Te invito a entrar en www.armasdecoronel.org para leer mis libros y ver otra información personal

martes, 19 de mayo de 2020

UNA MUESTRA DE ASNÁLISIS PETROLERO



El Chavismo ha generado una nueva clase intelectual cuya producción oscila entre el servilismo y la cursilería. En términos Darwinianos esta clase estaría a medio camino entre el Neandertal y el Homo sapiens. Usando estos términos antropológicos con cierta licencia es posible decir que el chavismo ha creado un estrato intelectual intermedio entre el ser humano moderno y sus antecesores más primitivos. En imitación de su modelo fundamental, Hugo Chávez, los intelectuales chavistas leen mucho pero generalmente de manera desordenada e indigesta. Hugo Chávez leía vorazmente, a una velocidad tal que ello le impedía procesar debidamente la lectura. De allí que su preferencia en esta materia resultara ser una mezcla de la xenofobia de Norberto Ceresole con la mediocridad de economistas o politólogos a lo Monedero y Pablo Iglesia y los textos cursis a lo “Crepúsculo del Guerrero” de Lucas Estrella. Citaba constantemente gente realmente valiosa, como Víctor Hugo, aprendidas para su ocasional inserción en discursos y programas televisivos, exhibiendo  lo que se ha dado en llamar una cultura de crucigrama.
Al calor de los años del chavismo desenfrenado aparecieron ejemplos varios de este tipo de intelectuales de pacotilla, entre ellos “expertos” petroleros muy audaces,  generalmente impunes debido a la total ignorancia que el gran líder tenía del negocio petrolero. Después de su muerte y  de su remplazo por alguien aún más ignorante que él, estos asnalitas han redoblado su audacia y escriben casi cualquier cosa sobre petróleo con la aceptación de la masa chavista. Algunos hasta han creado “Cátedras” petroleras, desde donde inundan a su audiencia con datos falsos mezclados con algunos verdaderos y con ideas absurdas sobre el negocio petrolero.
Uno de estos “expertos” es Miguel Jaimes, quien escribe con cierta frecuencia en APORREA. Este personaje acaba de escribir lo que yo considero una pieza antológica de asnálisis petrolero: ver: https://www.aporrea.org/energia/a288865.html. En este asnálisis Jaimes dice:
“usted debe anunciar por decreto que la Cabina de Mando de PDVSA de ahora en adelante quedará en el Palacio de Miraflores. Desde allí usted tomará la dirección de todas las decisiones estratégicas, políticas, inversiones, estratégicas de la industria tanto a nivel nacional como internacional. Usted personalmente supervisará a diario cualquier decisión”.
¿Se imaginan ustedes a Nicolás Maduro, un analfabeta petrolero, tratando de manejar directamente a PDVSA?  
El escrito de Miguel Jaimes en APORREA, ver: https://www.aporrea.org/energia/a287363.html le ofrece a Maduro 35 recomendaciones para salvar la industria petrolera venezolana. 
La pieza antológica comienza así:
Señor presidente Nicolás Maduro ante el Decreto de Reestructuración de la industria petrolera venezolana y la creación de un nuevo liderazgo para su política local, nacional e internacional, me atrevo a proponerle a usted junto a su equipo de trabajo 35 ideas
Aquí transcribo algunas de esas 35 ideas, las que me han parecido más representativas de la “sabiduría” del autor. Comienza diciendo:
“Para todo el personal de PDVSA; administrativo, técnico, seguridad y profesional a nivel nacional e internacional, para quienes seguirán conformando la industria a futuro, es imperativo y estratégico para nuestro Estado—Nación el deber ser capacitados en un nuevo liderazgo. Orientar su compromiso hacia el compromiso espiritual basado en la conciencia geopolítica del petróleo. Para esto proponemos nuestros estudios del Diplomado en geopolítica del petróleo sustentados en el pensamiento petrolero de Hugo Chávez.
Aquí podemos observar que el Sr. Jaimes ofrece como su primera gran recomendación que se utilicen los estudios que él ha preparado en lo que llama su Diplomado en Geopolítica del Petróleo. Quienes deseen enterarse de lo que contiene su “diplomado” pueden ver algunos detalles en:
Prosigue Jaimes: “Es inaudito que a estas alturas de experiencia y manejo de la industria petrolera nuestro país no cuente con al menos un experto en alguna nación perteneciente a la OPEP. Y eso que nosotros —Venezuela— somos sus fundadores. Debemos formar, capacitar a expertos en estos países pues son nuestros socios con quienes establecemos relaciones, intercambio, cooperación, acuerdos”.
El Sr. Jaimes propone que debemos ir a los demás países de la OPEP a formar y entrenar expertos. Según Jaimes serían los “expertos” petroleros chavistas quienes saben más del negocio y los saudíes, los iraníes, todos los demás miembros de la OPEP estarían urgentemente necesitados  de esa sapiencia. No sabe el Sr. Jaimes que en el seno de la OPEP la Venezuela petrolera chavista es objeto de hilaridad y burlas.
Jaimes continúa con sus recomendaciones: “Como elemento estratégico para el control de la infraestructura nacional de producción debemos realizar ejercicios militares de intervención, protección, desarrollo y producción en las instalaciones petroleras ubicadas en todo el país”. Este “experto” recomienda que la Fuerza Armada deba intervenir, proteger y desarrollar las instalaciones petroleras. Es decir, que tome el control de PDVSA. Llega tarde su consejo porque esto ya se hizo a través de CAMIMPEG, la empresa militar que actúa como vulgar intermediaria de las contrataciones que se llevan (o se llevaban) a cabo en PDVSA.
Jaimes ofrece de seguidas esta sorprendente recomendación a Maduro: “Presidente Nicolás Maduro usted debe anunciar por decreto que la Cabina de Mando de PDVSA de ahora en adelante quedará en el Palacio de Miraflores. Desde allí usted tomará la dirección de todas las decisiones estratégicas, políticas, inversiones, estratégicas de la industria tanto a nivel nacional como internacional. Usted personalmente supervisará a diario cualquier decisión”.
Para Jaimes esta sería la recomendación fundamental que llevaría a la salvación de PDVSA. Maduro, le dice, encárguese usted de esto. Decida usted donde perforar, cuanto producir, como transportar, vender y planificar. Haga esto desde su Cabina de Mando ubicada en  Ciliaflores. El Gran Maduro supervisaría directamente y a diario todas las decisiones. Para el asnalista Jaimes Nicolás Maduro es un compendio de Superman con Batman y la Mujer Maravilla. 
 Jaimes sigue recomendando: “Debe crearse un importante centro de formación donde se enseñe a todo el personal de PDVSA un compromiso espiritual hacia la conciencia del petróleo. Este centro estará reservado a crear un nuevo liderazgo, gerencia, compromiso en cuanto a la industria y donde…  no se justifique su privatización”. Aparentemente Jaimes no sabe qué hace años existió en PDVSA un Centro de Formación Gerencial, el CIED, destruido por el chavismo, que  entrenaba a verdaderos gerentes y planificadores de la industria.
Jaimes nos dice, de seguidas, cómo sería este nuevo centro: Señor presidente Nicolás Maduro en el año 2014 hemos creado el Diplomado en Geopolítica del Petróleo sustentado, basado en el pensamiento petrolero de Hugo Chávez, ofrecemos nuestros estudios para alcanzar un nuevo nivel de liderazgo, gerencia y conciencia en la industria lo cual iría de la mano con lo técnico”.
Es decir, el Sr. Jaimes le ofrece de$interesadamente a Maduro su propio centro de formación petrolera, lo que él llama su diplomado.
El asnalista Jaimes enumera lo que él llama  creaciones de PDVSA. Dice con desparpajo: “hemos creado y consolidado lo siguiente: Refinerías de Montego Bay en Jamaica, Refinería de República Dominicana, Camilo Cienfuegos en Matanzas—Cuba, Abreu de Lima en Brasil, Nicaragua, aparte de PetroCaribe, PetroSur, PetroAmérica, PetroAndina, Gran Gasoducto del Sur, Gasoducto Antonio Ricaurte con un ramal hacia Puerto Ballenas y de allí posteriormente a Panamá y nuestra deseada salida al Océano Pacifico, más otros puertos y terminales”.
El problema con esta lista es que poco de lo allí enumerado ha sido creado por PDVSA. Las refinerías de Jamaica, República Dominicana y Camilo Cienfuegos, ya existían antes de que Chávez llegara al poder.  De Brasil botaron ignominiosamente a PDVSA cuando no pudo cumplir con sus promesas de financiar parte de  la refinería de Abreu Lima. La refinería de Nicaragua no pasó de la primera piedra. El  gran gasoducto del Sur no pasó de ser una pachotada de Chávez, quien se convirtió en el hazmerreír del mundo petrolero. Las diferentes Petros son apenas esperpentos de papel, excepto Petro Caribe, que se convirtió en centro de reparto de dinero y petróleo venezolano con fines políticos.
Termina Jaimes su obra maestra diciendo: “Señor presidente Nicolás Maduro esto no nos cuesta nada. Aquí está la voluntad de los técnicos, profesionales, ingenieros… Yo, muchos, miles, millones, la región y el mundo entero confían en el liderazgo petrolero nacional el cual impulsó nuestra soberanía nacional e internacional.
Confiamos en usted Mi Presidente…”.

Esa es la clave de todo este sainete. Esta habladera de gamelote no le cuesta nada a los charlatanes. En el país de los ciegos el medio tuerto es rey.


3 comentarios:

Federico J Baptista dijo...

Estimado Gustavo, lo que pasa es que pedirle inteligencia, conocimiento y/o capacidad profesional a la cuerda de improvisados que hoy manejan la IPN es imposible. Recuerda además que fue Chávez quien anunció que la meritocracia en PDVSA se acabó! Imagínate semejante animalada! Con éste punto de partida después de despedir a pitazos a todo el personal gerencial y profesional no es posible otro resultado que la destrucción que hoy ha terminado de acabar con una gran industria petrolera.
Yo nunca estuve de acuerdo con la estatización de las empresas extranjeras y algunas pocas venezolanas que operaban con gran eficiencia y habían desarrollado un conjunto de venezolanos expertos y decentes que fueron los que tomaron las riendas de la nueva PDVSA. Pero hay que dar gran mérito a la manera que se inició ése proceso y que tuvo excelentes resultados por varias décadas.
Hoy reconstruir lo que se hizo en 1976 es imposible comenzando por no tener la infraestructura o personal preparado. Habrá que recomenzar con invitar empresas serias y capaces pero hoy Venezuela ha dejado de tener la importancia que tuvo como suplidor. Hoy ya EE.UU es autosuficiente en energía y por ése camino van otros países, al punto que la OPEP es una sombra de lo que fue. Saludos!

Anónimo dijo...

Cuando lei la siguiente frase ...“Señor presidente Nicolás Maduro en el año 2014 hemos creado el Diplomado en Geopolítica del Petróleo sustentado, basado en el pensamiento petrolero de Hugo Chávez, ... ”, esto me lo dijo todo.
Cual es ese "pensamiento petrolero" de Hugo Chavez? ... Habra sido el despedirnos de la industria petrolera por la TV y a pitazos? .. o sera el de afirmar que el "petroleo sale solo", y que por ello no se necesitaba tanto "gerentico" para administrar la industria petrolera? .... Bueno ahi tienen el resultado con lo que ha quedado de PDVSA y ahora van a "gerenciar" la gasolina que va a suministrar Iran ...

Anónimo dijo...

Nada más leer el twitter del tal Jaimes uno llega a la conclusión de que su sueño en la vida es lograr que algún día Maduro ponga sus patas encima de él y se limpie la suela de sus malhabidos zapatos. La dignidad y esta gentuza son polos opuestos. Un poco más y en sus fantasías animadas de ayer y hoy "petrochavistas" y "psicoenergéticas" le pide a Maduro que aproveche y desde Miraflores forme una comisión que "dirija" la puesta del sol y que decida por dónde amanece, si por el este o por el oeste. Fuertes a locha que le sugiere que sea Aristobulín el que lo aconseje por aquello de que la oscuridad cede ante la luz.

Cdsm estos chavistas de mierda no acaban de largarse, mano.

Https://www.twitter.con/migueljaimes2