Te invito a entrar en www.armasdecoronel.org para leer mis libros y ver otra información personal

martes, 28 de diciembre de 2021

INFORME DE REUTERS SOBRE PDVSA LE HACE EL JUEGO A TARECK EL AISSAMI

 **** MENTIRAS Y MAS MENTIRAS SOBRE PDVSA Y ACEPTACION DE LAS MENTIRAS VAN CREANDO UNA FALSA REALIDAD, A MENOS QUE COMBATAMOS ESTA TENDENCIA CON TODOS LOS HIERROS

 

Reuters acaba de publicar un informe petrolero sobre PDVSA en el cual – de manera que creemos involuntaria  - se refuerza la pretensión del mitómano Tareck El Aissami, ministro de energía y petróleo de Venezuela, de haber puesto a producir un millón de barriles diarios de petróleo a la empresa petrolera del régimen venezolano, la cual está en la ruina. Ver informe en: https://www.reuters.com/markets/commodities/how-venezuela-pulled-its-oil-production-out-tailspin-2021-12-27/

Allí se dice que Venezuela ha doblado su producción petrolera este año, debido a la ayuda de “pequeñas empresas” no identificadas y “por obtener diluyente de Irán”. No solo no se dice cuáles son esas empresas pequeñas sino que se menciona el producto diluyente importado de Irán como si ello tuviera un papel decisivo en el aumento de la producción.

Esta ayuda, agrega REUTERS, llevó a PDVSA a producir 824.000 barriles diarios en noviembre de este año.

Pero, ¿quién dice esto? La PDVSA de El Aissami. Las fuentes independientes citadas por OPEP nunca han hablado de más de 625.000 barriles diarios de producción para PDVSA en esa fecha.  

Este informe de REUTERS da por sentado que, como “dice Tareck El Aissami en su mensaje de navidad, la empresa llegó a producir un millón de barriles diarios por la primera vez en tres años”. Este reconocimiento representa un verdadero insulto a nuestra inteligencia, eso de pretender que la empresa ha incrementado su producción sin perforar nuevos pozos, contando solo con 25 taladros de reparación, en una empresa sin gerencia, sin materiales, sin equipos.

Pero  REUTERS no se hace preguntas de este tipo!

El informe de REUTERS nos dice que los trabajadores pronostican mayores incrementos de producción pero agrega, por primera vez, una voz de cautela, al decir que esto se hace difícil por la “falta de más taladros”. Señores de Reuters: ¡es que no hay taladros perforando!  ¿De qué nos hablan ustedes?

 

El gran viraje, nos dice el informe, ha sido posible por la ayuda de Irán, la cual permitió el incremento de la exportación y ha permitido lograr el dinero para contratar los taladros de reparación que – según informa REUTERS de manera acrítica - – hacen posible el incremento de la producción. Algunas empresas contratistas – agrega REUTERS -  aceptaron el pago en petróleo, ¿Cuáles? El informe no menciona ninguna empresa, no hay un solo dato que pueda ser corroborado.

REUTERS reporta 47 equipos de reparación en Venezuela  de acuerdo “a un informe interno de PDVSA”, sobre el cual no se da mayor información. Pero, ¿qué credibilidad puede tener tal informe? ¿Por qué no hay una llamada a la cautela en la aceptación de tal información por parte de REUTERS?  Esta agencia dice que le pidió más información a PDSVSA pero no obtuvo respuesta.  ¿Por qué no poner una gran interrogante ante estas delirantes informaciones de la PDSVSA de Tareck El Aissami?

REUTERS dice que “analistas independientes confirman este repunte de producción” pero no citan a expertos que niegan rotundamente tal pretensión, como Einstein Millán, Sergio Sáez, José Toro Hardy.

 

Tengo respeto y aprecio por quienes firman este informe REUTERS, entre ellas Mariana Parraga y Deisy Buitrago, a quienes conozco desde hace mucho tiempo. Por ello, pido a REUTERS más balance, más cautela, en sus informes sobre una empresa que hoy está en manos de una pandilla de delincuentes mitómanos, a quienes no debemos hacerle el juego.


lunes, 27 de diciembre de 2021

EL AISSAMI: MITÓMANO PETROLERO

 



En la pandilla creada por Hugo Chávez para saquear a Venezuela se destacan una media docena de criminales, por su carencia de escrúpulos y su perversidad: Jorge y Delcy Rodríguez, Diosdado Cabello, Rafael Ramírez Carreño, Cilia Flores y Tareck El Aissami. Son los seis ases de una baraja maldita que ya tiene 21 años arruinando al país.

El Aissami ha desempeñado varios papeles en la tragicomedia chavista: puente con el terrorismo islámico, rapaz empresario, abusivo gobernador de Aragua, ministro de Chávez y de Maduro, vicepresidente del régimen, lavador de dinero, narcotraficante sancionado por las democracias del planeta, es decir, toda una carrera criminal cuya magnitud ha sido desproporcionada a su relativa juventud. Su más reciente papel de Ministro de Energía y Petróleo lo ha llevado a exhibir un gran cinismo y dotes de mitómano. 

Cuando esta perla llegó al ministerio hizo la promesa, mezcla de ignorancia y fanfarronería, que pondría a PDVSA a producir 1,5 millones de barriles diarios al fines de 2021.

Sin embargo, a medida que se acercaba la fecha de la promesa y se evidenciaba lo imposible que sería cumplirla, el mitómano se vio obligado a moderar su promesa. Dijo que PDVSA terminaría el año produciendo un millón de barriles diarios.  Hace un mes apareció una noticia según la cual, por un día en Diciembre, la producción de PDVSA había sobrepasado los 900.000 barriles diarios, ver:  https://www.vozdeamerica.com/a/podra-venezuela-producir-pronto-un-millon-de-barriles-de-crudo-al-dia-/6349016.html.  Según la agencia de noticias Bloomberg ello habría sido posible “por el pago en chatarra” y en sacos llenos de dinero a contratistas pequeños en Venezuela, una explicación absurda que irrespeta nuestra inteligencia, ya que en el país no hay equipos de perforación activos, ni equipos ni materia prima que harían posible este resurgimiento.    

No contento con echar a la calle esta noticia, El Aissami anunció el 25 de Diciembre que PDVSA había superado la producción de un millón de barriles diarios de petróleo. Esta vez no se atrevió a utilizar a una agencia internacional y encargó a la agencia de noticias fantoche del régimen, TELESUR, su difusión. Con total desparpajo El Aissami “agradeció” a los trabajadores de PDVSA por sus “heroicos esfuerzos”, casi el mismo día que estos trabajadores protestaban ruidosamente porque se estaban muriendo de hambre (existe un video de esta protesta).

Este descarado anuncio del delincuente ministro debe ser denunciado vigorosamente. Yo digo que El Aissami miente y que su presencia en PDVSA es un insulto más a lo que se intentó hacer originalmente con esa empresa. Tener hoy un personaje de esta calaña en el sector petrolero es un insulto a la memoria de Rafael Alfonzo Ravard, de Brígido Natera, una burla a  los venezolanos que convirtieron a PDVSA en una gran empresa internacional antes de que Chávez, Ali Rodríguez y Rafael Ramírez le pusieran sus garras.  

La OPEP reporta una producción de 625.000 barriles diarios para esta PDVSA, cifra de fuentes confiables que está muy lejos del millón de barriles diarios que inventa el régimen, obedeciendo instrucciones de los cubanos. Nadie puede certificar estos volúmenes declarados por El Aissami ni hay intento alguno de hacerlo por parte de la empresa en ruinas. Ellos mismo no saben cuánto petróleo producen y seguramente mezclan cifras de inventarios y de petróleo importado como producido.

No es honesto, no es éticamente permisible seguir dialogando con esta pandilla de hampones que mantiene cautivos a los venezolanos. Creo que, quienes lo hacen, se exponen a convertirse – algunos ya están convertidos -  en parte del pantano moral en el cual se ha hundido Venezuela. Es necesario rebelarnos. Venezuela no se salva arrodillada frente a este grupo de semi-analfabetas codiciosos y sin otro objetivo que no sea irse con vida a Rusia o Cuba a disfrutar de sus dineros mal habidos. Si queremos ser nuevamente una nación digna tendremos que limpiar la casa, no barrer la basura debajo de la alfombra, como lo está pidiendo tanta gente que yo creía dotada de principios más sólidos.  

Una sociedad que se sienta a negociar con sus captores ha perdido el respeto de sí misma y se condena a ser de medio pelo, lo que en Los Teques llamábamos “simiricuire”.   


viernes, 24 de diciembre de 2021

UNA NOTA DE NAVIDAD 2021



El tiempo le ha ido dando a la navidad una configuración festiva, a lo que fue un evento de singular modestia y sencillez, el nacimiento de un niño llamado Jesús, en Belén según Mateo y Lucas o en Nazaret según Marcos y Juan. Ese niño, hijo de José y María, crecería para ser el más excelso de los profetas  - según dicen unos -  o el hijo de Dios en la Tierra, según  otros, llegado a la Tierra para pagar con su pasión y muerte los pecados de los seres humanos: Agnus Dei, qui tollis peccata mundi.

En esta última interpretación Jesús fue un hombre y fue el hijo de Dios. La historia de su nacimiento, pasión, muerte y resurrección está profundamente enraizada en la tradición judeo-cristiana y en la cultura occidental y se ha ido convirtiendo en el tiempo en una  celebración de su nacimiento por la vía de un llamado al amor y la compasión entre nosotros. Somos el producto de una herencia cultural de más de 2000 años que ya se ha hecho casi cromosómica, esa sensación de que el nacimiento de Jesús nos lleva a sentir que el amor y la felicidad se magnifican e invaden nuestras almas. Nos sentimos capturados por el espíritu de la navidad.

Desde pequeño, a pesar de no ser miembro de una familia religiosa, creciendo en Los Teques,  un pequeño pueblo de montaña lleno de gente creyente y apacible, no me fue difícil convertirme en un gran admirador de Jesús y de lo que aprendí sobre su vida. Se me hizo siempre fácil absorber ese espíritu de la navidad, el cual siempre parece llegarnos en un momento de epifanía,  inducido por el olor de los pinos, el escuchar de un villancico (o, si en Maracaibo, una gaita), el cielo de intenso azul y de algo particular en el aire, todo lo cual  nos llena de una alegría íntima e inexplicable, una sensación de que todo en nuestro mundo está bien y de que el futuro se presenta favorable. Este es el espíritu de la navidad.

Durante mis 88 años han sido muy escasos esos años en los cuales el espíritu de la navidad no se ha adueñado de mí. Los más notables han sido los dos últimos años, en los cuales mi esposa, con quien compartí felicidad por 62 años, ya no está con nosotros. La neuro ciencia nos dice que el cerebro codifica tanto lo perteneciente al “Yo” como al “Nosotros”. La ausencia de mi esposa ha roto mucha de esa codificación de “Nosotros” en  mi cerebro y ello me ha obligado  a  ver la navidad de manera diferente, ya no como algo a compartir con ella, como algo que era nuestro.   

Ante lo definitivo de la pérdida estoy tratando de restablecer mis circuitos cerebrales para darle al “nosotros” un nuevo significado, alguna acción que me ponga de nuevo a pensar en términos de  “nosotros”.

En estos días de navidad acabo de leer que, en el condado de Fairfax, estado de Virginia, donde vivo, hay un alarmante incremento de suicidios de juveniles, debido a problemas familiares, de drogas y de estudios. Ello me suena como una oportunidad para darle un nuevo sentido al “nosotros” en mi vida. Estoy haciendo contacto con la administración de Educación en el Condado de Fairfax (Board of Education), para ofrecer mi ayuda como tutor de algunos de estos jóvenes, quienes necesitan este tipo de ayuda y, quizás, para organizar un grupo de “senior citizens”, tutores voluntarios, quienes puedan representar una figura paternal para algunos de estos jóvenes.   

Esta sería – de ser aceptable y deseable por la comunidad educativa de Fairfax -  una manera de hacerle justicia al espíritu de la navidad. No solo ayudaría a los jóvenes que necesiten nuestra ayuda sino que  ello honraría la memoria de los seres amados quienes se han ido para siempre. Para mí, sería como una ofrenda para mi Dulcinea y una manera de restablecer el código roto del “Nosotros” .    


domingo, 19 de diciembre de 2021

Segundo viaje a Serendipia

 

            Después que Horace Walpole acuñó la palabra  “serendipity”, serendipia, en el siglo XVIII, permaneció poco utilizada durante casi un siglo y pasó a convertirse en una palabra predilecta del mundo científico durante el siglo XX, para designar aquellos descubrimientos que han sido hechos fuera del ámbito de la investigación planificada, ayudados por razones esencialmente fortuitas. En un discurso pronunciado en la década de 1950 ante la Academia de Ciencias Naturales de los Estados Unidos, el Dr. Irving Langmuir dijo: “Deseo darles mi propia definición de serendipia: “Es el arte de derivar un beneficio de lo inesperado”

Esta nueva definición de serendipia hecha por este científico, más de 200 años después de que Horace Walpole la definiera por primera vez, ha encontrado un fuerte eco en mi propia experiencia. Para el Dr. Langmuir lo más importante  de la serendipia no era tanto la ocurrencia del hecho fortuito sino su aprovechamiento, el poder derivar de ese hecho fortuito un beneficio, individual o colectivo.

El caso de la penicilina, el cual mencioné en mi viaje anterior a Serendipia, ver: http://lasarmasdecoronel.blogspot.com/2021/12/viajes-por-serendipia.html es ilustrativo. Alguien no debidamente entrenado para saber lo que había ocurrido en el laboratorio del Dr. Fleming, es decir, que había surgido por azar un hongo que inhibía el crecimiento de los estafilococos, hubiera simplemente botado la muestra que contenía el hongo fortuito, pensando que “se había contaminado”. Pero Fleming comprendió el significado monumental de aquel producto del azar e hizo contacto con colegas que lo ayudaran a aislar el hongo benéfico y a comenzar a producirlo, para el consumo masivo de lo que se llamó penicilina.

Cuando tenía unos nueve años me sucedió algo inesperado, cuyo espíritu pude interpretar correctamente y que causó un impacto decisivo sobre mi ética personal, impacto que duraría por toda la vida. Como en el caso anterior la autora de la intervención inesperada fue mi madre.

 

                                                      II

                                       EL DIA QUE MI MADRE ME IMPRIMIÓ LA HONESTIDAD EN LA FRENTE

                                      PESCANDO SARDINAS

Era un bello día en Los Teques, brillaba el sol y me acariciaba el viento. Ese día se me presentó la oportunidad de desviar mi ruta usual hacia la escuela para irme con mi amigo Roberto, unos dos años mayor que yo, a quien llamábamos “Garabato”,  a pescar sardinas en la Quebrada de la Virgen.  Decidimos no ir a clases y jubilarnos, algo que yo no había hecho nunca antes pero que – en el momento -  me pareció una excelente alternativa. Armados con unas botellas de boca ancha nos fuimos a pescar, aunque, realmente no era una pesca, puesto que las sardinas eran muy pequeñas para comerlas. Simplemente las veíamos entrar en las botellas y luego las dejábamos ir.  Disfrutamos de quitarnos los zapatos y entrar hasta las rodillas en el agua fría de la quebrada e imaginarnos, quizás, que estábamos buscando oro en el Yukón, mientras hablábamos de todo un poco.

Unos días después de esta agradable experiencia en contacto con la naturaleza  mí madre y yo caminábamos por Los Teques cuando, frente a la iglesia, nos encontramos con mi maestra, a quien llamaban La Negra Martínez y de quien, por cierto, yo estaba profundamente enamorado.

“Hola, Filomena”, la maestra saludó a mi mamá. Y agregó: “Hola, Gustavo”, viéndome con ojos que se me antojaron dolidos. Y, sin mucha pausa, le dijo a mi madre: “Sabes, Filo, que Gustavo no estuvo en clases el jueves pasado. Se jubiló”.

Yo debo haberme puesto muy pálido, a juzgar por lo mal que me sentí al oír ese reproche, sobre todo porque era cierto. Y me preparé para lo peor, porque dejar de ir a clases era visto como una falta mayor.

Mi madre hizo una pequeña pausa y cuando respondió, viendo a mi maestra directamente, sus palabras fueron totalmente inesperadas.  Le dijo: “Negra, estoy segura de que estas equivocada. Mi hijo nunca se jubilaría”.

Y continuó caminando, conmigo a su lado.

Durante el regreso y después, en la casa, nunca cruzamos palabra alguna sobre este intercambio. Ni ese día ni nunca. Por parte de mi madre no  hubo jamás algún intento de explicación. Ni yo jamás la pedí. ¿Por qué no la pedí? Al principio, por temor y por vergüenza. Luego, porque llegué a comprender lo que había sucedido.

Aunque mi madre tiene ya  50 años de muerta y yo soy un anciano, apenas lleno de dulces recuerdos, aún tengo en mis oídos sus palabras, el sonido de su voz, vigorosa, diciéndole a la Negra Martínez que yo jamás había hecho lo que yo había hecho.

Como resultado de este encuentro, que no sé si fue orquestado por estas dos mujeres a quienes yo amaba, o fue el producto de un supremo acto de confianza de mi madre en lo que yo iba a ser: nunca me he jubilado de nuevo.

Y cuando digo que no me he jubilado, lo digo en su sentido más extenso, es decir, nunca he podido hacer algo que fuese deshonesto, que contrariase la rotunda confianza de mi madre en mi rectitud. No he robado, no he traicionado mis principios, he procurado ser siempre digno de aquel acto de confianza suprema que recibí a los nueve años. Debo admitir que, en un par de ocasiones de naturaleza sentimental, estuve cerca de desviarme del camino que ella me definió con tanta claridad. En ambas ocasiones encontré contrapartes nobles e inteligentes, dotadas de una gran madurez emocional que me mantuvieron sobre mis rieles.

Cuando apenas tenía nueve años mi madre me puso en la frente, para siempre, el sello de la honestidad. Ello fue un  acto muy arriesgado por su parte, el cual pudiera haberle salido muy mal, si yo hubiera pensado en  interpretarlo como un pasaporte a la impunidad.  Pero, no fue así. Creo que mi madre decidió que ya me conocía lo suficientemente bien como para darme ese enorme voto de confianza que yo vi, desde entonces, como mi brújula moral.  

Siempre pensamos en las madres como dulces y bondadosas. Pero puedo dar fe de que, además de esas virtudes,  también son de hierro a la hora de inculcar principios.  

lunes, 13 de diciembre de 2021

CARTA A VLADIMIR PADRINO LÓPEZ

                                                        La risa es de payasos y/o de asesinos

 

Padrino…..  de Dictaduras:

Deseo referirme a su discurso reciente en Barinas, celebrando el aniversario de la batalla de Santa Inés. Este discurso fue apenas la más reciente muestra de su cursilería patriotera. Ello solo sería motivo de risas si no fuera porque es también una traición al  juramento de defensa de la Constitución que un miembro de la Fuerza Armada Venezolana está obligado a honrar.  

En esta pieza oratoria, francamente digna de Delpino y Lamas (consulte Google, por favor)  usted comienza por decirle a los venezolanos:

1.    “No nos subestimen., No somos desalmados ni desarmados”.

En este sentido, Sr. Padrino, deseo tranquilizarlo. El país no los ha subestimado. Ha medido muy bien el grado de bajeza y de mediocridad con el cual ustedes han llevado a cabo su tarea, la cual era de defender la constitución, la integridad territorial de Venezuela y la tranquilidad y bienestar de sus gentes. Lo que hemos visto ha sido un proceso intenso de  prostitución de esa institución, apadrinado por usted, el cual ha contribuido a llevar al país a la más horrorosa ruina material y espiritual. Estos años del siglo XXI han estado caracterizados por la degradación social y política venezolana debido a la traición que la Fuerza Armada ha hecho de su pomposo y falso lema: “Forjador de Libertades”.

¿Son ustedes desalmados? Sí. ¿Están ustedes Desarmados? no. Sobre esto último hay divergentes opiniones, ya que algunos expertos en la materia hablan de  equipos obsoletos, comprados con sobreprecio, pobre entrenamiento, defectuoso mantenimiento y una moral muy baja entre aquellos miembros rasos que no han participado del saqueo a la nación.

 

2.    En el discurso dado en Barinas ha dicho usted: “tenemos armas para defender la democracia, la revolución bolivariana y la patria, que es de todos los venezolanos”

Hablar de la defensa de la democracia muestra su ínfima calaña moral, ya que la democracia se defiende apoyando a los gobiernos legítimos, no se defiende apoyando regímenes forajidos y narcotraficantes, incultos, represivos, mentirosos, ineficientes, rapaces y rechazados por la mayoría de los países civilizados del planeta. Todo lo que digo sobre este régimen que usted defiende es documentable, no representa exageración alguna y estoy dispuesto a debatir públicamente con usted para demostrarlo.

 

3.      Se pavonea usted diciendo: “«Permanentemente se cae en el error de hacer pensar que somos débiles, que somos genuflexos, que somos frágiles; yo les digo a las fuerzas que representan la anti patria: no se equivoquen porque Santa Inés está viva».

¡Santa Inés está viva! Esto que usted dice nos da la clave de lo que ustedes representan. La Guerra Federal fue esencialmente una guerra de guerrillas, escaramuzas y matazones, en la cual participó solo una porción del país, un pleito sangriento entre enemigos regionales. La batalla a la  cual usted se refiere es parte del mito populista cultivado por el incompetente paracaidista golpista en sus programas televisivos, para consumo de las masas. Como hoy, aquellos generales eran de opereta.

4.    Dice usted: «Venimos a decirle a Venezuela y al mundo entero que la Fuerza Armada ratifica y se reafirma como anti oligárquica: No nos gusta la oligarquía, nos gusta la justicia social, la igualdad, la incorporación del pueblo en sus tareas múltiples de defensa y sus propósitos sociales, de desarrollo humano»…

Su cinismo no tiene límites. ¿Sabe usted lo que es una oligarquía? Es el gobierno de unos pocos, de una mafia, de una pandilla que no permite compartir el poder con nadie. Esto es, precisamente, lo que ustedes son, una pandilla corrupta, saqueadora y asesina. Los archivos criminales sobre ustedes son voluminosos y están en manos de la justicia internacional. En todo el mundo libre se les conoce como responsables de un crimen de dimensiones genocidas en contra del pueblo venezolano. Cuando usted dice que les gusta la justicia social, la igualdad, el desarrollo humano, etc. hace sumiso eco de los consejos de los cubanos quienes le han enseñado que, mientras mayor es la mentira, más fácil la creerán los ignorantes. Es una treta de miserables.  

5.    Dice usted: “Cuando el enemigo imperialista cree estar avanzando y venciendo, siempre el pueblo venezolano, en unión cívico militar, los espera para derrotarlos siempre. Venezuela es Santa Inés»

El lenguaje de clichés sobre “imperialismo” lo delata por completo. Su llamado a la unión cívico militar tiene el hedor de la carroña. Venezuela no es Santa Inés, Sr. Corleone. Santa Inés es una nota de pie de página en  la historia de un país que ha tenido verdaderos héroes civiles, cuya memoria ha sido asfixiada por las historietas sobre Maisanta.

Mira, Padrino, Este es un país de gente digna, quienes están dentro y afuera.  Cinco millones de habitantes han preferido irse caminando por todos los caminos de América, antes de ser rehenes de tu indigna fuerza armada.

Lo reto a debatir públicamente, a fin de que el país pueda escucharlo tratando de justificar su traición y pueda escuchar mis pruebas sobre las fechorías de la ineptocracia cívico-militar de la cual usted forma parte.

 

                                                                  Gustavo Coronel


viernes, 10 de diciembre de 2021

LA MUERTE DE MI QUERIDO AMIGO, TOBY BOTTOME

                                                                    Toby 1935-2021


Me entero por un amigo mutuo del fallecimiento de Robert Bottome Jr., mi querido amigo Toby de unos 40 o más años, desde que compartíamos actividades en la escena económica y política venezolana. Toby, como experto en finanzas y extraordinario analista de la situación económica y política venezolana, yo desde las filas del sector petrolero, primero con la concesionaria SHELL de Venezuela, luego en el sistema de PETRÓLEOS DE VENEZUELA.

Toby gerenciaba y escribía, casi toda él, a VENECONOMIA, una publicación sobre la situación venezolana que era nuestra biblia, dada la exactitud de sus números y la calidad de sus anáisis. Si bien leer a VENECONOMIA era obligado para quienes deseábamos estar al día con lo que estaba sucediendo en Venezuela, mucho más significativo fue para mí conocer personalmente a Toby, quienresultó ser un hombre poseedor de una extraña mezcla de dulzura personal y de profundas y vigorosas convicciones. Sus ancestros anglos y su vida en Venezuela moldearon su personalidad, para configurarla como la aleación ideal entre el norte y el sur, entre la lógica implacable y la alegría y liviandad del humor tropical. Toby fue una prueba viviente de que los extremos pueden tocarse y armonizarse en una personalidad a la vez racional y emotiva.

Por muchos años disfruté de su amistad. Y, desde hace unos tres o cuatro  años, ambos miembros de una diáspora sin las angustias y estrecheces que sufren la mayoría de nuestros compatriotas, pero si llenos igualmente llenos del amor por el terruño y los deseos de verlo libre, pudimos re-encontrarnos, ambos un poco maltrechos físicamente, pero aún soñando.

Hoy me entero de su fallecimiento. Habíamos planificado vernos una vez más, pero la pandemia dificultó su movilidad hasta Washington DC.

Un gran abrazo para Ruth, su esposa y compañera insigne.

Toby Bottome, un buen venezolano, dándole a esta expresión su valor sublime.    

                      OBITUARIO EN EL NEW YORK TIMES

 

https://cache.legacy.net/legacy/images/cobrands/nytimes/photos/200796661.jpgx?w=200&h=160&option=3

 

1935 - 2021
1935 – 2021 –Robert R. Bottome, jr. of Boca Raton, Florida and Caracas, Venezuela died on December 7, 2021. Beloved husband, father, grandfather, friend, journalist, banker and patron of folk artists passed away after several years of declining health. Robert, known as Toby to his friends, was a Venezuelan-American, born in New York City and raised in Caracas, who had a successful career in equity trading, banking and journalism. After working as a stock broker for Merrill Lynch and Bottome & Asociados, he helped create the Venezuelan Investment Fund and represented the Union Bank of California (which merged with Standard Chartered Bank) from 1977-1994. In 1982 he co-founded the highly respected periodical Veneconomy, with his partners, Joseph Mann and John Sweeney. For three decades, Veneconomia, published in English and Spanish, kept readers abreast of Venezuela's tumultuous financial, political and business developments. After retiring he was a passionate advocate for human rights and freedom of speech. Toby was happiest surrounded by family; advocating for political prisoners held illegally in Venezuela, attending seminars and discussion groups on foreign policy and defending classical liberal values. He also enjoyed traveling the world from Europe and South America to Southeast Asia and the Middle East with his wife of 44 years, Ruth Blumenkranz de Bottome who, along with his children and grandchildren, survives him. A celebration of life will be held in Miami on February 26, 2022 at a time and place to be announced. Donations in Toby's memory can be made to the Human Rights Foundation (https://hrf.org/take-action/; 350 5th Ave #4202, New York, NY 10118, United States) or Amnesty International (https://donate.amnestyusa.org/page/
54178/donate/1).

     Published by New York Times from Dec., 7 to Dec. 8, 2021.


miércoles, 8 de diciembre de 2021

VIAJES POR SERENDIPIA



 

Hace casi 600 años, en 1557, Cristóforo Armeno  publicó un pequeño volumen llamado, “Peregrinajio di  tre Giovanni Figlivoli del re di Saerendippo”. El libro es una colección de historias cortas traducidas del idioma persa, la historia de los tres príncipes de Serendip, los hijos del rey de la comarca que luego se llamaría Ceilán y hoy se llama Sri Lanka, quienes fueron enviados por el padre a viajar para educarse.  En sus viajes los tres príncipes hacen hallazgos y descubrimientos que parecen producto del azar. Estos hallazgos, generalmente provechosos, son los que Horace Walpole, en 1722, dio en llamar “serendipity”, una nueva palabra que él definió como la habilidad de hacer descubrimientos felices de una manera inesperada.

Mi vida ha transcurrido en una sucesión de viajes a Serendipia, en los cuales he hecho maravillosos hallazgos que me han generado mucha felicidad. Me he ido formando una imagen de serendipia (serendipity) que difiere parcialmente de la concepción original de Robert Walpole. Según él los hallazgos eran esencialmente inesperados, un simple producto del azar. Yo he llegado a pensar que los descubrimientos y hallazgos de los tres príncipes, más que inesperados, estaban relacionados con su capacidad de observación, su insaciable curiosidad y su gran deseo de observar y aprender del entorno. Fleming se encontró con la penicilina porque estudiaba múltiples muestras de estafilococos, incluyendo la que generaba un hongo inhibidor de las bacterias. Encontró porque “buscaba”.    

 

Desde mi infancia he visto la vida como la gran comarca de  Serendip y  mis viajes por esa extensa geografía han estado llenos de encuentros, a veces inesperados, otras veces no tanto, pero casi siempre afortunados. Al ver hacia atrás tengo la convicción de que cada viaje resultó en un hallazgo que me hizo mejor y que hizo posible la gran felicidad con la cual he vivido. 

En mi blog iré narrando algunos de estos viajes por la comarca de Serendip, comenzando por mi primera fiesta de cumpleaños, en la cual recibí uno de los regalos más preciados que puede recibir una persona, un regalo que fue – de manera inesperada -  el producto de no haber recibido un regalo.   

 

 

                 MI PRIMERA FIESTA DE CUMPLEAÑOS

Tendría cinco años cuando mis padres me permitieron esperar a ver la noche fuera de mi habitación.  Hasta esa edad siempre fui enviado a mi pequeña habitación a las seis de la tarde, cuando aún había luz. A esa hora yo no tenía sueño, por lo cual pasaba horas en mi cama sin dormir, pensando en tantas de esas cosas que piensan los niños, incluyendo hadas y monstruos. Una de las paredes de mi cuarto separaba nuestra casa de la casa del lado y tenía una pequeña claraboya en lo alto de la pared que dejaba pasar los sonidos y ruidos del hogar vecino, por la cual yo podía escuchar conversaciones, música, pleitos y risas.  Con frecuencia me sorprendía la medianoche escuchando esas manifestaciones de vida que me llegaban de la familia vecina, compartiendo de manera vicaria sus alegrías y sus tristezas. En cierta forma los adopté como una segunda familia.

Ese día que me permitieron conocer la noche y pude admirar, por primera vez, la luna y las estrellas, pasé largo tiempo en mi velocípedo, andando por toda la casa, viendo hacia arriba y preguntando a quien quisiera oírme: “Es esto es lo que llaman Noche?”

Al día siguiente me celebraron mi quinto cumpleaños. Para ello invitaron a compartir una piñata a unos seis u ocho de mis amigos.  Después de haber conocido la noche, aún me encontraba en un estado de híper-excitación. A la hora indicada para la piñata me instalé en la puerta de nuestra casa, situada en la calle Sucre #15, dispuesto a recibir a mis amigos.  Uno a uno llegaban con sus regalos, hasta que llegó un niño con las manos vacías. Y, entonces, le dije rotundamente: “Si no traes un  regalo, no puedes entrar”.

Esta actitud mía produjo una crisis instantánea. Mi madre conversó apresuradamente con la madre del invitado que había llegado con las manos vacías.  Y luego llegó a mí y me dijo: “claro que tu amigo puede entrar a nuestra casa. Él trae el mejor regalo que se le puede traer a nadie, el de su amistad. Un amigo es el mejor regalo que jamás tendrás. Es casi seguramente el regalo que te dará más felicidad en tu vida. Anda y pídele perdón y abrázalo y déjalo entrar a compartir tu cumpleaños ”.

Aunque yo no estuve muy convencido en el momento, pedí perdón y abracé al amigo.  Él y yo seríamos inseparables por 60 años, hasta su muerte prematura, y su amistad fue para mí uno de los más maravillosos  regalos que he recibido en mi vida.

 En medio de emociones encontradas, donde se mezclaban  mis creencias mezquinas con una nueva apreciación de lo que deben ser las relaciones humanas, las palabras de mi madre me permitieron  ver que el verdadero regalo que podemos recibir de otros es el de la amistad,  esa bella manera que tienen los humanos ( y otras especies)  de compartir  alegrías y tristezas y de dar y  recibir afecto. Durante toda mi vida  he podido constatar, una y otra vez,  la exactitud de sus palabras. Lo que mi  madre me dijo en aquel momento logró abrirme  la puerta a los tesoros de la verdadera  amistad.

 En múltiples oportunidades y en momentos cruciales en mi vida mis amigos me han dado el apoyo espiritual y material que he requerido para salir adelante. Y yo, a mi vez, he vivido admirado y agradecido de esos maravillosos hombres y mujeres quienes han integrado mi gran club de amigos, quienes me acompañaron en la juventud y en mi vida profesional y ahora me hacen sentir reconfortado en mi vejez. Hoy como ayer, me veo rodeado de afectos que mantienen intacta mi fe en la esencial bondad del ser humano. Ese club de amigos representa la materialización de aquel hallazgo en mi primera fiesta de cumpleaños, ocasión en la cual recibí el inesperado regalo de saber lo que significa la amistad.  


lunes, 6 de diciembre de 2021

Violada por gorilas de uniforme, narco-chavistas y opositores invertebrados

 

   


                                       


                                           VENEZUELA

VIOLADA POR GORILAS DE UNIFORME, NARCO-CHAVISTAS Y OPOSITORES INVERTEBRADOS

  LA RESISTENCIA CIVIL ES LA ÚNICA SALIDA DIGNA

Decía Bernard Shaw que un segundo matrimonio era un triunfo de la esperanza sobre la experiencia. Y decía Einstein que la locura era hacer siempre lo mismo esperando obtener resultados diferentes. Y Santayana advertía que el fanatismo consiste en redoblar los esfuerzos cuando se ha olvidado el fin. En la Venezuela de hoy una parte de nuestra gente insiste en seguir votando bajo la bota narco-militar. Insiste en dialogar con los victimarios. Se han tirado por la borda  principios y valores en una grotesca exhibición de masoquismo.

Nicolás Maduro y Stalin González, Jorge Rodríguez y Henrique Capriles, Manuel Rosales e  Iris Varela, Ernesto Villegas y Enrique Ochoa Antich,  Raúl Gorrín y Vladimir Padrino López,  Henri Falcón y  Diosdado Cabello, Rafael Ramírez Carreño, Javier Alvarado y Nervis Villalobos junto al Pollo Carvajal, integran una marabunta en la cual se mezclan criminales, ladrones y colaboracionistas, confabulados sin querer queriendo para consolidar una Venezuela de pesadilla, un país donde han desaparecido muchos de los valores fundamentales que caracterizan una nación civilizada.  Aunque algunos de ellos pretenden tener diferencias, la verdad es que por debajo de la mesa los objetivos que persiguen son esencialmente los mismos: los más persiguen una cuota de poder político, mientras otros le añaden a ese deseo el brutal saqueo de los bienes de la nación.  

Cada año que pasa, y ya van 21, esta marabunta le vende al pueblo la misma historia sobre la “guerra económica”, sobre las sanciones, repitiendo a promesa de  que el año próximo será uno de bienestar y de abundancia. Y cada año el país ha tenido más miseria, más represión y más sufrimiento. Sin embargo, mucho de nuestro pueblo sigue aceptando con sumisa resignación  ese liderazgo  corrupto, aun sabiendo en su corazón que va al matadero. Para mí esta inacción es inexplicable.

En los primeros años de este siglo, cuando ya podía verse el rumbo que llevaba el despótico populista Hugo Chávez, muchos de quienes hoy andan perseguidos por el régimen venezolano le firmaron cheques en blanco. Cuando Chávez se quitó la careta por completo e inició un régimen represivo y traidor a la nación, convirtiéndose en un títere de los hermanos Castro, el liderazgo opositor se le fue entregando lentamente. 

Hoy tenemos un sindicalista reposero y semi- analfabeta en Miraflores, el país está destruido y la oposición invertebrada ha terminado por entregarse en manos del régimen a cambio de algunas migajas de poder. Se prestaron a votar en elecciones controladas por el régimen y se prestan a dialogar en México (cuando Maduro quiera) con quienes mantienen a venezolanos dignos en prisión, o sometidos a las más horrorosas privaciones.

En los primeros años de esta pesadilla, cada vez que yo trataba de decir algo crítico sobre  los evidentes acomodos de cierta oposición con el régimen, mis amigos del sector político me amonestaban, recordándome la Unidad ante todo. La presión ejercida sobre los críticos de la oposición complaciente para callarlos en aras de la unidad le ha dado oxígeno al régimen, le ha permitido consolidarse políticamente, gracias a la ayuda traidora de la Fuerza Armada venezolana, ese horrible cáncer aparentemente incurable de la sociedad venezolana.  

No es fácil avizorar una solución a corto o a mediano plazo para Venezuela, pero sí creo que esa solución no pasa por la sumisión y la entrega y que la única manera de ejercer debidamente la buena ciudadanía en la Venezuela de hoy es a través de la resistencia abierta, decidida, vigorosa, cueste lo que cueste, contra la Venezuela del régimen, del gorilaje militar y la oposición invertebrada. Rechazo el mantra mantenido por ejemplo, por Eduardo Fernández, quien dice en su más reciente escrito: “… La solución de nuestra crisis, para que sea posible y efectiva, tiene que ser una solución pacífica, democrática, consensuada y electoral. De lo contrario, no será solución. … Asumir la ruta electoral con todas sus consecuencias”.

Después de la reciente debacle electoral venezolana generada por la  perversidad del régimen y la incompetencia del liderazgo político de oposición, - ambas condiciones estructurales - seguir promoviendo la ruta “consensuada, pacífica y electoral” nos parece – en la mejor de las interpretaciones -  de una panglosiana  ingenuidad.  

¿Hasta cuándo nos mantendremos inertes e hipnotizados por tantos inefectivos llamados al diálogo y a la coexistencia pacífica con nuestros opresores? ¿Estamos condenados a ser una pendejocracia?  

La realidad nos abofetea cada día y, aun así, hay quienes nos aconsejan permanecer de rodillas.

EL VOTO ES EL INSTRUMENTO IDEAL DE LA DEMOCRACIA, POR LO CUAL NO ES POSIBLE EJERCERLO BAJO CONDICIONES DE DICTADURA. HACERLO EQUIVALE A VALIDAR LA DICTADURA. LOS OBSERVADORES DE LA UNIÓN EUROPEA FUERON EXPULSADOS DEL PAÍS POR HABER RENDIDO UN INFORME CONDENATORIO DEL RÉGIMEN. ¿REGRESARÁN MAÑANA?


viernes, 3 de diciembre de 2021

USA, UNA NACIÓN INVADIDA POR EL MIEDO Y LA IDEOLOGÍA/ also in English

Please see English version below this one: THE U.S. IN THE GRIP OF FEAR AND IDEOLOGY

Se me escapa mi sueño americano. Aunque muchas de las razones que nos trajeron a Marianela y a mí a este gran país hace 20 años aún existen, por ejemplo la posibilidad de ser un buen ciudadano activo y la cordialidad imperante de los vecinos en las pequeñas comunidades, la verdad es que la calidad de la vida ciudadana se ha ido deteriorando desde hace algún tiempo, hasta llegar a exhibir algunas de las características que nos obligaron a salir de Venezuela.

Uno de los signos más notorios es el miedo, las dudas que han echado raíces en el alma de un pueblo que solía tener total confianza en su naturaleza excepcional, lo cual los llevaba a ser abiertos y cándidos en sus relaciones interpersonales. Hoy los demócratas tienen miedo de los republicanos, los republicanos tienen miedo de los demócratas y las mayorías de independientes tienen miedo de los miembros de ambos partidos. Un país en el cual predominaba la pluralidad cultural, basada en la coexistencia pacífica y civilizada entre miembros de culturas y etnias diferentes, bajo la sombrilla unificadora de un fuerte sentido de identidad nacional se ha ido transformando en un país multicultural, en el cual diferentes culturas y etnias permanecen en sus departamentos estancos, desconfiando las unas de las otras. Los negros desconfían de los blancos, los blancos de los negros y ambos desconfían de los latinos, todos los aspectos de la vida se han polarizado. Los demócratas favorecen el aborto, usan máscaras y se vacunan, contra el COVID, ven a CNN en la TV, creen en el cambio climático y llaman a Trump el autor de LA GRAN MENTIRA. Los republicanos rechazan el aborto, se resisten a usar máscaras, no se vacunan, ven a Fox News o NEWSMAX en la TV y piensan en Biden como el autor EL GRAN ROBO. Los grandes segmentos de la población pretenden vivir cada uno en un país hecho para ellos, con sus propias leyes y reglas, generalmente incompatibles. Las áreas donde los dos grupos convergen asemejan los puntos de contacto entre placas tectónicas, generadoras de terremotos y volcanes sociales. Los blancos asfixian, disparan o arrollan a los negros con sus autos y los negros se sienten obligados a agruparse en organizaciones que con frecuencia también echan mano de la violencia. Las armas proliferan, inclusive en manos de adolescentes inoculados con el resentimiento, y muchos piensan que la Constitución no solo les garantiza su derecho a portarlas sino a usarlas contra los “enemigos”.  

Los demócratas que se auto denominan  “progresistas” exigen educación universitaria gratuita, a pesar de que la experiencia de otros países ha mostrado que no hay educación más costosa que la educación “gratis”, al disminuir su calidad  mientras se acrecienta el gasto deficitario en el país. O firman cartas motivadas por ideologías rígidas y ciegas, como la recientemente firmada por siete miembros demócratas del Congreso en la cual se pide la libertad del abogado Steven Donziger, el autor de un gran fraude judicial en Ecuador mediante el soborno a jueces y expertos, y se le denomina  un abogado “amado”.   

Si usted es un conservador “patriota” abogará por mantener a USA aislada del resto del mundo y creerá que la globalización es un fraude montado por George Soros, Bill Gates y el World Economic Forum, para tomar el control de la humanidad.

En su libro a ser publicado próximamente, “La Revancha del Poder”, Moisés Naím advierte que el planeta está invadido por autócratas que utilizan lo que él llama “las tres P”: Populismo, Polarización y la Pos verdad. En los Estados Unido ya hemos visto estas tres P en acción en os últimos años. Quienes vivimos en la Venezuela de Hugo Chávez podemos reconocer muchas de sus manifestaciones en los Estados Unidos. Lo que “no podía suceder aquí, está sucediendo”.

Yo recuerdo que mi querida esposa fallecida me preguntaba, cuando planificábamos nuestra salida de Venezuela: “Que haremos si lo mismo comienza a suceder en Estados Unidos”? Yo reía y le decía: " Podemos irnos a Australia”. Y más seriamente, le agregaba: “Esto que vemos en Venezuela no puede suceder en USA, país donde existen efectivos controles y balances de poder. Cuando USA se resfría el resto del mundo tiene pulmonía”.  

Quien sabe, a lo mejor fui muy optimista. Yo deseo sinceramente que USA no contraiga pulmonía. Aún tengo confianza en el esencial sentido común de los estadounidenses para resolver sus problemas en una atmósfera racional y bi - partisana. Todavía mantengo mi sueño americano, aunque ya esté vestido con un ropaje más modesto.  

                      THE U.S.: IN THE GRIP OF FEAR AND IDEOLOGY

Where is my American dream going? Although many of the reasons that brought my wife and I to the U.S. some 20 years ago still exist, such as the possibility of being an active, good citizen and the cordiality of neighbors which prevails in the small communities, the truth is that the country has been going “south” for some time now, to the point that it now shows some of the features that made us leave our native country, Venezuela. One is the most serious signs is fear, that doubt in themselves that has taken hold of a people who used to be so confident of their exceptionalism, therefore so trusting and open to others. Today, democrats fear republicans, republicans fear democrats and the large mass of independents fear both political parties, showing extreme distrust and, even, resentment for each other.  What used to be a country characterized by plural culturalism, blessed with peaceful coexistence among different cultures, which merged into an unifying “melting pot”, has been transformed in a country of multiculturalism, in which different cultures and ethnic groups exist in parallel silos, each one distrusting and not mixing with the other. Blacks distrust whites and whites distrust blacks, all aspects of life have become polarized. If you are for abortion you vote democrat, use a mask, watch CNN, believe in climate change and consider Trump the author of the Big Lie. If you are a republican you reject abortion, refuse to be vaccinated against COVID, watch Newsmax or Fox News and identify Biden as a senile man and the author of the Big Steal. Even worse, the two large segments of America pretend to live in a country of their own, having their own laws. In the fragile areas of contact, resembling tectonic plates, social earthquakes and volcanoes are generated. Whites kill blacks by shooting them or running over them in their cars, blacks get together and demand guarantees by adopting extreme political attitudes, often entertaining equally violent ideologies. Guns are in millions of hands, increasingly utilized under the pretext of the need for self - defense, as stated in the constitution.

If you are a progressive democrat, whatever progressive means, you will ask for free college education, although free college education in other countries has turned out to be most expensive, since it decreases quality while increasing government deficit spending. Or, you sign a letter driven by blind, rigid ideology, like congress member Ocasio Cortez and her progressive democrat colleagues just did, asking for the freedom of “beloved” lawyer Steven Donziger, who committed large scale fraud in Ecuador by bribing the judge, buying the experts to write what he wanted and deceived the real environmentalists by posing as one.

On the other hand, if you are a patriotic conservative, whatever patriotic means, you live by the motto “Make America great again”, even if this means geopolitical isolation, and you believe that globalization is a fraud nurtured by greedy billionaires like Soros and Gates and by the World Economic Forum to take control of humanity.    

As Moises Naím describes in his forthcoming book “The Revenge of Power” (see advanced reviews in Amazon), global political leadership is being overrun by autocrats who make good use of what he calls the three “P’s”: Populism, Polarization and Post-truth. In the U.S. we have already been witness to all three in varying amounts, particularly polarization and the phenomenon of the fake news, the attempt to replace reality with a perverse distortion of the truth. Whoever lived in the Venezuela of Hugo Chavez or lives in the nightmarish Maduro’s Venezuela can recognize many of its manifestations in the U.S. ,  where “things like that could never happen”, but are happening.

I remember my dear deceased wife and me discussing our move from Venezuela to the U.S. in 2003.  She asked me: “What will we do if the same things start to happen in the U.S.?” I laughed and said: “We can move to Australia”. But more seriously, I added: “These things we see in Venezuela will never happen in the U.S. where there are effective political and civic checks and balances. When the U.S. gets a cold the rest of the world already has pneumonia”.

Well, I now suspect I might have been too optimistic.  I sincerely hope that the U.S. does not catch pneumonia. I still have faith in the essential common sense of Americans to solve their problems in an atmosphere of rationality and bipartisanship. I still believe in the American Dream, even it is now wrapped in coarser clothes.