Te invito a entrar en www.armasdecoronel.org para leer mis libros y ver otra información personal

viernes, 29 de mayo de 2020

Un aporte a la historia de la prospectiva en Venezuela



  Para José Alvarez-Cornett, estudioso del futuro

En la década de 1950 la Corporación RAND y el Instituto Hudson, liderados por Herman Kahn, comenzaron a desarrollar técnicas de anticipación del futuro diferente a los pronósticos y predicciones que se utilizaban hasta entonces. Se trataba, decía Kahn, de pensar en lo impensable, en esbozar futuros probables y posibles, más que tratar de ver en la bola de cristal. Los primeros estudios de este tipo fueron pedidos por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos y fueron denominados ESCENARIOS, término acuñado por el novelista y sociólogo estadounidense Leo Rosten, quien colaboraba con RAND.

TED NEWLAND Y CONTACTOS CON SHELL VENEZUELA
En la década de 1960 el grupo SHELL encomendó a Ted Newland, un funcionario argentino-inglés quien había trabajado en el Departamento de Exploración y Producción de SHELL Venezuela y regresado a la oficina de Londres, un informe sobre lo que podía pasar en el Oriente medio durante esa década y el impacto que esos acontecimientos pudieran tener en los negocios globales del grupo. En lugar de desarrollar un simple pronóstico Newland se puso en contacto con Herman Kahn y decidió esbozar tres escenarios posibles sobre lo que podría suceder en materia de geopolítica petrolera, precios y producción en la región y en otras partes del mundo, a fin de evaluar el impacto de estos escenarios para SHELL. Para recaudar datos Newland debió hacer contacto con las empresas SHELL en todo el mundo, en particular con la filial en Venezuela, la cual había sido por mucho tiempo la más importante de las filiales del grupo y tenía jurisdicción sobre otras empresas SHELL en la región latinoamericana. En SHELL Venezuela el trabajo de enlace con Newland le fue esencialmente encomendado al Gerente de Intercambio Comercial (Trade Relations) quien trabajaba bajo la supervisión de Alberto Quirós Corradi. Yo asumí esta posición a inicios de la década de 1970.
Con la colaboración de Pierre Wack, de SHELL Francia, Ted Newland le dio un vuelco al trabajo de futurología en la empresa, el cual había dependido de un sistema llamado UPM, Sistema Unificado de Planificación, de naturaleza más lineal y  sin  la suficiente flexibilidad para enfrentar los acelerados cambios del entorno. En 1973 SHELL generó sus primeros escenarios formales, basando en ellos sus ejercicios presupuestarios y su ciclo de planificación estratégica. El sistema de planificación por escenarios sería la norma de esta empresa de allí en adelante.

LA SEMILLA GERMINÓ RAPIDAMENTE EN VENEZUELA

                                          Hans Neumann
En Venezuela estas nuevas ideas prendieron rápidamente en el seno de  la filial SHELL y fueron promovidos  - en paralelo -  por algunos empresarios como  Hans Neumann y sus colaboradores, los geólogos  Víctor Petzall y Andy Duarte.  Esta modalidad de planificación estratégica por escenarios coincidió, en Venezuela, con el inicio de un intenso debate sobre la nacionalización petrolera, ampliamente reseñado por la prensa, en especial por la revista RESUMEN. Desde 1974 en adelante yo comencé a escribir para esta revista una serie de artículos petroleros, alrededor de 60-70, incluyendo algunos sobre la planificación estratégica por escenario. La revista también publicó los artículos de otros técnicos y gerentes petroleros, esfuerzo que influyó significativamente sobre las decisiones que se tomaron a nivel político sobre la nacionalización.

LA CONFLUENCIA DE LA GENTE SHELL/MARAVEN, DEL GRUPO DE HANS NEUMANN, LA REVISTA RESUMEN Y LA VISITA DE DESTACADOS FUTURÓLOGOS PIONEROS A VENEZUELA.
Durante la década de 1970 Venezuela se convirtió en un foco importante de estudio y debate sobre el método de planificación por escenarios, proceso promovido por actores como los arriba mencionados, la gente de SHELL Venezuela, los empresarios del grupo liderado por Hans Neumann y los esfuerzos visionarios de Jorge Olavarría desde la revista RESUMEN. En especial, el entusiasta Hans Neumann promovió la visita a Venezuela de tres pioneros fundamentales de la futurología: el profesor israelí Yehezkel Dror, los líderes del Club de Roma, AurelioPeccei y Dennis Meadows y el gran gurú de la RAND Corporación y del Hudson Institute, Herman Kahn.
El Dr. Dror, aún vivo, por cierto y activo, a sus 93 años, nos visitó en varias  ocasiones en la etapa 1974-1981. Decía Dror que la capacidad de predecir en las ciencias gerenciales se dificultaba por la abundancia de alternativas. Dror hablaba de una incertidumbre primaria, la cual podía minimizarse con ayuda de técnicas como DELPHI, el cual  era un método de visualizar el futuro más probable en base a cuestionarios sobre el tema enviados a un grupo de expertos en el tema ser analizado, el cual SHELL utilizó a principios de la década de 1960 para la evaluación petrolífera de las diferentes cuencas sedimentarias del planeta, ejercicio en el cual participé en La Haya, Holanda.

                                  Yehezkel Dror
Aurelio Peccei y Dennis Meadows, del Club de Roma,  nos visitaron en varias ocasiones, ver: http://lasarmasdecoronel.blogspot.com/2017/10/recuerdos-de-la-decada-de-1970.html y hasta celebraron su conferencia mundial de 1981 en Caracas, en la cual se  presentaron trabajos de Peccei, Helio Jaiguaribe, Víctor Urquidi, Yeheskel Dror, Juan Rada, Estelio Breto Flores, Eduardo Frei, Sofía Imber, José Curiel, Rafael Caldera y otros, los cuales fueron finalmente publicados en 2010, casi 30 años después. La reunión contó con la activa participación del grupo Orinoquia A.C., cuyo presidente, José Curiel, presentó un documentado trabajo sobre la Interconexión Fluvial de América Latina. Caracas fue escenario de intensos debates entre quienes pensaban, como el Club de Roma, que los recursos del planeta eran finitos y debían ser cuidadosamente administrados y las tesis de Herman Kahn, quien hablaba en sus libros de recursos prácticamente infinitos, dada la creatividad del ser humano.

Peccei, Kahn, Pérez Alfonzo
Herman Kahn nos visitó en varias oportunidades y nos habló en las oficinas de Hans Neumann.  Su conversación con Juan Pablo Pérez Alfonzo y un grupo de unos 20 asistentes, entre quienes estábamos Alberto Quirós, Alberto Vollmer, Juan Socías, Estelio Breto Flores, Andy Duarte, Hans Neumann, Mauricio García Araujo, Sofía Ímber, José Antonio Olavarría, Carlos Rangel y el suscrito en La Guayabita del Perú, la casa de Jorge Olavarría, en Julio 1977, fue de antología. Esta conversación fue  recogida íntegramente en la edición # 194 de RESUMEN, del 24 de Julio de 1977. El desayuno fue de chorizos, perico, arepas, hallaquitas, jugo de lechosa y café y la conversación giró en torno al libro de Kahn: “El año 2000”, una visión muy optimista de lo que sería el planeta a principios del siglo XXI.  Fue un debate, a veces caluroso,  entre la visión optimista y desarrollista de Kahn y la visión cautelosa Pérez Alfonzo, con intentos de varios asistentes de conciliar los extremos. Yo estuve más inclinado hacia la posición de Pérez Alfonzo, que era – en esencia – la posición del Club de Roma, a cuyo capítulo venezolano pertenecí posteriormente por varios años,  cuando nos reuníamos en  la bella casa de María Ramírez Ribes.

LAS IDEAS SOBRE LA PLANIFICACIÓN POR ESCENARIOS DE LA CORPORACION RAND ADOPTADAS POR SHELL FUERON UTILIZADAS POR LA GENTE DEL PETRÓLEO (AGROPET) PARA INTERVENIR EN EL DEBATE SOBRE LA NACIONALIZACIÓN PETROLERA EN VENEZUELA

Como hemos visto arriba, la década de 1970 fue de gran actividad intelectual en Venezuela en lo relacionado con la futurología. En esta década también se llevó a cabo en Venezuela el gran debate sobre la nacionalización/estatificación de la industria petrolera y aquellos quienes estábamos activos en planificar por  escenarios escenarios en SHELL/ MARAVEN, grupo que incluía a Alberto Quirós, Carlos Castillo, Moisés Lapco, Pedro Aranguren, Caricio Anzola, Mariela Ruiz y el suscrito, grupo  reforzado durante la etapa MARAVEN con dos brillantes recién graduados de MIT, Moisés Naím y Raúl Arriaga, llevamos al debate y a las estrategias de los primeros años de la industria petrolera nacionalizada algunos de los conceptos  generados por los pioneros arriba nombrados. Entre estos conceptos se incluían el de prepararnos para futuros posibles y  plausibles, en no asumir que el futuro es una simple extrapolación del pasado y que, mediante el uso de escenarios, era posible tratar de lograr que se concretara el más deseable para el país y para la empresa. El uso de escenarios en el caso de la nacionalización petrolera venezolana llegó a ser de  fundamental utilidad para definir el modelo de administración que debería tener la industria petrolera nacionalizada. El ejemplo más dramático de la diferencia entre nuestra actitud y la actitud predominante en el sector político fue el relacionado con el Artículo Quinto de la ley, el cual permitía a la Nación, de ser deseable en el futuro, celebrar contratos de asociación con el sector privado. El mundo político armó un gran escándalo sobre este artículo, argumentando que desnaturalizaba el acto de nacionalización. Entre las muchas expresiones cursis de patrioterismo que se oyeron sobre este asunto podemos mencionar lo dicho por José Vicente Rangel en Panorama el 4 de Junio de 1975: “la mitificación del aspecto técnico de la nacionalización forma parte del mensaje colonizador”. Y agregaba el 12 de junio del mismo año, en El Mundo: “Una nacionalización chucuta entraña una defensa nacional chucuta. Se le ha perdido opinión a las Fuerzas Armadas sobre esta asunto decisivo”. Rangel pedía la intervención de la Fuerza Armada. Siuberto Martínez decía en “Ultimas Noticias” el 4 de Junio de 1975: “el artículo quinto es como si mi mujer pudiera salir con otro hombre de Viernes a Domingo”. Eduardo Fernández argumentaba el 6 de Junio en El Universal: “Con el artículo quinto le estaremos concediendo a los socios extranjeros de nuevo el lomito”. Godofredo González decía el 4 de Junio en El nacional: “Aunque tengamos el 99% de control el 1% en manos particulares niega la nacionalización”. Ver más declaraciones de este tipo recogidas en la edición de RESUMEN del 3 de Agosto de 1975.
En contraste, los técnicos petroleros pensaban que el artículo quinto era simplemente una herramienta que podría utilizarse si era necesaria, era algo que meter en la alforja de viaje, en lo que los llaneros llaman el “porsiacaso”. El futuro, por cierto, nos daría la razón de manera  contundente.  
El 12 de Enero de 1974 se llevó a cabo una reunión de 400 técnicos y gerentes petroleros organizados en AGROPET con Carlos Andrés Pérez y  su  gabinete en pleno en el Palacio de Miraflores. Allí, las exposiciones de la gente del petróleo incluyeron “El Concepto de Futuros Probables como base de una estrategia petrolera a largo plazo”, trabajo realizado por Nelson Vásquez y Ramón Mantellini, en el cual se manejó el concepto de escenarios. Una síntesis de esta exposición fue publicada en RESUMEN, en Enero o febrero de 1974. Este evento probó ser fundamental para moldear las ideas del gobierno sobre la naturaleza del acto nacionalizador.  
Una historia de la prospectiva y de las técnicas de planificación por escenarios en la industria petrolera mostrará que Venezuela estuvo en la vanguardia de ese proceso, casi desde su nacimiento.


martes, 26 de mayo de 2020

SUEÑOS DE LIBERTAD, DESPERTARES DE ESCLAVITUD


Anoche soñé que el Presidente Juan Guaidó había constituido un gobierno en el exilio, desde el cual había notificado a los venezolanos que se iniciaba la estructuración de un ejército de liberación integrado por voluntarios venezolanos y de extranjeros que se quisiesen sumar a ese cuerpo. Esta decisión, nos decía el presidente legítimo de Venezuela, había sido tomada porque el régimen se negaba a irse del poder y continuaba oprimiendo al pueblo. La situación de los venezolanos había llegado a ser insostenible y se habían perdido las esperanzas de una transición pacífica. Los cubanos – decía Guaidó -  no le permitían al régimen de Maduro abandonar el poder porque ello sería de consecuencias muy graves para el gobierno castrista. Maduro y su pandilla eran títeres del castrismo, nos decía Guaidó.
En cada país que apoyaba a Guaidó, que eran la inmensa mayoría, se habían establecido centros de registro y de entrenamiento militar básico. En cuatro meses el número de voluntarios ya sobrepasaba los doscientos mil hombres y mujeres, de todas las edades. Yo había acudido al centro de Virginia, USA, donde había sido aceptado – a pesar de mi edad -  como miembro del grupo que desembarcaría en la zona central del país. Los países democráticos de las Américas se habían comprometido a equipar al ejército de voluntarios y se había comenzado a planificar la logística de lo  que sería un desembarco por varios sitios simultáneos. Excepto por los detalles técnicos y militares la noticia de lo que se proyectaba no  se había mantenido en secreto. Primero, porque era imposible, segundo, porque era innecesario. Más aún, saber lo que estaba gestando había hecho que la población venezolana recuperara su entusiasmo y comenzara  a organizarse en centros de resistencia que actuarían en apoyo al ejército de liberación. En los cuarteles pululaban toda clase de rumores. Soplaban los vientos de fronda. Algunos miembros del régimen se habían ausentado “de vacaciones” hacia Cuba y Nicaragua, otros hacia Rusia o Zimbabue. La Carlota experimentaba una inusitada actividad.  El yate de Aristóbulo había zozobrado en su intento de llegar a Cuba, por llevar sobrepeso en lingotes y la marea había llevado hasta la playa en espectáculo deprimente -  el cuerpo, en bikini,  de una funcionaria del régimen de alto nivel.  
Nicolás Maduro había convocado a líderes de la  oposición “sensata”  y había incorporado a Henri Falcón, Claudio Fermín, Enrique Ochoa Antich y a Juan Barreto a un gabinete  que lucía de amplias dimensiones. Padrino López se dirigía incesantemente al país con arengas en contra de la presencia  “de botas extranjeras tratan de hollar el sagrado suelo de la patria”. El titular del nuevo Ministerio Popular para la  Paz y la Felicidad, MINPOPUPAFEL, Claudio  Fermín, hablaba de la necesidad de evitar el derramamiento de sangre y de vivir en paz, entre hermanos. Aunque en el sueño yo sabía que era Fermín, su figura era la de un zorro entrado en años, una de esas cosas absurdas que tienen los sueños.
Un fraile muy parecido al Tigre predicaba en la esquina de Pajaritos sobre la necesidad de  tener paciencia.  ¿“Y es que 20 años de paciencia no bastan?” le respondía una joven indignada por la mansedumbre del predicador.
Inmensos barcos de crucero se habían habilitado para transportar el ejército de liberación, escoltados por barcos de guerra de varios países de América. La operación se iniciaría con un ataque aéreo contra Fuerte Tiuna, símbolo del entreguismo chavista.   
Me desperté cuando me encontraba esperando mi turno para entrar a la nave que me llevaría a Venezuela. En las inmensas filas de voluntarios me encontré con muchos amigos vivos  y otros  ya fallecidos en la realidad, todos quienes irían a luchar por la libertad del país. Íbamos a librar  una segunda guerra de independencia para Venezuela. Como la primera, esta también tendría que ser – lamentablemente -  una guerra civil, ya que con Bolívar combatieron muchos españoles y extranjeros voluntarios, mientras que con Boves y Morales lucharon muchos nativos de Venezuela. Ahora los venezolanos deseosos de libertad, democracia y justicia se verían las caras con venezolanos traidores a su país, muñecos de trapo bajo las órdenes de la Cuba castrista, gente con y sin uniforme que vendió su alma al narcotráfico y al contrabando.  
En este punto de mi sueño me desperté y debí regresar, con reticencia, a la realidad.  Leo las últimas declaraciones de algunos líderes políticos, politólogos y expertos que siguen recomendando negociar con Maduro y darle garantías a él y a su círculo de pandilleros que no serán perseguidos. Esa es la pesadilla llena de indignidades a la cual despertamos. Por cansancio espiritual, porque han perdido la voluntad de resistir, porque están exhaustos o porque ven que ello les daría beneficios personales, estos venezolanos (y algunos extranjeros)  nos recomiendan entregar  las banderas que un país debe mantener en alto si aspira a ser digno y decente.    
Estoy impaciente por ver transcurrir el día y  llegue, de nuevo,  la hora de soñar. Solo  en sueños somos libres los venezolanos de hoy.
Al despertar se regresa a la condición de  esclavos aletargados, unos presos de una profunda angustia por la inacción que nos rodea, algunos por el entreguismo disfrazado de pragmatismo y aún otros por el descarado abandono que han hecho de sus principios y valores.

sábado, 23 de mayo de 2020

Venezuela: el derrumbe de sus paradigmas



La sociedad venezolana se ha manejado por largas décadas en base a algunos paradigmas fundamentales, la mayoría de los cuales están hoy muertos o agonizantes debido a la corrupción del liderazgo político y al bajo nivel de ciudadanía existente. ¿Cuáles son algunos de estos paradigmas?:
·        Nuestra izquierda política es idealista y pura,
·        el presidencialismo providencial,
·       la gratuidad de la educación superior
·       la Fuerza Armada como ejército de libertades y defensora de la Nación,
·       la PDVSA como símbolo de soberanía,
·        la CVG como modelo de desarrollo regional y,
·        los puertos y aeropuertos como funciones estratégicas en manos del estado.
 Cada uno de estos paradigmas se encuentra hoy en crisis, en estado de acentuada ruina material o espiritual y, por lo tanto, deben ser profundamente cuestionados y revisados críticamente, cuando no desechados de raíz, si deseamos ver una Venezuela futura libre de pesados fardos que le dificulten el camino a su cabal realización. Aunque la aparición de estos paradigmas ha sido explicable en casi todos los casos, su consolidación ha probado ser fatal para el país ya que han ido configurando una filosofía estatista de nuestra gobernabilidad y el  abandono del fundamental concepto de sociedad civil.
NUESTRA IZQUIERDA POLÍTICA ES IDEALISTA Y PURA. Este paradigma nace con la generación del 28, de una raíz de verdadero idealismo y pureza de intenciones. Los jóvenes estudiantes se rebelaron en contra del dictador Juan Vicente Gómez,  símbolo de autoritarismo primitivismo. Así lo plasma Rómulo Gallegos en sus novelas, particularmente en “Doña Bárbara” y  “Reinaldo Solar”. Los estudiantes se nutrieron de literatura marxista utópica, lo cual llevó al incipiente sector político a la infortunada desviación de apoyar  la tiranía cruel de José Stalin y el comunismo soviético. A partir de esa desviación el izquierdismo venezolano se ha identificado de manera acrítica con las tiranías de izquierda, excusándoles sus peores abusos y crueldades: Stalin, Castro, Chávez. Ahora, frente a la horrorosa mediocridad de Maduro, la izquierda política venezolana se encuentra en franca crisis y requiere con urgencia una profunda revisión. Su alta calidad intelectual era su mayor fortaleza, cuando Otero Silva, Petkoff, Zapata o Cabrujas eran la izquierda. Hoy está representada por  la cursilería y servilismo de un  Lanz, un Izarra o un Isaías Rodríguez y por la procacidad de un SantRoz.     
EL PRESIDENCIALISMO PROVIDENCIAL. Este paradigma también tiene una razón explicable, ya que después de la larga dictadura de Gómez  el país necesitaba un  liderazgo político democrático de carisma. Surgió Rómulo Betancourt, con grandeza de miras, vocación didáctica, deseos genuinos de elevar el nivel ciudadano de su pueblo pero, después de él, fueron llegando líderes de menor dimensión que introdujeron progresivamente rasgos de populismo y/o de una democracia rutinaria e indiferente, a lo Herrera o Lusinchi. El genuino  intento de Pérez II de ser estadista le costó una rebelión popular por parte de quienes ya preferían las promesas a las realidades.
LA GRATUIDAD DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR. El deseo de la nueva democracia post-gomecista fue el de crear a corto plazo una sociedad de alto nivel educativo, por lo cual se consagró al nivel político y hasta constitucional  la gratuidad de la educación superior. La universidad se abría para todos. Se permitía la permanencia casi indefinida del estudiante en la universidad. La matrícula era gratis y hasta la comida comenzó a subsidiarse desde 1944, considerada como  “un servicio que responde a un derecho social, el cual podía extenderse a otros grupos relacionados, personal, familiares”. La politización del presupuesto universitario, la baja e irregular asignación salarial a los profesores, la gratuidad total de estudios y alimentación, el relajamiento de los procesos de evaluación, han sido los principales enemigos de la excelencia universitaria, hasta llegarse al desastre chavista a partir de 2000. La lección que debería haber aprendido el país es que no hay nada más costoso que lo gratis.
LA FUERZA ARMADA COMO DEFENSORA DE LIBERTADES Y DEFENSORA DE LA NACIÓN. La consolidación de la Fuerza Armada venezolana como cuerpo pretoriano, con vocación de poder político, probablemente tuvo sus semillas en el caudillismo regional y  las montoneras del siglo XIX. Durante la primera mitad del siglo XX fue poco más que un órgano protector de la dictadura, primero de Gómez, luego de Pérez Jiménez. Por algún tiempo, la democracia pareció haberla convertido en una organización profesional y apolítica, gracias a la tarea que debió acometer para combatir la guerrilla izquierdista. Una vez pacificado el país el cuerpo armado se fue burocratizando y mezclándose con el sector político, convirtiéndose en un organismo esencialmente desocupado, lo cual lo llevó progresivamente a convertirse en una especie de sindicato armado, exigiendo beneficios materiales y cuotas de poder político. Esto llegó a su máxima expresión a la llegada de Chávez al poder, ya que Chávez – siguiendo las recomendaciones de Norberto  Ceresole – introdujo el concepto de alianza cívico-militar, el cual llevó a la Fuerza Armada a desempeñar el papel de socia de la llamada revolución. Hoy en día la Fuerza Armada venezolana es una institución traidora a su misión y muchos de sus miembros de alto rango se han transformado en vulgares delincuentes, contrabandistas, lavadores de dinero, ladrones del erario público, abusadores de su poder armado, represores de la ciudadanía, en fin, una lista macabra de violaciones a la honestidad personal, a  los derechos humanos de sus compatriotas y a sus deberes como defensores de la Constitución y las leyes.  Representan  hoy un lastre insoportable para el país.
PDVSA COMO SÍMBOLO DE SOBERANÍA. La politiquería, las ideologías extremas, los complejos colectivos  de inferioridad, la misma riqueza petrolera concentrada en manos de gobiernos populistas y los resentimientos de clases ha llevado a una noción estatista y autoritaria de la gobernanza. El estado manda, el estado da, el estado quita. Los venezolanos ven el estado como proveedor de recompensas a quienes son leales a la autoridad o como agente de castigo para los disidentes. Los conceptos de sociedad civil, de iniciativa privada y ciudadana, los derechos y deberes que el individuo posee en sociedades avanzadas, todo ello se ha mantenido en el enanismo. Y como el estado ha sido generalmente el gobierno y el gobierno el líder providencial, ello ha conducido a una sociedad dependiente de una figura paternal, el cual – para empeorar las cosas – ha estado frecuentemente ausente del hogar, tanto literal como figurativamente. Ello ha llevado a identificar soberanía con estatismo.  Por ello se estatificó la industria petrolera, la cual ha llegado a ser  una herramienta para el beneficio de una oligarquía del poder político, con exclusión del resto de la nación. El resultado del saqueo está hoy a la vista,  una industria en ruinas, con sus fragmentos en manos de chinos, rusos, iraníes, militares corruptores, chavistas lavadores de dinero, es decir, la antítesis de lo que debe ser la verdadera soberanía. No hay soberanía petrolera,   somos hoy un país vasallo e indefenso.   
LA CVG COMO SÍMBOLO DE DESARROLLO REGIONAL. La CVG es (realmente, fue) una empresa que nació con un claro mandato de planificadora del desarrollo regional y que se fue convirtiendo, debido a la corrupción del liderazgo político y a la codicia de las “fuerzas vivas” de la región, en un monstruo de dos cabezas, una de hasta 40  empresas en su mayoría improductivas, otra de servicios públicos altamente subsidiados o de  distribuidora de energía y productos terminados a otras dependencias del estado que no le pagaban. Un sueño bien llevado por algún tiempo se convirtió  luego en vaca lechera para nutrir al sector político y a las clases poderosas de Guayana,  en  pesadilla burocrática pasto de la codicia de militares, sindicaleros y empresarios regionales.
La CVG  ya no existe. Ninguna planta funciona normalmente, la mayoría de ellas está  cerrada. El modelo fue pasto de la corrupción y de la cobardía, proceso que comenzó bastante antes de la llegada a Guayana del chavismo pero que se exacerbó a esa llegada. Lo que debía ser una corporación que diera recursos al resto del país se transformó en una corporación que vivía del resto del país. De agente contributivo a la Nación se convirtió  en parásito en necesidad de constantes inyecciones de dinero.  Como en las caimaneras beisboleras de antaño, cuando ya le derrota se tornaba avasallante, hoy es preciso gritar: “Otra partíaaaaa!”.  Debe surgir un nuevo paradigma de desarrollo regional, aunque sin honestidad y sin verdadero compromiso ciudadano cualquier modelo futuro estará condenado al fracaso. 
PUERTOS Y AEROPUERTOS EN MANOS DEL ESTADO. El Puerto de Puerto Cabello siempre ha sido el más importante del país. Hoy está en la bancarrota. Su historia ha sido siempre tenebrosa. En manos del gobierno central, durante buena parte del siglo XX, llegó tener unos 3000 empleados, muchos de ellos reposeros. Gracias a la descentralización su funcionamiento fue asignado a la gobernación del estado Carabobo, en manos de Henrique Salas Romer y de 3000 empleados pasó a tener unos 200 empleados, ya que mucha de su actividad se contrataba con terceros. Aunque nunca exento de corrupción debido a la presencia obligada de otros sectores del gobierno, tales como la Guardia Nacional y  el Ministerio de Hacienda, el Puerto se convirtió en una formidable fuente de ingresos para el estado Carabobo. Esto desapareció al llegar Chávez al poder, quien devolvió el puerto al gobierno central para ponerlo en manos de una empresa cubana castrista. Esto fue aprovechado por otras dos instituciones parasitarias del gobierno, DIANCA y OCAMAR, para erosionar la actividad del puerto. Hoy en día el puerto de Puerto Cabello está en ruinas después de que en 2001, bajo la gerencia del Estado Carabobo, figurara como el tercer puerto más importante  de América Latina.
   ESTÁ LEJANA LA REDENCIÓN DE VENEZUELA
El cambio de paradigmas que será necesario será, en el mejor de los casos, una tarea de décadas. Es evidente que la Venezuela de hoy no es factible.  Si no altera radicalmente los paradigmas que la han  manejado por casi 100 años corre el peligro de  desaparecer como país independiente.
¿UN ESCENARIO DE LARGO PLAZO: LA GRAN COLOMBIA?   
Es posible que, en el largo plazo, hacia fines de este siglo, Venezuela pase a ser parte de un país de mayor tamaño, un  bloque andino-amazónico en el cual nuestras prioridades como país deban ser modificadas en base a prioridades regionales de mayor rango. A pesar de las explosiones de ultranacionalismo parroquial a lo Bolsonaro, a lo Trump o a lo Brexit que existen hoy, el planeta Tierra se mueve de manera lenta pero inevitable hacia un proceso de integración como fórmula última de sobrevivencia.   


jueves, 21 de mayo de 2020

EL ORO DE VENEZUELA EN EL BANCO DE INGLATERRA



El Banco de Inglaterra tiene en sus bóvedas mil millones de dólares en oro que pertenecen a la Nación venezolana. Fueron enviados allí para su custodia por el régimen de Hugo Chávez en 2008. Los términos de esta custodia están establecidos en una carta de Diciembre 2018, con un posterior anexo de Enero 2019, según el cual hay tres personas quienes pueden movilizar esa custodia, el presidente del BCV, Calixto Ortega Sánchez y sus dos vicepresidentas, Sohail Hernández e Ileana Ruzza. Estas tres personas controlan actualmente las actividades del Banco Central de Venezuela.
Hasta aquí todo parece bastante sencillo. El oro debería poder ser movilizado por mandato de uno o más de estos tres funcionarios. Sin embargo, en Enero 2019, Juan Guaidó se instaló como presidente legítimo interino de Venezuela, con la aprobación de la Asamblea Nacional, el cuerpo legislativo legítimo de Venezuela,  desconociendo el régimen de Nicolás Maduro. En Febrero 2019 el gobierno del Reino Unido reconoció a Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela, junto con otras 55 naciones más. 
 El gobierno de Juan Guaidó es reconocido hoy por la mayoría de los países del planeta, incluyendo el gobierno cuyo banco tiene  en custodia  los mil millones de dólares en oro que pertenecen a Venezuela.
 El gobierno Inglés ha dicho que la decisión está en manos del Banco de Inglaterra pero que ellos reconocen a Guaidó, no a Maduro, como presidente legítimo.
Este es un forcejeo que dista mucho de ser puramente legal para convertirse en un asunto político y ético. Desde el punto de vista legal parecería que el régimen de Maduro tiene algunos argumentos válidos, ya que el oro le fue entregado al Banco de Inglaterra por ellos y existe intercambio de correspondencia sobre el mecanismo de movilización de esos recursos. Sin embargo, hay un reconocimiento oficial del gobierno de Inglaterra a la presidencia de Juan Guaidó, lo cual necesariamente implica, en paralelo,  un desconocimiento del régimen de Nicolás Maduro como legítimo representante de la nación venezolana. Por lo tanto, mal podría el Banco de Inglaterra entregar ese oro a quienes su gobierno califica como un régimen ilegítimo.  
Desde el punto de vista político la situación es más favorable aún al gobierno de Guaidó, el cual es reconocido como legítimo por Inglaterra. Sería incoherente para Inglaterra reconocer a  Guaidó y, al mismo tiempo, obedecer órdenes del régimen de Maduro sobre la movilización del oro venezolano que se encuentra en las bóvedas del Banco de Inglaterra.
Desde el punto de vista ético, peor sería reconocer el mandato de un Banco Central de Venezuela que ha perdido la autonomía, que está manejado por un funcionario de turbias credenciales, como el caso del Sr. Ortega Sánchez, quien fue nombrado presidente del Banco Central de Venezuela por una Asamblea Nacional Constituyente ilegítima y es un  personaje expulsado de los Estados Unidos por indeseable.
Además de todos estos aspectos legales, políticos y éticos, está lo que debería ser decisivo, la opinión de los ciudadanos venezolanos. Un mayoritario porcentaje de los venezolanos desconoce a Maduro como legítimo, desconfía de su pandilla. Poner el oro que está en Inglaterra en manos de la pandilla de Maduro sería verlo desaparecer hacia depósitos de delincuentes chavistas en Andorra, España, Suiza y otros santuarios de dinero ilegítimo de los chavistas que existen  en diferentes lugares del mundo. Alega Maduro que este dinero iría a aliviar el problema humano venezolano de carencias de alimentos y garantías pero la historia de derroche y robos de su miserable pandilla no permite tener ninguna confianza en que ese dinero sería bien utilizado.
EL ORO VENEZOLANO EN INGLATERRA NO DEBE SER ENTREGADO A MADURO
Asistencia humanitaria a Venezuela, Sí. Robo chavista, no
Maduro y Padrino son vulgares sádicos
El mundo civilizado no debe seguir aceptando el régimen chavista en Venezuela
Los venezolanos deben resistir agresivamente el régimen, nada de negociar, transarse, ofrecer puentes de plata. Ello nos rebaja al nivel de la pandilla
Protejamos el dinero que estos miserables ladrones aún no se han robado.

martes, 19 de mayo de 2020

UNA MUESTRA DE ASNÁLISIS PETROLERO



El Chavismo ha generado una nueva clase intelectual cuya producción oscila entre el servilismo y la cursilería. En términos Darwinianos esta clase estaría a medio camino entre el Neandertal y el Homo sapiens. Usando estos términos antropológicos con cierta licencia es posible decir que el chavismo ha creado un estrato intelectual intermedio entre el ser humano moderno y sus antecesores más primitivos. En imitación de su modelo fundamental, Hugo Chávez, los intelectuales chavistas leen mucho pero generalmente de manera desordenada e indigesta. Hugo Chávez leía vorazmente, a una velocidad tal que ello le impedía procesar debidamente la lectura. De allí que su preferencia en esta materia resultara ser una mezcla de la xenofobia de Norberto Ceresole con la mediocridad de economistas o politólogos a lo Monedero y Pablo Iglesia y los textos cursis a lo “Crepúsculo del Guerrero” de Lucas Estrella. Citaba constantemente gente realmente valiosa, como Víctor Hugo, aprendidas para su ocasional inserción en discursos y programas televisivos, exhibiendo  lo que se ha dado en llamar una cultura de crucigrama.
Al calor de los años del chavismo desenfrenado aparecieron ejemplos varios de este tipo de intelectuales de pacotilla, entre ellos “expertos” petroleros muy audaces,  generalmente impunes debido a la total ignorancia que el gran líder tenía del negocio petrolero. Después de su muerte y  de su remplazo por alguien aún más ignorante que él, estos asnalitas han redoblado su audacia y escriben casi cualquier cosa sobre petróleo con la aceptación de la masa chavista. Algunos hasta han creado “Cátedras” petroleras, desde donde inundan a su audiencia con datos falsos mezclados con algunos verdaderos y con ideas absurdas sobre el negocio petrolero.
Uno de estos “expertos” es Miguel Jaimes, quien escribe con cierta frecuencia en APORREA. Este personaje acaba de escribir lo que yo considero una pieza antológica de asnálisis petrolero: ver: https://www.aporrea.org/energia/a288865.html. En este asnálisis Jaimes dice:
“usted debe anunciar por decreto que la Cabina de Mando de PDVSA de ahora en adelante quedará en el Palacio de Miraflores. Desde allí usted tomará la dirección de todas las decisiones estratégicas, políticas, inversiones, estratégicas de la industria tanto a nivel nacional como internacional. Usted personalmente supervisará a diario cualquier decisión”.
¿Se imaginan ustedes a Nicolás Maduro, un analfabeta petrolero, tratando de manejar directamente a PDVSA?  
El escrito de Miguel Jaimes en APORREA, ver: https://www.aporrea.org/energia/a287363.html le ofrece a Maduro 35 recomendaciones para salvar la industria petrolera venezolana. 
La pieza antológica comienza así:
Señor presidente Nicolás Maduro ante el Decreto de Reestructuración de la industria petrolera venezolana y la creación de un nuevo liderazgo para su política local, nacional e internacional, me atrevo a proponerle a usted junto a su equipo de trabajo 35 ideas
Aquí transcribo algunas de esas 35 ideas, las que me han parecido más representativas de la “sabiduría” del autor. Comienza diciendo:
“Para todo el personal de PDVSA; administrativo, técnico, seguridad y profesional a nivel nacional e internacional, para quienes seguirán conformando la industria a futuro, es imperativo y estratégico para nuestro Estado—Nación el deber ser capacitados en un nuevo liderazgo. Orientar su compromiso hacia el compromiso espiritual basado en la conciencia geopolítica del petróleo. Para esto proponemos nuestros estudios del Diplomado en geopolítica del petróleo sustentados en el pensamiento petrolero de Hugo Chávez.
Aquí podemos observar que el Sr. Jaimes ofrece como su primera gran recomendación que se utilicen los estudios que él ha preparado en lo que llama su Diplomado en Geopolítica del Petróleo. Quienes deseen enterarse de lo que contiene su “diplomado” pueden ver algunos detalles en:
Prosigue Jaimes: “Es inaudito que a estas alturas de experiencia y manejo de la industria petrolera nuestro país no cuente con al menos un experto en alguna nación perteneciente a la OPEP. Y eso que nosotros —Venezuela— somos sus fundadores. Debemos formar, capacitar a expertos en estos países pues son nuestros socios con quienes establecemos relaciones, intercambio, cooperación, acuerdos”.
El Sr. Jaimes propone que debemos ir a los demás países de la OPEP a formar y entrenar expertos. Según Jaimes serían los “expertos” petroleros chavistas quienes saben más del negocio y los saudíes, los iraníes, todos los demás miembros de la OPEP estarían urgentemente necesitados  de esa sapiencia. No sabe el Sr. Jaimes que en el seno de la OPEP la Venezuela petrolera chavista es objeto de hilaridad y burlas.
Jaimes continúa con sus recomendaciones: “Como elemento estratégico para el control de la infraestructura nacional de producción debemos realizar ejercicios militares de intervención, protección, desarrollo y producción en las instalaciones petroleras ubicadas en todo el país”. Este “experto” recomienda que la Fuerza Armada deba intervenir, proteger y desarrollar las instalaciones petroleras. Es decir, que tome el control de PDVSA. Llega tarde su consejo porque esto ya se hizo a través de CAMIMPEG, la empresa militar que actúa como vulgar intermediaria de las contrataciones que se llevan (o se llevaban) a cabo en PDVSA.
Jaimes ofrece de seguidas esta sorprendente recomendación a Maduro: “Presidente Nicolás Maduro usted debe anunciar por decreto que la Cabina de Mando de PDVSA de ahora en adelante quedará en el Palacio de Miraflores. Desde allí usted tomará la dirección de todas las decisiones estratégicas, políticas, inversiones, estratégicas de la industria tanto a nivel nacional como internacional. Usted personalmente supervisará a diario cualquier decisión”.
Para Jaimes esta sería la recomendación fundamental que llevaría a la salvación de PDVSA. Maduro, le dice, encárguese usted de esto. Decida usted donde perforar, cuanto producir, como transportar, vender y planificar. Haga esto desde su Cabina de Mando ubicada en  Ciliaflores. El Gran Maduro supervisaría directamente y a diario todas las decisiones. Para el asnalista Jaimes Nicolás Maduro es un compendio de Superman con Batman y la Mujer Maravilla. 
 Jaimes sigue recomendando: “Debe crearse un importante centro de formación donde se enseñe a todo el personal de PDVSA un compromiso espiritual hacia la conciencia del petróleo. Este centro estará reservado a crear un nuevo liderazgo, gerencia, compromiso en cuanto a la industria y donde…  no se justifique su privatización”. Aparentemente Jaimes no sabe qué hace años existió en PDVSA un Centro de Formación Gerencial, el CIED, destruido por el chavismo, que  entrenaba a verdaderos gerentes y planificadores de la industria.
Jaimes nos dice, de seguidas, cómo sería este nuevo centro: Señor presidente Nicolás Maduro en el año 2014 hemos creado el Diplomado en Geopolítica del Petróleo sustentado, basado en el pensamiento petrolero de Hugo Chávez, ofrecemos nuestros estudios para alcanzar un nuevo nivel de liderazgo, gerencia y conciencia en la industria lo cual iría de la mano con lo técnico”.
Es decir, el Sr. Jaimes le ofrece de$interesadamente a Maduro su propio centro de formación petrolera, lo que él llama su diplomado.
El asnalista Jaimes enumera lo que él llama  creaciones de PDVSA. Dice con desparpajo: “hemos creado y consolidado lo siguiente: Refinerías de Montego Bay en Jamaica, Refinería de República Dominicana, Camilo Cienfuegos en Matanzas—Cuba, Abreu de Lima en Brasil, Nicaragua, aparte de PetroCaribe, PetroSur, PetroAmérica, PetroAndina, Gran Gasoducto del Sur, Gasoducto Antonio Ricaurte con un ramal hacia Puerto Ballenas y de allí posteriormente a Panamá y nuestra deseada salida al Océano Pacifico, más otros puertos y terminales”.
El problema con esta lista es que poco de lo allí enumerado ha sido creado por PDVSA. Las refinerías de Jamaica, República Dominicana y Camilo Cienfuegos, ya existían antes de que Chávez llegara al poder.  De Brasil botaron ignominiosamente a PDVSA cuando no pudo cumplir con sus promesas de financiar parte de  la refinería de Abreu Lima. La refinería de Nicaragua no pasó de la primera piedra. El  gran gasoducto del Sur no pasó de ser una pachotada de Chávez, quien se convirtió en el hazmerreír del mundo petrolero. Las diferentes Petros son apenas esperpentos de papel, excepto Petro Caribe, que se convirtió en centro de reparto de dinero y petróleo venezolano con fines políticos.
Termina Jaimes su obra maestra diciendo: “Señor presidente Nicolás Maduro esto no nos cuesta nada. Aquí está la voluntad de los técnicos, profesionales, ingenieros… Yo, muchos, miles, millones, la región y el mundo entero confían en el liderazgo petrolero nacional el cual impulsó nuestra soberanía nacional e internacional.
Confiamos en usted Mi Presidente…”.

Esa es la clave de todo este sainete. Esta habladera de gamelote no le cuesta nada a los charlatanes. En el país de los ciegos el medio tuerto es rey.


sábado, 16 de mayo de 2020

Pido una intervención urgente en Venezuela

Pido una intervención urgente en Venezuela porque mi país está en manos de una pandilla de asesinos, narcotraficantes y lavadores de dinero. Es una pandilla sádica que carece de ideales y que ha convertido a muchos pobres de Venezuela, a fuerza de limosnas atadas a la lealtad,  en una inmensa masa de seres desvalidos. Ese es un crimen que no tiene perdón

Pido una intervención en Venezuela porque la clase media ha sido perseguida, aventada al exilio, asesinada o apresada sin fórmulas de juicio.
Pido una intervención en mi país porque el territorio sur de Venezuela está en manos de garimpeiros, traficantes de oro ilegal, rusos, chinos, contrabandistas como el hijo de Nicolás Maduro o como los generales de la desprestigiada fuerza armada venezolana
Pido una intervención porque PDVSA ha sido saqueada y está siendo vendida por pedazos, de manera descarada, mientras que los presidentes y gerentes que el chavismo le ha impuesto en los últimos 20 años están rebosando de riquezas mal habidas, algunos en lujosas mansiones en el exterior, investigados por la justicia internacional o hasta candidateándose para la presidencia del país que destruyeron
Pido una intervención urgente en Venezuela porque las empresas de Guayana están en ruina, en manos de militares y sindicaleros vagabundos, quienes han llevado cada planta al cierre y solo actúan en aras de sus beneficios personales
Pido una intervención urgente en Venezuela porque muchas ciudades ya están hoy bajo el control de bandas criminales, las cuales violan todos los derechos de la ciudadanía
Pido una intervención porque Venezuela agoniza, porque el país se disuelve en manos de las cleptocracias de Miraflores, con la entusiasta complicidad de banqueros, bolichicos y otros niños bien, venezolanos indignos, quienes deberán ir a la cárcel junto con los criminales del chavismo
Pido la urgente intervención en Venezuela porque cada día se prostituyen más venezolanos, se mezclan más familias otrora dignas con el estercolero chavista, se desvanecen las posibilidades de un futuro digno
Pido la urgente intervención de Venezuela porque la Nación está estrangulada por el chavismo/madurismo impune apoyado por una fuerza armada corrompida hasta la raíz.
Pido una intervención que sea la liberación de los millones de venezolanos que padecen hace años las mayores privaciones y humillaciones, sin luz, sin agua, sin alimentos, sin moneda, sin garantías, sin libertad y sin poder ejercer el derecho a ser ciudadanos respetados por el Estado
Esta intervención que pido no puede ser objeto de transacciones, negociaciones, coexistencias, súplicas a los criminales o llamados a la sensatez a una pandilla que merece recibir el más severo castigo por parte de la justicia nacional e internacional.
No es posible estar de acuerdo con quienes sostienen todavía que la tragedia venezolana se puede arreglar “por la buenas”, entregando principios y valores que deben ser sagrados, sacrificando la dignidad al pragmatismo
Debe ser intolerable para los venezolanos de bien seguir viendo como el país continúa sometido a insólitos niveles de humillación y de miseria, a manos de delincuentes disfrazados de defensores del pueblo.

jueves, 14 de mayo de 2020

CVG: Carroña para los zamuros del chavismo





LA CVG ES CARROÑA PARA LOS ZAMUROS DEL CHAVISMO

**** HABRÁ QUE CAMBIAR SU MACABRO MODELO ESTATISTA
**** SOLO QUEDA LA CARCASA DEL MONSTRUO

La CVG ya tiene años de muerta.  Las fieras del populismo la venían mordiendo desde la década de 1980. En 1987 se había filtrado a la prensa un informe preparado por Anelo Segundo Espinoza, pedido por la presidencia  de Carlos Andrés Pérez, en el cual se hablaba de manejos dolosos en actividades como la planta de bacheo continuo de Interalúmina, DE la baja transparencia  de gerentes de la CVG como Oscar Martínez, Héctor Soucy, Enrique Castells, y Celestino Martínez y de los manejos de Marc Rich. Este informe llegó al Congreso a pesar de que había sido ignorado por el Zar de Guayana, Leopoldo Sucre Figarella, quien dijo en el Congreso – con su habitual arrogancia -  “haber destruido su copia”.

NOTA: Hoy Castells es el presidente de la Junta ad hoc nombrada por nuestro presidente Juan Guaidó para recuperar a la CVG

Cuando llegué a la CVG como Director General, en 1994,  la empresa mostraba serios problemas de insuficiencia financiera y de codiciosos acosos por parte de otros sectores de la Administración Pública y de las fuerzas “vivas” de Guayana que deseaban controlarla. Abundaban los aspirantes a engrosar su nómina sin tener credenciales para ello, candidatos que nos deseaba imponer el chiripero que había llevado a Rafael Caldera a Miraflores. Los factores dominantes de Guayana deseaban imponer a su gente en la CVG, a fin de asegurarse su control.
Esta fue una batalla que perdimos.  No duré mucho allí y dejé una lista de recomendaciones que, en vista de lo que vino después, fueron imposibles de cumplir. Decía yo en mi libro : “Una perspectiva Gerencial de la CVG”, Caracas 1995, que sería necesario:
1.     Una participación accionaria decididamente minoritaria del estado en las empresas de Guayana. Ahora digo cero participación del Estado
2.     Un papel promotor y planificador del desarrollo regional, más no ejecutor ni responsable por los servicios públicos;
3.     una gerencia profesional y meritocrática;
4.     Responsabilidad social si, paternalismo no;
5.     La voluntad política de llevar a cabo estos cambios
Es decir, la nueva CVG debería ser una agencia planificadora del desarrollo, no una empresa operadora.
EL CHAVISMO MATÓ A LA CVG Y EXHIBE SU CADAVER PRETENDIENDO QUE AÚN EXISTE
Es verdad que la CVG venía siendo progresivamente asesinada por la ineptitud y la codicia antes de que Chávez llegara al poder, ver: http://lasarmasdecoronel.blogspot.com/2009/08/quien-mato-la-cvg-fuente-ovejuna-senor.html pero su remate vino a manos del chavismo, quien le asestó el golpe de gracia fue Chávez. Hay asesinos, como aquel célebre Norman Bates, de la película de Alfred Hitchcock, quienes matan a sus víctimas y  guardan su cadáver en un cuarto, pretendiendo que aún viven.  El chavismo mató a la CVG y aún habla de su cadáver como si aún viviera y gozara de buena salud. El asesinato de la CVG a manos de Hugo Chávez fue gradual pero el remate llegó en 2009 cuando Chávez – después de haber “nacionalizado” las empresas de Guayana, -  ordenó que le quitasen a las plantas del conglomerado la energía eléctrica que requerían. Este exabrupto, combinado con la ridícula cogestión gerencial con los obreros y los militares urdida por el secuestrador Carlos Lanz Rodríguez, terminó por destruir lo que quedaba de la Corporación.
Si usted busca hoy noticias sobre la CVG encontrará que hay pocas o ninguna relacionada con su comportamiento corporativo, con su producción, con eficiencia o competitividad.  ¿Dónde estará Damián Prat, quien era el casi único denunciante de las tragedias de la CVG? Hoy casi todas las noticias  se refieren a las quejas sindicales por sus salarios, por la tardanza en la entrega de los perniles o de las  cajas del CLAP. Aquí coloco los links a esas noticias que he logrado encontrar y desafío a que me presenten verdaderos trabajos recientes sobre la operación del conglomerado:
https://talcualdigital.com/el-apagon-madurista-es-el-remate-robolucionario-de-la-destruccion-de-venalum-y-alcasa/            ultimo artículo que he conseguido de Damián Prat, Marzo 2019.
La CVG de hoy apenas parece albergar un grupo de trabajadores quienes piden, justa o injustamente,  reivindicaciones monetarias y de beneficencia,  a pesar de que las empresas tienen tiempo cerradas, improductivas, desmanteladas, desorganizadas, prostituidas, pasto de la codicia y la corrupción de militares y civiles rapaces. La empresa ha dejado de existir como productora.
En la Venezuela del futuro este modelo estatista, basado en intereses particulares, en celos regionales, en pretendidos derechos de tener servicios públicos gratis, en la creencia de que la empresa le pertenece a los gobiernos en el poder, toda ese estercolero ideológico, deberá desaparecer si es que se quiere tener un país espiritualmente limpio y estratégicamente factible.
El chavismo ha matado o rematado a tres de las más grandes empresas del estado y sus hienas y zamuros se alimentan hoy de la carroña: PDVSA, CVG y el Puerto de Puerto Cabello, ver http://www.hacer.org/latam/venezuela-los-cuatro-grandes-crimenes-economicos-de-hugo-chavez-frias-por-gustavo-coronel/                                        
Patria o Muerte se convirtió en Muerte y Zamurada.