Te invito a entrar en www.armasdecoronel.org para leer mis libros y ver otra información personal

domingo, 14 de junio de 2015

INFORME ESPECIAL: LA CORRUPCIÓN DE DANIEL ORTEGA Y HUGO CHÁVEZ


Este par de pajarracos despilfarraron el dinero de los venezolanos

Escándalos del ALBA: La corrupción de la familia Ortega en Nicaragua
Una investigación de un grupo de periodistas nicaragüenses, para la cual di mi aporte, revela la inmensa corrupción de la familia Ortega, la cual ostenta el poder político en Nicaragua desde hace varios años, logrando construir una inmensa fortuna a expensas de los dineros de Venezuela y de Nicaragua. La investigación fue coordinada por Carlos F. Chamorro y es producto de un proyecto conjunto entre armando.info (Venezuela) y Confidencial, y contó con el Open Society Foundation. Contó también con el asesoramiento del economista Adolfo Acevedo.
Colaboré con uno de los periodistas del equipo y buen amigo, Octavio Enríquez. Lo extenso del reportaje hace imposible transcribirlo plenamente en este blog pero si deseo resaltar algunos de los hallazgos de la investigación.

En Nicaragua  ALBANISA, La empresa mixta venezolana – nicaragüense, controla los negocios de venta de productos del petróleo y de generación de electricidad. Maneja la exportación de productos agropecuarios de Nicaragua hacia Venezuela. En los últimos 8 años, reporta la investigación periodística, el régimen de Daniel Ortega ha capturado, con el permiso del régimen venezolano,, unos 3047 millones de dólares llegados de Venezuela para su usufructo.
Ortega y Chávez fueron cómplices por años. ALBANISA fue el vehículo creado en 2007 para llevar a cabo una traidora transferencia de millones de dólares que eran del pueblo venezolano del bolsillo de Chávez al bolsillo de Ortega. El mecanismo fue el envío de unos 10 millones de barriles de petróleo al año por parte de Venezuela hacia Nicaragua. Este envío se hacía y se hace en base a un subsidio gigantesco mediante el cual la mitad de la factura se pagaría en 23 años, con dos años de gracia y un interés de un 2%. Es decir, un regalo. Este dinero equivalente a la mitad de la factura quedaba en manos del régimen sandinista. Pocos meses después se modificó el convenio para darle al régimen un 25% de la factura totalmente gratis, ya no era necesario pagarla.  
Cómo se apoderó Ortega del dinero?  A través de la Cooperativa Sandinista Caja Rural Nacional, CARUNA, entidad que llegó a administrar casi 600 millones de dólares que eran de Venezuela, sin dar cuentas. El esquema de la transferencia fu modificado nuevamente para que CARUNA asumiera el total del dinero como préstamo para obras sociales y proyectos sin fines de lucro ( excepto para Ortega).
La empresa de la familia Ortega posee hoy hoteles y canales de televisión. Esto ha sido posible por la inyección de unos $550 millones anuales, desde 2010 hasta el 2014. La ex-comandante sandinista  Mónica Baltodano  dice: “Es evidente que de esos fondos se han nutrido nuevos capitales, grandes negocios, compras de bienes, compañías de televisión, hoteles que son propiedad de la familia gobernante y sus allegados… Las láminas de zinc, los programas de hambre cero son asignados con criterios clientelares,  pero al final algo le llega al pueblo, pero se convierten en migajas que esconden el uso corrupto que la da la pareja presidencial”, señala la ex guerrillera.


Hotelito de los Ortega
¿Deuda pública, privada o contingente? 
Francisco Aguirre Sacasa, ex presidente de la comisión económica del Parlamento al momento de la firma del acuerdo energético con Venezuela, dijo: “Después de estudiar los documentos oficiales acordados por ambos jefes de Estado, nos percatamos que no se trataban de préstamos que constituían pasivos o deudas para el Estado… El jurista y asesor empresarial, Alejandro Aguilar, sonríe cuando la pregunta es cuál será la responsabilidad de Nicaragua en este tema. Dice que es una gran incógnita que depende de la documentación que hasta ahora no se ha revelado al público. Él encuentra razones a favor y en contra de Nicaragua en su análisis. La principal para exculpar al país  centroamericano es que PDVSA controla el 51% de las acciones, lo que en la práctica significa que controlan las decisiones de Albanisa, junto a que fue Venezuela la que decidió el esquema de financiamiento usando el modelo de Petrocaribe. El estudio me cita, diciendo: “ Para el ex directivo de PDVSA entre 1976-1979, Gustavo Coronel, un consultor independiente en temas energéticos radicado en Estados Unidos,  se trata de una deuda de Estado a Estado que no cree que sea cobrada por el sucesor de Chávez, Nicolás Maduro. Coronel dijo que el esquema empresarial de la cooperación con Nicaragua no es novedoso, pero si el tratamiento político que se le da a la compañía en Nicaragua y “los altos niveles de corrupción que existe en su funcionamiento… Alba es una gran caja negra cuyas realidades económicas y políticas solo son conocidos por los líderes en los países miembros”, aseguró Coronel que dice que Chávez en vida y Ortega compartieron una gran avidez por el poder y una total falta de escrúpulos”.
La remesa petrolera enviada a Nicaragua desde 2007, es decir los más de 3, 000 millones de dólares, equivale al 27% del Producto Interno Bruto durante 2013.  Sin embargo, El ALBA es una caja tan negra, digo yo en el reportaje, que cuando uno va a Internet a buscar información sobre esta organización, lo que encuentra es información sobre la recientemente fallecida Duquesa de ALBA.

El gran fraude de la refinería “El Sueño de Bolívar" y el control de las operaciones petroleras por parte de la familia de Ortega
En el plano original de la refinería El Supremo Sueño de Bolívar nunca se le llamó como tal, sino como un centro de recepción, almacenaje, almacenaje y distribución de combustible: “la planta de distribución de combustibles Miramar”.
A un costo proyectado de 4 mil millones de dólares, con una capacidad de almacenamiento de 150 mil barriles de petróleo diarios, la refinería fue una promesa cuya primera piedra pusieron los presidentes Hugo Chávez y Daniel Ortega el 21 de julio de 2007. Según la promesa original estaría concluida en cinco años.
El plano elaborado en noviembre de 2009, por ingenieros Consultores S.A., señala la instalación de una docena de tanques en las zonas aledañas a la playa de Miramar, Puerto Sandino, al occidente de Nicaragua. A finales de mayo de 2013, la empresa constructora Lacayo Fiallos informó a Confidencial de la construcción de 16 tanques en la zona.
Según registros del Banco Central de Nicaragua, la inversión de PDVSA en la refinería hasta ahora ha sido de 312.7 millones de dólares, menos del 8% de lo proyectado hace siete años. El grupo chino CAM Engineering Co, Ltd. está llevando a cabo la primera fase. El proyecto original, incluía una segunda fase (2016) donde se haría una segunda etapa en la cual se construiría la refinería y la Petroquímica.
La tercera etapa estaba planificada para 2021 y sería para aumentar la capacidad de almacenamiento. Las proyecciones de los ejecutivos de Albanisa indicaban que, concluida la primera frase, traficarían en la zona de Miramar  90, 522 cisternas con capacidad cada una de 7,500 galones y en las otras frases circularían el mismo número de cisternas, pero agregaría  2,300 TEUS (unidad de medida contenedores) al año en la segunda etapa  hasta llegar a 24,060 TEUS en 2021.
En el informe me citan, diciendo: “Gustavo Coronel, ex directivo de PDVSA, dice que el proyecto no es realista. Esta refinería es ciencia ficción. No se hará nunca.  Está sobredimensionada para los requerimientos de la región. Su ejecución está estancada.  A estas alturas el costo se habrá disparado por lo menos al doble del estimado original, algo similar a lo sucedido con la refinería de Pernambuco, en Brasil, la cual terminó en un gran escándalo.  Lo que se ha invertido en este “Gran Sueño de Bolívar” probablemente se perderá. Han comenzado la construcción por el final, por lo que en la industria petrolera se llama “la casa del perro”, es decir, los anexos secundarios a la refinería, pero no han comenzado la refinería como tal”.  
Confidencial viajó hasta la zona para conocer in situ la obra y constató el avance en la construcción de los tanques de almacenamiento. Hay movimientos de obreros nicaragüenses que andan a pie  en el sitio de un lado a otro. Un grupo de chinos también es visible en el lugar. La seguridad es extrema. Fuentes vinculadas al sector privado, dudan de que alguna vez vaya a construirse la refinería.
La familia Ortega está metida en todo
Las evidencias documentales, recabadas por los diarios nacionales nicaragüenses durante años, muestran que el control de la familia presidencial está presente en todo. La licenciada Yadira Leets, esposa del hijo mayor del mandatario Rafael Ortega, administra la red de gasolineras de la Distribuidora Nicaragüense de Petróleos, cuyos socios son dos empleados de la familia. En Petronic, la gerente general es Katherine Argeñal, esposa de Tino Ortega Murillo, otro de los hijos de la familia gobernante. El vicepresidente de Albanisa y presidente de Petronic es el ingeniero Francisco López Centeno, tesorero del FSLN. La primera dama Rosario Murillo, coordinadora del Consejo Nacional de Ciudadanía, es la coordinadora nacional del Alba.
El sector Eléctrico
En la comunidad Los Brasiles, rumbo al occidente de Nicaragua, se ve movimiento de tierra junto al cementerio, hay una carretera de concreto hidráulico y pronto ahí estará la última planta de generación de energía de Alba de Nicaragua S.A. (Albanisa), la compañía “privada” venezolana-nicaragüense que en el sector eléctrico tiene contratos garantizados por 350 millones de dólares en los próximos 15 años, aunque mantengan sus máquinas apagadas. Todos sus contratos han sido el resultado de contrataciones directas, obviando cualquier tipo de licitación.

Gasolineras
Una investigación del diario La Prensa, demostró que la distribución de gasolinas en Nicaragua está en manos de una  empresa privada cuyos socios son José Mojica Mejía, José María Enríquez Moncada y Aura Toruño Porras, vinculados directamente a la familia presidencial. La gerencia recayó en manos de la licenciada YadiraLeets Marín, esposa de Rafael Ortega Murillo, hijo mayor de Ortega. La Distribuidora Nicaragüense de Petróleo opera 74 estaciones de gasolineras en todo el país, según su página web http//www.dnppetronic.com.ni/estraciones .  El abogado José María Enríquez es también vicepresidente del canal de televisión TN8, adquirido en 2010 con fondos de Albanisa (9.7 millones de dólares) y ahora propiedad privada de Juan Carlos Ortega Murillo, hijo de la pareja presidencial,
Las irregularidades de Albanisa
Ex vicegerente de Albanisa revela cómo funciona ¨el feudo de Chico López”. “El dinero lo mandaban en sacos”.
Al ingeniero Rodrigo Obregón lo unió una amistad de años con Francisco López Centeno, el vicepresidente de Albanisa y poderoso funcionario del gobierno de Daniel Ortega. Se conocieron en el gobierno, eran del bloque de empresarios del FSLN y, cuando el caudillo subió al poder, se encontraron en puestos de gobierno. Obregón trabajaba como gerente general de la Empresa Portuaria Nacional cuando López llegó y le dijo que era el hombre que necesitaba para construir la refinería El Supremo Sueño de Bolívar, una obra que se haría a un costo de 4 mil millones de dólares.
El testimonio de Obregón ayuda a entender cómo funcionaba el mecanismo de desvío de fondos de la cooperación.  No sólo estaba claro que la refinería era una fantasía, sino que empezó a notar episodios extraños como inversiones irregulares, el hecho que guardaban enormes sumas de dinero en las casas del tesorero, el envío de pagos a ciertos acreedores a los que les pagaban con dinero en efectivo metidos en sacos. Obregón recuerda el desorden financiero que imperaba en la empresa, donde se hacían los trabajos y después se firmaban los contratos. Los beneficiados eran empresas del tesorero del FSLN, aunque desde 2007 las investigaciones periodísticas han arrojado luz sobre el oscuro destino de 97 millones de dólares a través de operaciones irregulares que hasta ahora el gobierno no ha querido explicar. Del manejo de la cooperación venezolana surgió una nueva clase social alrededor de Ortega que se fue nutriendo de millones de dólares de la cooperación. “A manos llenas, cambiaron sus viejos carros por vehículos de lujo, mientras Albanisa se expandía ruidosamente en distintos sectores económicos del país.

La cooperación venezolana costeó la renovación del parque vehicular, al servicio del FSLN, unas 25 camionetas que fueron a parar a la casa de Ortega, que funciona como instalación partidaria, su casa y en estos años de gobierno como la Presidencia.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimado Coronel, y si se hurgase y se hurgase mas, claro que todavia saldrian pero muchisimos trapos sucios de las profundidades de otros lares. Pero, lamentablemente, nunca recobraremos lo robado, como? imposible porque todas esas archi-fortunas estan en los oceanos de bancos andorranos o Suizos. Demasiada marramucia, tejemaneje, tracala, ambicion desmedida para poder atrapar a todos los ladrones estos y meterlos de cabeza en la carcel junto a sus miserias. Aunque, por la medida chiquita, medio satisfaceria que por lo menos les cortasen ambas manos, o que: "les dieran a todos por el quiquito"; salvajismo, crueldad, despiadado? nah! se merecen mucho mas que eso...

Alitas Allie dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alitas Allie dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

"chiquito"

Anónimo dijo...

como que este Huguito era medio maricon o medio guevon siempre enamorandose de puros pelabolas. Hasta se obsesiono con Castro que le chuleo lo que le dio la gana.

Anónimo dijo...

Ahi estan los dos guevones bailando joropo.
Y cantando la copla:

Voy a dedicar mi canto a mi patria y mi bandera
sabana q tanto quiero hijas de tierras llaneras.
Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
aaaaaaaaaaaaaaaaa….. pajarillo, pajarillo
te vamos a desplumar..................

Anónimo dijo...

Tanta corrupcion da asco a la "N"