Te invito a entrar en www.armasdecoronel.org para leer mis libros y ver otra información personal

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Juicio al diálogo: argumentos de la parte acusadora

¿Estaré equivocado sobre el diálogo que se lleva a cabo en Venezuela? Al leer lo que escriben sobre el diálogo venezolanos tan sensatos como José V. Carrasquero, Paulina Gamus y Américo Martín, o el editorial de Analítica sobre el tema, o  lo que dice nuestro nuevo Cardenal, Baltazar Porras (“No estamos con la oposición sino con el pueblo”) comienzo a pensar que debo estar equivocado en mis planteamientos sobre la inmoralidad y el error estratégico de este diálogo. Me siento reprendido por compartir una postura crítica frente al diálogo.  Me siento como un   “manager de tribuna”, afectuoso apelativo usado por Paulina Gamus y  que bien conocemos los fanáticos al béisbol y me siento aludido como  uno de los “empantuflados”, “guerreros del teclado” y “sedientos de venganza” de los cuales se habla como agentes de la desunión y como incitadores a la violencia.
También es cierto que hay otros venezolanos, igualmente respetables, cuya postura es, como la mía, de rechazo al diálogo, entre ellos Carlos Blanco, Antonio Sánchez García, Luis José Semprún, Marianela Salazar y Charito Rojas. Ello me hace sentir mejor, pero siempre me queda la duda de estar cometiendo un error y una injusticia al criticar tan duramente al diálogo y a quienes lo facilitan.  
Pienso, por lo tanto, que debemos hacer un esfuerzo por comprendernos, quienes criticamos o defendemos el diálogo. Para ello deseo comenzar por poner en el papel lo que todos los opositores parecemos tener  en común:
1.  Creo que todos estamos de acuerdo en que el régimen que nos oprime desde hace 18 años es inepto, corrupto y violatorio de la Constitución. Yo también estoy convencido de que es ilegítimo, aunque no estoy seguro de cómo piensan sobre esto último quienes defienden al diálogo. Digamos que su ilegitimidad se deriva de su comportamiento, para no argumentar aquí que también se deriva de su origen,    
2.  Creo que todos sabemos ya que Venezuela se ha convertido en un narco estado, dado que hasta a los niveles más altos de la burocracia civil y militar del país hay gente involucrada en esta práctica,
3.  Creo que todos estamos de acuerdo en que el régimen ha destruido al país. No hay índice económico o social que no esté entre los peores del planeta, si no el peor: inflación, criminalidad, competitividad, riesgo-país, gobernabilidad, calidad de vida, derechos humanos, democracia. El régimen venezolano es visto en el mundo como forajido y aliado de las dictaduras más odiosas del planeta: Siria, Libia, Corea del Norte, Cuba, Nicaragua, Zimbabue y de organizaciones terroristas como las FARC, 
4.  Creo que todos estamos de acuerdo que el régimen lleva a cabo una política constante e ininterrumpida de descalificación de la oposición y de la Asamblea Nacional, la cual no ha cesado durante el período del diálogo sino, que al contrario, parece haberse incrementado. Como diría uno de los hampones del régimen: A dios rogando y con el mazo dando.   La prohibición de enjuiciar políticamente a Maduro y de investigar a PDVSA se ha hecho en los últimos días,
5.  Creo que todos debemos admitir que los niveles de indignación ciudadana estaban en su punto más alto en mucho tiempo, cuando la MUD decidió sentarse a dialogar, desmontando las acciones políticas y de calle que se habían proyectado, las cuales contaban con la aprobación casi unánime de los venezolanos opositores, hoy en día en clara mayoría.
Además de estos puntos arriba mencionados, en los cuales todos los opositores parecemos estar esencialmente de acuerdo, hay otros en los cuales existen diferencias de criterio pero que igualmente debemos mencionar:
1.  La MUD es la organización de oposición que actúa hoy en nombre de todos los venezolanos pero no ha hecho ningún esfuerzo conocido para ampliar la base de representación y llevarla, de lo puramente político a la integración de un Gran Frente Nacional que incluya a toda la Sociedad Civil. 
2.  La MUD es la conductora de nuestro vehículo oposicionista, un vehículo en el cual todos los venezolanos dignos somos pasajeros. Ello lo hace objeto natural de elogios y de críticas de quienes son pasajeros del vehículo. El derecho de todos los pasajeros a opinar sobre la velocidad, las maniobras, la destreza del conductor no puede ser negado por otros pasajeros.  Todos los venezolanos, estemos donde estemos, tenemos derecho a opinar, sin ser descalificados por hacerlo,  
3.  La MUD y los actores externos a la MUD quienes propician el diálogo han impuesto una premisa que parecería incorrecta: Diálogo o Sangre. O nos sentamos a dialogar con el régimen, dicen,  o habrá una guerra civil.  O dialogamos o rompemos la sagrada unidad. Aunque ese riesgo siempre existe, creo que se ha magnificado de manera desmesurada. Al imponer lo que en mi opinión es un falso dilema, quienes nos empujan a la mesa de diálogo están ejerciendo, sin quererlo o queriéndolo, una especie de chantaje psicológico sobre los venezolanos. Le están restando al país una alternativa que no ha sido desarrollada, es decir, la protesta masiva de la Sociedad Civil, incluyendo una huelga general, combinada con la desobediencia civil,
4.  Para desmontar la posibilidad de esta alternativa se usan los más variados argumentos: el país no está organizado para eso, se dice, Bueno, organícese. Eso requiere mucha planificación. Se ha hecho en otros países. Incita a la violencia. La violencia no nos ha abandonado desde que el régimen está en el poder, está allí todos los días y ha llevado a 300.000 muertes. El Vaticano nos pidió que no llevemos a cabo las marchas. El Vaticano no es infalible, al menos en materia política.
5.  Pienso que la alternativa de la protesta masiva, de la desobediencia civil, merece una oportunidad y que su puesta en marcha no tiene por qué conducir a una guerra civil. La violencia, ya se sabe, viene exclusivamente del régimen. SI el régimen se decide por la violencia la probabilidad será alta de  una intervención de la Fuerza Armada en contra de quienes apliquen la violencia (es decir, en contra de la fracción que apoya al régimen porque ella forma parte del régimen) y/o una intervención internacional en contra de la aplicación de esa violencia. En cualquier caso, no será posible para el régimen ejercer esa violencia por mucho tiempo y no habrá guerra civil, definida como un conflicto armado de larga duración.     
6.  Una represión provocada por el régimen sería, en mi opinión, de corta duración, ya que este es un régimen agonizante en materia financiera y política. Creo que es un tigre de papel pero cuyos rugidos han hecho temblar a muchos de manera exagerada y sin real fundamento.
En resumen, creo que hemos elegido el peor de los caminos, un diálogo que oxigena al régimen, que le concede una legitimidad que no tiene, que le permite ir corriendo la arruga día tras día, mientras el país continúa desangrándose y mientras ellos continúan insultando a los venezolanos con su manera cínica, burlona y cursi de abusar del poder.
Después de haber hecho estas consideraciones, hago la última, la que en mi opinión representa la esencia de mi argumento. Todo lo que he dicho arriba es de naturaleza estratégica y se refiere a como actuamos para sacar al régimen del poder. Cuando hablamos de diálogo o de protesta masiva estamos hablando de estrategias. El ingrediente más importante de una estrategia es que sea fiel a nuestros principios.  Creo que la estrategia del diálogo con el régimen que conocemos no es fiel a los principios y valores que deben animar a los venezolanos. Me apena decirlo pero no puedo dejar de hacerlo. Creo que desde los más altos niveles del  Vaticano hasta quienes de buena fe en nuestro país se abrazan al diálogo parecen haber olvidado que el simple hecho de dialogar y negociar (porque eso es inevitable)  con un régimen que todos vemos como dictatorial, corrupto , inepto y empeñado en prostituir a toda una Nación,  nos coloca inevitablemente a su nivel. Que, al hacerlo, estamos vendiendo nuestra alma. Que estamos abandonando nuestra dignidad. Que al sentarnos a negociar con esta pandilla de desalmados echamos por la borda nuestras esperanzas de reconquistar los principios y valores que hemos ido perdiendo como pueblo. Que al negociar con el régimen les estamos diciendo no solo que se pueden quedar un tiempo más en el poder, sino que pueden irse tranquilos y que mañana o pasado pueden regresar al poder, confiados en que serán recibidos por gente dispuesta a negociar con ellos. Cuando nos sentamos a dialogar y negociar con quienes representan principios opuestos a los nuestros le estamos diciendo que el crimen si paga.  Vamos insensiblemente adoptando su lenguaje, aceptando hoy lo que era inaceptable ayer y cediendo milímetro a milímetro nuestros principios, sobre todo si quienes nos representan en la mesa no son los más íntegros.     
Deseo terminar estas reflexiones con las palabras del Papa Francisco, dichas el 13 de mayo de 2013 en Roma, ver: https://www.aciprensa.com/noticias/con-el-diablo-no-se-puede-dialogar-asegura-el-papa-99029/  :
 “No puede haber diálogo con el príncipe de este mundo [el Diablo] , que esté claro…  el diálogo proviene de la caridad, del amor. Pero con ese príncipe es imposible dialogar: uno solo puede responder con la Palabra de Dios, que nos defiende. Así como [el diablo] hizo con Jesús, así hará con nosotros. Solo mira, dirá, solo haz este pequeño fraude… es un asunto pequeño, realmente nada, y así él comienza a llevarnos por un camino que es ligeramente desviado”.
Francisco nos advertía entonces que quien cede en lo pequeño termina cediendo en lo grande. Esa es una idea que siempre me ha acompañado y por ello creo que debemos ser irreductibles.
Por ello digo: levantémonos de esa mesa indigna y pongámonos de pie como Nación. Seamos fieles a nuestros principios y valores. Y ojalá, Cardenal Porras, la Iglesia esté en la vanguardia de esa rebelión, en el nombre de todo lo que la anima. 





7 comentarios:

Anónimo dijo...

Completo y detallado. Sólo le agregaría el factor que todos olvidan cuando se refieren a nuestra tragedia. No se puede dialogar con quienes obedecen mandatos de un país extranjero y consultan todas las decisiones con ese país, que no es otro que Cuba.

Sledge dijo...

Este dialogo es otra verguenza para Venezuela.

1/ Con hampones, igual que con terroristas, no se puede negociar. Tarde o temprano traicionan, o cambian de forma, se disfrazan y vuelven a cometer sus crimenes. (Robo, violencia, trafico de drogas, mafias..) Ya lo veremos en Colombia con las Farc.. cambiaran de nombre, pero el trafico de drogas y crimenes no bajara mucho.

2/ Negociar con criminales les otorga una semblanza de 'legales', parte de la sociedad, los legitimiza. Si el Papa o algun presidente, o la MUD se sentan con hampones como Maduro o Cabello, los estan validando ante la opinion publica.

3/ Es una Dictadura disfrazada de "socialismo" o "democracia popular" En realidad no es mas que una tremenda Cleptocracia Tropical. (busquen el termino en google) Puro ladron. Con esa gente lo que importa es el Cash. $$$$ y el Peder / Ego. Pueden hablar todo lo que sea, invitar al Papa a a la Virgen o a Maria Lionza. O a 50 ex-presidentes. A la hora del te, seguiran robando y armando susnegocios sucios, aliados a las drogas y el crimen.

4/ Sospecho que buena parte de la famosa MUD ya ha sido SOBORNADA. Por ello estan super achantados o agueboniaos, como dicen por alla. Me baso en la Historia de nuestro pais para llegar a dicha aseveracion. No es nada nuevo, AD/COPEY, y todos los demas partidos han sedo super corruptos desde siempre. Unicamente bajo Leoni o Perez Jimenez habia mucha menos corrupcion, a todo nivel, y en todos los partidos.

Es decir, este "dialogo" seguramente es a punta de whiskicitos, cafecitos, bajo la mesa. Mayormente. "Chamo MUD, quedate tranquilo y te paso una vainita" "Cual es tu cuenta?" O prefieres Cash?" No se extrañen que eso es buena parte de este fiasco de la MUD. La corrupcion en Venezuela no tiene limites, y tengan por seguro que el limite no es la MUD..

Anónimo dijo...

Si los ingleses hubieran hecho eso cuando

la epoca de Neville Chamberlain, Hitler

nunca hubiera podido bombardear a gusto

a Londres.

Nos falta mucho caracter a los venezolanos.

Somos "vivos" para unas estupideces, pero para

lo que realmente importa nos hemos comportado

como unos borregos, guiado por una sarta de

ineptos, desde el Capriles hasta el Torrealba

pasando por el miserable de Ramon Guillermo

Aveledo.

Ubaldo dijo...

Estoy orgulloso de ser un guerrero del teclado, y como yo hay muchos. En cuanto al Papa puedo decir que no es el primero, Pío XII antes de ser Papa siendo nuncio del Vaticano firmó un Concordato con la Alemania de Hitler, donde anulaba políticamente al poderoso partido católico alemán de ese entonces. Este Papa,no es Comunista, es peor es Castrista. Sr Coronel, conviertase con orgullo en Comandante Supremo de los Guerreros del Teclado, a esos comentarios hay que descalificarlos con la burla.

Anónimo dijo...

ROMA, Italia.- El papa Francisco afirmó que “son los comunistas los que piensan como los cristianos”, al contestar sobre si querría una sociedad de inspiración marxista, en una entrevista publicada hoy en el diario italiano “La Repubblica”.

“Son los comunistas los que piensan como los cristianos. Cristo ha hablado de una sociedad donde los pobres, los débiles y los excluidos sean quienes decidan. No los demagogos, los barrabás, sino el pueblo, los pobres, que tengan fe en dios o no, pero son ellos a quienes tenemos que ayudar a obtener la igualdad y la libertad”, explica Jorge Bergoglio.

Por ello, Francisco espera que los Movimientos Populares, de los que recibió en el Vaticano hace unos días una representación, entren en política, “pero no el politiqueo, en las luchas de poder, en el egoísmo, en la demagogia, el dinero, sino en la alta política, creativa y de grandes visiones”.

Esto es lo que piensa el ché Bergoglio. No me gustaba Ratzinger, aunque es un teólogo respetable. Juan Pablo II acabó con el comunismo en el Este de Europa. Como decía otro argentino,este decente, el cómico Pepe Biondi: ¡Santa Epifanía de la Malasia, qué suerte pa' la desgracia! El ché Bergoglio, jesuita, masón y ateo nos toca en este momento. Con amigos así, ¿quién necesita enemigos?

Anónimo dijo...

$e dejaron "meter cotorra".....los cotorreado$ no$ metieron gato$ por liebre$.
Guerrero de teclado es mejor que mudi$ta cotorrero traidor.

Anónimo dijo...

Gustavo lee eso:

http://www.diariolasamericas.com/america-latina/detienen-al-director-general-america-del-norte-la-cancilleria-venezolana-n4107903

Un tipo que no es funcionario de carrera, pero es amiguito de un actor de cuarta categoria, es propuesto a la cancipereza para que le den un carguito. Lo nombran director de no se que.

Al marido de Jacqueline Farias le da envidia porque queria que a la hija la nombraran en ese cargo.

Lee el resto de la historia alli.

Venezuela es casi hasta peor que la Uganda de Idi Amin.