Te invito a entrar en www.armasdecoronel.org para leer mis libros y ver otra información personal

martes, 1 de marzo de 2016

Mi primo chavista y el diálogo posible


Sergio Briceño García (en la foto), uno de mis numerosos y queridos primos hermanos, escribe en APORREA. Sergio es muy cordial y dado a razonar aunque sea apasionado chavista. Me gustaría comentar su reciente escrito en APORREA. Lamentablemente, yo no puedo escribir en APORREA porque no soy izquierdista y, en APORREA, no hay ni siquiera Copyright sino Copyleft.
Sin embargo si leo lo que allí se escribe y veo, con asombro, el tremendo giro que están experimentando muchos de sus colaboradores. Entre los escritos abiertamente críticos al régimen actual está el de mi primo Sergio, titulado: “Los chavistas quisiéramos defender a Maduro ¿Pero cómo?” Por: Sergio Briceño García | Domingo, 28/02/2016. Allí Sergio dice, entre otras cosas importantes:   
Para defender a Maduro: “ Sólo bastaría nombrar 10 de sus obras, acciones, ejecuciones o reivindicaciones impecables, imperecederas e históricas realizadas por su gobierno, una por cada dedo de la mano, para callar al adversario o por lo menos para darle puntos a la izquierda por encima de la canalla. Ahí está precisamente el problema cuando trato de encontrar esos aciertos en la gestión de gobierno de Nicolás Maduro no logro ni siquiera iniciar la cuenta pero uno sigue siendo chavista lo que ya es un sentimiento, una nostalgia y una espiritualidad imborrables….
Sergio agrega:
Cuando intentamos hacer la lista de éxitos que nos ocupa fracasamos rotundamente en nuestro intento y lo que nos sale es lo que enumeramos a continuación:
1.  Seguro Social. Las pensiones están signadas por una injusta desigualdad, cada vez mayor, por las bonificaciones unilaterales al salario mínimo de los trabajadores activos con lo cual se pierde el concepto de homologación gracias a una consideración neoliberal.
2.  Educación. La educación universitaria, tiene el hándicap de haberse engavetado la Ley de Educación Universitaria (LEU) y no haberse hecho nada al respecto para remediarlo. En Básica, Media y Diversificada no puede haber buena educación con maestros muertos de hambre y sueldos miserables además de un currículo acordado con la derecha.
3.  Vivienda. En vivienda se construyó la estructura de cemento y cabilla de un millón de viviendas pero no la conciencia social entre sus beneficiarios para la formación del hombre nuevo. Se sigue la misma política de Pérez Jiménez en la urbanización "23 de enero" y de la IV en Caricuao y El Valle con más desorganización e improvisación.
4.  Salud. La salud continúa siendo en Venezuela un privilegio de las clases dominantes por el abandono y descuido de la red de salud pública. Los consultorios de Barrio Adentro y de los CDI hace mucho tiempo que dejaron de ser un milagro.
5.  Ingreso. El ingreso de las mayorías populares continúa por debajo del costo de la sobrevivencia y el empobrecimiento de la clase media y profesional es cada vez mayor con la devaluación de la moneda y la pérdida del poder adquisitivo.
6.  Internacional. En lo internacional las firmas recogidas para derogar el Decreto de Obama contra Venezuela no lograron su cometido y fueron presentadas publicitariamente por el gobierno como una gran victoria. La crisis mundial del capitalismo y la baja de los precios del petróleo envuelven en un torbellino a la economía neoliberal del gobierno.
7.  Seguridad. La inseguridad está rebasando la capacidad de los organismos militares y policiales a diario retados y acosados por bandas delictivas bien armadas que le disputan sus territorios a los organismos de seguridad.
8.  Valores. La ética socialista no existe en la burocracia gubernamental y en su lugar prevalecen los vicios del capitalismo. La rectitud en la administración pública hace agua por todos lados arrasada por la corrupción.
9.  Soberanía Nacional. El 40% de la soberanía nacional continúa hipotecada con la política de las empresas mixtas donde el gobierno es socio del capital privado y transnacional en una alianza de gallinas con lobos.
10.     Desconexión con la realidad nacional. El gobierno continúa indiferente ante el sufrimiento y el descontento del pueblo en las colas de toda Venezuela.
La lista crítica no termina aquí, pero para muestra basta un botón. El gobierno insiste en exaltar su obra de gobierno y en ratificar su estrategia política capitalista. Quisiera que la realidad fuera otra para defender a Maduro quien sigue lamentablemente por el camino equivocado sin rectificar. Nada ni nada lo detendrá en su marcha alocada para dejarse arrebatar el poder por la oposición. Si se implementara el Plan de la Patria con su lógica anticapitalista y se concretara el contenido del Preámbulo de la Constitución de la República Bolivariana en una estrategia democrática y emancipadora, tendríamos con claridad lo contrario de lo que el gobierno ha hecho y pretende seguir haciendo para perpetuar la dominación capitalista en la orientación y dirección de su política gubernamental”
Como vemos, Sergio continúa siendo chavista y cree todavía en el llamado  “Plan de la Patria” el cual considero un mamotreto y sobre el cual he expresado una indignada opinión en mi blog desde hace varios años. Sin embargo, ese es otra discusión.
Lo que creo importante de lo que plantea Sergio es que ya los chavistas honestos están tan convencidos como nosotros de que este régimen está fracasado. Sus diez puntos críticos son demoledores. Creo que esta corriente crítica dentro de APORREA lleva a una zona de posibles encuentros entre venezolanos honestos sobre el camino que lleva el país y que hacer para rectificar a fondo este desastre. Sé que ello no será fácil porque muchos de los críticos, como mi primo Sergio, permanecen fieles a Chávez y al Plan de la Patria, sienten nostalgia de Chávez y están aferrados a una ideología comunista que no ha caminado en ninguna parte.  

Esta ola crítica en APORREA entreabre la puerta para un diálogo entre quienes piensan muy diferente pero que son gente honesta. No hablo de diálogo entre la gente honesta y los ladrones del régimen, allí no hay diálogo posible. Para ser específico, yo me sentaría a conversar con Nicmer Evans, Roland Denis, Sergio Briceño García o Teófilo Santaella, pero no con Pedro Carreño, Nelson Merentes o Cilia Flores, para hablar de tres representantes del régimen podrido.  

10 comentarios:

Anónimo dijo...

1. No hay chavismo honesto, como tampoco hay marxismo honesto. Aparte de que lo demostraron los dirigentes en todos los países con comunismo o similares, quienes se enriquecieron obscenamente, es falta de honestidad intelectual seguir diciendo las babosadas marxistas que dice su primo ante la abrumadora evidencia del fracaso y el ahogo de la libertad que suponen estos experimentos de ingeniería social, sin excepción. Yo no se como Ud. tiene hígado para leer y estar dispuesto a un diálogo con estos bichos que se masturban diciendo "el viejito Marx".

2. Por tanto, para este humilde escribidor, NO hay diálogo posible con gente que tiene esa chancleta dentro del cráneo. Lo siento.

3. Ya que se menciona la Educación, y tambien a las universidades, me pregunto por qué estas y/o sus asociaciones de profesores, no proceden a la declaración de "persona non grata" a todos los "profesores" que siguen con este régimen podrido como ministros, diputados o funcionarios. Ellos han demostrado que no eran universitarios, solo logreros que medraban en las universidades, muchos de ellos borrachos y otros, como el notorio Merentes, expertos en operación colchón. Hoy guardan silencio cómplice y algunos hasta tienen la desfachatez de declarar en contra de su Alma Mater (bueno, su Alma Mater es más bien una botella de whisky) Una vergüenza.

Anónimo dijo...

¿Diálogo con unos carajos que tienen 17 años atropellando y desconociendo al que no piense como ellos?

Anónimo dijo...

Tuvieron 17 años para darse cuenta de que su "modelo" es un fracaso y eso lo tenían que saber. La realidad es que ellos son marxistas y siempre van a salir con el cuento de que "lo que pasa es que aplicaron mal o no supieron aplicar el marxismo, la proxima vez sí". ¿Diálogo para eso? Yo paso.

Anónimo dijo...

Yo perdi toda esperanza de reconciliar un carajo en Venezuela. Estos bichos salen como llegaron. Y no falta nada para que eso pase. Ellos lo quisieron asi.

Gustavo Coronel dijo...

Los comentarios me hacen pensar que no estamos diferenciando entre chavistas por convicción ideológica, toda esa masa de venezolanos nutridos de marxismo, equivocados pero incapaces de atropellar a los demás y aquellos chavistas que tienen 17 año atropellando gente. Lo que quiero decir es que los primeros siempre han existido, antes de CHávez, y probablemente seguirán existiendo después de Chávez. Mucho debatí con Mieres y su grupo de profesores marxistas durante los años 194-1975, previos a la estatización de la industria petrolera. Ninguno de ellos era un criminal, eran adversarios. De esos hay muchos todavía y es a esos a quienes me refiero.
Y cuando hablo de debate no hablo de negociación. Hablo de contraste público entre dos ideologías o filosofías de la vida. A esto último un ser humano racional siempre debe estar dispuesto. No confundir con negociar con el malandraje.

Anónimo dijo...

No estoy de acuerdo con Ud. ¿Para que debatir sobre una ideología que se ha probado una catástrofe en todos los órdenes?

Es una perdedera de tiempo. Me va a disculpar y con sentido de humor y respeto, Gustavo, pero me ha hecho recordar un comic para adultos que leí en una oportunidad: Un tipo "straight" le dice al protagonista del comic "probé por detrás y no estoy convencido, voy a probar otra vez". Y el protagonista le contesta: "sigue probando, a ti como que te va a terminar gustando la vaina". Just kidding.

Podemos discutir con gente con pensamiento diverso pero que acepte el mundo como es, no con visiones que se han probado contrarias a la naturaleza humana, pretendiendo el paraíso en la tierra y terminando con la ruina en todos los órdenes. Ud. puede haber tenido experiencias de debate con marxistas con respeto. Otros hemos sufrido su dogmatismo y su desprecio hacia las ideas diversas en la Universidad

Voy más lejos, me atrevo a decir que ni del punto de vista creacionista ni del punto de vista evolucionista el marxismo y sus variantes tienen sostén. El mundo es como es y lo demuestra el comportamiento no sólo humano sino el animal. Es así como se hizo la Creación, el plan de Dios, o cómo evolucionó la naturaleza. Los ejemplos sobran. El largo proceso civilizatorio debe buscar tratar de minimizar las diferencias. La igualdad absoluta no existe. Acá no se trata de debatir sobre una vaina que no funciona, se trata de rescatar lo que se pueda de lo que resta de lo que una vez fue un país. Lo siento.

Anónimo dijo...

Lo que los gringos llaman el "double standard" funciona con el comunismo. Ellos siempre van a contar con una pretendida superioridad moral que siempre alegan, pues hablan en nombre de una supuesta redención social. El nazismo, el otro movimiento totalitario, simplemnte desapareció, pues su promesa era la del exterminio y la esclavización y la entronización de la "raza superior". A pesar de que los comunistas causaron aun más daño, aun hoy en día sus ideas persuaden. Allí tiene los casos de Grecia, de la querida España que se puede ir por el sumidero con Iglesias y de Estados Unidos. Sí; Estados Unidos, donde un "socialista" como Sanders hasta podría obtener la nominación. Los males del capitalismo se podrán resolver, pero nunca con esas ideas.

Valdría la pena recordar a los Solzhenitsyn y los Sajarov del socialismo real por los "bellos debates" que tuvieron con los comunistas.

Anónimo dijo...

Sobre el penúltimo comentario: había que ser estudiante de ciencias sociales, economía y humanidades para saber lo que era sufrir el dogmatismo de los profesores de izquierda en la UCV de los años 60, 70 y 80. Algunos simplemente te aplazaban si no contestabas con marxismo los exámenes. Un tipo como Britto García al que tú, Gustavo, te has referido acá en alguna oportunidad, no creo en lo personal que sea corrupto, pero qué insufriblemente intolerante, pedante y arrogante era en la universidad!

Anónimo dijo...

Estoy 100% de acuerdo con el comentario #1, que creo que complementó con el comentario #6. Estaba por decir algo parecido, pero ya no es necesario. Sólo podría agregar que no hay diálogo posible con personas que defienden una vaina que ocasionó más de 100 millones de muertos por asesinatos y hambrunas. Es como pretender plantear si la idea Zuche de Corea del Norte o la praxis de Pol Pot - asesinó un tercio de la población de Camboya- son debatibles. Dicho sea de paso, ya los que profesaban dichas ideas en los 70 estaban equivocados, aunque todavía en esos años hubiese silencio sobre lo que realmente ocurría en los países del bloque soviético y otras naciones. Lamento estar en desacuerdo con el autor del blog.

Anónimo dijo...

La verdad es que la respuesta la tiene el propio Gustavo Coronel: tiene 17 años teatando de escribir en gonorrea, perdon, aporrea y no lo dejan. Con todo lo que se ha dicho en los conentarios y esto, como se puede dialogar con gentuza como esa?