Te invito a entrar en www.armasdecoronel.org para leer mis libros y ver otra información personal

miércoles, 20 de febrero de 2013

Propongo una invasión pacífica de Venezuela



*** Esto de Chávez es una farsa intolerable: que podemos hacer?
Que si llegó caminando, que si lo trajeron en helicóptero desde Maracay, que si fue en ambulancia desde Maiquetía, que si está en Fuerte Tiuna, que si está en el Hospital Militar, que si “Ultimas Noticias” estuvo allí en el hospital y allí no lo han visto,  que si nunca ha salido de La Habana, que si Maduro, Cabello, Cabezas o Istúriz cantan de alegría, que si la mujer gorda vestida de rojo lo vió entrar caminando, que si Fidel le envió una carta de felicitación.
Coooooño. Esto es intolerable. Como es posible que estos payasos se burlen de los venezolanos de esta forma? Que espera el país para reaccionar contra esta farsa? Es que no hay límites a lo que el venezolano puede aguantar en materia de humillación?
Estoy comenzando a pensar que los venezolanos decentes y dignos que hay en el exterior deberíamos planificar una invasión pacífica,  para tratar de terminar con esta farsa de una buena vez. Alquilar un barco  e irnos todos para allá, para marchar a Miraflores a pedir a los payasos que se vayan.  
Los cubanos castristas nos invadieron por Machurucuto con la ayuda de traidores como Izarra y Soto Rojas.  Tragedias como la Bahia de Cochinos no deben repetirse. Pienso que es posible reaccionar civicamente contra este régimen de mierda sin necesidad de irse a las montañas o matar policías como hicieron estos traidores hace muchos años.  
Tendría esto sentido? Nos dejarían desembarcar? Nos van a disparar? Podríamos  inspirar a nuestros compatriotas con este gesto a tomar acción? Nos enviarán las “milicias” de reposeros y vagos a combatirnos a la fuerza? Una represión armada contra nosotros sería el fin de la payasada chavista. 

Quien sepa de un barco con capacidad para unos 300 pasajeros me avisa.  



5 comentarios:

Jaime dijo...

Interesante la idea pero...:
1) Si lo pudieramos hacer, no nos dejarían llegar a ningun puerto.
2) Si nos dejaran llegar, nos despojarían de nuestras pertenencias y arriba de eso, tendríamos que pagar para que nos suelten.
3) Si nos sueltan, seriamos vistos como invasores yanquis entrometiendonos en asuntos internos de la nación.
4) Como yanquis (o cualquier otro extranjero que no sea Cubano) indudablemente habríamos sido enviados por la CIA.
5) Como representamos a la CIA, somos enemigos de la revolución y por consiguiente no nos dejarian llegar ni a 100 kilometros de Miraflores.

Mi punto es: No veo una salida pacífica a este dilema. No logro imaginar una solución por vías democraticas. Los estudiantes universitarios han dado el mejor ejemplo de coraje y los han caído a planazos. Ya se sabe que no se puede ir contra la "revolución bonita" sin que la vaina se ponga fea. Insisto que una huelga de brazos caídos que paralize a la nación es la mejor alternativa en estos momentos.

tomas parada dijo...

desobediencia civil

Anónimo dijo...

Le voy a repetir un comentario que le dejé en otro análisis suyo:

"Varios factores para la ausencia de un levantamiento definitivo:

1. Los usurpadores, siguiendo el consejo cubano en lo único que saben hacer, es decii, joder a los demás, fueron hábiles en desacreditar todas las protestas intentadas: marchas, manifestaciones, guarimbas, elecciones, huelgas de hambre, cacerolazos, etc.

2. Estrechamente relacionado con lo anterior: contaron para ello, con una oposición bobalicona, cobardona, sin miras, sin grandeza y pusilánime. Nunca ha habido una DISIDENCIA organizada. Sólo políticos que creen que hacer política es organizar campañas electorale y participar en elecciones. La ausencia de liderazgo es patética. Basta recordar las infinitas marchas que terminaban en nada o en discursos vacíos y sin punch.

3. Estrechamanete relacioando con los dos facotes anteriores, la gente, cansada y hastiada de protestas que nunca condujeron, salvo el 11 de abril, a nada, y en vista de la estrujante crisis económica y la delincuencia desatada, se ha encerrado en sí misma para tratar de sobrevivir día a día.

4. La sociedad venezolana, producto de una riqueza petrolera no bien asimilada es facilista, cortoplacista, cómoda y su tejido está reblandecido."

De esto somos responsables todos pero, principalmente, los autodenominados líderes. Si la gente lo que ve es el ejmplo de un Capriles, de un Rosales y ese larguísimo etcétera, más todo lo que dije anteriormente, eso explicaría, según mi punto de vista, esta aparente desidia. No obstante, puede ser la clama que presagia la tormenta.

Anónimo dijo...

todas las preguntas que se hace usted en el último párrafo son así.Ello podría ser acompañados de militares de los que están fuera de la milicia,pero con armas y sería entonces una guerra civil.Con esta gente no existe la guerra de las ideas.Lo que sería positivo si se lograra que en las elecciones no existieran las máquinas, que son las que les dan el triunfo, porque si de algo podemos estar seguros es de que no existe en este País la mayoría que ostentan.En dichas máquinas gana el dueño del casino,nó los jugadores

Anónimo dijo...

No se caigan a cuentos, uds saben que no hay salida pacifica.