sábado, 4 de agosto de 2012

El oro, como el petróleo, va palo abajo


Las Cristinas: la anti-alquimia en su apogeo

El mes pasado la empresa minera ruso-canadiense Rusoro demandó a Venezuela ante el Centro Internacional de Arreglo de Inversiones del Banco Mundial, con lo cual Venezuela ha pasado a ser el país más demandado del mundo, batiendo a Argentina. La alianza política entre Chávez y Fernández de Kirchner consolida ese dudoso honor, el ser los más notorious regímenes forajido del hemisferio.  

Esto del oro es uno de los tantos  aspectos trágicos del régimen, otra demostración de su incapacidad para hacer algo positivo. Rusoro se queja de que el gobierno ha permanecido de brazos cruzados por meses en torno al desatrrollo de las minas Las Cristinas, por lo cual han tenido que acudir al tribunal internacional.

 Las Cristinas ha pasado por muchas manos en los últimos 30 años. Desde 1982 ha pertenecido a la Sra. Culver-Lemon, a Ramón Torres, a Inversora MAEL, a Placer Dome (MINCA), Vanessa Ventures, Crystallex , Rusoro y ahora a Hugo Chávez. Pero esta sucesión no ha sido pacíica sino repleta de demandas, contrademandas, corrupción y cursilería por parte del gobierno.   Rusoro es una empresa canadiense aunque está esencialmente controlada por la familia rusa Agapov, a pesar de que su presidente (o ex-prsidente) tiene un apetitoo apellido italiano, el Sr. Salamis.

Como sucede con el petróleo Venezuela tiene significativos recursos de oro pero su producción ha colapsado. Venezuela es el 15º país en el mundo en reservas de oro con unas 360 toneladas, según cifra dad por Nelson Merentes, pero su producción ha caído estrepitosamente. MINERVEN, la empresa estatal, ha visto caer su producción en casi un 60 por ciento en los últimos años, para situarse por debajo de las dos toneladas anuales del mineral. En el año 1994, cuando estuve en la Dirección General de la CVG la producción del mineral llegó a ser de más de 20 toneladas en el año. Luego bajó un poco pro se había mantenido alrededor de 8-9 toneladas al año. (http://www.ing.ucv.ve/Web_Ingenieria_Programas_10/EMinas/Mpdf/MINERIA%20DEL%20ORO.pdf ). Sin embargo esto se vino abajo. Segun el gobierno la producción nacional de oro en 2011 fue de 6 toneladas. A este colapso ha contribuído poderosamente el Decreto 8413 donde se establece que el Estado manejará las actividades mineras primarias, con énfasis en la explotación aurífera, lo que ha generado de forma progresiva la retirada del sector privado de las distintas actividades del sector. En paralelo el régimen de Chávez ha expropiado más de medio millón de hectáreas de zonas auríferas.

Hugo Chávez es un “atsimiuqla”, es decir, todo lo contrario de un alquimista. Ha tomado el oro venezolano y lo ha convertido en mierda. Lo mismo que ha hecho en todos los demás sectores de la economía.