lunes, 20 de agosto de 2012

UNASUR o la sinverguenzura suramericana

Los doce cancilleres de UNASUR acaban de firmar el presente acuerdo en Ecuador, en relación con el caso Assange:


1. Manifestar su solidaridad y respaldar al Gobierno de la República del Ecuador ante la amenaza de violación del local de su misión diplomática.

2. Reiterar el derecho soberano de los Estados de conceder asilo.

3.- Condenar enérgicamente la amenaza del uso de la fuerza entre los Estados así como reiterar la plena vigencia de los principios consagrados en el Derecho Internacional, el respeto a la Soberanía y el fiel cumplimiento de los Tratados Internacionales.

4. Reafirmar el principio fundamental de la inviolabilidad de los locales de las misiones diplomáticas y oficinas consulares y la obligación de los Estados receptores, en relación a lo establecido en la Convención de Viena de 1961 sobre Relaciones Diplomáticas y la Convención de Viena de 1963 sobre Relaciones Consulares.

5.-Reafirmar el principio de Derecho Internacional en virtud del cual no puede invocarse el derecho interno para no cumplir una obligación de carácter internacional, como así está reflejado en el artículo 27 de la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados de 1969.

6.- Reiterar la vigencia de las instituciones del asilo y del refugio para proteger los Derechos Humanos de las personas que consideren que su vida o integridad física se encuentra amenazada.

7.- Exhortar a las Partes a continuar el diálogo y la negociación directa en procura de una solución mutuamente aceptable con arreglo al Derecho Internacional.

La reunión de cancilleres, se llevó a cabo en la ciudad de Guayaquil, Ecuador, y contó con la presencia de 12 jefes de la diplomacia suramericana.

Unasur está conformada por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Guyana, Ecuador, Uruguay, Paraguay, Perú, Suriname y Venezuela.

Habría que preguntarle a Chile, Colombia, Paraguay y Brasil si esa declaración no es hipócrita. Han dicho esos países algo sobre la violación sistemática que hace uno de los países miembros, Venezuela, de los puntos 3 y 5  que se mencionan arriba? El gobierno de Chávez se ha limpiado sus sucios fundillos con esos puntos que ellos “reafirman”, viendo la paja en el ojo ajeno pero no la viga en el propio. Chávez rechazó la decisión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA en el caso de Leopoldo López. Chávez se salió del centro de Resolución de Conflictos del Banco Mundial para tratar de evadir sus obligaciones. Chávez se está tratando de salir del sistema de derechos humanos de la OEA para seguir desconociendo impunemente las decisiones de ese organismo. Chávez vota a favor de Siria en las Naciones Unidas, en compañía de unas cuatro otros regimens forajidos. El adulante Carlos Escarrá decía que la CIDH no estaba por encima del gobirno venezolano. Los payasos del TSJ venezolano desconocieron la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (“Corte Interamericana”) en el caso de la destitución arbitraria de los tres jueces de la Corte Primera de lo Contencioso Administrativo (“Corte Primera”) (Caso Apitz Barbera y otros Vs. Venezuela); y además decidió solicitarle al Ejecutivo Nacional que proceda a denunciar la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

 Yo digo que los países miembros de UNASUR actúan de manera hipócrita, solo para complacer al niño malo, pero lleno de dinero, de la región. Que cuerda de sinverguenzas!