Te invito a entrar en www.armasdecoronel.org para leer mis libros y ver otra información personal

domingo, 21 de enero de 2018

EL HAMBRE COMO HERRAMIENTA DE DOMINACIÓN POLÍTICA: EL CASO PARA UNA INTERVENCIÓN EN VENEZUELA


El 23 de Abril de 2015 fue publicada una entrevista a Marcelo Resende, representante de la FAO en Venezuela, en la cual dijo: “Las misiones sociales, creadas durante los últimos 12 años, han sido un mecanismo fundamental para erradicar el hambre en Venezuela… en base a  la política de alimentación de un país que revirtió el índice de subnutrición y logró que más de 3.000.000 de personas que antes no tenían acceso a los alimentos pudieran tenerlo…”. 
Esta absurda declaración del Sr. Resende, un mercenario al servicio del régimen chavista, fue refutada en una comunicación remitida al Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, por 40 organizaciones no gubernamentales latinoamericanas el 21 de julio de 2016, así como en mi blog, ver: http://lasarmasdecoronel.blogspot.com/2016/07/la-indigna-actuacion-de-la-fao-en.html , https://www.lapatilla.com/site/2016/08/01/gustavo-coronel-la-fao-sigue-insultando-a-los-venezolanos/ y http://www.analisislibre.org/mi-queja-ante-las-fao-sobre-su-representacion-en-caracas-gustavo-coronel/.
Las misiones chavistas fueron el inicio de una estrategia que terminaría en la utilización abierta del suministro alimenticio controlado a la población como herramienta de dominación política.
Orígenes de la estrategia
La utilización de alimentos cómo herramienta de dominación política tiene sus orígenes modernos en el llamado Plan del Hambre Nazi. Este plan consistió en la transferencia de alimentos producidos en Rusia hacia la Alemania nazi, a fin de alimentar el ejército nazi a expensas de la población soviética, estrategia que causó la muerte por inanición de millones de personas. En el juicio de Nuremberg contra los criminales de guerra nazis  esta estrategia de inanición fue una de las razones que condujeron a las sentencias de muerte de los acusados.
En América Latina las estrategias similares a la usada por el régimen venezolano han sido las de los Castro en Cuba y de Salvador Allende en Chile. En Cuba ha existido desde 1963 un asfixiante racionamiento para la población, el cual la ha colocado en un plan de humillación crónica. Más parecida todavía fue la estrategia llevada a cabo en Chile por Salvador Allende, con las llamadas Juntas de Abastecimiento y Control de Precios JACP. Estas juntas chilenas fueron creadas por Allende en Abril de 1972, integradas por “un grupo de trabajadores que luchan en cada vecindario por lograr un adecuado abastecimiento, control de precios y combate en contra de la especulación”.
La manipulación de los alimentos en función política se basó en una alianza político-militar
En un excelente trabajo publicado  por PROVEA, ver: https://www.derechos.org.ve/investigacion/los-clap-7-indicios-de-discriminacion-politica  se menciona que todos los ministros de alimentación del régimen han sido militares:  el teniente coronel Yván José Bello Rojas, el mayor general Carlos Osorio Zambrano, el general de Brigada Félix Osorio, el mayor general Hebert García Plaza y el general de División Rodolfo Marco Torres, quien fue recientemente remplazado por el General Luis Alberto Medina Ramírez. Las primeras actividades de este tipo que se llevaron a cabo en el régimen datan de 2000, cuando se estructuró la llamada alianza cívico militar propuesta por el anti-semita argentino Norberto Ceresole, creándose dos grupos militarizados, el Plan Bolívar 2000 y el Fondo único Social. Estos fueron centros de gran corrupción, manejados por Víctor Cruz Weffer y William Fariñas respectivamente, ver también:  https://www.elcato.org/pdf_files/ens-2006-11-27.pdf   
En Julio 2016 Nicolás Maduro anunció la creación del llamado  Comando para el Abastecimiento Soberano, bajo el mando del ministro de la Defensa, General en jefe Vladimir Padrino López. Todos los ministerios quedaron supeditados a Padrino López  en el desempeño de las estrategias para afrontar la escasez de alimentos. Maduro lo dijo: “El Estado Mayor de los Comités de Abastecimiento Popular es un Estado Mayor que tiene más que rango ministerial. Cuando el Estado Mayor cite a un ministro, el ministro está obligado a rendirle cuentas porque le está rindiendo cuentas al pueblo organizado”. Se llegó al extremo de nombrar un general para cada rubro alimenticio: el General Caraotas, el general Leche, etc.
El “ejército” encargado de la logística de distribución de los alimentos estuvo estructurado por tres fuerzas chavistas incondicionales: UNAMUJER, donde militan solamente las mujeres “Bolivarianas, socialistas y chavistas”; El FRENTE FRANCISCO DE MIRANDA, creado por Fidel Castro y Hugo Chávez en  la Habana en 2003 y las llamadas UNIDADES DE BATALLA BOLÍVAR-CHÁVEZ, integradas por “destacados” miembros del PSUV, el partido chavista, quienes forman la estructura base de ese partido, según dice Elías Jaua en la página oficial de ese grupo.
En Mayo de 2016 el régimen designó a Freddy Bernal como coordinador del Centro de Control de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción, conocidos como CLAP (Gonorrea, en Inglés) , cuya misión es la de supervisar la distribución de alimentos en las comunidades organizadas “para combatir la guerra económica y garantizar que los alimentos lleguen directamente al pueblo”. Freddy Bernal es un antiguo hampón, miembro de una pandilla de ladrones, hecho preso por la policía de Caracas en la década de los años 60. Hoy en día figura como uno de los miembros del régimen sancionados por USA por estar involucrado en violaciones de derechos humanos y corrupción. Bernal es un civil y quien realmente da las órdenes es el Ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López. Hace unos días, el 19 de Enero de este año, Padrino López, se reunió  con representantes de los mercados del  sector privado y les dijo que los precios de venta en esos mercados debían mantenerse al nivel de Diciembre, imponiendo así un control arbitrario de precios. Añadió que “estaban llegando a Venezuela 1500 contenedores con cajas de alimentos, para ser distribuidos entre el pueblo venezolano”.
La estructura organizativa de los CLAP se completaba con un grupo de “Inspectores presidenciales” al mando de un militar, el Almirante Carlos Vieira.
Como opera el sistema de los CLAP
El anuncio de la puesta en marcha de los CLAP fue hecho por Nicolás Maduro en Abril de 2016. Maduro dijo: “Comienza una revolución económica en el sistema de distribución de alimentos del pueblo venezolano por la vía del socialismo". Al decir esto no dejaba duda de que el sistema serviría para consolidar al socialismo-comunismo en el poder. Maduro definió al sistema como : el gran instrumento de la revolución bolivariana fundada por el comandante Chávez para superar y vencer la guerra económica”. El trabajo hecho por PROVEA, arriba mencionado, cita a Aristóbulo Istúriz  en Julio 2016 diciendo lo siguiente sobre los CLAP: “Los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) son un instrumento político para defender a la Revolución y al pueblo”. El 8 de junio de 2016, la gobernadora del estado Cojedes, Erika Farías, había dicho: “Los CLAP son una nueva forma de lucha, una nueva organización de base en tiempos de guerra y constituyen un ejército de vanguardia revolucionaria para defender la Patria, profundizar la Revolución”. 
No hay dudas de que este sistema comenzó a operar como una herramienta política, convirtiéndose rápidamente en un arma de sometimiento del pueblo.
Los testimonios del pueblo han servido para revelar el grado de exclusión y de manipulación en la distribución de los alimentos. Para comenzar, los chavistas que operan el sistema marcan las casas de los identificados como opositores y  no reparten las bolsas o cajas en esas viviendas. Pero, cuando las entregan, los dejan para el final y  entregan cajas que contienen solo cuatro productos. La distribución divide las zonas en PRODUCTIVAS Y NO PRODUCTIVAS. Las zonas productivas son aquellas donde el chavismo siempre ha ganado las elecciones y allí hacen una distribución “eficiente”. Estas zonas incluyen barrios como Gramoven, Ciudad Caribia, Blandín, etc. Las zonas NO PRODUCTIVAS, como Ciudad Tablitas, no recibe las bolsas o las recibe tarde o incompletas. En un reportaje, ver: https://impresa.prensa.com/panorama/hambre-metodo-control-social-Venezuela_0_4747775275.html , se afirma que los escuálidos (opositores) no reciben la comida.   La organización CEDICE afirma que el régimen utiliza los alimentos como instrumento de control ciudadano, ver: https://www.venezuelalucha.com/cedice-gobierno-utiliza-hambre-una-herramienta-control-la-ciudadania/
Las bolsas llegan de manera irregular, cada mes, y su contenido varía: harina pan, en ocasiones. Pasta y arroz, productos de limpieza, salsa picante o salsa de ajos. Y hay que comprar todo o nada.
El sistema es violatorio de los derechos humanos y de la constitución venezolana.
Los CLAP carecen de basamento jurídico ya que solamente se mencionan en el Decreto de Estado de Excepción y Emergencia Económica de fecha 13 de Mayo de 2016. La manera como está puesto en práctica, al obligar al sector privado a cerrar sus puertas y al excluir a venezolanos opositores del acceso a la alimentación, viola múltiples artículos de la constitución venezolana, los cuales hablan del goce de los derechos humanos sin discriminación de ningún tipo y el derecho de los venezolanos a la alimentación. Por su parte la regulaciones de derecho internacional estipulan que un Estado viola los derechos humanos al  negar el acceso a los alimentos a determinados individuos o grupos, tanto si la discriminación se basa en la legislación como si es activa; así como al  impedir el acceso a la ayuda alimentaria de carácter humanitario en los conflictos internos o en otras situaciones de emergencia. Esto es exactamente lo que está haciendo el régimen chavista en Venezuela.
La desnutrición infantil se acerca al genocidio
CARITAS, organización internacional de gran prestigio ha expresado su gran preocupación por la situación venezolana. El problema se agudiza porque el 60% de los pacientes que muestran desnutrición grave son lactantes. Susana Rafalli, de CARITAS, dice que un 33% de la población infantil venezolana muestra retardo en el crecimiento, lo cual incidirá negativamente en su vida adulta. Un informe de CARITAS presentado ante la ONU, ver: http://revistazeta.net/2017/11/17/informe-caritas-venezuela-ante-la-onu/  dice que la mortalidad de los niños venezolanos antes de cumplir su primer año de ha triplicado en los últimos ocho años.
CARITAS afirma que:
·       69% de los hogares han tenido que cambiar su forma habitual para adquirir/comprar alimentos.
·       71% de los hogares reporta haber tenido un deterioro de su alimentación.
·       El 69% de los encuestados respondió que nunca ha tenido acceso a los Clap.
·       El 41% de las familias ha tenido que pedir o mendigar por alimento y obtener alimentos en lugares no acostumbrados.
Que puede hacerse?
Lo dicho en este resumen configura una situación de emergencia alimenticia en Venezuela que puede calificarse de tragedia humanitaria. No solo es una tragedia humanitaria sino que ella es  causada  conscientemente por el régimen chavista para mantener al pueblo en estado de sumisión política,  lo cual resultará en la creación de una generación futura mental y físicamente minusválida por la vía de la desnutrición.
Intervención Ya
Cuando a esto se suma la colonización de la cual ha sido objeto Venezuela por el régimen cubano con la complicidad del chavismo y la existencia en Venezuela de un estado fallido, definido como  un estado que no puede o no quiere proveer los servicios esenciales que debe garantizar a sus ciudadanos para funcionar correctamente, es decir, estabilidad, seguridad y garantía de derechos humanos para sus habitantes, es preciso concluir que 
el régimen venezolano debe ser intervenido cuanto antes, a fin de acelerar su salida dl poder.
La naturaleza, diplomática, económica o militar,  de esta intervención será objeto de un escrito posterior.  



8 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy a favor de la INTERVENCION. Esa esperanza de la eterna INTERVENCION, que ha contribuido a desinflar las protestas callejeras en Venezuela. Algunos opositores al régimen que han sido llevados a creer en una invasión estadounidense ahora están en sus casas, esperando una intervención militar que pareciera que nunca se materialice.

Asi que aqui estamos de brazos cruzados, como esperando una quimera. Por ello, no nos aprovechamos de el alzamiento de este grupo de Oscar... y seguimos secuestrados por este regimen.

Dudo seriamente que USA, que enfrenta desafíos militares mucho mayores en Corea del Norte e Irán, se abra un frente militar en America Latina con una guerra que consumiría buena parte de las energías de sus fuerzas armadas. No es probable que eso ocurra, y esperar y no terminar con este asunto lo antes posible no hara más que darle oxígeno a la dictadura de Maduro.

¿Mientras que hacemos?

Anónimo dijo...

Saludos, ingeniero.

Le ayudo mencionando al tristemente célebre Holodomor, hambruna aplicada al, hasta entonces, indoblegable campesinado ucraniano.

Lo de someter a un pueblo por hambre es muy antiguo. Son históricamente conocidos los "sitios" de ciudades por ejércitos invasores; sitios que podían durar meses, y hasta años. Por lo general, los sitiados terminaban rindiéndose a causa del hambre y de la falta de recursos. La novedad, en en tiempos contemporáneos, es el "sitio" por hambre al que someten regímenes dictatoriales a sus propios connacionales, cuyos ejemplos ya menciona Ud. en su artículo.

Por otra parte, y respecto de los militares en puestos clave del régimen venezolano: en realidad están siendo exitosos. Los éxitos militares se miden en el grado de destrucción que puedan aplicar al enemigo. Es el objetivo de toda acción militar, y para tales fines son preparados y entrenados los militares. Por lo tanto, han logrado los "militares" criollos su objetivo destructivo en contra de la disidencia venezolana. Pero hay un par de perlitas: los militares están para destruir enemigos extranjeros; los nuestros destruyen a sus propios paisanos, precisamente a quienes deberían defender de agresiones extranjeras. Y por otro lado, como efecto colateral, se están llevando por delante, también, a sus adláteres civiles (a sus focas, que les dicen); de hecho, creo que es este sector poblacional el numéricamente más afectado. Sus "pobres", a los que tanto dicen defender; que es "por ellos" que hacen lo que hacen, son, gracias a sus "defensores", los que más hambre están pasando.

Nunca dejaré de repetir esta frase, cuyo origen ignoro: "Dichosos los que nada esperan de sí mismos, pues no será defraudados".

Anónimo dijo...

Gracias Don Gustavo por tan acertado articulo, por cierto la foto que lo acompaña no puede ser mas que evocadora y espejo de nuestra realidad. Solo un inciso, y para no caer en la retorica estéril, para que ocurra la citada Intervención, el sujeto INTERVENTOR tiene que ganar algo a cambio, tener algo en peligro real o recuperar algo que ha perdido. A USA creo que esta muy alejado de estar en esta situación ni por asomo, mas preocupado estaría yo siendo Colombia.

Anónimo dijo...

Gustavo, la presencia del delincuente Maikel Moreno en la Haya, sujeto con prontuario judicial por asesinato demuestra palamariamente que la única salida para Venezuela es una intervención militar. El brazo largo de la narcotiranía compra voluntades. Hay la presunción, creo que fundamentada, de que los gobiernos europeos NO van a hacer nada por Venezuela, más allá de unos llamados y saludos a la bandera. El mismo Rajoy se hace la vista gorda. Para mí eso explicaría la fuga de Ledezma a España, negociada y haciendo declaraciones aguajeras y rimbombantes pero sin efecto práctico (los siento si esto hiere susceptibilidades y ojalá es´te equivocado). Piensa mal y acertarás, decían nuestroa abuelos...

Que Maikel Moreno se reuna en La Haya es casi equivalente a que Goering, criminal de guerra juzgado, condenado y quien se suicidó pocas horas antes de su ejecución, se hubiera ido de rositas, como dicen los españoles, y hubiera terminado reuniéndose, sonriendo y estrechando las manos de los jueces de Nuremberg. Aunque Ud. no lo crea. Para Ripley. Qué asco de sociedad de cómplices.

Anónimo dijo...

Corrijo parcialmente. La UE ratifica sanciones. Sin embargo, no es suficiente

Anónimo dijo...

La Unión Europea no ratificó, formalizó las sanciones conrta delincuenes chavistas, entre ellos Moreno. Igual, ¿cómo lo dejan entrar a La Haya y no lo detienen ipso facto?

Anónimo dijo...

los clap (gonorrea, en ingles) es como los chavistas y tuertos militares estan infectando al pais, al mejor estilo del apartheid Surafricano.
Estos militares, creen que por estar mejor que los demas, van a generar un mundo sustentable para ellos en donde ellos tendran el poder que da el estar en el mando y en los centros de decision. Pero estan equivocados. Un mundo sostenido por el odio, la tirania, la reparticion de migajas a un pueblo cegado por el hambre y por la retorica comunista, no es sostenible. No se crean que por ser tuertos en el mundo de los ciegos, se van a perpetuar en un mundo que no es sostenible. Lo que es mejor, que no quieren o pueden comprender estos comunistas totalitarios, es fomentar un mundo donde todo el mundo pueda ver porque ellos si generaran un mundo sostenible.

Anónimo dijo...

Me sumo a recomendar la importancia de hacer paralelos históricos para facilitar la comunicación con ausencias no expertas en el caso venezuela.

Los paralelos con el holomodor (o holodomor?) de Stalin en la Ucrania de los 50 es alto. Este ejemplo facilita mucho la comunicación y ejemplificación del caso.

Lo felicito Sr. Coronel por sus esfuerzos de síntesis y documentación de todos estos anos,
LuisF