Te invito a entrar en www.armasdecoronel.org para leer mis libros y ver otra información personal

domingo, 9 de diciembre de 2018

APORREA: un divertido manicomio



 Hay que leer a APORREA por varias razones. Muy de vez en cuando hay algo realmente valioso, escrito por gente capaz y honesta, a quienes no nombro para no perjudicarlos. Pero en su mayoría leo a APORREA como quien va al circo a divertirse con el espectáculo de contorsionistas, equilibristas, payasos, hombres bala, fraudes intelectuales y candidatos a perniles. Hay trabajos sobre petróleo, tema de mi especial interés que – con la excepción de uno o dos autores – revelan la profunda ignorancia del chavismo sobre el tema petrolero; hay artículos que exhiben una adulación al régimen tan abyecta que rebosan nuestra cuota de asombro y hay cada loco suelto en sus páginas que son una gran fuente de entretenimiento.
Entre los “expertos” petroleros están David Paravisini, Andrés Giusseppe, Fernando Travieso y, especialmente, un personaje llamado Miguel Jaimes, quien hasta tiene la osadía de ofrecer un  “diplomado petrolero”; ver mi escrito en: http://lasarmasdecoronel.blogspot.com/2015/07/un-audaz-experto-chavista-ofrece.html .
Entre los aduladores de tronío se destacan Gian Carlo di Martino, Germán Saltrón, Roberto Hernández Montoya, José Vicente Rangel y Roberto Malaver.
Entre los locos sueltos que nos resultan muy entretenidos están José Sant Roz y Oscar Heck. Este es un mitómano divertidísimo quien llegó a Venezuela desde Canadá y alega haber vivido en todo el planeta y  desempeñado todas las actividades posibles, muchas de ellas ilícitas, a pesar de que los tiempos no le cuadran. Heck tendría que haber vivido unos 150 años para haber tenido realmente las aventuras y  “experiencias” que alega haber tenido.  El otro que me resulta muy entretenido es José Sant Roz, hermano del fallecido escritor Argenis Rodríguez y, como Argenis, poseedor de grandes ilusiones de superioridad. Lo triste de estos dos hermanos es que ambos han tenido talento. José escribe bien y pudiera haber sido un intelectual valioso (posiblemente ha tenido épocas mejores)  pero hoy está dedicado a adular al narco-régimen con escandalosos escritos.
Veamos su artículo más reciente titulado: “Carajo, ¡asombrosa historia!: qué grandioso, noble y aguerrido es nuestro pueblo”, publicado por APORREA el 12 de Diciembre, 2018, verlo completo en: https://www.aporrea.org/ideologia/a272798.html. En este escrito Sant Roz describe muy bien las privaciones del pueblo venezolano para acceder a lo más básico para su subsistencia. Así dice: “Salgo de madrugada junto con mi hijo Andrés a hacer la cola para llenar una bombona de gas. A lo largo del trayecto vamos viendo, todavía en el alba, que ya hay centenares de carros en las distintas estaciones de servicio de gasolina” y, de inmediato, añade: “otro de los traumas de la guerra que nos hacen desde hace años”.
Y uno se pregunta si la causa de la debacle que él menciona tiene algo que ver con enemigos externos – como él afirma -  o, si más bien,  está relacionada con el control de cambios, las expropiaciones cantadas por el sádico fallecido, la corrupción galopante del régimen, las estupideces ideológicas del chavismo y los regalos a Cuba y otros países parásitos a los cuales Chávez dio miles de millones de dólares que hoy le hacen falta al pueblo venezolano.
Prosigue Sant Roz: En el camino voy pensando que entre la intensificación de esta guerra económica volvemos al problema de la dificultad para encontrar efectivo. En muchos bancos no hay efectivo. Ayer fui al Banco de Venezuela, en el CC Milenio (Mérida), y la primera información que nos da el vigilante es que no ha llegado dinero y que es a riego de cada cual el que se ponga a hacer la cola, porque no se sabe si vendrán las fulanas remesas de cada día”.
Hay que preguntarle a Sant Roz si la falta de efectivo  en Venezuela es obra de los malvados estadounidenses y europeos o, por el contrario,  es el resultado de las múltiples devaluaciones, cambios de moneda,  la corrupción de los ministros de Chávez y Maduro como Tobías Nóbrega, Nelson Merentes, Rafael Ramírez, Jorge Giordani, Gastón Parra, Calixto Ortega y los demás genios ‘revolucionarios” quienes han cometido los mayores desastres y crímenes en el manejo de nuestras finanzas públicas. Hablar de “guerra económica” ya cansa hasta a los más fanáticos del chavismo.
Sigue Sant Roz diciendo: “Volviendo a lo del gas debo decir que estos llenaderos de gas (tomando en cuenta también en que se encuentra otro hacia la vía de La Azulita) sólo trabajan los días lunes miércoles y viernes,… la concentración de gente necesitada de gas es de unas cinco mil personas en estos días que se llenan bombonas. Se ven las largas filas de gente   con sus bombonas pequeñas que dan vértigo, mujeres con sus niños en los brazos, a los ancianos y ancianas movilizando esas pesadas bombonas de la manera que pueden, muchas de ellas sin pedirle ayuda a nadie”.
Para el articulista el hecho de          que los trabajadores “revolucionarios” del llenadero de gas solamente  trabajen tres días a la semana es también culpa de la guerra económica que predica Maduro. Es, seguramente, el producto de una inyección de flojera aplicada por el imperialismo estadounidense a los chavistas revolucionarios.
Sant Roz describe un caso patético: “ un señor de unos sesenta años al que le falta una pierna, que va poco a poco, colocando el muñón (aún vendado) sobre un huacal y él moviéndose con su bombona. Paso a paso mueve el huacal y paso a paso la bombona, y así se va desplazando sin pedir privilegios de ningún tipo por su condición especial…… realmente sabe que vivimos en una guerra”.
No solamente Sant Roz habla del espectáculo trágico de un anciano lisiado, a quien nadie es capaz de ayudar, y de las condiciones miserables que hacen esa humillación posible, sino que lo achaca todo a que “ vivimos en una guerra”.  Sant Roz viola la honestidad intelectual  y  académica para defender a los ladrones y asesinos del narco-régimen. Lean esto: “Y en estos llenaderos, se ven todas las clases sociales, porque por ahí andan también muchos escuálidos….  ahí están algunos de ellos, madrugando y sufriendo las consecuencias de sus propias estupideces y maldades. Porque los chavistas ya están duchos en estos quehaceres de resistencia y de lucha y de victoria…. (como dice el gran Mark Twian (SIC): es más fácil engañar a la gente que hacerle comprender que han sido engañadas… ).
La cita de Twain le calza perfectamente a Sant Roz.  
Termina Sant Roz con esta arenga: “De modo pues, que ya estamos curtidos en estos menesteres. No sabemos cuántas otras adversidades nos va a poner el imperio en el camino, que hemos vivido y estamos vivido toda clase de grandes dolores y conmociones, con canallas apostados en cada punto vital de la patria como caimán en boca de caño: destruyendo los hospitales, quitándonos la electricidad y el internet, secuestrándonos las medicinas y la comida. ¡PERO NO PODRÁN! FUIMOS INVENCIBLES CON BOLÍVAR Y CHÁVEZ Y LO SEREMOS TAMBIÉN CON EL PRESIDENTE MADURO, ¡CARAJO!
El profesor jala con entusiasmo.  

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Escribirá bien pero no tiene el talento del hermano aunque es tan loco afiebrado como Argenis. Este, de quien he leído algo, como buen loco también dijo sus verdades sobre los ñángaras ("escrito con odio"). No se si se hubiera abrazado al chavismo como el jalabolas de Sant Roz...
Por cierto, y saliéndome del tema, qué repugnante la posición de las periodistas y los periodistos -como dijo la inefable Tiby,hoy ocupadísima- y del vampiro Avila presidente de la LVBP a propósito del asesinato de los peloteros Castillo y Valbuena. Ya en 2017, Alfredo Pedrique pidió que no se montara el campeonato. Ahora lloramos a los dos bigleaguers. Shame on you, pulperos de la LVBP, ahora con las manos manchadas de sangre -no de res precisamente- por enriquecerse con $ preferenciales en un país en el que la gente se está muriendo y Uds. le sirven el circo a la tiranía asesina. Para nada, porque cuando el destino los alcance -robo el título de la película- no habrá más beisbol porque no habrá más país.
Yo vengo protestando sobre desde antes que lo hiciera Pedrique y, para que conste, amo tanto el beisbol que he visto la Serie Mundial en diferido en youtube desde mi distancia y preariedad de emigrado

Anónimo dijo...

En un país serio, no este, la fulana liga no aceptaría ese dinero y obligaría a usarlo en tratamientos que no hay para tanta gente mientras maduro viaja en aviones de lujo grosero junto a cientos de parásitos. Pero tú le dices eso a Sant Roz y te dice que el gordo mapleto es un héroe.

Anónimo dijo...

Nada mas lapidario que el titulo de candidatos a perniles......brillante Don Gustavo!

Anónimo dijo...

Los de la LVBP dicen que no se debe suspender el campeonato porque mucha gente trabaja. Yo digo que recibir una decena o más de $ a la LVBP -o a quien sea- en estas circunstancias no es correcto.

Anónimo dijo...

Exacto, la liga de béisbol son unos vivos que están es gozando con la migaja que les tiró Diosdado. Ellos están es por el negocio. No les importa un carajo Venezuela. Y al tal Sant Roz tampoco, ese lo que es un arrastrado jalabola, debe ser bien triste llegar a esa edad y andar lambiedole las botas a los cubanos como el Andrés de Chene, el gran jijolagranputa de Paravisini... Basta ver cómo vomitan su odio de resentidos y tratan de hacer ver que esto es una robolución de gente que está con Maduro y con Chávez, nada de eso a Chávez lo detesta el 80% de la población que sabe que es el culpable de todo esto y a Maduro el 100% que está totalmente seguro de ello.

Sledge dijo...

En aporrea o son estupidos, o les pagan, o ambas cosas. Lo curioso es que tratan de escribir bien, utilizando alta verbosidad y palabras refinadas. Es una twcnica conocida para engañar a quienes no entienden ni la mitad de lo escrito. Asi aparecen como instruidos e inteligentes, dandole una falsa veracidad a las barbaridades que exclaman.

"Ay, mira que bonito como eacribe este señor! Que sabiduria!" Dice un pueblo mal educado, incapaz de detectar las enormes estupideces.

Es un circo pero bastante malevolo. Sospecho que financiado en buena parte por el narco-regimen genocida como herramienta propagandistica