Te invito a entrar en www.armasdecoronel.org para leer mis libros y ver otra información personal

domingo, 17 de febrero de 2013

Un Domingo para Borodin




Reflexión dominical


El cuarteto #2 para cuerdas de Alexander Borodin juega un papel importante en mi vida. No solo porque me ha acompañado desde mi infancia sino por las circunstancias. Cuando tenía unos cinco años sufrí de escarlatina, una enfermedad que para la época – 1938 o 1939 – era grave. No había antibióticos y había que depender de remedios caseros. Sobreviví pero fue como pasar el Rubicón. Mi cuarto tenía una pequeña ventana, un respiradero, casi a la altura del techo y ella dejaba oir los sonidos de la casa vecina. En mis noches de fiebre oía una música maravillosa que venía, creía yo, del cielo, de los angeles que me esperaban.

Alexander Borodin

Era nuestro vecino con sus discos de 78 rpm, quien escuchaba de manera obsesiva el cuarteto #2 para cuerdas de Borodin. Desde entonces, desde que lo escuché hace ya 75 años,  durante mis noches a medio camino entre Los Teques y el más allá, aprendí a amarlo. Sus notas fueron, estoy seguro, la mejor medicina para mí.  Nunca se me quitaron de la mente los cuatro maravillosos movimientos y lo adquirí tan pronto pude. En la Universidad me acompañó durante las noches de estudio y estoy seguro de que la geología estructural se me hizo más comprensible escuchándolo, sobre todo el tercer movimiento, el famoso Nocturno (Andante) que luego Broadway  haría masivamente popular a través de “Kismet” (“This is my beloved”) .
Hace algunos años compré la version ejecutada por el Cuarteto Borodin, en 1987, del sello EMI, CDC 7 47795 2, quizás la mejor de todas las versiones que se han hecho. Aunque lo escucho con suma frecuencia, es especialmente música de domingo por la mañana para mí. Me lleva, cada vez, al  Los Teques de mi niñez y adolescencia, especialmente a los días en los cuales estuve a punto de despedirme de este mundo y Borodin me agarró firmemente de la mano para regalarme la posibilidad de un viaje largo y  maravilloso.
Aqui les dejo una parte de la obra, el primer movimiento, allegro moderato, con el Borodin string quartet: https://www.youtube.com/watch?v=v1jk_WIDdVY 

 Si lo escuchan una vez por semana tendrán larga vida!


4 comentarios:

Anónimo dijo...

El estertor de e'sta m'usica cl'asica, es del grupo de lo que se puede denonimar: no meditativa, no inspiradora, y de un amor raro!
.
.
.

Anónimo dijo...

excelente,
no lo había escuchado
muchas gracias

Anónimo dijo...

Yo del señor Borodín apenas conozco las danzas del Principe Igor ah y la primera sinfonía

SOUBLETTE dijo...

Es perfecta nuestra coincidencia en lo atinente a preferencias musicales. Cordiales saludos. P.S. : El tirano volvió a Venezuela a las cinco de la mañana del lunes.