viernes, 7 de junio de 2019

Apuntes para una historia de la Gente Del Petróleo, Capítulo X

                                                                 NOTA
Este Capítulo X: El Saqueo a PDVSA, de mis Apuntes para una Historia de la Gente del Petróleo es largo, unas 5000 palabras, pero pensé que sería útil comenzar a sistematizar la información existente sobre la corrupción en PDVSA. Invito a los interesados a añadir, comentar o criticar su contenido, porque la idea es perfeccionar una narrativa que pueda ser utilizada en el futuro para establecer las responsabildades que deban establecerse. Esto no podrá ser la labor de una persona sino de un equipo de investigación, el cual ya debería haberse estructurado. 


CAPITULO I PUEDE LEERSE EN LINK:
CAPITULO II PUEDE LEERSE EN LINK:

CAPÍTULO III PUEDE LEERSE EN LINK:

CAPÍTULO IV PUEDE LEERSE EN LINK:

 CAPÍTULO V PUEDE LEERSE EN LINK:

 CAPÍTULO VI PUEDE LERSE EN LINK:


CAPÍTULO VII PUEDE LEERSE EN LINK:


CAPÍTULO VIII PUEDE LEERSE EN EL LI NK:

CAPÍTULO IX PUEDE LEERSE EN EL LINK:

                  CAPÍTULO X: EL SAQUEO A PDVSA
Con nombres y apellidos a ser investigados, ya algunos tras las rejas.

Los primeros  nueve capítulos de estos Apuntes para una Historia de la Gente del Petróleo están centrados en lo que fue el  comportamiento de la Gente del Petróleo hasta el momento en el cual Hugo Chávez llegó al poder en Venezuela. Este capítulo trata sobre el comportamiento  de lo que puede denominarse la Anti- Gente del Petróleo, la pandilla que ha saqueado a Petróleos de Venezuela y, por extensión, a la Nación venezolana.

De 1999 a 2019: 20 AÑOS DE SAQUEO INMISERICORDE
En 1999 cuando Hugo Chávez llegó a la presidencia del país, Petróleos de Venezuela estaba considerada por Petroleum Intelligence Weekly como la cuarta empresa petrolera  más importante del mundo, no solamente en base a sus cifras de reservas, producción, capacidad de refinación y venta de productos refinados sino, más importante aún, en base a la excelencia de su gerencia, la cual era de rango mundial. En Enero de 1998 la empresa había adoptado una nueva estructura corporativa, no ya basada en la figura de empresas operadoras integradas – estructura que funcionó muy bien por largo tiempo -  sino en base a Unidades de Negocios, en un esfuerzo de mejorar la eficiencia operacional, eliminar costos, modernizar sus procesos administrativos y optimizar el retorno sobre su capital.  Para 1997 PDVSA era, según el Departamento de Energía de los Estados Unidos, el mayor suplidor de petróleo crudo y de productos refinados – en lo agregado -  de los Estados Unidos y el tercer vendedor de gasolina más importante en el mercado interno de ese país, a través de CITGO.  
En el plano financiero la empresa había incrementado sus ventas en un 30% con respecto al año 1993 y sus activos totales en un 25% con respecto a ese mismo año. Su producción para fines de 1997, incluyendo los gases licuados del petróleo, GLP, era de 3.4 millones de barriles diarios. De esa producción un 38% era de crudos livianos y condensados, 29% de crudos medianos y 27% de crudos pesados y extra pesados. Su capacidad de producción, es decir, lo que podría producir si abriera a producción todos sus pozos,  llegó a ser de 3.7 millones de barriles al día, el nivel más alto de los últimos 25 años.
En paralelo, la Fuerza Hombre había disminuido de 60.000 empleados en 1995 a 56.500 a fines de 1997.
No todos los índices eran positivos. Los costos de operación habían crecido en un 22% de un año para otro, debido a la firma de un oneroso contrato colectivo y a una tasa de inflación que ya llegaba al 38% interanual, así como a la pérdida de valor del bolívar frente al dólar. Estos aumentos de costos eran una de las principales razones que habían llevado al cambio en la estructura organizativa  de la empresa. En ese momento PDVSA mantenía múltiples contratos de asociación con empresas privadas, iniciados en 1992, la llamada Apertura, lo cual había resultado en un significativo aumento de la producción.
Situación en 2019
En 2019 PDVSA prácticamente ha desaparecido del mapa petrolero mundial y, en especial, del mercado petrolero de los Estados Unidos. Su producción ha colapsado hasta llegar, en Abril de este año, a unos 500.000 barriles diarios. Su capacidad de exportación actual  es prácticamente  nula y, peor aún, debe importar tanto petróleo crudo como productos refinados, a precios internacionales, para suplir el mercado interno donde los productos petroleros prácticamente se regalan. La Fuerza Hombre ha llegado a unos 130.000 empleados,  de dudosa calidad y significativa desmoralización. La empresa debe unos U.S. $80.000 millones a deudores extranjeros y tiene una deuda en  bolívares que se ha estimado en el equivalente de otros $50.000 millones  al Banco Central de Venezuela, organismo que le suple bolívares impresos por esa institución,  para cubrir sus costos en el plano doméstico.
                                 PARA RECORDAR                       
Para todo efecto práctico PDVSA ha desaparecido como organización petrolera de primera línea y está hoy convertida en un cascarón irrecuperable. Esta desaparición no ha sido por arte de magia sino el producto de un largo y penoso proceso de progresiva aniquilación, debido a tres factores principales:
(1). La conversión de la empresa, decisión tomada por Hugo Chávez,  en una empresa social dedicada a múltiples tareas divorciadas de su actividad medular de producir, refinar y vender petróleo en los mercados internacionales.
(2). La conversión de la empresa en un instrumento geopolítico, orientado a distribuir dinero y petróleo a regímenes ideológicamente fines a la llamada revolución “bolivariana” de Hugo Chávez Frías y, luego, de Nicolás Maduro.
(3) La corrupción galopante que se originó en PDVSA desde los primeros años de la administración de Hugo Chávez, la cual ha continuado durante la administración de Nicolás Maduro. Esta ha sido una corrupción a todos los niveles de la empresa, tolerada y hasta promovida por sus juntas directivas, comenzando con la presidencia de Héctor Ciavaldini, pasando por las presidencias de Gastón Parra, Ali Rodríguez Araque,  Rafael Ramírez Carreño, Eulogio Del Pino y Manuel Quevedo.
                            DETALLES DE ESTA TRAGEDIA
La combinación de estos tres factores ha llevado a PDVSA al desastre. Veamos en mayor detalle:
PDVSA, Empresa Social
El régimen populista de Hugo Chávez  ordenó a  PDVSA en 2004-20005  la creación de unas ocho empresas no petroleras, las cuales – a su vez – generaron múltiples filiales. Según el Comisario de la empresa, en 2017 PDVSA tenía  299 empresas filiales activas y 121  empresas inactivas.  Muchas de ellas estaban dedicadas a la agricultura, a la ganadería, fabricaban ladrillos, importaban y distribuían comida, edificaban viviendas, transportaban materiales y gente. En un súbito afán de controlarlo todo, el régimen ordenó a PDVSA expropiar y/o confiscar 143 empresas de servicios petroleros, incluyendo 2185 embarcaciones lacustres, todas las cuales se fueron inhabilitando progresivamente por falta de mantenimiento adecuado, mientras sus dueños buscaban, en vano, una justa compensación por el atropello del cual habían sido objeto. 
En paralelo a esta orgía de abusos y mala gerencia el régimen de Hugo Chávez  comenzó a tomar dinero directamente de PDVSA para financiar asistencia social no reproductiva, es decir, dar dinero al pueblo en efectivo o en comida, a cambio de exigirles lealtad política. En 2012, por ejemplo, bajo la presidencia de Rafael Ramírez Carreño, quien era también ministro del sector petrolero y energético, PDVSA dio $28000 millones a las diferentes  Misiones sociales creadas por el régimen, como se afirma en el Informe Anual para ese año, ver: http://www.pdvsa.com/images/pdf/RELACION%20CON%20INVERSIONISTAS/Informes%20Anuales/informe%20de%20gestion/2012/Informe%20de%20Gestio%CC%81n%20Anual%202012%20(parte%201).PDF,  a fin de consolidar el “socialismo bolivariano”, es decir un motivo francamente político. Ese año PDVSA también dio a FONDEN, un fondo financiero paralelo al Presupuesto de la Nación manejado sin control legislativo alguno, más de $12000 millones.  Nos dice Miguel Octavio en su Blog The Devil’s Excrement que, al menos unos $29.000 millones se perdieron de ese fondo, el cual estaba administrado por Jorge Giordani, con la asistencia de Rafael Ramírez Carreño, Nelson Merentes y el mismo Hugo Chávez, ver:  https://devilexcrement.com/category/the-fonden-papers/.
Una de las empresas filiales de PSVSA de resultados más trágicos para la Nación fue la llamada Productora y Distribuidora Venezolana de Alimentos, PDVAL, creada en 2008 por Chávez y Ramírez Carreño con la participación de militares venezolanos y de los cubanos castristas, ver: https://www.reportero24.com/2011/01/16/corrupcion-las-verdades-de-pdval/.  Esta empresa recibió una inyección inicial de $2200 millones y rápidamente se convirtió en un centro de corrupción Se asignaban contratos a los amigos y se anticipaba dinero a sus empresas sin que hubiese entrega de alimentos, se importaban alimentos vencidos, los cuales se pudrían en los contenedores y se enterraban en sitios cercanos a los puertos de entrada. Unas 130.000 toneladas de alimentos corrieron esta triste suerte. Según Freddy Guevara, miembro de la Asamblea Nacional, la distribución de alimentos hecha por esta empresa fue de “apenas un 14% de los alimentos comprados y pagados”, ver: https://www.diariolasamericas.com/america-latina/revelan-que-rafael-ramirez-tuvo-conocimiento-escandalo-corrupcion-pdval-n4108652. En este reportaje se menciona a Rafael Ramírez como principal responsable de este gigantesco fraude a la Nación venezolana.
PDVSA como instrumento geopolítico
Especialmente durante la larga etapa de diez años de  Rafael Ramírez Carreño, íntimo colaborador y cómplice de Hugo Chávez Frías en la presidencia de la empresa, PDVSA se convirtió en un instrumento geopolítico del régimen para captar adhesiones  en la región y en el mundo para la llamada revolución “bolivariana”. PDVSA se convirtió en una gran  tesorería de Chávez, lo cual la llevó a distraer inmensas sumas de dinero para entregarlas a los regímenes de Cuba, Nicaragua, Argentina, Bolivia y Ecuador; a los países pequeños del Caribe y de Centro América, bajo la figura de PetroCaribe; a financiar las campañas presidenciales de los Kirchner en Argentina, de Lula da Silva en Brasil, , de Andrés Manuel López Obrador en México, de Ollanta Humala en Perú,  de José M. Zelaya en Honduras, de Fernando Lugo en Paraguay; de Daniel ortega en Nicaragua y del Frente Farabundo Martí en El Salvador; a prestar dinero al dictador de Bielorrusia, a financiar a las organizaciones terroristas Hezbollah y FARC; a comprar unos $7000 millones en armas de Rusia, China y otros países, todo ello con el objetivo de convertir la llamada revolución “bolivariana” en un movimiento de dimensión mundial. Al final lo que se logró fue la conversión del régimen de Chávez y Maduro en forajido, parte importante de una pandilla cleptocrática regional cuyos principales líderes ya están o muertos, como es el caso de Hugo Chávez, Néstor Kirchner y  Fidel Castro, fuera del poder como Lula Da Silva, Dilma Rouseff, Ollanta Humala, Rafael Correa, José M. Zelaya, José Mujica y Fernando Lugo, o luchando por su sobrevivencia política como es el caso de Evo Morales y Daniel Ortega. Organismos pantalla como UNASUR ya han desaparecido mientras que  PetroCaribe está en vías de desaparecer. En el mundo, importantes aliados de Chávez y Maduro han muerto, a veces violentamente, como los casos de Hussein en Iraq y Gadafi en Libia o han sido cambiados o depuestos como Mugabe en Zimbabue o Al- Bashir en Sudán.
El objetivo de Chávez de convertir la revolución bolivariana en líder mundial colapsó con la muerte del promotor y con la ruina financiera de Venezuela. Hoy en día la llamada revolución “bolivariana”  es un ejemplo de lo que le sucede a un país cuando se combinan la ineptitud con la corrupción y las ideologías trasnochadas. .
PDVSA, Centro de híper- corrupción
Una vez capturada por Chávez PDVSA  se convirtió en un centro de subsidios para el gobierno central, a través de fondos paralelos  y entregas directas al régimen, sin que nadie pudiera objetarlo. Un período de bonanza de los precios, desde 2004 hasta el 2010, llevó el barril de petróleo a niveles de los $140. Todavía en 2012 el precio rondaba los $100 por barril. Estos ocho años de gran auge de los precios le dio ímpetu a la locura chavista en el poder, generando una corrupción gubernamental nunca vista antes en Venezuela  o  en América Latina. Esta corrupción está ya abundantemente documentada en numerosos estudios y artículos en la prensa venezolana e internacional.  Resultaría imposible para el suscrito llevar a cabo un examen exhaustivo de esta tragedia. Aquí solamente intentaremos un resumen que pretende motivar a los investigadores venezolanos e internacionales a ahondar en sus trabajos, a fin de llevar a la justicia al grupo de maleantes chavo-maduristas que han saqueado a PDVSA y, por extensión, a la Nación venezolana.  
Modalidades de corrupción en la PDVSA roja, 1999-2019
A fin de sistematizar su estudio la corrupción en la PDVSA roja, 1999-2019, puede dividirse en los siguientes grupos:
1.   Corrupción de los principios éticos de ética empresarial;
2.   Corrupción en actividades relacionadas con la geopolítica;
3.   Corrupción relacionada con grandes contrataciones fraudulentas;
4.   Corrupción relacionada con el lavado de dinero de sus directivos y gerentes.
5.   Corrupción sistémica en las operaciones de la empresa
Para cada uno de estos grupos enumeraré los ejemplos más importantes y trataré de cuantificar su magnitud, a fin de obtener una idea aproximada del monto del saqueo a la empresa que está hoy destruida.
1.    Corrupción de los principios de ética empresarial
Este grupo se refiere a aquellos actos de corrupción de las reglas éticas que deben regir las actividades de una empresa. En sí mismos pueden no ser cuantificables en lo económico, pero representan la clase de  decisiones que abre las puertas a la corrupción de todo tipo. Los ejemplos más relevantes son los siguientes:
·      El nombramiento de personas a altos niveles gerenciales de la empresa quienes no estaban capacitadas para desempeñar esas actividades.
Este sub-grupo presenta muchos ejemplos de personas incapaces, colocadas allí para servir los intereses del régimen, no de la Nación. Entre ellos se encuentran:  Héctor Ciavaldini, nombrado por Hugo Chávez en la presidencia de la empresa, a pesar de su bajo nivel gerencial y a pesar de tener a la empresa demandada por cobro de bolívares, algo nunca visto; Ali Rodríguez Araque, colocado por Hugo Chávez en la presidencia de la empresa para promover el control político de la empresa; Manuel Quevedo, un militar sin preparación alguna, nombrado por Nicolás Maduro para presidir y permitir el colapso final de la empresa. Hay muchos más ejemplos a niveles inmediatamente inferiores a la presidencia de PDVSA;
·      El nombramiento de presidentes de PDVSA quienes a su vez eran Ministro del Sector petrolero, lo cual llevaba al absurdo de la persona supervisándose a sí mismo, como ha sucedido con Rafael Ramírez Carreño,  Eulogio Del Pino y  Manuel Quevedo. Esta dualidad de funciones generó una total ausencia de controles que abrió las puertas para una corrupción de trágica magnitud;
·      La actuación deshonesta y cínica de los presidentes nombrados por el régimen, lo cual llevó a la destrucción de los valores éticos de la empresa y a su total desmoralización. El ejemplo más notorio fue el de Rafael Ramírez Carreño, quien en un discurso ante la gerencia de la empresa, ver:  https://lubrio.blogspot.com/2006/11/el-discurso-de-rafael-ramrez-pdvsa-s.html, dio al traste con todos los principios éticos que deben animar  a un gerente, ya sea de una empresa privada o del estado. En este discurso Ramírez Carreño entregó a PDVSA en manos de Hugo Chávez  de manera abierta e incondicional, en acto de traición a la patria. Dijo Ramírez: nos llegan allá al seno de la Junta, nos empiezan a llegar correos electrónicos, nos comienzan a llegar notas internas, nos comienza a llegar, que si la normativa tal, que si la normativa cual, que si el color rojo o no rojo, que si los códigos de la Nueva Pdvsa. A ningún gerente, a ningún funcionario público del Ministerio de Energía y Petróleo, a nadie de ninguna nómina, a nadie de nuestros componentes militares, a nadie de las reservas, a nadie de nadie que esté aquí en la Nueva Pdvsa, le quede una pizca de duda que la Nueva Pdvsa está con el Presidente Chávez (aplausos). Yo quiero que los compañeros gerentes nos ayuden a borrar de nuestra normativa, de nuestros correos internos, de cualquiera de los elementos que dirigen la empresa, cualquier asunto que pueda ser una duda respecto a nuestro apoyo al Presidente Chávez.
Nosotros tenemos que decir claramente, como ustedes me han venido escuchando en las áreas que estoy diciendo y que estamos repitiendo, y ayer incluso lo dijimos en la prensa: que la Nueva Pdvsa es roja, rojita de arriba abajo”.
Y agregaba: “No es el momento compañeros, no es el momento que ahora nosotros nos comportemos como lo hace un gerente petrolero más, o peor aún, como un gerente petrolero que nos recuerde la vieja Pdvsa”. Para este corrupto no era oportuno conducirse como un gerente petrolero, mucho menos como un gerente petrolero profesional y honesto, como los de la antigua PDVSA sino como un político oportunista.
Este acto infame no ha sido el único. El Presidente de PDVSA Eulogio del Pino decía, en Marzo 2015: Las trabajadoras y los trabajadores petroleros tienen un altísimo nivel de conciencia; por eso han venido desde todos los rincones del país a marchar hasta Miraflores en apoyo de la Soberanía Petrolera y nuestro Presidente Constitucional, Nicolás Maduro. Desde Güiria y Costa Afuera, desde Occidente y la Faja Petrolífera del Orinoco ‘Hugo Chávez’, han venido a repudiar las acciones del imperialismo estadounidense contra Venezuela”. Esta postura sumisa  convirtió a del Pino en ficha política incondicional, traicionando su condición de gerente principal de una empresa que debía ser manejada profesionalmente, atendiendo al interés de la Nación y no de una tribu política.
 El otro ejemplo de esta entrega ética es el de Manuel Quevedo, un total ignorante de la industria petrolera, colocado allí por Nicolás Maduro para darle a los militares el total control de la empresa petrolera, entrega que ha llevado al saqueo de lo que resta de la empresa por parte de militares codiciosos y sin escrúpulos agrupados en una empresa fantasma llamada CAMIMPEG, la cual se limita a cobrar comisiones como vulgar intermediaria, ver:  https://elecciones7oenbilbao.wordpress.com/2018/03/12/rebosan-las-cloacas-de-petroleos-de-venezuela-por-gustavo-coronel-blog-las-armas-de-coronel-10-de-marzo-2018/
Estos tres ejemplos, totalmente documentados, son suficientes para enjuiciar a tales “gerentes”, así como a quienes estuvieron o están con ellos en las juntas directivas de la empresa, ya que los directivos son solidariamente responsables de las decisiones que allí se tomen, a menos que su desacuerdo conste en acta.

2.   Corrupción relacionada con la geopolítica
El afán de Hugo Chávez y de su sucesor Maduro ha sido lograr la adhesión de países de la región y del mundo para su torcida ideología. Para ello han utilizado los dineros derivados del petróleo, desvirtuando  la misión de PDVSA. Los casos más importantes de este tipo de corrupción han sido:
·      La creación, en base a los ingresos petroleros, de una cleptocracia regional mediante la cual Hugo Chávez y Raúl Castro lideraron una pandilla política que pretendió consolidarse indefinidamente en el poder. Este fenómeno aún no ha sido debidamente investigado pero ya hay publicaciones que comienzan a describirlo, ver: https://www.ibiconsultants.net/_pdf/maduros-last-stand-spanish10640.pdf. En este trabajo puede leerse como PDVSA actuó como financista de las campañas presidenciales de compinches amigos en la región. El siguiente párrafo del informe  ofrece un ejemplo de este inmenso fraude: “Los esquemas de venta falsa de petróleo son la base sobre la cual comenzó a funcionar la Empresa Criminal Conjunta Bolivariana. PDVSA es la accionista mayoritaria en varias subsidiarias petroleras de la región, a través de su sucursal PDV Caribe. Esta posee el 60% de ALBA Petróleos en El Salvador y el 51% de Albanisa en Nicaragua. El control de PDVSA sobre cada compañía involucrada en el consorcio del ALBA, permite mover fondos a través de la compañía venezolana hacia sus subsidiarias centroamericanas con facilidad”. Por esta vía se transfirieron inmensas sumas de dinero hacia los líderes cómplices de Hugo Chávez en la región. Estimado: $2000 millones
·      El envío de petróleo a Cuba, lo cual se lleva a cabo desde  2002,  mediante  un Convenio entre los dos países, el cual contemplaba múltiples áreas de asistencia mutua. El componente principal de ese convenio fue el envío a Cuba de 53000 barriles diarios de petróleo venezolano, en condiciones económicas tan favorables para Cuba que ello podía considerarse un regalo.  Este envío fue aumentado en 2005 a 93.000 barriles diarios, ajustado posteriormente  para llegar a unos 100.000 barriles diarios de petróleo. Como “pago” de este petróleo la Cuba castrista envió inicialmente a Venezuela unos 15000 cubanos, identificados como entrenadores deportivos, médicos y paramédicos. Progresivamente esta cantidad de cubanos en Venezuela llegó a ser, según admisión de Chávez, de unas 50.000 personas. Al mismo tiempo las áreas de asesoría y “ayuda” cubana se ampliaron para cubrir documentación, entrenamiento militar, asesorías industriales y mineras y servicios de inteligencia y seguridad. En paralelo, se comenzaron a crear empresas mixtas cubano-venezolanas para desarrollar diversas actividades, tales como transporte marítimo, construcción, agricultura y otros. Cada año, en las cuentas entre los dos países, Venezuela quedaba debiendo a Cuba por servicios especializados de asesoría. Por ejemplo, en 2007 Venezuela le envió a Cuba petróleo por la cantidad de $2200 millones y pagó a Cuba por servicios de asesoría la cantidad de $4100 millones. No existe comprobación alguna de que Cuba pagara a Venezuela por el petróleo recibido. Estimo que el valor de las transferencias de petróleo venezolano a Cuba más el dinero efectivo que el chavismo ha hecho a ese país, sin obtener retribución alguna, monta a unos $50.000 millones, ver: http://lasarmasdecoronel.blogspot.com/2018/01/aspectos-financieros-y-politicos-del.html. Y hoy sigue llevándose a cabo.
·      Las entregas de petróleo subsidiadas a países del Caribe a través de PetroCaribe, con la finalidad de obtener el apoyo político de estos países para la “revolución”. Este convenio data de 2005. Desde ese año hasta hoy Venezuela le ha entregado a esos países unos 370 millones de barriles de petróleo a precios altamente subsidiados, lo cual representa una inyección de unos $28.000 millones, ver: https://www.cuentasclarasdigital.org/2019/01/el-pitazo-el-fraude-de-petrocaribe-regimen-de-venezuela-gasto-us28-000-millones-en-lobby-caribeno/. De esa suma no menos de $15000 millones fueron objeto de malversación, debido a la corrupción, especialmente en países como Nicaragua, El Salvador, Guyana y Haití. Los principales responsables venezolanos de este inmenso fraude han sido Rafael Ramírez Carreño, Bernardo Álvarez Herrera, Hugo Chávez y Nicolás Maduro, así como las directivas que ha tenido PDVSA durante la vigencia de este fraudulento convenio. En los países receptores de esta “ayuda” hay múltiples corruptos que se han robado o despilfarrado este dinero. Sus nombres incluyen a presidentes de Haití, República Dominicana y líderes de pequeñas islas el Caribe y están mencionados en la prensa internacional ver: http://lasarmasdecoronel.blogspot.com/2019/03/petrocaribe-un-fraude-chavista-de-30000.html. Estimado $30000 millones.

3.   Corrupción relacionada con grandes contrataciones fraudulentas.
 En 2016 Rafael Ramírez decía,  ver: :http://www.noticierodigital.com/2016/03/rafael-ramirez-nadie-me-ha-dicho-nada-de-una-investigacion-en-mi-contra/  :Tengo toda mi gestión [en PDVSA] perfectamente documentada y no sólo eso, sino que estoy profundamente orgulloso de lo que hicimos al frente de la industria petrolera”. A ello respondí, ver: http://lasarmasdecoronel.blogspot.com/2016/03/ayuda-de-memoria-para-rafael-ramirez.html  y http://lasarmasdecoronel.blogspot.com/2018/08/la-responsabilidad-de-rafael-ramirez-en.html recordándole algunos grandes contratos que debían ser investigados, entre ellos:
·      El contrato por el arrendamiento de la gabarra Aban Pearl y la gran discrepancia entre lo pagado a la empresa intermediaria, Petromarine, y lo recibido por la empresa dueña de la gabarra, Aban Offshore, ver: http://lasarmasdecoronel.blogspot.com/2012/07/revisiting-aban-pearl-now-with-more.html y https://foreignpolicy.com/2012/07/19/corruption-on-a-bolivarian-scale/. El valor de este contrato era por unos $1300 millones pero la gabarra se hundió, por lo cual el contrato duró poco tiempo,
·      El patrocinio de PDVSA  a Pastor Maldonado, lo cual costó a la Nación unos $300 millones,
·      Las relaciones entre la PDVSA de Rafael Ramírez y el corrupto Banco Espirito Santo, de Portugal, en base a las cuales la Nación perdió centenares de millones de dólares. Alek Boyd ha documentado algunas de estas transacciones, ver:  https://infodio.com/150119/luis/ignacio/oberto/derwick/associates/pdvsa. En esta nota se menciona un pago por 108 millones de euros relacionado con el manejo del Fondo de Ahorros de los Trabajadores. La fuente original dice: “Outro acordo com o venezuelanos detectado pelo Ministério Público data de 2014, ano em que a ESAF, entidade do grupo BES, passou a gerir, durante seis anos, o fundo de pensões dos trabalhadores da PDVSA, avaliado em 3550 milhões de dólares. O negócio foi adjudicado depois de vários contactos entre o próprio Ricardo Salgado, dois homens fortes do BES Madeira (João Alexandre Silva e Paulo Nacif) e Rafael Ramírez, presidente da empresa e ministro do Petróleo da Venezuela à data”. Ver: https://abesd.pt/ricardo-salgado-pagou-106-milhoes-de-euros-a-empresas-publicas-venezuelanas/
·      El contrato por el arrendamiento de las gabarras de PetroSaudí, responsabilidad de Rafael Ramírez y su directiva, ver: http://lasarmasdecoronel.blogspot.com/2016/03/gabarras-y-corrupcion-en-pdvsa-informe.html, el cual costó a la Nación más de $1000 millones, pagados por equipos viejos y eventualmente abandonados.
·      Los taladros de perforación de pozos  alquilados a empresas de maletín, hecho admitido por el vicepresidente de PDVSA en ese momento,  Luis Vierma, en la Asamblea Nacional, ver:http://www.aporrea.org/actualidad/n98253.html. El monto del contrato fue de Bs. 148000 millones, bolívares de 2007. Vierma dijo que había firmado ese contrato a instancias de la Junta Directiva, presidida por Rafael Ramírez.   
·      Las comisiones que pedía Diego Salazar Carreño a nombre de su primo Rafael Ramírez, según información aparecida en el Wall Street Journal, ver:  http://lat.wsj.com/articles/SB11146744175770574372804581307973093353768
·      El depósito de $3 millones hecho por Rafael Ramírez en el Ocean Bank de Florida, ver: http://noticiasvzla.com/exploto-otro-escandalo-mundial-descubrieron-cuenta-millonaria-en-usa-de-rafael-ramirez-video/
·      Los contratos navieros dados por PDVSA sin licitación a Wilmer Ruperti, los cuales suman centenares de millones de dólares. Otro contrato, por $138 millones, para remover de Jose el residuo carbonoso derivado de las plantas de mejoramiento de crudos extra pesados de la Faja del Orinoco, llegó en paralelo con el pago que hizo Ruperti de los costos de defensa de los narco-sobrinos Flores, ver:  https://maduradas.com/le-dio-con-todo-gustavo-coronel-barrio-el-piso-con-wilmer-ruperti-en-carta-abierta/
·      Los contratos dados a Derwick Associates por más de $1000 millones, los cuales han sido objeto de numerosas denuncias, incluyendo dos demandas judiciales en USA, ver: http://alekboyd.blogspot.com/p/derwick-associates.html, http://infodio.com/es/150114/demanda-de-otto-reich-contra-bolichicos-derwick-associates-expone-nuevos-actores. Las acusaciones publicadas se basan en que la empresa es solo una intermediaria entre PDVSA y los verdaderos contratistas, derivando comisiones de gran magnitud.
·      Otro caso de gran corrupción ha sido la creación de una empresa de servicios petroleros llamada CAMIMPEG, bajo el control del ministro de la Defensa, sin experiencia petrolera alguna, la cual es una vulgar intermediaria entre PDVSA y contratistas de verdad. Este empresa hizo una “alianza estratégica” con otra empresa fantasma, Southern Procurement Services para ejecutar servicios por hasta $700 millones, contrato que tuvo que ser anulado después por PDVSA , debido a la total incompetencia de la “alianza. Este tipo de locuras le ha costado a la PDVSA de Maduro” y Quevedo centenares de millones de dólares, ver:  http://lasarmasdecoronel.blogspot.com/2017/02/dos-empresas-piratas-contratan-con-una.html


4.   Corrupción relacionada con el lavado de dinero por sus directivos, gerentes y cómplices
Cada día que pasa salen a la luz pública más y más casos de lavado de dinero por los gerentes y directivos miembros de la pandilla de PDVSA, especialmente durante las etapas que van desde Ali Rodríguez Araque hasta Eulogio del Pino, , ver:
http://infodio.com/180918/rafael/ramirez/andorra/bpa; https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-45517316; https://es.panampost.com/sabrina-martin/2019/05/20/espana-y-pdvsa-lavado-de-dinero-venezuela/?cn-reloaded=1.  La lista de indiciados y/o detenidos incluye a un primo y un hermano de Rafael Ramírez,  su principal asistente, Rafael Reiter, así como Nervis Villalobos, Eudomario Carruyo y varios otros ex-gerentes de PDVSA y del Ministerio a cargo de Ramírez Carreño. Las sumas involucradas en este gigantesco fraude sobrepasan los $2200 millones.  
Un aspecto importante de este mega-fraude es el que se relaciona con los seguros de la empresa, ver: https://www.cuentasclarasdigital.org/2016/06/la-rogatoria-de-andorra-i-el-misterio-de-los-seguros-de-pdvsa/ . En este informe se dice: Una red de 30 personas y 40 empresas conforman el entramado que utilizó Rafael Ramírez Carreño, presidente de Pdvsa durante diez años, para lavar más de dos mil millones de dólares en Banca Privada de Andorra (BPA). Entre los miembros de la red que funcionó entre 2006 y 2012, destacan sus primos Diego Salazar Carreño, Luis Mariano Rodríguez Cabello, José Enrique Luongo Rotundo y el asegurador Omar Farías Luces”.
5.   Corrupción sistémica en las operaciones de la empresa
La presencia de ignorantes y corruptos en la gerencia de PDVSA durante la etapa chavista/madurista no podía tener otro resultado que la aparición de un alto nivel de corrupción sistémica en la empresa, diseminada en todos sus niveles jerárquicos y aspectos operacionales de producción, refinación, transporte y comercialización. Un dramático informe sobre la corrupción en la faja del Orinoco fue escrito por el mismo personal de fiscalización de la empresa y enviado al entonces ministro del sector, Asdrúbal Chávez, ver:  http://sunoticiero.com/gustavo-coronel-aqui-estan-las-pruebas-del-desastre-que-es-la-faja-del-orinoco/. En este informe se mencionan las contrataciones con empresas allegadas a los gerentes de PDVSA como CUFERCA y CONKOR, esta última ligada a Tareck William Saab, ver: https://elcooperante.com/carlos-urbano-el-empresario-con-guisos-en-pdvsa-que-financio-concierto-de-maluma/ y
Esto es lo que sucede en la faja, donde la operación ha sido puesta en manos de los militares corruptos venezolanos por la vía de CAMIMPEG y por el control total que tiene el presidente y general Manuel Quevedo, control otorgado a este personaje por Nicolás Maduro, el cual le permite hacer todos los cambios y modificaciones a la empresa que se le ocurra. El colapso de la producción ha sido total y ello deberá considerarse como un crimen de traición a la patria. Las pérdidas para la Nación han sido incalculables, en el rango de miles de millones de dólares, dinero perdido para siempre por culpa de los aprendices de brujo y pandilleros del chavismo/madurismo.
        Debemos comenzar  por una vigorosa sanción social
El saqueo a PDVSA ha sido inmenso y ha resultado en su destrucción y, sin exageraciones, en la ruina de la Nación. El dinero despilfarrado, robado o dejado de percibir, debido al colapso de la producción generado por la  negligencia criminal de la pandilla chavista/madurista derivada de la corrupción o de la incompetencia, puede ser estimado en unos $400.000 millones, monto que desafía toda imaginación.  
Se impone una vigorosa sanción social en contra de esta pandilla. Un Arco o una Pared de la Ignominia debería ser construido en sitio visible de nuestra geografía, el cual represente la antítesis del Arco de Triunfo de París o de la Pared de Vietnam en Washington, donde figuren  los miembros de las juntas directivas de la etapa chavista (OJO: con excepción de las de Roberto Mandini y Guaicaipuro Lameda), así como los contratistas de la PDVSA roja que han sido beneficiados indebidamente por la obtención de contratos suscritos de manera irregular, los líderes políticos que hicieron posible este horroroso crimen, los gerentes medios incompetentes o quienes han resultado incursos en delitos de corrupción, los líderes extranjeros que se han beneficiado del  dinero de PDVSA, los lavadores de dinero y otros notorios cómplices del desastre. Allí veríamos nombres como los de  Hugo Chávez Frías, Nicolás Maduro Moros, Rafael Ramírez Carreño, Ali Rodríguez Araque, Eulogio del Pino, Manuel Quevedo, Nélson Martínez, Asdrúbal Chávez, Nervis Villalobos, Diego Salazar Carreño, Rafael Reiter, Orlando Chacín, Pedro León, José Luis Paradas, Roberto Rincón, Abraham Shiera, Wilmer Rupperti, Daniel Ortega, Raúl Castro, José M. Zelaya, Francisco Convit Guruceaga, los bolichicos, los relacionados con la gabarra Aban Pearl y los intermediarios en la venta de equipos eléctricos a PDVSA,  Ibrahim Ortega, Carmelo Urdaneta, Mathias Krull, Raúl Gorrín  y varios centenares más asociados con el desastre. Enfatizo que quienes figuren allí no serían solamente los ladrones convictos sino también quienes han tomado las decisiones que han resultado en la tragedia de PDVSA. La corrupción no es solo robar dinero sino tomar decisiones que favorezcan a grupos amigos o familiares en perjuicio de la Nación o, como es el caso de los cleptócratas de la región que recibieron dinero o petróleo a través de PetroCaribe, ALBA o en maletines llevados a mano por corruptos funcionarios de PDVSA.  

4 comentarios:

Maria Teresa van der Ree dijo...


Te felicito.

Me alegra que escribas la Historia de la Gente del Petroleo.

Excelente.

Anónimo dijo...

Gustavo, con respecto a la tematica,
si tienes oportunidad, ve la serie:

EL MECANISMO Parte II

En Netflix.

https://www.elcolombiano.com/entretenimiento/el-mecanismo-se-estrenara-el-10-de-mayo-estos-son-los-secretos-que-revelara-su-segunda-temporada-OB10660248

Si en Brasil fue eso, te imaginas como fue en Venezuela?

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Estimado amigo:Gracias por regalarnos su valioso y arduo trabajo pero como he tenido confusiones en la interpretación de las cifras le recomiendo que separe los millares con comas.
Gracias

Gustavo dijo...

Gracias por la observación de separar cifras para mejor comprension. Lo hare en el futuro. En español no usaría comas, por supuesto, sino puntos.
Tengo la mala costumbre de escribir 300000 y no:
300.000, en español o 300,000 en Inglés.