Te invito a entrar en www.armasdecoronel.org para leer mis libros y ver otra información personal

martes, 29 de noviembre de 2016

Fidel Castro, por George Friedman, versión en Español

Traducción al español,  cortesía de Sergio Sáez:
FIDEL CASTRO, by George Friedman
Gustavo Coronel
En mi blog hoy
Lo mejor que he leído hasta ahora sobre la muerte y significado histórico de Fidel Castro: 

FIDEL CASTRO
By George Friedman
Fidel Castro murió a los 90 años durante el fin de semana. En cierta forma, fue su desgracia haber vivido tanto tiempo. Un anciano Fidel estaba en marcado contraste con el revolucionario de 33 años que arribó a La Habana el día de Año Nuevo en 1959, en última instancia horrorizó al liderazgo de Estados Unidos y capturó la imaginación de muchos baby boomers (la generación de los niños nacidos durante la guerra y la postguerra, entre 1933 y 1960) emergiendo después en la conciencia política. No era su política lo que los excitaba tanto como la visión de un hombre más viejo que ellos mismos protagonizando una aventura digna de Hollywood, tomando el control de un país y haciendo cosas buenas y geniales. Transformó en paroxismo los peores temores de la generación de la Segunda Guerra Mundial y las mayores fantasías que tenían sobre sí mismos. Pero esto fue hace ya mucho tiempo, cuando Dwight Eisenhower era presidente de los Estados Unidos, Nikita Khrushchev gobernaba la Unión Soviética y Josef Stalin había muerto seis años antes. Entonces Fidel gozaba de relevancia. Hoy en día, es recordado con cariño por los viejos e ignorado por los jóvenes, que llevan camisetas con la foto impresa dle "Che" Guevara, sin el menor asomo de saber quién era. La vejez no le sentaba bien a Fidel.

PARA IR CON LA HISTORIA AFP - Un turista camina
STR / AFP / Getty Images Un turista camina junto a un stand de la calle mostrando camisetas que representan el líder guerrillero argentino "Che" Guevara, en Santa Clara, el 30 de diciembre de 2008.
Quizás su impacto más significativo, aparte de lo que representaba en Cuba, fue que inspiró a una generación de líderes en el Tercer Mundo. Le eran fieles. Lo cual era desafortunado porque escondido bajo su mitología, Fidel era un furibundo comunista. Ha habido mucho debate sobre si realmente era comunista cuando tomó La Habana. El mito que le crearon sus admiradores no comunistas en Occidente era que fue obligado a ser comunista debido a la hostilidad de los Estados Unidos.

El hecho que abriga tal teoría era que el gobierno de Eisenhower estaba más perplejo por él que atemorizado. La administración no hizo ningún intento de bloquear su llegada al poder, en gran parte porque no tenia ningún provecho que sacarle al hombre que derrocó, Fulgencio Batista. Las alarmas que dispararon la atención de la administración de Eisenhower fue cuando Fidel comenzó a confiscar las propiedades de los estadounidense en Cuba, bajo la premisa de que estas propiedades pertenecía al pueblo cubano y representaba la explotación imperialista.
Fidel era un comunista confeso desde el principio, y la afirmación de que se convirtió en tal solo porque los Estados Unidos le obligó a ello, fue falsa. Su gente más cercana, su hermano Raúl y Guevara (un argentino que se unió a Fidel mientras ambos estaban en el exilio en la Ciudad de México), eran comunistas del ala dura. Algunos partidarios de su movimiento no eran comunistas. Camilo Cienfuegos no lo era. Se cree que murió en un accidente de avión poco después del triunfo de la revolución. Su muerte pudo haber sido un accidente, pero las ejecuciones que dirigió personalmente Guevara no fueron accidente, y Fidel conscientemente los apoyó. Él impuso un reinado de terror en el espíritu, aún cuando no en el detalle, de cómo lo hizo Lenin para garantizarse el control del país.

El éxodo desde Cuba que duró décadas fue proscrito por sus partidarios occidentales como un simple hecho protagonizado por la burguesía que huía porque ya no se les permitía continuar chupándole la sangre a los pobres. Pero los aproximadamente 1,5 millones que dejaron no eran sólo los ricos. Cuba no tenía 1,5 millones de personas ricas. Las personas que primero emigraron fue la clase profesional y seguida más tarde por los pobres. Es importante tener en cuenta que mientras se mantuvieran los vuelos, el régimen trató la mayor parte del tiempo de bloquear el éxodo, y hubo castigos para quienes intentaran huir. Una característica de los estados comunistas es que tienen cercas y guardias, no para impedir que la gente entre, sino para impedir que la gente salga. A diferencia de las muros soviéticas, las trabas de Fidel eran ineficientes. Lo más grandioso que hizo fue derrocar a Batista. El resto era una historia de miseria y fracaso.

Pocos años después de la revolución, Fidel afirmó que por primera vez todos los cubanos tenían atención médica y educación. La calidad de ambos era cuestionable, pero al menos todos los cubanos tenían acceso a ellos. Cincuenta años después, todavía persiste como base fundamental de Fidel para justificar la revolución. Su afirmación básica era que Cuba era pobre debido a la explotación que hacían de ella los estadounidense. Cuando los Estados Unidos rompieron los lazos económicos con Cuba, afirmaba que Cuba era pobre porque los Estados Unidos no comerciaban con ella. Sus partidarios no vieron ninguna ironía en estos argumentos. Y a pesar del hecho que toda Europa y América Latina siguiera comerciando con Cuba no cambió en nada su afirmación de que la razón de la disfunción y la pobreza cubanas eran los estadounidenses. Nunca consideró la posibilidad de que la razón fuera comunismo.

Fidel era un símbolo importante para los revolucionarios de cafetín y los revolucionarios del Tercer Mundo que aspiraban a convertirse en dictadores. Pero su verdadera importancia fue que ayudó a abrir la puerta a los soviéticos, que estaban tratando de lograr la igualdad estratégica con los EE.UU. Después de la Segunda Guerra Mundial, los EE.UU. desarrollaron una fuerza de bombarderos estratégicos que podrían golpear a los soviéticos con armas nucleares. Los soviéticos no desarrollaron una fuerza igual, centrándose en cambio en el desarrollo de una capacidad misilística capaz de  contraatacar. En 1962, se habían desplegado los primeros misiles balísticos intercontinentales, pero eran pocos y poco fiables. En cualquier intercambio nuclear, los Estados Unidos demolerían a la Unión Soviética. Esto bloqueaba cualquier evento que los soviéticos se propusieran realizar en cualquier parte del mundo.

Con la creación de un régimen comunista en Cuba -en 1959, cuando los soviéticos eran aún más débiles- surgió la posibilidad de colocar misiles de corto alcance cerca de los Estados Unidos. Los soviéticos tenían más y mejores misiles de corto alcance. Si lo materializaban, neutralizaría la ventaja americana y liberaría el poder convencional superior de los soviéticos para desplazarse. Para los soviéticos, el glamour de Fidel era mucho menos impresionante que su ubicación geográfica. La KGB se convirtió en guardián del régimen de las amenazas extranjeras, advirtiendo a Fidel sobre la Bahía de Cochinos, por ejemplo, y cerrando las operaciones de inteligencia estadounidenses en Cuba. La lucha de clases fue una cosa. Pero la geopolítica lo era todo.

Fidel se convirtió en dependiente de los soviéticos no sólo para la ayuda, sino también para la seguridad. Los soviéticos dependían del territorio cubano para un intento desesperado de alcanzar la paridad nuclear. El resultado fue la crisis de los misiles cubanos, en la que los estadounidenses amenazaron una guerra nuclear si los soviéticos no retiraban sus misiles del territorio cubano. Se llegó a un acuerdo. Los soviéticos retirarían misiles de Cuba, los Estados Unidos retirarían misiles sin importancia de Turquía y los Estados Unidos garantizarían no invadir Cuba ni intentar derrocar al régimen comunista allí instalado.

Fue este acuerdo el que permitió a Fidel vivir 90 años como líder de la revolución. Al final, no fue el éxito del régimen lo que garantizó su supervivencia, sino un arreglo hecho por los soviéticos y los estadounidenses. Fidel se convirtió en un sobrante de la Guerra Fría. Y después de que la Unión Soviética se derrumbó, sobrevivió en parte porque a los Estados Unidos no le preocupaban, y en parte porque países como Venezuela lo socorrieron. Murió sin haber hecho de Cuba un paraíso, y culpó a todos excepto a sí mismo. Pero lo peor de todo para Fidel, murió un anacronismo de una era que terminó hace 25 años. El mito Fidel vive entre los simpatizantes radicales que todavía fantaseaban al ir a las Montañas Rocosas cuando Fidel se entronizaba en la Sierra Maestra, pero esos radicales eran pocos para empezar, y hoy incluso sus fantasías quedan limitadas por la vejez. Tal vez lo peor que le pudo haber pasado a Fidel, era que las camisetas que portan la gente mostraba la cara del hombre que dirigió las ejecuciones, Guevara, y no la del propio Fidel. Y, que como ironía final de esta farsa, las personas que visten las camisetas probablemente se oponen a la pena de muerte, pero glorifican a un hombre que la impuso con tanta avidez.

Fidel está muerto, y para aquellos que se preocupan por lo que vendrá después de él, no les resta sino encogerse de hombros. Lo que él creó después de su sangrienta revolución no fue más que miseria. Tardará una generación para recomponer lo que hizo. Pero al final, la época de Cuba como centro de atención global queda en el pasado. Dicen que todavía fascina, pero lo que se quiere decir es que su pasado fascina, y que el resto de su vida, de poco importancia tendrá.
Publicado por Gustavo Coronel en 15:18

5 comentarios:

Anónimo dijo...

http://www.blogtalkradio.com/cantotalk/2016/11/30/the-death-of-fidel-castro-and-other-stories-from-latin-america

Anónimo dijo...

Gustavo danos tu opinion de lo que dice este bolsiclon:

https://www.youtube.com/watch?v=GQ3fUBImK_E

Anónimo dijo...

Murio el hitler del Caribe, le interrrumpio y jodio la vida a mucha gente.....icluyendo a los Venezolanos en los 60(a los que murieron defendiento Puerto Cabello, Carupano y esa playa Barlovente~a cuyo nombre no recuerdo)y a los Venezolanos de la epoca chavez y del bruto de maduro que estan sufriendo en carne propia el desastre castrochavomadurista.........

Que arda en el infierno por la eternidad.

Sledge dijo...

Fidel era una rata sucia. Un criminal. Al igual que su hermanito Raul. Un desastre para Cuba, y todo Latino America. Ojala que Raul se muera pronto, aunque despues vendran otros tiranos corruptos, lamentablemente para el pueblo Cubano.

Anónimo dijo...

La desaparicion de Fidel sera el comienzo del final de la tragedia cubana y espero que la de Venezuela. Este asesino e hipocrita logro mantenerse en el poder gracias a su astucia y haber causado la muerte de miles de cubanos que junto con el Che Guevara asesino'. Espero que tanto Cuba como Venezuela, y tantos otros paises cuyos lideres son copias balurdas del monstruo cubano vayan tomando un camino de democracia y libertad personal y economica.