Te invito a entrar en www.armasdecoronel.org para leer mis libros y ver otra información personal

jueves, 8 de marzo de 2018

MORIRÉ DE HAMBRE ESPIRITUAL, POR NO SOLTAR LA NUEZ



He leído en publicaciones de ciencias naturales que hay monos quienes introducen su mano en una nuez para extraer el alimento que tanto les agrada. Sin embargo, cuando tratan de extraerlo, el puño cerrado alrededor del alimento no cabe por la hendija. Si aflojan el puño, se quedan sin alimento. Si lo tratan de sacar, el puño no pasa por la hendija.
Esos monos, dicen las publicaciones que he leído, mueren de hambre, con el puño cerrado alrededor del alimento que no pueden recuperar. Y uno se pregunta, ¿por qué no van estos monos a buscar su sustento en otra parte? ¿Por qué deben empeñarse en esa nuez? Deben existir alternativas, hasta más agradables al paladar.
En efecto, existen, hasta a escasas distancias de la nuez que provoca la muerte por inanición del mono.
Uno pensaría que ese es un dilema que afecta solamente al reino animal, no al homo sapiens. Pero, en gran medida, también nos afecta a nosotros, los llamados homo sapiens. Y tiene que ver con el sentido de pertenencia.
A mis casi 85 años, después de una feliz y  larga,  vida,  mis días trascurren en un amable rincón del estado de Virginia, en el cual tengo  - como decía  - Blanca Ibáñez – mis necesidades cubridas, gracias a mis familiares y amigos. Nadie me amenaza, nada me preocupa – ni siquiera la salud declinante, ya que ello es inevitable.  Soy feliz en mi pequeño rincón.
Y, entonces, ¿por qué debo seguirme angustiando por mi país,  Venezuela? ¿Por qué no dejo que otros más jóvenes, quienes tienen el futuro por delante, tomen las riendas del país? ¿O, más aún, por qué no dejar que la marabunta invada de una vez al país que solíamos tener, ya se llame Maduro o Falcón, y termine de destruirlo?  Después de todo, dicen que la democracia consiste en acatar lo que la mayoría desea. Y parecería que hay una mayoría pasiva que, si bien no desea ver a Venezuela en este plan de país hambriento y humillado, tampoco está dispuesta a pelear por ver una Venezuela diferente. Entonces, ¿ por qué seguir tratando de nadar contra la corriente?
Mi respuesta es: por qué soy como el mono atado a la nuez. Venezuela es mi nuez, es mi país. Allí nací, crecí, fui enormemente feliz. La quiero de vuelta. No la quiero soltar. Y aunque si lo soltara nada me faltaría, nada debería preocuparme en este nuevo hogar que un generoso país me ha otorgado, no puedo dejarlo ir sin luchar.
¿Es que, acaso, no somos racionales? ¿Es que no podemos ver las soluciones que más nos favorezca? Y la respuesta no es racional.  Me aferro a la nuez conscientemente, no la necesito para alimentarme físicamente pero la necesito para alimentarme espiritualmente. Como homo sapiens puedo pensar  más allá de mi estómago, para aferrarme a lo que me alimenta el espíritu.
Y creo que así tendrá que ser, hasta el final.

8 comentarios:

Maria Teresa van der Ree dijo...



Te entiendo perfectamente.
Ya con casi 87 años me encuentro en una situación muy parecida.
Hace mucho tiempo que dejé de escribir pero sigo en la Resistencia y será hasta el último dia de mi vida, a menos que si Dios me ayuda pueda ver a Venezuela como tenemos años soñándola.

Anónimo dijo...

Falta poco, Gustavo. Si esta chavista lo dice, va a pasar.

Para San Miguel, la degradación y expulsión efectuada por Nicolás Maduro contra 24 efectivos militares, mediante los Decretos 3.298 y 3.299, del 28 de febrero de 2018, “es ilegal”. En la mayoría de los casos no ha mediado una sentencia definitivamente firme, la cual es necesaria para imponer esta pena accesoria por parte del Presidente de la República.

“La medida tiene el efecto inmediato de suspender los derechos de seguridad social de los 24 efectivos militares y sus familiares inmediatos, además de ser una sanción moral sin precedentes en la historia reciente de Venezuela, al punto que los golpistas del 4F y 27N de 1992 nunca perdieron sus grados militares los cuales siguen obstentando en la actualidad”, explicó San Miguel.

“Por primera vez, en seis años incluyo en mis escenarios el “Coup D’etat”, no con alta probabilidad pero si como una variable en aumento sostenido. Y no necesariamente violento sino como producto de un acuerdo del chavismo militar en la FANB”, dijo la Presidenta de Control Ciudadano, al analizar el panorama actual de la FANB.

Gustavo Coronel dijo...

Gracias por los comentarios María Teresa y Anónimo. María teresa es una de las venezolanas más destcadas en la lucha contra la dictadura desde el exilio. Es un hermoso ejemplo de perseverancia.
Sobre lo que dice Anónimo, entendido. Pero, Que yo sepa, Rocío San Miguel no es chavista.

Anónimo dijo...

Es que hay muchos “opositores” que se comportan como chavistas. Pese a todas las abrumadoras evidencias, todavía insisten en elecciones como única solución. Como dice Sánchez García no se trata de ir a elecciones para cambiar al régimen; se trata de salir del régimen para ir a elecciones. El repugnante acto de “unidad”, en el cual usaron el recinto del Aula Magna de la UCV para relanzar a la MUD, con complicidades inesperadas -bueno, ya nada es inesperado- es viva demostración de que, al final, van a hacer de todo para convencer a la gente de que, esta vez sí, que sí se va a ganar. Con Falcón, con Capriles, con Rosales, con quien se preste al juego, sólo le dan más respiro al régimen. Todo un poema la cara de culo de los muderos, sentados mientras el joven de la Resistencia dice la verdad. Sientan a Rodríguez Torres y a Gabriela Ramírez con ellos pero no invitan a María Corina y Aveledo bloquea en twitter a Arria. Se atrevieron a recibir el premio Sajaroj, que recogen con sus manos sucias, pues los jóvenes mártires, verdaderos merecedores de ese reconocimiento, son cosa olvidada para ellos.
Nitu dijo hace muy poco que no comprendía como políticos supuestamente avezados no entienden cómo Castro y sus lacayos estiran la agonía venezolana para esperar por Petro en Colombia y mudar el Foro de Sao Pulo allí, porque Venezuela no da más. En eso se equivoca. Es estirar para ponerle la mano a Colombia SIN soltar Venezuela. Es el enloquecido y nunca abandonado proyecto castrista de convertir Latinoamérica al comunismo. ¿Qué no, que esto no es comunismo sino una banda que se apoderó del Estado? Wrong, como diría el mister aquel. ¿Qué proyecto comunista no es sino el asalto al poder, destruir la economía, esclavizar y disfrutar ellos el poder con todas sus prebendas? Lo tienen todo planificado. 2019, el año de ruptura y creación del Estado comunal, o comunista que es lo mismo.
Ya yo no creo en nadie. No doy cheques en blanco. Sin embargo, con las naturales diferencias entre ellos y con mis propios puntos de vista, estoy más cerca de Ud., de Gerbasi, de Petit Da Costa, de Arria, de Sánchez García, de Ana Mercedes Díaz, de Izaguirre, de Burelli. De Eleonora Bruzual, de Nitu y de los jóvenes de la Resistencia, que de Ramos, Capriles, Tintori, Aveledo, Falcón, Borges, Carlos Raúl Hernández, Rondón, Poleo, Eduardo Fernández o Colette Capriles.
Un comentarista, de quien usualmente difiero acá, ha dicho algo con lo que concuerdo totalmente: el ingreso por tráfico de drogas puede ser perfectamente mayor que el menguante ingreso petrolero. Eso lo controlan los chavistas y una parte de ese dinero puede estar siendo usado para comprar gente. Repito, a esta edad, 3ra edad, ya no creo en nada y me siento con el derecho de sospechas. Porque, o son imbéciles o están comprados. Yo sólo tengo mi dignidad de emigrado a la fuerza, viviendo en un equilibrio precario, sin posibilidad de recibir mi jubilación y acompañando y comprendiendo que peor están quienes sobreviven en el país con sueldos que de mil, dos mil o 3 mil dólares al mes se han transformado en 10 o 15, y con lo peor por venir, una hambruna, como las que todo país socialista-comunista que se respete debe tener (remember Stalin, Gran Salto Adelante de Mao, Pol Pot y un largo etcétera). Venezuela vive su hora menguada y ya parece que se perdió para siempre. Como la esperanza, por cierto, es lo último que se pierde, espero estar equivocado.

Anónimo dijo...

La presencia de esa gente en el Aula Magna es como cuando a uno lo invitan a una reunion o a uba fiesta y, oh sorpresa, se consigue con personas indeseables, por enemistad, por antipatia, porque te han robado, etc., de lo mas sonrientes y descarados. Fue una puñalada a socuedad civil, estudiantes, profesores, gremios y sindicatos. Planificado todo con frialdad para relanzar la MUD. Deplorable

Anónimo dijo...

Sobre el penultimo comentario, o son imbeciles o estan comprados o, comentarista, estan chantajeados por el regimen por algun motivo. Tal vez haya de todo eso segun el caso

Anónimo dijo...

Lo que pasa es que Maria Teresa y usted, Don Gustavo, sienten un inmenso amor por Venezuela. Por eso, muy a pesar de que ustedes pudiesen in al parque y sentarse en un banco a ver los pajaros y la gente pasar y asi descansar sin preocupaciones, ustedes se sientan frente a la computadora y se ponen a trabajar por la Venezuela que amaran hasta el fin de sus dias. Muchos nos sentimos asi, pero ustedes, con esa actitud y con su inmensa experiencia, liderizan y ense~an a la gente que hay que ser perseverantes y no hay que rendirse, porque la causa la vale.
Cada vez que ustedes escriben, le inyectan juventud al reclamo incesante de pedir por una Venezuela mejor, libre, democratica, mas justa y pujante.

have a nice weekend.

F J Baptista dijo...

Gracias a mi situación personal y experiencias de vida, muchas aprendidas y desarrolladas gracias a mis padres, puedo vivir en cualquier rincón de la tierra que tenga paz y cultura. Por supuesto, lo que pasa en Venezuela, donde pase´ buena parte de mi niñez y juventud, y donde tengo alguna familia aún y amigos que son hermanos, me duele y angustia lo que pasa allá. Sé que hay mucha gente buena y decente pasando por momentos muy difíciles, y eso duele, por que el venezolano es una persona de buenos sentimientos y gran corazón en su gran mayoría.
Pero da rabia ver que durante más de 20 años los que han pasado y otros que hoy pasan por líderes de la oposición han sido poco hábiles y hasta tontos en su manejo de la situación. Hoy por supuesto el régimen ha tomado el control de todo y se hace muy duro salir de él, pero hace 10 o 15 años habían opciones que no supimos aprovechar con inteligencia y habilidad.
Salir del hueco actual sólo será posible con ¨sangre, sudor y lágrimas¨ y quizás más sangre que nada en el inicio de cualquier proceso de retorno hacia la democracia. El sudor y lágrimas vendrá cuando nos demos cuenta del nivel de destrucción de el país y lo difícil que será volver a lo que fuimos para comenzar. Mucho será imposible de volver a lo que fue como en el caso de la IPN, donde no sólo los yacimientos y equipos están destruidos, sino que (aún más importante) la línea y aprendizaje de los profesionales que crecieron primero en la industria pre-nacionalización y cuya cultura llegó hasta el 2001 cuando fueron botados por el corrupto y traidor de Chavez, no puede ser reemplazada en muchísimo tiempo, si acaso se puede en algún momento. Cierto que no soy optimista sobre el futuro de Venezuela a corto o mediano plazo, pero si se logra tener dirigentes serios y capaces en algún momento Venezuela será un gran país nuevamente. No creo que lo veré, por que eso tardará mucho tiempo, quizás decenas de años.