domingo, 26 de agosto de 2012

La tragedia de Amuay también es comunicacional


 
Dice Jesús Luongo, Gerente de Refinación del Centro Refinador de Paraguaná: "No vemos por ahora ningún riesgo de que vaya a producirse ningún evento mayor".


Algo que todo empleado público debe tener en cuenta es que lo que dice tiene un efecto sobre la población. Tengo la certeza de que Luongo no quiso decir lo que parece haber dicho, pero allí está. Suena como si dijera que hasta ahora nada mayor ha sucedido en Amuay. Creo que quiso decir que después de la tragedia no se esperan graves problemas. Pero, que manera de decirlo!
Pregunto lo siguiente: se le ha pedido a los expertos en refinación y en accidentes de la PDVSA pre-Chávez que ayuden en estos momentos? O se ha procedido como cuando el deslave del litoral, cuando Chávez prohibió la ayuda de los Estados Unidos? Recibo mensajes de quienes pudieran ayudar que no se les permite hacerlo.