinador era  metodista y me preguntó un día si yo estaría interesado en asistir cada jueves a un desayuno con unos  ocho a diez  otros voluntarios o miembros de la iglesia donde él iba, a sin ningún objetivo que no fuese reunirnos. Le respondí afirmativamente porque no quise ser descortés y porque me extrañó que me seleccionara para integrar su grupo, ya que era culturalmente bastante diferente.

Eso fue hace unos 7 años. Desde entonces, con excepción de la etapa de la pandemia, nos hemos reunido a desayunar en el mismo sitio, un día a la semana, un grupo que fluctúa entre 8 y 10 miembros, en el cual yo creo ser el mayor, aunque casi todos están en sus 80. El sitio donde desayunamos ofrece un plato especial (The Old Standby)  para “seniors”, el cual cuesta $9 y ofrece huevos, con salchichas o tocineta, papas, café, jugo y pan tostado con mantequilla y mermeladas. Durante los primeros desayunos a los cuales asistí, algunos de los miembros del grupo me veían como llegado de otro planeta y no se atrevían a hablar conmigo. Cuando yo les hablaba me preguntaban que había dicho, porque sus mentes les ordenaban no entender mí acento. Por supuesto, después de más de 300 desayunos, ya soy uno de ellos.  

¿De que no hablamos?  No hablamos o hablamos muy poco de política, aún en momentos en los cuales sucedían asuntos de extrema importancia en la vida política del país. Hablamos mucho sobre los temas de actualidad de naturaleza social, sobre las experiencias en el hospital, deportes, asuntos financieros que conciernen a todos menos a mí y, por supuesto, sobre la pandemia y sobre calentamiento global.

Un tema frecuente en estas conversaciones es el de la familia, el cual me interesa profundamente porque, desde que leí a De Tocqueville,  comparo las razones del éxito estadounidense como nación y del relativo fracaso de nuestras sociedades latinoamericanas, llegando a la conclusión de que está en la manera como se ve a la familia. En el grupo de mis amigos metodistas la familia es un núcleo fundamental de sus vidas, basado en un objetivo supremo, el de lograr que cada uno de sus miembros progrese y se haga miembro pleno de la sociedad a la cual pertenece. Son implacables en la consecución de este objetivo, esencialmente a través de la educación. Mucha de la conversación del grupo gira en torno a los logros de los miembros de sus familias, con un orgullo inmenso por esos logros. Cada escalón que suben es celebrado. En el seno de la familia latinoamericana existe, igualmente, una gran solidaridad, pero apunta con demasiada frecuencia a la defensa incondicional de sus miembros frente al mundo circundante, más que al objetivo de insertar a esos miembros en la comunidad del cual forman parte. ¿Será por eso que cuando preguntamos a amigos como están, nos responden con frecuencia: aquí en esta esquina…. O, defendiéndonos, de enemigos reales o imaginarios?

El otro tema importante de conversación es el trabajo comunitario, el cual es mucho del cemento que une al grupo. He podido ver que los metodistas piensan que el hombre está en la tierra para  servir, para ayudar a otros. Y es a través de esa labor de ayuda que se ve posible capturar el cielo. Esta es una creencia que encuentra algún eco en mí, a pesar de que no soy religioso. No soy creyente pero pienso que, si existiese un Dios moral que acoge a las buenas almas en su eterno seno, este proceso de selección deberá estar basado en las buenas obras más que en la fe.

En todo caso, estos desayunos se han convertido en una importante parte de mi vida. Comparto con este pequeño grupo de amigos logros y percances y encuentro en ellos un vigoroso reservorio de esperanzas y solidaridad.  


viernes, 16 de julio de 2021

HUGO CHÁVEZ: HIJO DE LA ALCAHUETERIA VENEZOLANA

 


**** Lo que es peor:  muchos de   los alcahuetas de ayer son los mismos alcahuetas de hoy.  

 

La victoria electoral de Hugo Chávez en 1999 fue inobjetable. Lo que fue una tragedia fue la alcahuetería de buena parte del liderazgo político y social venezolano que permitió y hasta promovió su conversión en monstruo.

Veamos los siguientes actos que ayudaron a crear al Frankenstein de Barinas:

1.     El pedido insistente de sobreseimiento de la causa de Hugo Chávez, promovido por una legión de líderes políticos y sociales venezolanos, en aras de la conciliación y la “hermandad”, pedido que fue aceptado por el presidente Rafael Caldera.  La liberación de Chávez se produjo antes de ser llevado a juicio por su acción criminal, la cual produjo más de 100 muertes y fue ejercida con engaño y ejecutada con cobardía. Su liberación le permitió llegar a la presidencia poco tiempo después.

En el blog Dr. Político, ver: https://doctorpolitico.com/2008/01/08/fs-178-el-sbreseimiento-de-chavez-080108/, se menciona que la liberación de Chávez fue “explícitamente” promovida por líderes tales como Oswaldo Álvarez Paz, Claudio Fermín, Luis Herrera Campins, Andrés Velásquez, Patricia Poleo, Freddy Muñoz, Monseñor José Ali Lebrún, Américo Martín, Juan Martín Echeverría, Jorge Olavarría, y otros. Allí se agrega : “el propio Ministro de la Defensa, general Fernando Ochoa Antich, visitó personalmente a los detenidos en el Cuartel San Carlos y prometió abogar para que sean puestos en libertad, siempre y cuando demuestren un sincero arrepentimiento por sus acciones en contra de la institucionalidad”.

Se agrega en el blog: “Ese mismo día el diario El Nacional hace pública con gran despliegue una carta del gobernador del Zulia Oswaldo Álvarez Paz, quien había sido detenido en su residencia oficial por los golpistas el día 4 de febrero, en respuesta a los comandantes del golpe, Hugo Chávez, Francisco Arias Cárdenas, Jesús Urdaneta Hernández, Joel Acosta Chirinos y Miguel Ortiz Contreras. Expresaba textualmente a los golpistas: “No tengo dudas en cuanto a la rectitud de propósitos que los animó a la aventura del 4-F”; y les anunciaba: “Las puertas de la prisión se abrirán para dar rienda suelta a los sueños e ilusiones que los alimentan”.

2.     La falta de reacción del presidente Caldera y del presidente del Congreso Luis Alfonso Dávila ante la insultante y anti-democrática juramentación presidencial de Hugo Chávez en 1999. Ver:  https://www.armyupress.army.mil/Journals/Edicion-Hispanoamericana/Archivos/Tercer-Trimestre-2017/La-crisis-venezolana/ y https://www.aporrea.org/actualidad/n222572.html

Durante la ceremonia de inauguración presidencial, Chávez violó el juramento tradicional del cargo. Cuando se le preguntó, «¿Jura ante Dios y ante la Patria que cumplirá los deberes de Presidente Constitucional, obedecer y promover la obediencia a nuestra Constitución?», Chávez respondió, «Juro delante de Dios, juro delante de la Patria, juro delante de mi pueblo que sobre esta moribunda Constitución impulsaré las transformaciones democráticas necesarias para que la República nueva tenga una Carta Magna adecuada a los nuevos tiempos”.

Inmediatamente después de esta agresión a la constitución por quien debía jurar defenderla, Chávez emitió un decreto presidencial para convocar ilegalmente una Asamblea Constituyente que no solo redactaría una nueva constitución sino que también «transformará el Estado y creará un nuevo orden judicial basado en un modelo distinto de gobierno del modelo existente», ver: http://www.newsmax.com/Pre-2008/Hugo-Chavez-s-March-Dictatorship/2007/03/08/id/689156/.

 Ninguna de estas dos acciones profundamente anti-democráticas e ilegales recibió reacción cívica por parte de quienes estaban llamados a protestar. Ni un solo gesto efectivo de rechazo se sintió por parte del mundo político, el cual – de haber existido – hubiera podido cambiar el curso de los acontecimientos. El juramento insultante de Chávez fue pronunciado ante el gran constitucionalista que fue el Dr. Rafael Caldera, quien guardó estoico silencio. La convocatoria ilegal de la Constituyente fue recibida con aprobación tácita por la Corte Suprema de la época. El silencio cómplice le dio alas a Chávez.

3.      La actitud de la prensa, de los líderes políticos, de las instituciones democráticas fue de aprobación,  pasadas de rabo y conchupancias. El entorno político y los medios mostraron una actitud que el profesor de la Universidad de Yale, Timothy Snyder, ha definido en su libro “TIRANÍA” como “la obediencia anticipada”, un fenómeno que permitió la ascensión de Hitler al poder y la victoria comunista en Checoeslovaquia. En Alemania, dice Snyder, hasta judíos votaron por Hitler en 1933. Este fenómeno de la obediencia anticipada se vio en Venezuela por parte de los miembros de la Corte Suprema y de medios poderosos como El Nacional, cuyos ejecutivos colaboraron con su gobierno por algún tiempo. Mucha gente vio a Chávez como un redentor, de manera inexplicable, porque su actitud anti-democrática no debería haber engañado a nadie. Muchos fueron seducidos por el tono caudillesco y autoritario del paracaidista. Cuando, en Julio 1999, el ya decepcionado Jorge Olavarría pronunció un extraordinario discurso acusatorio de Chávez  en el seno del Congreso, quien lo criticó públicamente por su descortesía con el presidente? : Henrique Capriles. Quienes se ausentaron del recinto en señal de protesta contra el discurso? Los miembros del llamado Alto Mando Militar, arrodillados precoces que luego se convertirían en co-responsables del desastre.

 

Hugo Chávez destruyó las instituciones democráticas venezolanas en un año, ante los ojos impávidos y hasta entusiasta de mucho del  liderazgo político venezolano. Ya para fines de 1999 la democracia venezolana había esencialmente sucumbido, ante la indiferencia de las fuerzas “vivas” del país y el regocijo de quienes comenzaban a recibir las dádivas que formaron la base de la política social paternalista de Chávez, una política suicida que dilapidó el inmenso ingreso petrolero, repartiendo peces sin enseñar a nadie a pescar, exigiendo lealtad política a cambio.

 

Hugo Chávez y su carnal Nicolás han sido monstruos creados por la cobardía, la indiferencia y la alcahuetería de las clases dirigentes venezolanas, con el apoyo de una masa corta de visión, ansiosa de dádivas y promesas, que cantaba entusiasmada aquella canción de Olga Guillot: Miénteme más, que me hace tu maldad feliz….


martes, 13 de julio de 2021

DE CAMINOS Y DE HUELLAS


Hay caminos y hay huellas en el camino. Pero mientras el camino existe en lo físico,  las huellas esencialmente pertenecen al mundo de la mente y se comienzan a borrar casi desde el primer momento en que se hacen, aún la de aquellas personas que han dejado una profunda impresión en nuestros corazones.    

Advierto, al menos,  cuatro categorías de huellas que dejan los seres desaparecidos: sentimental, social, histórica y geológica  

La Huella sentimental

Este es el tipo de huella más profundo pero, tristemente, el de más corta duración. Su intensidad depende de  las características personales de quien la deja, del grado de impresión que haya producido entre quienes lo conocieron  y el tipo de relación que haya mantenido con quien le sobrevive. Es dejada por la madre ejemplar, la noble esposa, el padre o el amigo digno y recto, la generada por un gran amor.  Esta es una huella muy hermosa, muy intensa, la cual reside en el corazón de quienes amaron a la persona que ha dejado de existir, pero es de muy breve duración, limitada por la existencia de los miembros íntimos de su entorno, a lo sumo una a dos generaciones. Es la huella que deja  el inolvidable e irremplazable cónyuge, los padres, abuelos y  el amigo entrañable. Es una huella de gran fuerza íntima.  Una vez su entorno íntimo, la que guarda su huella, va desapareciendo, la persona muere por segunda vez, esta vez de manera más definitiva.  Para las generaciones posteriores la huella se hace incierta y frágil, como  la estela de un pequeño bote que desaparece en el océano infinito o como los granos de arena de la playa que son cubiertos por nuevos sedimentos acarreados por los ríos.   

La Huella Social

                                                              Arturo Uslar Pietri


Es la generada por una vida que tuvo un impacto colectivo en la sociedad a la cual la persona ausente perteneció, destacado (a) en las actividades políticas, artísticas, literarias o científicas. Es el gran poeta, el médico que salvó vidas, el (la) atleta excepcional. Hay hospitales, plazas en los pequeños pueblos o calles que llevan sus nombres. La  sociedad de la cual formó parte lo (la) reconoce con especial afecto. Esta es una huella que dura varias generaciones, entre  cuarenta o más años, pero se va difuminando en el tiempo hasta que, a lo sumo, unos cien años después su memoria se pierde y es remplazada por otras más recientes, de similar prestancia.   

La Huella Histórica

                                                                   Andrés Bello

Esta es la huella que imprimen los héroes de una sociedad,  hombres y mujeres quienes han modificado el curso de la historia en sus comunidades y países. Han descubierto un remedio contra el cáncer, han ido a la Luna,  han sacado a sus países de la miseria o los han liberado del yugo extranjero,  han descubierto nuevos mundos, han escrito epopeyas.  Son recordados (adas) por centurias, es decir, por porciones importantes del tiempo histórico, el cual puede llegar a medirse en miles de años. Pero, algo pasa con su memoria en el curso del tiempo, que se van transformando en leyenda o se van relegando a polvorientos textos de historia o se refieren, cada vez más, a los hechos que ellos protagonizaron y no a la persona que él o ella fueron. Sus figuras se van idealizando, lo cual equivale, en cierta forma, al olvido de la persona,  a su transmutación en monumento.  

LA HUELLA GEOLÓGICA

                                                    Trilobites del Cámbrico

Finalmente, hay una huella geológica, de la cual el ser humano apenas participa, ya que solo llegó a la escena hace un “minuto” del reloj geológico de 24 horas. Aunque los primates, los primeros antecesores del hombre, se conocen desde el cretácico -  unos 80 millones de años - y los primeros antropoides datan de unos 2.5 millones de años, del paleolítico inferior,  los primeros indicios del  Homo sapiens apenas surgen desde unos 300.000  años. Los restos fosilizados de estos antecesores representan su huella pero es una huella de la especie, no del individuo. Tengo en mi mesa de trabajo un trilobites fosilizado que debe tener entre 350 y 380 millones de años. Solo puedo llamarlo trilobites, su nombre filogénico. No sé “quién” era, donde andaba, quienes fueron sus compañeros, que hizo en su vida. No tiene  huella histórica, social o sentimental.

La huella imborrable es una aspiración humana, bella pero imposible, como lo es el mismo sentido de la vida.  

  

 

 

viernes, 9 de julio de 2021

Enseñando con el ejemplo, como Hugo Chávez embruteció y prostituyó al pueblo venezolano

 

                                                         Chávez y sus jefes cubanos

                                               Generales y almirantes de opereta

                                                                         El payaso mayor


**** Quienes lo apoyaron y lo apoyan todavía son cómplices del crimen y carecen de autoridad moral para participar en el futuro de Venezuela

**** Este es un mensaje para quienes hoy aun consideran que Hugo Chávez fue un gran hombre. Sus palabras aquí citadas lo retratan como un agente eficaz  de embrutecimiento y prostitución del  pueblo. Cada día que pasa se hace más y más evidente la magnitud de su crimen. Su memoria es asqueante para los venezolanos honestos

Por más de 12 años Hugo Chávez ostentó el total poder político en Venezuela. En 2012 Endeudó al país con China en más de $60.000 millones para apuntalarse en el poder y  financiar su re—elección, cuando mortalmente enfermo ya no tenía posibilidad alguna de sobrevivir en la presidencia. Ello fue una muestra clara de su pequeñez moral.  Para ese momento Venezuela estaba condenada al colapso material y moral. En sus últimas palabras televisadas antes de irse a Cuba a morir, en manos de los galenos castristas,  nos impuso como su remplazo a su mandadero preferido, el semi analfabeta Nicolás Maduro, quien ha terminado con la macabra tarea de destrucción sistemática del país que él inició en 1999. 

Durante el ejercicio de su autocracia Chávez habló incesantemente. Un adulador recopiló sus palabras en un volumen: http://www.consulvenbilbao.org/chavez/documentos/pensamientos_de_chavezcoweb.pdf , el cual hemos estado  revisando, para recordar las barbaridades que aquel irresponsable hacia llover sobre el  pueblo. Hemos seleccionado algunas de sus copiosas citas, a fin de ilustrar como su prédica embruteció y prostituyó al pueblo venezolano. Es tal el desastre generado por su irresponsabilidad e incompetencia que – en el mejor de los casos -  Venezuela no se recuperará de la debacle por muchas décadas.

Siento un profundo desprecio por quienes hoy mantienen la defensa del paracaidista:

                                                   CITAS DE HUGO CHÁVEZ  

“No hay nada mejor para educar que el ejemplo, el buen ejemplo de desprendimiento, de trabajo incansable, de honestidad, de humildad; ése es el mejor mecanismo para la educación cívica”.

Comentario: ¿honestidad, humildad? Hugo Chávez fue profundamente deshonesto y arrogante, como lo revelan sus propias palabras   

“Esta es una revolución hermosa, pacífica, democrática”

Comentario: Con la comida podrida importada por PDVAL enterrada en Puerto Cabello, el desastre del plan Bolívar 2000, el colapso de PDVSA, la aparición del narco-estado, el tutelaje de los cubanos, ¿puede alguien creer que esta fue una revolución hermosa? Con la represión salvaje que ha causado  centenares de muertos y presos políticos,  ¿una revolución pacífica?  Con el Tribunal de Justicia en manos de ladrones y asesinos y un CNE manejado por  brujas controladas por el chavismo, ¿una revolución  democrática?

 “El pueblo venezolano es el pueblo más glorioso de todo este continente; no tengo la menor duda”

Comentario: Decir esto, sobre todo desde la presidencia, es torpe e insensible, producto de una arrogancia ignorante.

Ser rico es malo

Comentario: Su familia, sus amigos, sus funcionarios, hicieron dinero a costa de la nación, se enriquecieron ilegalmente. El mismo usaba relojes de $50.000 y andaba por todo el mundo con séquitos de cien o más personas, llegando a los hoteles más costosos del mundo, utilizando los recursos de la nación como si fueran su propiedad particular. Era un corrupto pero trataba de presentarse ante  los pobres como si fuera uno de ellos.  

Si dentro de seis meses quedan niños de la calle en Venezuela me cambio el nombre

Comentario: Nunca se cambió el nombre, a pesar de que los  niños de la calle no solo no desaparecieron sino que aumentaron en número durante su permanencia en el poder

Convertiré a Miraflores en universidad bolivariana y a La Carlota en un Gran Parque

Comentario: fue un mentiroso patológico. Cada mentira era seguida por una mayor, a fin de mantener a la pobre gente esperando que alguna fuera algún día cierta.

María Isabel, esta noche te doy lo tuyo (en TV)

Comentario: Una expresión machista intolerable, sobre todo en boca de un presidente de una república, por más bananera que sea. Esa pobre mujer no supo actuar con dignidad, le gustaba el dinero, era de la misma baja ralea del esposo.  

La victoria de ustedes es una victoria de mierda (en TV, rodeado de sus pandilla militar)

Comentario: En su pequeñez, Hugo Chávez no podía aceptar la derrota. A pesar de que hizo del abuso de poder una práctica rutinaria, cualquiera derrota que sufriera era respondida por intentos de  descalificar al “enemigo”. Fue un dictador acomplejado y resentido y le transmitió esos sentimientos negativos al pueblo.  

Solo yo puedo gobernar este país

Comentario: ¿qué líder responsable puede decir esto? Precisamente, la labor del líder es enseñar a su pueblo a ser auto-suficiente, a no depender de pretendidos indispensables. Chávez se creía un Mesías a lo Mussolini, a lo Mugabe.  

 

Chávez ya no soy yo, Chávez somos todos

Comentario: Esta insensatez corrobora lo dicho arriba. Quería hacerle creer al pueblo que era insustituible, que él era la representación de todo el pueblo, a lo Evita Perón o Chapita Trujillo, seres mediocres endiosados por la adulación que los rodeaba  

 

Exprópiese!

Comentario: Esta manera de gobernar, abusiva y autoritaria, era diametralmente opuesta a la democracia, en la cual debe predominar la aplicación de una justicia igual para todos. Este hombre se adueñó de la ley y la manejaba a su antojo.

Váyanse al carajo yankees de mierda…

Comentario: En ese momento, como siempre lo ha sido, USA era el socio comercial más importante de Venezuela. Independientemente de esta barbaridad diplomática, ¿puede ser este el lenguaje de un estadista? ¿O de cualquier ser civilizado? Los venezolanos recibían el mensaje que ser un presidente grosero y arrogante (aunque cobarde a título personal) era  nacionalista y heroico

No importa estar desnudos pasando hambre si tenemos patria

Comentario: Precisamente, tener patria debe garantizarle al pueblo acceso a  la alimentación y a la protección básica. Si ello no existe, ¿de qué patria se habla? Chávez trató de hacerle creer al pueblo que tener patria era caer de manera sumisa bajo la tutela del castrismo. Él fue un traidor a su país y quiso hacer de esa traición una virtud.

Las Farc  no son un ejército terrorista, son verdaderos ejércitos que ocupan un espacio en Colombia.  

Comentario: Chávez protegió y financió a  los narcotraficantes y asesinos de las FARC, a quienes definió como grupos  legítimos grupos luchando por la libertad de Colombia. Ello lo hizo cómplice del bandidaje guerrillero, como se pudo ver en los ordenadores capturados al fallecido Tiro Fijo, dándoles protección en suelo venezolano   

“La alianza bolivariana (ALBA) no sólo es una urgencia histórica, sino la vía inexorable para hacerle frente a la crisis estructural del capitalismo

Comentario: El ALBA ha sido desde su inicio un nido de ladrones y aprovechadores de la riqueza petrolera venezolana. Los millones dados a Ortega, Correa, al Frente Farabundo Martí, a Evo Morales y a los Kirchner para mantenerlos en el poder, las transferencias de petróleo  a Cuba por parte del traidor Hugo Chávez, todo esto está bien documentado. 

“Hay una medicina para no ser corrupto: que uno mande al cipote las ambiciones personales y materiales; ésa es la mejor medicina”.

Comentario: Esta es una de las citas más cínicas de Chávez. Chávez excedió su permanencia en el poder basado en el fraude electoral, mal utilizó los recursos del estado para favorecer a sus aliados ideológicos y a sus familiares y amigos, no distinguía entre los bienes del estado y los de él. Era un corrupto e hizo pensar al pueblo que esa era la manera como el “líder” debía actuar

 “No hay juez que pueda decir que es invulnerable, no; nadie está por encima de la ley”.

Comentario: Una aseveración risible por parte de quien violó sistemáticamente la constitución y las leyes del país, los derechos humanaos  y entregó los bienes nacionales a sus amigos y cómplices extranjeros

“Nosotros estamos rescatando este país del destrozo de un siglo de gobiernos, la mayor parte de ellos malos, corruptos, incapaces, y, además de la entrega a los poderes internacionales de nuestra riqueza fundamental: el petróleo”.

Si algo hizo Chávez fue desnacionalizar el petróleo, al eliminar los contratos de servicio y remplazarlos por empresas mixtas en las cuales el socio extranjero tenía la propiedad de hasta el 40% del petróleo producido. Por lo que se refiere a los destrozos de los gobiernos, ¿qué mayor destrozo que el causado por su régimen y por el de Maduro?  Un millón de millones de dólares dilapidados, robados, regalados a los amigos, entregados a su tutor Castro en Cuba.

“Un pueblo, por ejemplo, que no produzca sus propios alimentos, es un pueblo cuya seguridad y soberanía está profundamente vulnerada”.

Este fue el caso de Venezuela bajo su mandato, en el cual se estatizaron las empresas agrícolas para arruinarlas debido a la corrupción y a la ineficiencia: centrales azucareros, agropecuarias en plena producción, productores de leche, todas hoy en la ruina

“El pueblo no se traiciona, ¡con el pueblo se combate y se construye patria!

La traición que Chávez le hizo al pueblo está comprobada por la magnitud de los traspasos de dinero venezolano a países extranjeros y por el empobrecimiento de la población, hoy reducida a aceptar una caja de comida de inferior calidad como limosna y un pedazo de pernil en navidad. Chávez no combatió con el pueblo sino contra el pueblo, como lo demuestran los miles de ciudadanos muertos violentamente a manos de las fuerzas represivas del régimen, los centenares de prisioneros y los millones de exiliados diseminados hoy en todo el planeta, así como el violento empobrecimiento de buena parte de la clase media.  

“El pueblo es la Fuerza Armada; el pueblo es un gran ejército y nosotros somos expresión de ese pueblo, expresión, concreción de ese pueblo”.

La Fuerza Armada venezolana es el verdugo del pueblo. Con sus 2000 generales y almirantes de opereta y su alto mando militar traidor a la patria muchos de sus miembros se han dedicado a reprimir al pueblo, a robar, a dilapidar los ingresos petroleros, a chantajear con los alimentos, al contrabando de combustible y al narcotráfico. Desfilan como pavos reales llenos de medallas ganadas en los torneos de la adulación y pronuncian cursis discursos patrioteros llenos de una grandilocuencia vacía. Son el peor cáncer del cual sufre el país.

 

Llenaríamos un volumen listando y comentando las pachotadas del tiranuelo de Barinas, quien se convirtió en el agente más eficaz del embrutecimiento y la prostitución del pueblo venezolano.