Te invito a entrar en www.armasdecoronel.org para leer mis libros y ver otra información personal

martes, 8 de noviembre de 2016

Espera el año próximo para que veas


Esa es la frase con la cual, invariablemente, miles de fanáticos de los equipos de béisbol que no ganaron ni en la serie Mundial ni siquiera en sus respectivas divisiones, cierran la temporada. Es la que utilicé cuando le escribí a una buena amiga de Cleveland, felicitándola por el desempeño de su equipo durante la temporada que acaba de finalizar con el triunfo de los Cachorros, gracias al Dios de la pelota. Los Indios de Cleveland fueron un digno rival.
Este año, mi equipo favorito, los Tigres de Detroit, no lo hizo nada bien. Finalizaron a ocho juegos por detrás de los indios de Cleveland y ni siquiera pudieron meterse a la post-temporada por la ventana de los “wildcards”. Sus lanzadores no estuvieron a la altura, con excepción del ya legendario Justin Verlander, ahora casado con una bella actriz de Hollywood. Aníbal Sánchez fue una gran decepción para nosotros, sus fanáticos,  para su equipo y – estoy seguro -  para él mismo. Trató y no pudo. Su futuro en los Tigres y en las grandes ligas es, lamentablemente, incierto. Jordan Zimmerman tuvo una actuación discreta, se lesionó y no pudo ser de gran ayuda para el equipo. Cuando regresó, al final de la temporada, no fue efectivo.
Víctor Martínez es otro baluarte del equipo que puede estar llegando al final de su maravillosa carrera. Su aporte es casi exclusivamente el de bateador designado y en este papel tuvo una actuación menos destacada que la del año anterior. Su promedio de bateo y sus carreras empujadas cayeron con respecto al año anterior. Sigue propenso a las lesiones y su velocidad en las bases se está pareciendo a la de Bartolo Colón. El campo corto, José Iglesias, no termina de cuajar y la tercera base, Nick Castellanos, da un paso adelante y otro hacia atrás. El jardinero central, Roger Maybin, tuvo una extraordinaria temporada y, como “premio”, los Tigres lo acaban de cambiar por un lanzador novato a Los Ángeles de California. El receptor McCann no impresionó mucho, mejor es Saltalamacchia, pero ya no es joven.
El caso de Miguel Cabrera es complejo. Terminó entre los primeros diez jugadores de las Grandes Ligas en prácticamente todos los renglones ofensivos: jonrones, carreras impulsadas, hits, promedio al bate, porcentaje de veces que se embasa. Sigue siendo un fenómeno pero tuvo una actuación muy irregular, una primera parte de la temporada en la cual no ayudó mucho al equipo y una segunda parte en la cual fue una súper estrella. Sus numeritos son fantásticos  pero su aporte al equipo estuvo por debajo de lo que se esperaba de él y ello contribuyó a que los Tigres perdieran mucho terreno en la primera parte de la temporada. La situación de Cabrera como irremplazable en el equipo se ha debilitado. Hay algunos rumores de cambio, ya que Miguel es uno de los peloteros mejor pagados de las Grandes Ligas y el presupuesto de los Tigres ronda los $200 millones por temporada. SI el equipo decide ahorrar dinero, Miguel podría ser cambiado a otro equipo. En ese caso mi equipo favorito ya no sería Detroit. Es mi equipo favorito porque Cabrera está allí, ya que la ciudad no me gusta.
Ian Kinsler, la segunda base del equipo, merece una mención especial. Ese pelotero es extraordinario al campo y al bate. Es una bujía y fue factor clave de los triunfos del equipo en toda la temporada, embasándose en casi el 40% de las veces que fue al bate.
Lo que si es cierto es que una vez que la temporada de béisbol termina, mi esposa y yo no sabemos qué hacer con nuestro tiempo vespertino. Quizás nos entretengamos un poco con la Serie Mundial que se jugará en 2017 pero nos falta esperar casi todo el invierno. Tendremos que esperar a Marzo 2017 para que comiencen los juegos de primavera. Ya no seguimos a los equipos venezolanos, después de casi 15 años fuera del país. La Serie del Caribe nos interesa pero siempre es la misma historia deprimente. El estadio donde se juega está vacío, a menos que juegue el equipo de la casa. Es una competencia carente de emoción.  

Mientras tanto, les decimos: espera el año que viene, para que veas. 

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Cabrera falló, especialmente, en lo que se refiere a su average de bateo con hombres en posición anotadora, alrededor de un discreto .270, lo que se refleja en su número de RBI, no tan alto para su cantidad de jonrones y promedio de bateo general, sobre .300

En cuanto a la liga local, no se pierde nada. En lo particular, considero que estos pulperos han debido renunciar a la millonada de $ preferenciales que obtuvieron, por solidaridad, y no montar el campeonato o hacerlo, si tanto quieren dar la impresión, que le conviene al régimen, de que aquí no pasa nada, con dólares del mercado paralelo.

¿Sabía Ud. que un equipo local le robó un importado americano a un equipo mexicano, dándole $ 25.000 en lugar de los 10.000 que había acordado el club mexicano? (Fuente: Juan Vené en la pelota)

Soy un apasionado del beisbol, pero cada cosa en su lugar. Ya vendrán mejores tiempos para el beisbol local, esperamos, pero de verdad uno no entiende...

Anónimo dijo...

Acuerdese que Juan Vene es un soberano lamebotas que siempre esta viendo como desprestigiar a los venezolanos. Por alguna razon ese carajo le tiene arrechera a su pais. Digame cuando habla de Vizquel.

Ahora bien me gustaria saber como es el cuento del robo del jugador. No creo que un equipo se meta en ese rollo sin saber las consecuencias, muchos equipos mexicanos son financiados, bueno, este, en fin.

Anónimo dijo...

Si lo que dice Juan Vené es incierto, aún sigo creyendo que es inmoral obtener dólares baratos en estos momentos. Lo siento.

Anónimo dijo...

Lo que se comenta aquí sobre Vené es cierto en cuanto a sus posturas en relación con algunos jugadores venezolanos. Sin embargo, respalda a David Concepción como candidato al Salón de la Fama por el Comité de Veteranos, luego de quedar afuera por la votación regular. En relación con el caso Vizquel, es complejo. Yo particularmente no lo considero un seguro miembro y quizás sería un buen candidato para el Comité de Veteranos en el futuro. Dicho sea de paso, si Juan Vené tiene defectos, también se puede decir lo mismo de Vizquel. Un personaje desagradable, según quienes han tenido contacto con él y no pertenecen a su círculo íntimo.

Sin duda Vizquel tuvo unas manos prodigiosas como jugador del campo corto. No se puede decir lo mismo de cuando usa esas manos para "pintar" cuadros horrorosos, no obstante una importante galería de Caracas se haya prestado para exhibir esas mamarrachadas pintarrajedadas. Vanidoso y mala gente este hombrecito de acuerdo con testimonios que conozco.
En lo que se refiere al beisbol profesional venezolano, concuerdo en que no se justifica darle dólares baratísimos a un espectáculo que ha perdido todo interés debido a la ausencia de muchos jugadores importantes, que deben cuidar sus contratos y también a esa desmesurada rotación de peloteros en varias etapas del campeonato. Por lo menos para los cultores de este magnífico deporte resulta algo indigerible.
Yo tengo una propuesta, que presenté como parte de un concurso organizado por el Museo del Beisbol, que consistiría en reformular por completo los campeonatos venezolanos y crear una liga
interamericana o como se le quiera llamar, con diversos países, en la cual la LVBP pasaría a ser una división. Hasta aquí llego dado lo extenso y complejo de este último tema. Total,a quien le interesa esto, si prefiere conformar con el degradado beisbol local.

Anónimo dijo...

No lo creo asi, los hechos son los que hablan. Omar tiene su fundacion y ayuda a los mas necesitados. Quisiera ver eso del payaso de Vene.

Ya las fundaciones dedicadas a la atención de niños, niñas y adolescentes con capacidades especiales comenzaron a organizarse para sacar el mayor provecho al Campo Deportivo "Omar Vizquel" que recibieron el Día del Niño de manos de los alcaldes Antonio Ledezma y David Smolansky. El primer campeonato de pequeñas ligas de niños con diversidad funcional es un plan que está cada vez más cerca de concretarse.

"En el 2002 comencé las Pequeñas Ligas de niños especiales. Al ver tanta dificultad, tantos problemas que no estaban los campos diseñados para ellos dije, no voy a descansar hasta tener un campo para ellos. Fui a todas las organizaciones, a todas partes con el apoyo de toma mi familia. Fui a la Alcaldía Metropolitana de Caracas y gracias a ellos, al Alcalde Ledezma, contamos hoy con este espacio, estoy inmensamente agradecida por poner una sonrisa en cada uno de estos niños", dijo.

La práctica de algún deporte es indispensable para la salud de los niños y adolescentes con capacidades especiales, según explican estas madres, que se han dedicado a buscar apoyo para que sus hijos y todos los venezolanos con necesidades especiales tengan más calidad de vida.

"Hacer un deporte es indispensable para una persona especial porque todo el organismo funciona mejor, oxigena más el cerebro, les favorece para mejorar problemas de respiración, de la coordinación motora, de la coordinación visual. Lo mejor que puede hacer una persona especial es hacer deporte", explicó la Presidenta de Fundadown, Elisa Nadal.

El compromiso de la Alcaldía Metropolitana de Caracas es seguir ampliando y mejorando el Campo Deportivo "Omar Vizquel" para llegar a más niños, niñas y adolescentes con diversidad funcional y seguir haciéndolos sonreír.

Gustavo Coronel dijo...

Sin conocerlo tengo una buena opinión de Vizquel. Parece una persona seria y su autobiografía, escrita cuando estaba aún en los indios de cleveland lo hace aparecer como buena gente.
SObre sus méritos para el Hll de la Fama, el ha acumulado números importantes debido a su larga trayectoria en las Grandes Ligas. Lo quisiera ver allí pero no va a ser fácil. uien está seguro es Cabrera. Quizás Félix Hernández también irá, pero tendrá que ganárselo en el futuro, todavía no ha hecho mérito suficiente.

Anónimo dijo...

Juan Vené, que como dice otro comentarista, no es perita en dulce y a veces es muy desagradable en sus comentarios, no es millonario y no puede darse el lujo de crear una Fundación. Los peloteros crean fundaciones para ahorrarse impuestos. No critico que lo hagan, bienvenidos, si es en Venezuela. Pero no es algo enteramente desinteresado. Quien escribe ese comentario parece allegado a Vizquel o de la Alcaldía, o transcribió algún folleto de promoción.