Te invito a entrar en www.armasdecoronel.org para leer mis libros y ver otra información personal

miércoles, 22 de abril de 2015

Del Pino y Maduro: socios en la mentira


Eulogio del Pino, presidente de PDVSA, dice que Venezuela produce 2.85 millones de barriles de petróleo al día y exporta 2,5 millones de esos barriles. Sin embargo, como el país consume unos 0,7 millones de barriles de petróleo al día internamente, ello significa que la suma de exportaciones dada por Del Pino y el consumo interno sobrepasa la producción en unos 300.000 barriles diarios. De manera que Del Pino miente. La exportación de petróleo de Venezuela debe ser mucho menor. Sabemos que los Estados Unidos están importando menos de 800.000 diarios de petróleo venezolano y que estos barriles son casi los únicos que Venezuela cobra en dólares.
Por su parte, la OPEP dice, año tras año, que Venezuela solo produce 2,4 millones de barriles al día. Si la cifra dada por OPEP es correcta, entonces Venezuela no podría estar exportando más de 1,7 millones de barriles al día. Esta es la cifra que suena más cercana a la verdad.  Según la OPEP Venezuela no ha podido cumplir en los últimos años su cuota de producción de 3,1 millones de barriles al día.
Los ingresos brutos de PDVSA este año no sumarán mas de unos $35.000 millones. Ello  no le alcanza para cubrir sus compromisos. El analista Sergio Sáez, en reciente presentación en VENECONOMIA, estima que el déficit de PDVSA este año será de unos $31.000 millones. Para cubrir ese déficit debe acudir al endeudamiento interno y externo.  El Banco Central sigue imprimiendo dinero inorgánico para cubrir los gastos operacionales de PDVSA en bolívares, mientras el endeudamiento en dólares viene de China y de emisión de bonos, además de liquidación de activos y cobros con enormes descuentos a sus acreedores del Caribe, como es el caso de la República Dominicana. Esta situación le exigirá a Venezuela vender parte de sus reservas de oro, ya que solo el 15% de sus reservas internacionales están en efectivo.
Las deudas a pagar por PDVSA este año y hasta 2017 montan a $30.000 millones.  Las importaciones han tenido que bajar a la mitad, a unos $1500 millones al mes, comparadas con $3000 millones al mes el año pasado. El banco Barclay estima que este año la inflación venezolana sobrepasará el 100%.
A fin de disfrazar esta caótica situación financiera Del Pino y Maduro acuden a la mentira. Adulteran algunas cifras y suprimen otras. El gobierno ha dejado de suministrar datos confiables. Miraflores, El  Banco Central, BCV, PDVSA y el Instituto Nacional de Estadísticas, INE, se han convertido en fábricas de mentiras.  Ello los lleva a frecuentes contradicciones, como cuando Maduro habla de 10 millones de firmas contra Obama y Cabello de 13 millones. O cuando hablan del número de viviendas construidas y de barriles producidos y exportados.

Ello le ha ganado al régimen de Maduro un total desprestigio en los círculos financieros internacionales, los cuales deben hacer estimaciones muy aproximadas para tratar de establecer cuál es la verdadera situación financiera del país Como resultado, las inversiones extranjeras en Venezuela se han paralizado y todo movimiento es negativo, hacia afuera, no hacia adentro. 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

100% acertado tu sinpsis del circo que es hoy PDVSAdojadojita, Gustavo. Como un neumático desgastado, el control de cambio estallará muy pronto, cuando ya no haya inventario. Todo lo que va a pasarva a suceder sin aviso previo, asi vamos a asistir al fin de esta pesadilla encabezada por esos cubanos que temporalmente invaden Venezuela.

Anónimo dijo...


Venezuela deberia ser dolarizada, esto impondría estabilidad cambiaria y de balanza de pagos. Al no existir moneda propia no son posibles devaluaciones ni bruscas salidas de capitales. Los inversionistas tendrían mayor confianza. Promovería el retorno de los capitales fugados y garantizaría la repatriación de las ganancias de capitales invertidos en el país. Reduciría los costos transaccionales y la corrupción que implica hoy día la existencia de cambios diferenciales.
Es hora de decirle "Adiós" al bolivar!!!!