miércoles, 12 de junio de 2019

Juan Bautista Plaza Y Alessandro Marcello: una curiosa coincidencia musical


 
Juan Bautista Plaza, 1898-1965



Alessandro Marcello fue un compositor italiano relativamente menor, quien vivió entre la segunda mitad del siglo XVII y la primera mitad del siglo XVIII.
Hace unos meses yo iba en mi auto y escuché por la radio una de sus obras, el Concierto No. 1, La Cetra. De inmediato me llamó la atención el tema inicial por su similitud con el tema inicial de la Fuga Criolla de Juan Bautista Plaza.  
Al regresar a casa los escuché por Internet (en YouTube), el uno tras el otro y pude verificar la similitud. Aquí están los dos temas a los cuales me refiero:
                                     J.B. PLAZA
https://www.youtube.com/watch?v=H1aGqALjxRM ,  oír los primeros tres

 minutos. Esta es la Fuga Criolla, de Juan Bautista Plaza
                                   A. MARCELLO
   https://www.youtube.com/watch?v=lUs7xNbTU6s,  oír los primeros dos minutos. Este es el Concierto #1, La Cetra, de Alessandro Marcello.

 Ello me estimuló a saber más sobre Plaza y adquirí su excelente biografía: “Juan Bautista Plaza and Musical Nationalism in Venezuela”, escrita por la profesora de Historia de la Música de la Universidad del Estado de Illinois, Dra. Marie Elizabeth Labonville. Hice contacto con ella y le mencioné la existencia de esta coincidencia, tratando de saber más sobre su posible explicación. La Profesora Labonville me respondió generosamente, con gran precisión, después de haber hecho una investigación que le ocupó varias horas. Esto es lo que me comunicó (mi traducción):
“Plaza estudió en Roma durante tres años (1920-1923) y durante este período  asistió a muchos conciertos. El conservó los programas impresos de los conciertos llevados a cabo en el Augusteo y poseo copias fotostáticas de estos programas. Los he revisado para ver si  asistió a algún concierto que incluyera la música de Alessandro Marcello pero no vi ninguno, lo cual no es raro puesto que el Augusteo fue un sitio para conciertos de grandes orquestas, no para música de cámara o música instrumental del período Barroco. Mientras Plaza estuvo en Roma también asistió a conciertos en otros sitios además del Augusteo, incluyendo una sala de ópera llamada Teatro Constanzi. En adición asistió a conciertos en iglesias y varios otros salones. Así se lo refirió en una carta  a un amigo, sin identificar los sitios visitados. No recuerdo haber visto programas de los conciertos a los cuales Plaza asistió en las iglesias y otros salones. Es posible que los programas no existieran porque su impresión podría haber sido muy costosa para las iglesias de modestos recursos. No conozco la naturaleza exacta de esos conciertos de las iglesias aunque sospecho que muchos eran recitales de órgano y ocasionalmente alguna música coral y de cámara…. Plaza tenía una biblioteca privada extensa, la cual incluía partituras, además de libros y grabaciones. Un inventario de esta biblioteca fue preparado por alguien no identificado, probablemente su viuda Nolita. Sin embargo las fotocopias que poseo solo son de sus libros y revistas, no de sus partituras o grabaciones. Por ello el inventario existente en Illinois no establece si Plaza poseyó alguna partitura o grabación de la música de Marcello. Después de la muerte de Plaza su biblioteca particular fue donada a la Biblioteca Nacional de Venezuela. No he inspeccionado personalmente su biblioteca privada y no sé si las partituras y grabaciones fueron también depositadas en la Biblioteca Nacional. Acabo de entrar en línea a la Biblioteca Nacional y veo que allí existe una grabación del Concierto La Cetra de Alessandro Marcello pero la grabación es de 1981, es decir, no es de la biblioteca privada de Plaza.
Nota mía: Plaza falleció en 1965.    En 1930 y 1940 Plaza creó y narró una serie de programas de radio sobre música clásica, cuyos guiones fueron coleccionados por su hermano Eduardo y publicados bajo el nombre de El Lenguaje de la Música. En ese volumen cada guion incluye los nombres de las composiciones que Plaza utilizaba para ilustrar sus comentarios y todos los nombres de los compositores están incluidos en las páginas finales del libro. Vi estas listas y no pude encontrar ninguna mención de Marcello. Traté de localizar la partitura de la obra de Marcello para llevar a cabo una comparación con la Fuga criolla pero en nuestra Universidad no existe esa partitura y no he logrado encontrarla en ningún otro sitio. En conclusión: No tengo evidencia alguna de que Plaza poseyera partituras o grabaciones de la música de Marcello o que la hubiera escuchado durante su estadía en Roma. Ello no significa que no la haya escuchado sino que no tengo evidencia de ello. Aun cuando Plaza la hubiese escuchado es poco probable que hubiera recordado el tema inicial cuando compuso su Fuga Criolla. La similitud entre los dos temas puede ser una coincidencia y solo eso. Plaza era una persona escrupulosa y no hubiera pensado en plagiar. La Fuga Criolla tiene un fuerte sabor venezolano por lo cual utilizar temas italianos sería contraproducente. Supongo que es posible que Plaza hubiera escuchado la obra de Marcello en Roma y hubiera guardado  el tema, de manera inconsciente,  en su memoria hasta que compuso su Fuga Criolla.
Es usted muy perceptivo al notar esa similitud. Las dos se inician de manera similar pero su desarrollo es diferente.

Marie Labonville”.  

También he conversado por Internet con el joven músico venezolano José Benjamín Escobar, graduado en Rochester, N.Y. quien me dice lo siguiente: “"Estas dos piezas usan el mismo tema musical de cuatro notas, que se emplea para formar la estructura de las mismas. Es un tema simple, que los dos mencionados compositores modulan con varios tonos constantemente. El concierto de Marcello al principio también es una fuga, y por eso suenan muy similares…. las armonías se realizan de manera diferente  aun cuando el tema queda presente siempre en las dos piezas. También, el contra tema en las respectivas fugas es diferente…..se  puede decir que las dos piezas indicadas tienen instrumentaciones, ritmos, y estéticas muy similares pero, en mi opinión, al final del día son fugas diferentes, y honestamente dudo que éstas sean las únicas dos fugas que usan este mismo tema, el cual pudiera haber sido típico en la época de Marcello”.
En la literatura existen frecuentemente estas coincidencias. En una de sus bellas charlas en la Universidad de Harvard Jorge Luis Borges habla de las metáforas y dice que solo hay un pequeño grupo de metáforas modelo, las cuales se repiten una y otra vez a través del tiempo. Menciona, como ejemplo, la que habla de las estrellas y los ojos, o la que habla del tiempo como un río. El mismo Borges habla del tiempo como un rio que “fluye hacia atrás”. Manrique hablaba de nuestras vidas  como ríos que van a dar a la mar.

Lo que también existe es la serendipia, el afortunado hallazgo, la sortaria coincidencia de quien busca una cosa y encuentra otra diferente, pero  tan valiosa como la que andaba buscando. Este fue mi caso porque, siguiéndole la pista a Plaza y a Marcello, descubrí la extraordinaria biografía de Plaza escrita por la profesora Labonville, obra que comentaré en uno de mis próximos blogs y la cual  debería ser traducida al español para el deleite de los amantes de la música venezolana y de quienes se interesan por la vida venezolana  de la primera mitad del siglo XX.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Un gobierno serio publicaría en español toda la obra acerca del músico.

Pero esta caterva de delincuentes lo que hacen es publicar las locuras del ché guevara.