Te invito a entrar en www.armasdecoronel.org para leer mis libros y ver otra información personal

miércoles, 2 de noviembre de 2016

Más cómodo negociar que resistir: una vuelta más a la noria


La mayoría del “liderazgo” político venezolano e internacional ha llegado a la conclusión de que es mejor negociar que resistir. Mejor Chamberlain que Churchill. Mejor una transacción que la prisión de conciencia. Preferible sentarse a regatear con George Wallace que marchar con Martin Luther King. Así lo ordena nada menos que el Papa y lo pide Obama. Lo apoyan los gobiernos democráticos de la región. Súbitamente, Maduro es una paloma y Voluntad Popular y Leopoldo López un grupo de terroristas que debe ser estigmatizado. ¿Vendrá una excomunión para sus dirigentes?  ¿Quién se creía ese indiecito Gandhi que era, oponiéndose a la civilización encarnada en el imperio?
En Venezuela el Vaticano pidió (un pedimento del Vaticano es una orden) abandonar la marcha pautada para mañana. La razón es que, como lo trató de explicar el cardenal Urosa, ello sería es muy peligroso, sería una incitación a la violencia. Es una lógica absurda. Si una marcha pacífica de ciudadanos que tienen todo el derecho a hacerla debe ser cancelada porque habrá violencia, es por qué la violencia vendrá del régimen. Entonces, la orden de cancelación representa, en la realidad, una concesión a la violencia. Se está obligando al país a ceder ante el chantaje de la violencia. Se está pidiendo al país que se arrodille frente al hamponato más atroz que se haya visto en Venezuela, el mismo hamponato con el cual deben sentarse a negociar. Como hemos visto, el dictadorzuelo no perdió tiempo en satanizar a quienes promueven la marcha, llamándolos  “terroristas” y pidiendo cárcel para ellos. Y esta desfachatez  es aceptada en silencio por los arquitectos de la falsa paz venezolana, una paz que están comprando a cualquier precio.
Hoy asistimos a una inversión absurda de posiciones. Quienes antaño tomaron armas contra la democracia  asesoran hoy a los negociadores que quieren arreglar las cosas “por las buenas” con un régimen dictatorial. El ardor y el idealismo de antaño se han transmutado en una mansa sabiduría.  Los papeles están trastocados. Los guerrilleros de ayer, cuando teníamos democracia,  hoy  se pliegan a una negociación con la dictadura, mientras los conservadores de antaño, quienes defendimos la democracia en aquel momento, somos hoy radicales, extremistas y hasta “terroristas”.
En la Venezuela de hoy, en el mundo de hoy, las viejas brújulas éticas ya no funcionan. Lo que funciona es el GPS (Sistema de Posicionamiento Global) del pragmatismo, de la jugada secreta, de las entregas clandestinas. Y no pensemos que Venezuela es la única arena en la cual han prevalecido esas negociaciones en cuartos cerrados. Ellas han sido más predominantes en la historia del planeta que las posturas principistas. Las llamadas transiciones a la democracia que se han llevado a cabo en países como España, Chile, Brasil, Polonia o Indonesia, así como las negociaciones de paz en Colombia simplemente barrieron mucha basura debajo de la alfombra. Las  transiciones en esos países fueron  el producto de gran “flexibilidad moral” por parte de los negociadores de la democracia, una metodología que rara vez ha llevado a democracias estables, ya que le enseña a los hampones políticos que el crimen si paga.  
En Venezuela está en marcha un gran arreglo. Habrá elecciones, sí, pero no hoy ni mañana. Los hampones podrán irse tranquilos, con sus dineros mal habidos, excepto por aquellos quienes caigan en manos de la justicia en países donde la justicia existe. El país quedará en ruinas para que gobiernos honestos logren enderezarlo algún día. Y cuando esté de nuevo enderezado, ese será el momento propicio para que llegue otro Chávez y, luego, otro Maduro para destruirlo nuevamente, sabiendo que su impunidad estará garantizada por la blandura y ambigüedad moral de sus adversarios.

En esta ocasión, conducida por UNASUR y Obama, con la bendición Papal, Venezuela se prepara para darle otra vuelta a la noria de la mediocridad.  

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Ud. expresa de manera contundente lo que muchísimos venezolanos pensamos.

No en balde, los colonizadores cubanos y sus lacayos de acá utilizan la experiencia de los manuales soviéticos, más de 70 años en la URSS y casi 60 en Cuba.

Ahora VP y Leopoldo son terroristas, el Forrest Gump de Capriles quemado al fracasar el revocatorio-2016 en el cual apostó todo (nunca he dudado de su honestidad, no me gusta su falta de liderazgo) y los Rosales, Chúos, Timoteos negociando, en el peor sentido que le puede dar al término, rodeados de la caterva de "asesores" más visibles o a la sombra que buscan su oportunidad. Tontos útiles, decía el sombrío Lenin. Bueno, por lo que se ve, muchos no tan tontos, demasiado vivos más bien.

Y tiene toda la razón. La impunidad, más el culto tipo Evita Perón-Perón que dejó la muerte temprana del traidor causante de todo esto y el populismo a la enésima potencia con su limosnerismo asociado, parecen anunciar en un futuro, el renacimiento del monstruo, tal cual sucedió en Argentina, qwue no se ha podido quitar esa llaga purulenta. Ojalá estemos equivocados.

Anónimo dijo...

Mi apreciado Don Gustavo no es más cómodo negociar que resistir. Le voy a ser una aclaratoria en mi punto de vista y desde el sitio que me encuentro ubicado. La razón por qué se está negociando es que no hay otra alternativa. Le comento que 18 años en el poder y asesorados por los cubanos el poder es infinito, no hay ley. El gobierno acabó con la disidencia de los partidos. Pone preso a cualquiera que se le atraviese y por ahora no tenemos la formula desaparecido gracias a Dios. Resistir es decir hacer marcha con algún propósito verdadero, significa estar consciente que vamos a tener una cantidad de baja es decir muertos y es lógico ya que nos enfrentamos a un gobierno que no tiene escrúpulo de matar, si lo están haciendo con los criminales y a veces hay equivocaciones. Lo asombroso de todo esto es que vamos a perder lo poco de democracia ya que no tenemos dudas que no vamos a ganar. Amenazamos sí a sabiendas que esperábamos algún milagro de que no ocurriese y así fue, salió un dialogo y no hay que perder esa esperanza. Mi conclusión es que este gobierno tiene el tiempo contado que se caerá sólito, claro con la ayuda de la oposición. Estoy esperanzado que se haga las elecciones el año que vienes y lamentablemente tendremos que seguir sufriendo para recuperar luego nuestro país.

Anónimo dijo...

Un Pinochet. No hay otra. Y si no aparece, Venezuela seguira siendo la provincia cubana que hoy es tragedia apoyada por oposicion/gobierno y el Vaticano.

A Capriles le diria que es tiempo de irse. Es un cobarde que gano en 2013 pero le dio culillo salir adelante. Es tarde, ya hoy no puede llorar como damisela lo que no defendio como hombre.

Anónimo dijo...

Estos carajos de la MUD están como la guaracha de Billo, "la flor del trabajo", sólo que son ya 18 años y es un país que se disuelve.

https://www.youtube.com/watch?v=FZJk83ftjAU

Llegando a su fin diciembre
tome una resolución
lo que es el año que viene
si le pondré corazón

Pensé arrancar el primero
pero resolví esperar
por gusto particular
que pasara el seis de enero

Sin darme cuenta que hora
y los interprete mal
deje mi fuerza creadora
y me agarró el carnaval campeón

Terminé un poco maltrecho
pero como el cuerpo aguanta
resolví darle derecho
después de Semana Santa

No fue tan facíl la cosa
a ratos uno se cansa
y pensandolo dos veces
decidí esperar tres meses

Tras el pequeño descanso
por cierto muy merecido
a julio llegué tranquilo
estoy rejuveneciiiiidooooooo

Agosto era un buen comienzo
para mis aspiraciones
pero me olvide un detalle
es un mes de vacaciones

En octubre si empecé
a pensar de nuevo en serio
hice el plan y me aliste
pero me llamó emeterio

Venite no te olvideis
la chinita es noviembre
este mes no trabajeis
te queda todo diciembre
!Compay¡

Con un centenar de ideas
quise iniciar la faena
valla no vale la pena
es el mes de nochebuena

!Este tipo si era la flor del trabajo
se le fue todo el año y no hizo nada¡

Dale Capriles, ¡esta vez no mandes a poner salsa, manda a poner la flor del trabjo!

Anónimo dijo...

Los errores ortog´raficos (por. ej. "valla") son de la copia de la letra de la canción, no míos.

Anónimo dijo...

http://caraotadigital.net/blog/2016/11/02/venezuela-esta-a-las-puertas-de-una-crisis-en-el-suministro-de-gasolina/