Te invito a entrar en www.armasdecoronel.org para leer mis libros y ver otra información personal

viernes, 31 de enero de 2020

EL DIA DEL ANTROPOIDE ES LA NOCHE DEL HOMO SAPIENS


En el film “el Planeta de los Simios” la escena final muestra al astronauta Charlton Heston cabalgando por la orilla del mar y enfrentado con la parte superior de la estatua de la libertad, el resto hundido en la arena. Ver: https://www.youtube.com/watch?v=XvuM3DjvYf0 .
Grita entonces: “Malditos, malditos. Lo hicieron, lo hicieron”, al ver que está en la Tierra, planeta ya destruido, víctima de una violenta involución que lo ha llevado a ser dominado por antropoides de niveles inferiores al homo sapiens.  
Así decimos nosotros: “Malditos, Malditos. Lo hicieron”, al leer hoy que las refinerías venezolanas de Cardón y Amuay finalmente han cerrado sus puertas. Al leer hoy que el antropoide de Miraflores, rodeado de chimpancés armados, proyecta entregarle los restos de la industria petrolera a Rusia. Al leer que el Embajador de Cuba podrá asistir a reuniones del gabinete del régimen como un miembro más. Al leer sobre la tragedia ecológica, social, minera, económica, política que se desarrolla en el Sur del Orinoco debido a la invasión de grupos irregulares y de países codiciosos como Rusia, China, Irán y Cuba.
Se ha hecho realidad la pesadilla. Se apagan, una por una, en medio del silencio de las mayorías,  las luces en cada ciudad, pueblo y aldea de Venezuela. Todo se va paralizando. Todo se desploma. Las riquezas son sacadas del país hacia paraísos fiscales y países forajidos. El régimen habla un lenguaje traidor, degradado, sumiso ante el terror y desafiante ante las democracias. Los cabecillas del régimen están directamente involucrados en robo, contrabando, tráfico de drogas, lavado de dinero, crueldad y negligencia ante los problemas de los venezolanos. Cada día que pasa se viene abajo otro fragmento de Venezuela, no son muchos los que quedan de pie.
En medio de esta inmensa tragedia el país está inerme, indefenso, algunos hablando de negociar, transarse, acudir a elecciones bajo la bota antropoide, otros de pedirle a Cuba que intervenga a favor de la democracia (!), otros esperando con resignación un pernil, una caja de comida, un medio petro que servirá – como las fichas de las haciendas del siglo XIX – para comprar algunos comestibles a precios inflados que le dará a los pandilleros groseras ganancias.  También hay quienes resisten, sin ser apoyados por la masa crítica de ciudadanos. Hay mártires muertos y mártires presos, su memoria y su defensa esencialmente abandonadas por el grueso del país.
Si Venezuela no reacciona con dignidad frente a esta debacle podrá despedirse para siempre de llegar a ser una Nación. Como podremos vernos en el espejo? Como podrán sus futuros habitantes vivir con este estigma de haber sido avasallados por una banda de antropoides armados y babeantes de descaro?
La tragedia es doble: una, ser oprimidos; otra, ser oprimidos por una banda de homínidos brutales y mediocres. Esta segunda parte de la tragedia, lamentablemente,  revela una desconsoladora medida  de nuestra sociedad.   



miércoles, 29 de enero de 2020

Una buena noticia sobre mi proyecto Fábrica de ciudadanos



FABRICA DE CIUDADANOS: DESEO COMPARTIR CON USTEDES UNA BUENA NOTICIA

Hace unos días, en el estado de Virginia donde vivo hace 16 años, fui objeto de un hermoso homenaje, de esos que pocos afortunados reciben aún en vida. El Centro de Orientación en Energía, COENER – un centro de reflexión venezolano – y la Universidad metropolitana de caracas se unieron para concederme el premio CARLOS LEE BLANCO, en honor a quien fuera un valioso ingeniero y maestro venezolano. Este premio consiste en un Diploma de Buena Ciudadanía, el mayor de los orgullos que – en mi criterio – puede exhibir un ser humano. No hay ninguna condecoración que se le pueda igualar.




Un grupo de amigos: José E. Castellanos, Laura Rojas, José Benjamín Escobar, yo, Gustavo Tarre, Juan Pío Hernández, Pedro Mario Burelli, mi esposa, Armando Chuecos, Hernán Oyarzabal, Tomás Rodríguez Muller.

El acto de entrega de este diploma se llevó a cabo en un salón de un restaurant de la localidad, evento al cual asistieron unas 45 personas, más o menos lo máximo que toleraba el salón.  Mis amigos y familiares invitados al acto se sentaron en las mesas, comenzaron a llegar algunas viandas y se inició el acto con una introducción de José Emilio Castellanos, seguida de las palabras de Omar Alberto Ferrer, presidente de COENER (por vía internet) y de las palabras y entrega del diploma por el ex-Rector de la Universidad Metropolitana  y ahora Director del Centro de Estudios Latinoamericanos 'Arturo Uslar Pietri” de la misma universidad, el Dr. José Ignacio Moreno León.
¿Por qué el premio? Carlos Lee Blanco, el fallecido presidente de COENER fue un apasionado promotor de lo que se denomina Capital Social. Decía que el árbol de la sociedad  solo puede dar frutos si tiene abundantes y sanas raíces. Y las raíces tenían que ver con la calidad ciudadana. Predicaba algo que yo también he predicado por más de 30 años, que no puede existir una sociedad próspera sin una masa crítica de buenos ciudadanos activos.
El premio fue dado a mi labor orientada a incrementar la calidad de vida de la sociedad venezolana en base al combate a la corrupción y a la promoción de la buena ciudadanía activa, representada por mi proyecto FABRICA DE CIUDADANOS. En esta nota les anexo algunas fotos del acto y les reproduzco mis palabras de aceptación del premio, las cuales fueron grabadas por mi gran amigo Pedro Mario Burelli, ver: https://youtu.be/eqckqZPJqJo
El proyecto FABRICA DE CIUDADANOS, tiene ahora campeones en Venezuela y en USA y estoy determinado, con la ayuda de ustedes, a que pueda lograr la aceptación del liderazgo político que habrá de tomar las riendas de nuestra Venezuela después de la pesadilla.
VENEZUELA NO PODRÁ SALIR ADELANTE MIENTRAS UN 75% DE SU POBLACIÓN PERMANEZCA ALETARGADA Y DEPENDIENTE DE UN ESTADO BENEFACTOR Y DADIVOSO. NO PODEMOS EDIFICAR UN NUEVO EDIFICIO SOCIAL SIN SENTAR LAS BASES SÓLIDAS DE BUENA CIUDADANÍA. ESTO SE PUEDE HACER, NO REQUERIRÁ DE GRANDES INVERSIONES O DE SOFISTICADAS TECNOLOGÍAS.  EL PROYECTO YA EXISTE Y TODO LO NECESARIO ES LA VOLUNTAD POLÍTIICA DE LLEVARLO A CABO.
ESTE ES EL MOMENTO DE PONERLO A MARCHAR.
________________________________________    
 PARA QUIENES LO DESEÉN LEER, AQUÍ LO REPRODUZCO UNA VEZ MÁS:
                                FABRICA DE CIUDADANOS

 El proyecto que presentamos en este documento está orientado a la creación de buenos ciudadanos. Nadie parece oponerse a este propósito pero no ha sido llevado a cabo porque requiere tiempo y perseverancia. Si se lograra implantar en nuestros países con el rango de política de estado, ello representaría –probablemente – el arma más eficaz en contra del letargo ciudadano que azota a nuestros países. El presente proyecto está pensado para Venezuela pero puede ser aplicado en cualquier país de América Latina

I.               Origen
En 1990 se fundó en Venezuela la organización no gubernamental llamada “Agrupación Pro Calidad de Vida”, de la cual fui presidente y la cual tuvo una vida de unos diez años, período en el cual llevó a cabo varios programas de mejoramiento social basados en el concepto de calidad de vida. Entre esos programas estuvo el de Educación Ciudadana, el cual se llevó a cabo en escuelas de Caracas y otras ciudades de país, así como en otros países de la región, como  Panamá y Paraguay. Este programa llegó a involucrar unos 15000 niños y más de un centenar de maestros voluntarios, entrenados por nosotros, usualmente estudiantes universitarios. Fue forzosamente interrumpido por la llegada de Hugo Chávez al poder pero  - a pesar de su brevedad -  logró hacer un significativo impacto en la conducta de los niños involucrados y atrajo el interés y apoyo de los padres. 

II.            Cuál es su Razón de Ser
A pesar de sus pasadas bonanzas económicas derivadas del petróleo Venezuela no ha logrado crear y mantener una alta calidad de vida, entendida como el bienestar espiritual, físico y social de sus habitantes. La educación ha sido el punto más débil del quehacer nacional y, sin un buen nivel educativo, el país no ha logrado incrementos importantes en la generación colectiva de riqueza, en el buen uso de sus recursos y en el incremento de su bienestar social.
¿Cuál es el ingrediente “mágico” que ha faltado a los venezolanos para superar su condición crónica de pobreza y atraso? Ciertamente no ha sido carencia de ingresos financieros ya que, por el contrario, el país ha recibido niveles de ingresos de ese tipo muy superiores a los de países de la región que han llegado a tener altos niveles de calidad de vida. Si tuviéramos que identificar la carencia de un solo ingrediente requerido para lograr el progreso, tal ingrediente sería la transformación del venezolano de ser simple habitante a ser un buen ciudadano activo, miembro integral de la sociedad de la cual forma parte, en pleno ejercicio de sus derechos y deberes cívicos. La mayoría de la población venezolana no actúa a nivel ciudadano, con plena participación en el progreso de la sociedad, sino como integrantes pasivos de esa sociedad, como seres excesivamente dependientes de un estado tradicionalmente paternalista. El estado mismo ha promovido entre sus habitantes  creencias y expectativas de su papel como proveedor de todo lo necesario, frecuentemente exigiendo como contraprestación lealtades de naturaleza política tribal.  
Esta actitud colectiva  ha llevado a Venezuela a comportarse  históricamente muy por debajo de su potencial, a pesar de poseer un país favorecido con abundantes recursos naturales.
A fin de contribuir a la realización plena de las  expectativas venezolanas de ser una nación socialmente desarrollada hemos elaborado esta propuesta de  una Fábrica de Ciudadanos, la cual permita importantes y favorables cambios actitudinales en la población venezolana que llevarán a crear una masa crítica de buena ciudadanía activa en el país en el término de una a dos generaciones.  
                                                            
III.         ¿Si la necesidad de fabricar buenos ciudadanos activos es evidente, por qué no se ha llevado a cabo?

La necesidad de crear un país con una mayoría de buenos ciudadanos activos  parecería obvia. ¿Quién podría objetar este proceso? 
¿Por qué, entonces, no se ha emprendido esta tarea con plena decisión? La respuesta parece ser: porque la medición de sus efectos tomaría mucho tiempo, más allá de lo que el liderazgo político generalmente considera deseable para sus fines. En efecto, la medida de tiempo usual para un proyecto político es de seis años, la duración de un ciclo de gobierno. De allí que cada nuevo gobernante traiga consigo su visión particular, casi siempre con abandono de toda la precedente. En Venezuela los presidentes del siglo XX estructuraron programas denominados como  La Gran Venezuela, El Gran Viraje, El Pacto Social y La Reestructuración del Estado, El Cambio Va, cada uno de ellos orientado a darle un vuelco a la situación del  país en el breve término de un mandato de seis años.
Fabricar ciudadanos es una tarea que tomará entre una y dos generaciones para que el país sienta su pleno impacto en la conducta y actitud ciudadana de sus pobladores. Para que el liderazgo político asuma el compromiso de iniciar y mantener en el tiempo un proyecto de esta naturaleza deberá ejercer su poder político con grandeza y visión de largo plazo. 

IV.          ¿Puede lograrse esta transformación?   

 La educación ciudadana ha sido definida como una utopía necesaria. Si  existe perseverancia y claridad de propósitos, lograr el resultado deseado dista mucho de ser utópico. En los países escandinavos, en algunos países asiáticos, ciertamente en Canadá y los Estados Unidos de Norteamérica, en Australia, Nueva Zelanda y en algunos países de nuestra región latinoamericana como Chile, Uruguay y Costa Rica, existen buenos ejemplos de este tipo de sociedades, donde la mayoría de los habitantes representan un factor contributivo importante al desarrollo de su comunidad y no un peso muerto. En su libro “La Democracia en América”, Alexander De Tocqueville dio una explicación sobre la razón del amor por la democracia, la libertad y el éxito colectivo que exhibía la sociedad que visitaba y concluyó que la clave de ese éxito  no radicaba  en sus leyes ni sus regulaciones sino en las costumbres y los valores de sus gentes, lo que él llamó “los hábitos del corazón”. De Tocqueville habló de actitudes ciudadanas de particular importancia: sentido común, moderación, sabiduría, humildad, autenticidad y diversidad, cuyo ejercicio explicaba mucho del progreso social estadounidense. Y es allí donde se centra nuestra propuesta. Se requiere en Venezuela el establecimiento de un progresivo y perseverante proceso de modificación actitudinal, el cual permita la conversión de sus habitantes en buenos ciudadanos activos, tan  conscientes de sus deberes como de sus derechos. No es aventurado decir que solamente un buen ciudadano activo puede ser un agente efectivo de progreso.

V.             Estrategias para la implantación de una Fábrica de Ciudadanos

·       Un Compromiso Nacional
El punto de partida para la implantación de un proyecto de esta naturaleza es el compromiso del liderazgo nacional, en particular el liderazgo político, pero también el liderazgo de la Sociedad Civil, el conglomerado de instituciones sociales, no gubernamentales, que constituyen una buena porción de la Nación. Ese compromiso es necesario porque el proyecto deberá continuar en vigencia durante etapas de diferentes signos gubernamentales. El Plan estadounidense para enviar un hombre a la Luna y traerlo sano y salvo de regreso a la Tierra, el llamado Programa Espacial, fue concebido durante la presidencia de Kennedy pero su desarrollo fue  llevado a cabo durante las presidencias de Johnson, Nixon, Ford y Carter. Fabricar ciudadanos no será una tarea más difícil que llevar un hombre a la Luna pero igualmente requerirá el compromiso de sucesivos gobiernos.
·       El Plan deberá tener el rango de Política de Estado
Por lo arriba expuesto la formulación y ejecución permanente del plan  deberá tener el rango de política de estado, no podrá ser una política particular de un gobierno, la cual pueda ser revertida por un gobierno posterior. Se trataría de un contrato social permanente entre el estado y la nación, en base al cual el liderazgo político y social apoyaría la necesidad de su permanencia en el tiempo.
·       El Plan debe ser formulado en base al estudio y posible adopción de las técnicas educativas más exitosas conocidas, por lo cual deberá ser el producto de un grupo de trabajo de la más alta calidad
·       La implantación de Plan y su ejecución en el tiempo deberá ser supervisado y evaluado regularmente por un Consejo de Educación Ciudadana, el cual esté integrado por expertos en la materia y por ciudadanos miembros de la Sociedad Civil venezolana

VI.          Características esenciales del Plan
El Plan debería tener características de la siguiente naturaleza, sin que lo expuesto aquí tenga un carácter exhaustivo:
·       Permanente en el tiempo
·       De carácter obligatorio en todas las instituciones educativas del país, en todos los niveles de educación primaria y secundaria.
·       Aplicado a todos los estudiantes venezolanos de esos niveles, es decir, cubriendo las edades desde, aproximadamente seis años, hasta aproximadamente 18 años, cuando el estudiante ingresa a la universidad o decide ingresar al mercado de trabajo
·       Ejecutado por un núcleo de maestros profesionales reforzados por un grupo de entrenadores voluntarios debidamente entrenados para tal fin, cuyas filas provendrían, preferentemente, del nivel universitario. Ello tendría la doble ventaja de establecer diálogos sobre el tema ciudadano entre niños y jóvenes, minimizando la brecha generacional que podría influir sobre la eficiencia del programa. Esta tarea daría a la juventud universitaria la oportunidad de hacer labor social voluntaria, factor que es característico de las sociedades desarrolladas
·       Probablemente deberá estructurarse un período inicial de preparación de los recursos humanos a ser utilizados en el Plan, el cual tomaría uno a dos años y podría ser llevado a cabo por expertos tanto venezolanos como de países donde el sistema de educación en valores esté bien desarrollado 

VII.        Contenido del Plan
  El contenido del Plan de Educación Ciudadana deberá ser elaborado por gente de la más alta experticia y experiencia en el campo educativo de los valores. En este campo no es deseable la improvisación. En nuestro programa arriba mencionado, el cual fue de modesta dimensión, contamos con la participación de educadores expertos, ciudadanos idealistas, llenos de entusiasmo, sin remuneración alguna que no fuese el reconocimiento de los niños y los padres. Estoy seguro de que estos hombres y mujeres aún están dispuestos a colaborar en esta bella tarea. 
·       Deberá hacerse una cuidadosa selección de los valores y las actitudes que serán objeto de enseñanza. Existen valores y actitudes de rango universal cuya enseñanza repetitiva y sistemática lograrán   convertirlos en una segunda naturaleza para el estudiante. Ejemplos: la auto-estima; la tolerancia; el respeto por el derecho ajeno y por la vida humana; la amistad; la toma de iniciativas ciudadanas; el liderazgo; el altruismo; la compasión; el uso eficiente del tiempo; el uso racional del dinero; la necesidad de tener un plan de vida; la vida en democracia; derechos y deberes ciudadanos.
·       Las técnicas de enseñanza deberán ser adoptadas en base a los mejores ejemplos existentes. Soy un buen creyente en el diálogo como instrumento eficiente de enseñanza y como alternativa a la enseñanza unidireccional, aunque es indudable que cada técnica educativa tiene su importancia. 

VIII.     Evaluación y resultados esperados
Un plan de esta naturaleza deberá ser evaluado con regularidad en el tiempo. No sería posible medir su eficiencia a corto plazo. Estimo que una primera evaluación general podría hacerse al cabo de unos dos a tres años de plena implantación del programa. Por supuesto, será necesario una continua supervisión/monitoreo del Plan, lo cual formará la base de la evaluación general periódica. Es fácil imaginar que un niño que comienza el plan a los seis años ya habrá internalizado mucha de la enseñanza ciudadana cuando llega a los ocho años y mucho más cuando llega a sus  diez y doce años de edad. Con la llegada a la adolescencia se esperaría que el joven haya adoptado  valores y actitudes ciudadanas fundamentales casi como una segunda piel, una segunda naturaleza. Ese sería el resultado esperado del Plan. Todavía, en ese momento, el joven tendría seis años más de contacto con el plan, con sus interlocutores y estaría listo para convertirse – en el umbral de su entrada a la universidad o al mercado de trabajo-  en futuro entrenador de sus compatriotas más jóvenes. En ese momento se establecería un circulo virtuoso en el cual el niño, como decía el poeta Woodsworth – llega a ser padre del hombre. Entonces:
·       Veríamos un “milagro”, que no sería tal sino el resultado de un esfuerzo sistemático, de la conversión de la relación patrón-cliente históricamente predominante en el petro-estado venezolano, en un digno contrato de ayuda mutua y voluntaria entre los mismos venezolanos para generar más y mejores buenos ciudadanos activos
·        Estaríamos asistiendo a la creación de ciudadanos convencidos de que su futuro está en sus propias manos y no en las de las manos de un Estado benefactor, o de un líder mesiánico o del producto inevitable del destino. 

IX.          Alianzas posibles y financiamiento

Un Proyecto/Plan de magnitud nacional y de duración permanente requiere de toda la ayuda internacional que pueda obtenerse. En la coyuntura actual venezolana, en la cual la Nación se encuentra en el umbral de una alborada de democracia y libertad, se abren amplios caminos de colaboración con un mundo desarrollado y deseoso de ayudar. El mundo exterior está dando muestras de un inmenso deseo de colaboración con un país que ha sufrido demasiado a manos de una pandilla criminal. Este proyecto tiene varias características que lo hacen particularmente atractivo para ser coordinado y patrocinado por la OEA, asistida financieramente por el Banco Interamericano de Desarrollo y/o los grandes países de la región, Estados Unidos y Canadá, así como por la Unión Europea:
·       No requiere grandes inversiones en “hardware”
·       Ayudaría a un país, Venezuela, a incorporarse plenamente al concierto de las naciones desarrolladas
·       La naturaleza misma del proyecto lo hace capaz de ejecución sin grandes cargas burocráticas.
·       En el campo de las relaciones internacionales este es un proyecto que tiene estrecha relación con lo que Joseph Nye (Harvard) ha definido como “soft power”, el poder blando, de naturaleza cultural y educativa, lo cual lo hace particularmente atractivo para los grandes países desarrollados, creando significativa buena voluntad entre los países
·       El financiamiento de este proyecto no requeriría sumas extraordinarias, fuera del presupuesto normal del país, reforzado por donaciones puntuales de países amigos.
     
X.             Una Utopía necesaria y realizable
¿Será posible tener una Venezuela en este siglo XXI dotada de una masa crítica de buenos ciudadanos? No hay duda. Todo lo que se requiere es el patrocinio de una organización de peso regional e internacional, de países democráticos y de individuos en Venezuela y en la región que puedan promover este proceso de transformación actitudinal. 
La oportunidad parece ser la ideal para una Venezuela en el umbral de un cambio importante de dirección política.
Estoy a la orden para cualquiera discusión sobre este proyecto. 


Gustavo Coronel
Ciudadano Venezolano
Agrupación Pro Calidad de Vida, 1990-2010
COENER
Gente del Petróleo
ACAN, Anti Corruption Advocay Network


martes, 28 de enero de 2020

La muerte de una heroína ciudadana



El pasado 22 de enero falleció en Mérida la diputada a la Asamblea Nacional de Venezuela por Acción Democrática Addy Coromoto Valero. Contaba con 50 años de edad. Valero padecía de cáncer y, según informaciones que nos han llegado, los diputados tránsfugas quienes se plegaron al régimen de Maduro le ofrecieron en su lecho de enferma hasta $700.000 para que rechazara la re-elección de Juan Guaidó como presidente de la Asamblea Nacional, dinero que le habría dado la oportunidad de pagar un tratamiento efectivo contra sus dolencias. Ella rechazó este intento de soborno, diciendo en su cuenta de Instagram: Mi problema de salud solo Dios en quien creo lo resolverá. Aprendí en mi adolescencia gracias a la enseñanzas de mi padre y otros ejemplos a luchar por los demás».
El 11 de Enero estuvo presente en la Plaza Bolívar de Mérida, a fin de reafirmar  su apoyo a Juan Guaidó.  
Así como somos frecuentes y duros críticos de los traidores, corruptos y colaboradores del infecto régimen de Nicolás Maduro, así mismo debemos ser justos y apreciar y honrar las actitudes de los héroes ciudadanos, como es el caso de Addy Valero. Ojalá haya otra vida en la cual ella pueda obtener su justa recompensa por su gran gesto digno.  

domingo, 26 de enero de 2020

Maduro va pá fuera



La luz al final del túnel

SE INTEGRAN LAS FUERZAS DEMOCRÁTICAS DEL PLANETA PARA EXPULSAR A MADURO Y A SU PANDILLA DEL PODER
El viaje del presidente Juan Guaidó  por buena parte del mundo democrático y su aparición en el Foro Económico Mundial de Davos dan impulso a una aceleración de la acción para sacar a la pandilla chavista del poder, desde el cual han destruido una gran parte de nuestra Venezuela y han puesto en peligro la seguridad de la región y hasta del mundo, debido a su entrega traidora a Cuba, a su alineamiento con las naciones forajidas del planeta y a su narco-identificación con los grupos terroristas de Colombia y del medio oriente.
Lo que se avecina, si no estamos equivocados, es una acción mediante la cual la Asamblea Nacional, en vista de la presencia de un usurpador en el poder y de la situación de rehén en la cual se encuentra la sociedad venezolana, decide llamar a elecciones presidenciales, lleva a cabo el nombramiento de un Consejo Nacional Electoral honorable y recibe el apoyo de los países democráticos de la OEA, aquellos no controlados por el castrismo-chavismo, de la Unión Europea y de los Estados Unidos y Canadá, países que han llevado la iniciativa de las sanciones en contra del régimen forajido de Nicolás Maduro. Esta será una acción que tendrá un componente diplomático y político de reconocimiento y apoyo al gobierno interino de Juan Guaidó. No podrá entonces ser objetado por quienes, desde las tribunas mercenarias del exterior y desde los rincones del entreguismo doméstico pretenden rechazar lo que se ha dado en llamar una invasión militar estadounidense a Venezuela. Ciertamente no sería una invasión militar estadounidense pero si una acción política profiláctica de naturaleza multinacional en contra de los responsables de la gran tragedia venezolana.
Esta acción tendrá un doble mérito: (1), promover el llevar a cabo elecciones presidenciales transparentes y honestas, no controladas por el régimen militaroide de Maduro, abiertas al escrutinio del mundo exterior,  y (2),  plantearle al forajido régimen de Maduro el dilema de, o aceptar la decisión de la Asamblea Nacional apoyada por el mundo democrático e irse con el rabo entre las piernas, o rebelarse por la fuerza, en cuyo caso habrá total justificación para que los venezolanos demócratas reciban el apoyo que sea necesario recibir por parte de la región y de todos sus aliados del hemisferio Norte. 
El mundo civilizado comprende que ya no es posible seguir asistiendo como simples testigos a la masiva destrucción de un país, la cual abarca su territorio, sus servicios, sus instituciones, su economía y , lo peor, los proyectos de vida de millones de venezolanos, los sueños y las esperanzas a los cuales todo ser humano tiene derecho. El asesinato de esos sueños es  lo que se ha llamado el daño antropológico, es decir, la destrucción de la fábrica social de un país,  es un crimen mucho mayor que su destrucción material.
No es posible esperar más. Todos los elementos de la ecuación liberadora están ya en su lugar. Es hora de terminar con las indecisiones a fin de llevar a cabo una acción concertada que debe terminar con la pesadilla que  ha cobrado demasiadas víctimas. Cada día que pasa  la tragedia se acentúa frente a nuestros ojos.
____________
Ojala pueda yo pisar de nuevo tierra venezolana, ya libre de la plaga horrorosa que la ha afligido en estos últimos 20 años. Y sentarme una vez más,  cómo antaño,  a hablar con los pájaros, bajo el frondoso cotoperí de la plaza de Montalbán, mientras los niños de mi país juegan sin temor a la tragedia.   

sábado, 25 de enero de 2020

EL FUTURO TIENE SU HISTORIA




He terminado de leer el libro de este título, cuyo autor es Henrique Salas Romer y agradezco su envío a mi gran y joven amigo, el historiador  Sebastián Navarro Rodríguez. Es un libro que comencé a leer con grandes expectativas dando por sentado que se trataba de una Memoria Personal. Salas Romer ha sido un destacado líder político venezolano con una sobresaliente actuación como Gobernador del estado Carabobo, etapa en la cual este estado pasó a ser una especie de isla del primer mundo en Venezuela. Pasar el Túnel de La Cabrera en dirección a Valencia era realmente entrar en una Venezuela limpia, organizada y floreciente. Su excelente comportamiento en Carabobo fue seguido por el de su hijo, Henrique Fernando, quien continuó la labor progresista del padre. Yo fui testigo presencial de esa labor porque viví en Carabobo durante varios años y fui Secretario de Planificación y Presidente del Puerto de Puerto Cabello durante la administración Salas Feo.
Me separé de esa administración durante 1998 para coordinar el programa de gobierno de Henrique Salas Romer, candidato a la presidencia y el mayor adversario que tuvo Hugo Chávez. A pesar de que en este libro Henrique Salas Romer argumenta que Chávez era un candidato perdedor hasta que el Departamento de Estado de USA le prestó su ayuda, pienso que la derrota de Henrique era inevitable. No porque no fuera el mejor de los dos candidatos sino porque no era el candidato con quien el grueso de la población venezolana se identificaba. Henrique Salas Romer era el mejor candidato para sacar adelante a Venezuela, debido a su amplia visión de estadista, algo – por cierto – que este libro  demuestra hasta la saciedad. Salas Romer era un candidato  culto, un administrador eficaz, había probado ser exitoso en Carabobo. Pero creo que estaba condenado a perder por razones que llamo antropológicas, tanto físicas como culturales. Salas era rubio, de ojos azules, de tez muy blanca, con un apellido materno exótico, percibido como miembro de las élites dominantes, de personalidad “imperial”. Todas estas cualidades contrastaban con las de Chávez, mulato, aceitunado, de extracción humilde, militar de medio rango. Los lenguajes de los candidatos eran muy diferentes, el de Salas gerencial y extraño a mucha de la audiencia, el de Chávez campechano, con arranques de poemas y corridos llaneros, aderezado con la cursilería que agrada tanto a las masas. 
Tengo la impresión de que uno de los eventos que más rechazo produjo entre el pueblo llano a la candidatura presidencial de HSR fue la cabalgata en Caracas. Yo caminé durante todo el trayecto de la cabalgata, a su lado y mezclado con los espectadores pude oír sus comentarios a lo que percibieron como un acto arrogante. La cabalgata fue aplaudida en el Este pero fue rechazada en el populoso Oeste de la ciudad. En ese momento yo pensé que si extrapolábamos este sentimiento al país entero, HSR no podía ganar. Era como asistir de nuevo a la competencia entre Yolanda Leal y Yoli Clemente (se me cayó la cédula).
Me encontré con un libro sobre historia, sobre los modos de la historia, contentivo de una hipótesis sobre las matemáticas de la historia que aspira a ser útil para tratar de avizorar el futuro con mayor precisión. Está basado en las ideas de Ortega Y Gasset sobre las generaciones y sobre su influencia en la historia, extendiendo sus conceptos no ya una generación de 15 años sino a lo que HSR denomina hitos históricos, los cuales se cumplen cada dos generaciones, 30 años, marcados por acontecimientos de trascendencia mundial, los cuales son frecuentemente impredecibles, los llamados cisnes negros. El grueso del libro se centra en tratar de comprobar esta hipótesis mediante un viaje extraordinario a través de los acontecimientos mundiales desde 1899 hasta hoy. Es un recuento que muestra a un autor de  amplia y ecuménica dimensión intelectual, que nos hace pensar en cuan diferente hubiera sido la historia venezolana de los pasados 20 años si HSR hubiese ganado la presidencia, una historia alternativa que, en vista de lo que menciono arriba sobre la antropología de aquella elección, hubiese requerido un cisne negro para concretarse.  
El autor se pasea con elegancia por los acontecimientos más notables de ese período de tiempo de 120 años, es decir, el curso de ocho generaciones y trata de ver hacia adelante, por dos generaciones más. Su análisis está centrado en probar como esos diferentes hitos históricos se entrelazan entre sí, están íntimamente relacionados, casi como si hubiesen estado fatalmente destinados a ocurrir. El viaje del autor nos lleva de un lugar a otro del planeta y de un hito a otro en una poderosa ilustración de cultura política. Muchos de sus hallazgos son interesantísimos.
A medida que leía, sin embargo, tuve la impresión de que la hipótesis de trabajo del autor no me era muy convincente, de que las pruebas sobre la concatenación que postula la tesis del autor no existían realmente, sino que se trataba de una comprobación a posteriori. Creí entender de la lectura que no importa lo que hubiera sucedido, el autor hubiera podido verlo como una comprobación de su tesis. Me llevó a pensar de esta manera algunos de los ejemplos que da el autor para ilustrar su idea, como el enlazar lo ocurrido en la Plaza de Tiannamen, en Beijing, con la caída del Muro de Berlín y el Caracazo venezolano, eventos según el autor con un denominador común.
Leyendo el libro llegué a disfrutarlo como una colección de interesantes análisis sobre hitos históricos importantes, con muchos de los cuales análisis he estado de acuerdo, con otros en desacuerdo, pero todos llenos de hallazgos intelectuales importantes que estimulan poderosamente nuestras propias ideas. El número de pasajes interesantes es grande, entre muchos otros: las causas de su derrota electoral, página 123; el apoyo de Washington a Chávez, página 128; el olvido de USA a Cuba, página 132; el logro de la Asociación de Gobernadores, 139; lo que le sucedió a CAP, 141; una fascinante narrativa sobre Crimea, Rusia y el petróleo, 144, la visita a Rusia, 146; su experiencia en la provincia rusa de Vladimir, 151; Fidel Castro como un AMAZON de la estrategia geopolítica, 231; Cuba y su papel en la muerte de Chávez, 284 y siguientes; Trump, 339; Cuba y Venezuela, 379 y siguientes; intentos de especular sobre historia alternativa, página 406. Debo decir que su sección final, páginas 419 y siguientes, es muy bueno, quizás de lo mejor del libro.
En ocasiones el texto parece desorganizarse un tanto, dando brincos de un sitio a otro, de un evento a otro, sin aparente justificación. Pero es que así se ha movido la historia, con saltos bruscos. Lo que no me quedó claro es la concatenación de esos eventos, su coherente integración en hitos históricos potencialmente predecibles. Por ejemplo, en la página 406 el autor dice: “Cabe especular cuanto habría ganado el mundo si las grandes potencias hubieran comprendido hace cien años las matemáticas generacionales de la historia”, citando el ejemplo de cuantas tragedias se habría ahorrado la humanidad si el Tratado de Versalles no hubiese humillado tanto a Alemania, generando así una situación que hizo inevitable la continuación de la Guerra mundial I en Guerra mundial II. Dice el autor que si el tratado se hubiera concentrado en logar un mayor equilibrio en Europa en lugar de humillar a Alemania, quizás Hitler no hubiese aparecido. Este fue un ejemplo, dice el autor, de no haber podido identificar correctamente el proceso histórico que subyace estos eventos. Creo que este ejemplo solo indica una carencia de visión y de sentido común entre los líderes que condujeron el proceso pero solo eso y no una ignorancia de las matemáticas de la historia.  HSR anticipa que el lector podrá pensar así y nos advierte, página 409, “Se dirá que es fácil juzgar la historia por el espejo retrovisor”. Exactamente lo que yo estaba pensando al leer sobre el Tratado de Versalles. Pero HSR nos agrega que su intención no es esa sino la de tratar de comprender como se moldean los acontecimientos futuros, recordando la cita de Santayana: “Quienes no aprenden de la historia están condenados a repetirla”.
Será útil tener el libro como referencia para cotejarlo con lo que vayamos viendo en cada nuevo recodo del inmenso río de la historia* o, como dice HSR, en cada estación del tren.
_________________    
* Hablando sobre el río del tiempo, el río de la historia, Jorge Luis Borges avanza la idea de que puede estar fluyendo hacia atrás. Hoy en día se habla de la naturaleza circular del universo, lo cual le daría cierta base astrofísica al atisbo de Borges. Y ello nos recuerda a T.S. Eliot cuando dice “Nunca cesaremos de explorar y el fin de nuestra exploración será regresar al punto de partida y conocerlo por primera vez”. Los poetas son grandes intuitivos.

jueves, 23 de enero de 2020

Un Archipiélago de Tribus



      **** Venezuela requiere reconstrucción material, claro. Pero, ante todo, reconstrucción espiritual y moral

Venezuela se quitó el guayuco del atraso en 1935, comenzó a modernizarse durante el período 1935-1958, se durmió en sus laureles  desde 1960, con los gobiernos de Lusinchi y Herrera Campins, y se puso  de nuevo el guayuco en 1999. Hoy en día el país es un vergonzoso archipiélago de tribus, con caciques mediocres, las cuales  han perdido el camino que los hubiera conducido a la Nación. Esta pérdida del camino se debe fundamentalmente a que los caciques militares y civiles, por ignorancia, incompetencia, codicia y deseos de poder, las han llevado por atajos que inevitablemente desembocan en el gran pantano del atraso y la anomía.  El populismo, el robo, la falta de grandeza han destruido la sociedad venezolana.
La Venezuela de hoy galopa hacia el pasado. Su destrucción desde 1999 ha sido total. Lo peor ha sido  la destrucción del alma, ese factor esencial de toda sociedad que determina si es digna o no lo es de convertirse en Nación. En este país donde el alma ha tenido que irse o está arrinconada en los hogares dignos ha desaparecido el sentido de Nación y los proyectos de vida individuales. Todo ello aplastado por el régimen ignorante y entreguista. El gran payaso asesino ha llegado a pedir que el embajador cubano asista a al gabinete ministerial, ilustrando así su condición vergonzosa, traidora e invertebrada.  Esta obliteración de sueños y proyectos individuales de millones de venezolanos es lo que se ha llamado el Daño Antropológico. Los escombros de la sociedad, las bandadas tribales, andan hoy sin sentido de dirección coherente y nacional.
 Intentar una restructuración del país solamente sobre las bases materiales sería insensato. Hay que atender como primera prioridad esta situación actual de anomía y  tratar de transformar el archipiélago tribal en Nación. Para ello será preciso que afloren líderes con la capacidad para inspirar a los venezolanos para trabajar juntos en la creación de una sociedad moderna, donde cada quien haga su aporte. Aunque tenemos individualidades valiosas ese liderazgo no ha aparecido todavía en su requerido vigor.
El cuerpo es importante pero el alma es esencial.

lunes, 20 de enero de 2020

MI OPINIÓN SOBRE DONALD TRUMP



Mi opinión sobre el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, no es positiva, a pesar de sus logros en el plano económico, lo cual es muy importante. Cuando lo critico recibo comentarios de sus partidarios sobre mi “odio” al presidente, mi preferencia por los Clinton, etc. Quiero reiterar que mi evaluación de Donald Trump está estrictamente basada en sus cualidades personales, no lo trato de comparar con nadie. Considero deseable dar mis razones para esa postura. Creo que es importante que todos tratemos de argumentar racionalmente sobre la figura del presidente, pues las controversias en torno a su persona han colocado en grave peligro la estabilidad política e institucional de los Estados Unidos y la seguridad mundial.
EL ENJUCIAMIENTO POLÍTICO A DONALD TRUMP
Esta semana ha comenzado el proceso de enjuiciamiento del Presidente Donald Trump en la Cámara del Senado del Congreso de los Estados Unidos. No creo que será un proceso objetivo sino que estará muy contagiado por la pasión existente en el mundo político estadounidense, pasión según la cual una mitad del país piensa que Donald Trump es un bandido y la otra mitad del país piensa que es un ser perfecto. Los primeros escuchan a CNN, los segundos escuchan a FOX NEWS y casi nadie se preocupa por comparare las dos versiones. En vista de la correlación de fuerzas políticas en el Senado es casi seguro que el Presidente Trump será absuelto de toda culpa en esa Cámara, así como fue condenado en la Cámara de Representantes. El abogado de Trump, Alan Dershowitz ha adelantado que su estrategia será argumentar que, de acuerdo a la Constitución,  el abuso de poder no es un acto enjuiciable, ver:  https://www.businessinsider.com/trump-impeachment-lawyer-dershowitz-argue-abuse-of-power-not-crime-2020-1
Es trágico que este proceso haya adquirido un tinte casi totalmente partisano. Hoy en día los partidarios y los adversarios de Trump se alinean obedientes a favor o en contra del calentamiento global, del aborto, de MEDICARE, de la supremacía blanca o del movimiento ME TOO. Es muy raro, por ejemplo, que un partidario de Trump opine que el cambio climático es muy dañino, ya que el presidente ha dicho que eso es un fraude y ha retirado al país del Convenio de París. El ambiente nacional estadounidense está dominado por la pasión y es difícil pensar en términos racionales sobre este y otros asuntos de extrema gravedad para el país y el planeta. Mientras tanto el tiempo corre y el planeta se deteriora frente a nuestros ojos.
 TENGO UNA POBRE OPINIÓN DE LA CALIDAD ÉTICA DEL PRESIDENTE DONALD TRUMP Y DOY MIS RAZONES
Algunas de las razones por las cuales pienso que Donald Trump carece de la credenciales intelectuales y morales para ser presidente de los Estados Unidos son las siguientes:
1.    En su vida como hombre de negocios Donald Trump ha sido un especulador financiero y ha llevado a cabo quiebras fraudulentas de sus empresas a fin de eximirse de pagar impuestos. Su filosofía de hacer negocios tiene un bajo contenido ético, ver, por ejemplo: https://www.newyorker.com/news/our-columnists/donald-trumps-business-failures-were-very-real?verso=true
2.    Ha tenido una vida personal turbia, llena de episodios amorosos de telenovela barata y es machista, lo cual no es una característica deseable en un presidente, ver: https://time.com/5714064/trump-abuse-of-power-women/
3.    Habla, ello está documentado, de cómo una celebridad como él puede y debe agarrarle las partes pudendas a las mujeres sin que ellas se atrevan a decir nada, dada la importancia de quien lo hace. Hablar así refleja una pobre condición moral, ver: https://en.wikipedia.org/wiki/Donald_Trump_Access_Hollywood_tape
4.    Una vez ganada la presidencia Donald Trump se negó y se sigue negando a presentar sus estados de impuesto sobre la renta. Esto para mí es gravísimo. Esta actitud es suficiente para no poder confiar en la persona. Un funcionario público, sobre todo el presidente, debe ser transparente, ver:  https://en.wikipedia.org/wiki/Tax_returns_of_Donald_Trump
5.    Una vez ganada  la presidencia, Trump procedió a nombrar a sus hijos y a su yerno funcionarios públicos de muy alto nivel, otorgándole certificados de confianza del gobierno a pesar de las objeciones de sus colaboradores. Esto es muy inelegante, francamente inaceptable para mí. Estos jóvenes continúan llevando a cabo múltiples negocios, amparados en el nombre del padre en su nueva condición de presidente. Esto está bastante bien documentado, ver:
6.    El Sr. Trump, ya presidente, ha mentido sistemáticamente.  El diario Washington Post tabula 492 de sus mentiras en sus primeros 100 días.  ¿Puede ser eso aceptable para un presidente? Ver:https://www.washingtonpost.com/graphics/politics/trump-claims/?utm_term=.d38ba4df5ef5    
7.    Al designar a sus colaboradores de alto nivel el Presidente Trump los ensalza copiosamente, llamándolos “genios, maravillosos, experimentados, lo mejor de lo mejor”. Así ocurrió con los nuevos miembros de su gabinete, especialmente con los secretarios de estado y de defensa, los chiefs of Staff, los jefes de la Seguridad Nacional (Home Security). Sin embargo, cuando esta gente se le ha ido o  ha sido despedida por no alinearse con las decisiones del presidente, ello les merece el total repudio público de Trump, quien pasa a definirlos en sus “tweets” como brutos, flojos, estúpidos, necios, lenguaje inaceptable para un presidente, más propio de un mafioso. Esto es irracional y demuestra un espíritu vengativo y mezquino por parte del presidente de los Estados Unidos. Ese no es el presidente que el país se merece, ver: https://thinkprogress.org/trump-calls-tillerson-dumb-as-a-rock-for-saying-he-wasnt-prepared-for-putin-meeting-6a55da745558/
8.    El presidente de los Estados Unidos parece gobernar en base a abundantes “twitts”, escritos con frecuentes errores gramaticales, en las madrugadas, cuando no puede consultar a sus asesores, utilizando   frases a veces incendiarias en contra de sus propios funcionarios, sus adversarios políticos  o hasta líderes de otros países, insultos y estigmas que se convierten en posiciones oficiales de estado al ser escritas por un presidente. Esta manera de expresar opiniones presidenciales es inmadura, irresponsable y  muy peligrosa para la Nación, ver: https://en.wikipedia.org/wiki/Donald_Trump_on_social_media
9.    El Presidente Trump toma decisiones de guerra sin consultar o informar debidamente  al Congreso de los Estados Unidos. Eso es inaceptable, ver: Fox News, https://www.foxnews.com/politics/house-passes-war-powers-resolution-in-rebuke-of-trumps-actions-against-iran
10.                    El Presidente Trump ha amenazado a otro país con destruir sus monumentos culturales, amenaza que ha debido ser refutada por otros funcionarios gubernamentales, quienes han debido “remendarle el capote”, algo que está sucediendo con demasiada frecuencia. Esta es una actitud incivilizada que no se compagina con la presidencia de los Estados Unidos, ver: https://www.independent.co.uk/news/world/middle-east/iran-war-crimes-trump-cultural-sites-soleimani-iraq-a9272136.html
11.                    Su abrupto abandono del Tratado de París sobre cambio climático ha sido trágico y no ha sido explicado al país. No puede ser aceptable para los millones de estadounidenses quienes se preocupan por la suerte del planeta, ver: https://en.wikipedia.org/wiki/United_States_withdrawal_from_the_Paris_Agreement
12.                    El Presidente Trump ha tenido una  actitud mezquina y de insulto a la memoria de intachables ciudadanos y héroes de guerra fallecidos, como ha sido el caso de John McCain, lo cual demuestra pequeñez y espíritu vengativo indignos de un presidente, ver: https://www.theatlantic.com/ideas/archive/2019/03/trump-tweets-attack-john-mccain/585193/
13.                    Su comportamiento al pagarle a prostitutas por sus silencios, después de haber llevado al menos una de ellas a la habitación del Trump Tower que era también el hogar de su esposa, es indigno de la condición de presidente de los Estados Unidos. El encubrimiento se hizo antes y después de ser presidente, ver: https://www.chicagotribune.com/opinion/commentary/ct-donald-trump-sex-scandals-20180212-story.html
14.                    La manera como Donald Trump maneja sus negocios privados en paralelo con su condición de presidente de los Estados Unidos, como es el caso de sus hoteles frecuentados por importantes dignatarios extranjeros y sus propios funcionarios, así como su oferta de llevar a cabo la Cumbre del G7 en su propiedad MARLAGO, la cual fue repudiada por sus propios colaboradores,  revela falta de elegancia y una  calidad moral muy por debajo de la que debe tener un presidente de los estados Unidos, ver: https://www.nytimes.com/2019/08/26/world/europe/trump-doral-g7.html
15.                    La personalidad de Trump es de un extremo narcisismo. Él dice ser quien sabe más de todo, quien conoce todo mejor que nadie, se pinta como un ser rico, atractivo e inteligente, quien siempre tiene la razón. Esta es una característica muy peligrosa en un jefe de estado, la cual puede conducirlo a tomar decisiones de consecuencias trágicas para la nación y para el planeta, ver: https://www.nytimes.com/2019/10/20/opinion/letters/trump-narcissist.html y https://www.theatlantic.com/ideas/archive/2019/12/how-narcissists-wear-out-their-welcome/602446/
Esta enumeración no es exhaustiva y los ejemplos que cito son unos pocos de muchos de los que pudieran citarse, pero ilustra las razones de mi oposición al Presidente Trump, en base a lo que él es, no al compararlo con nadie, que no es lo que deseo hacer. Algunos de sus partidarios me han respondido que el Presidente Trump tiene grandes logros en materia económica y que eso es lo más  importante. Uno de ellos me dijo: “yo no lo estoy considerando para que se case con mi hija sino cómo gobernante”, como si fuera posible desdoblar a una persona éticamente.  Creo que los logros en lo económico no pueden ser lo único importante para evaluar un presidente de la nación. El presidente es ante todo un ejemplo viviente, lo que se denomina en inglés un “role model”.  Lamentablemente Donald Trump no lo es.   

AUNQUE TENGO PREJUICIOS EN CONTRA DEL PREESIDENTE DONALD TRUMP ESTOY DISPUESTO A VER SU ENJUICIAMIENTO DE LA MANERA MÁS OBJETIVA POSIBLE

Admito que llego al proceso de enjuiciamiento de Donald Trump con un sesgo en su contra por lo expuesto arriba.
Sin embargo, estoy dispuesto a examinar el proceso de enjuiciamiento con un criterio racional lo más objetivo posible.
Yo estoy dispuesto a ver los argumentos a favor y en contra del enjuiciamiento. Mucho de esa documentación ya existe, generada por la Cámara de Representantes del Congreso de los estados Unidos. ¿Qué ha sucedido en esa Cámara? Que casi todos los miembros del partido Demócrata consideran a Trump Culpable (hay dos excepciones) y todos los miembros del partido Republicano lo consideran inocente. Esta unanimidad hace difícil pensar que todos estén actuando en base a su conciencia. Da la impresión de que se han alineado estrictamente en base a sus intereses políticos. Lo que parece indudable es que durante la investigación se han presentado testigos, documentos, memos y correos electrónicos que no pueden ser desestimados por razones políticas o ideológicas.  

LOS ARTÍCULOS DE ENJUICIAMIENTO A DONALD TRUMP
Son dos: Abuso de Poder y Obstrucción de la Justicia
El primero tiene que ver, entre otros actos irregulares, con el presunto pedido (Quid Pro Cuo)  hecho por el Presidente Trump al gobierno de Ucrania de hacer pública una investigación al candidato presidencial Demócrata Joseph Biden, a fin de invitar al nuevo presidente de ese país a visitar Washington DC y de otorgarle fondos para la adquisición de armas de defensa contra Rusia. Este condicionamiento ha sido definido como un intento de extorsión por parte de la administración Trump al gobierno de Ucrania. El dinero ya aprobado para Ucrania fue retenido por un tiempo. El segundo tiene que ver con la negativa del Presidente Trump de permitir a sus funcionarios acudir al Congreso en calidad de testigos, lo que ha sido llamado Obstrucción de la Justicia.

¿QUE HARÁ EL SENADO DE LOS ESTADOS UNIDOS?
En esta cámara el partido Republicano tiene la mayoría absoluta y puede terminar con este proceso de manera abrupta, diciendo que todo ha sido una maniobra política en contra de la presidencia.  Sin embargo, hay indicios de que algunos senadores republicanos consideran importante el testimonio de testigos que pueden dar luces sobre lo que ha sucedido, por ejemplo el ex - Secretario de Estado John Bolton, así como escuchar información de actores allegados al Presidente Trump.   

MI POSICIÓN
Dentro de este cuadro de acusaciones hay toda clase de argumentos a favor y en contra. En base a lo que he visto y oído hasta hoy mi criterio es que el Presidente Trump merece ser enjuiciado. Creo que el Presidente Trump no debe continuar en la presidencia de los Estados Unidos. Sin embargo, estoy dispuesto a escuchar información en contrario y a rectificar si estoy equivocado.
No  odio al Presidente Trump, simplemente nunca le compraría un auto usado.