Te invito a entrar en www.armasdecoronel.org para leer mis libros y ver otra información personal

domingo, 22 de enero de 2017

REPTIL UNO DESPIDE A REPTIL 4 Y LO REEMPLAZA CON REPTIL 10

Nicolás Maduro acaba de reemplazar al pedófilo Nelson Merentes con alguien llamado Ricardo Sanguino, un parásito chavista quien lleva casi 17 años enquistado en la Asamblea Nacional, lavando mejor su ropa. Maduro dice de él que “es caraqueño y tachirense”, dualidad que es normal en un régimen donde el presidente es caraqueño y colombiano y el vicepresidente es sirio y maracayero. En esta diversidad lo único que los une es el amor por el dinero ajeno y la codicia por el poder.
Merentes sale del Banco Central después de una trayectoria infame, en la cual se le recordará por las sinvergüenzuras relacionadas con la Asamblea Constituyente, por los desfalcos asociados con los bonos argentinos, por su actividad pedofílica y su total cinismo. Sale porque es hora de que entre alguien nuevo a desfalcar al tesoro público.

Estamos atentos a ver dónde irá Merentes. Si sale del país se arriesga a que le eche “el gancho”, como dice Maduro, la justicia internacional. 

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No le sea raro, Coronel, que al elemento este lo envien a Lisboa donde esta el

fantasma que dijo que Chavez habia renunciado en abril 2012, creo que se llama

Rincon, y el otro procer de apellido Nobrega y nombre Tobias. Alla tienen ellos

sus negocitos bien montados con paraisos fiscales donde garantizan que lo que

le quitaron a los venezolanos lo tienen guardadito. Cuando caiga la dictadura

ojala que los amigos de Andorra den nombres y numeros. Ya los Suizos se dejaron

de vainas y estan haciendolo. NO VAN A PODER ESCONDER LO ROBADO. Y alli es donde

los venezolanos tendran que hacer lo que bien hizo el Mossad.

Anónimo dijo...

Claro, con esta oposiciòn colaborionista se sienten cómodos para seguir destruyendo y robando. El país sigue en caída libre (lo único libre que queda en Venezuela, por cierto)

Gustavo dijo...

Lamentablemente Lisboa parece ser asilo de los malandros del chavismo: Rincón, Nóbrega, etc. Un país tan bello, con tanta porquería chavista adentro.