Te invito a entrar en www.armasdecoronel.org para leer mis libros y ver otra información personal

martes, 30 de abril de 2013

La prisión de Rivero acelera la caída del régimen



La pandilla que maneja el régimen castrista en Venezuela ha puesto en prisión a Antonio Rivero “por instigar al odio”. Nadie como el difunto ha sido un factor generador de odio tan poderoso en nuestro país y nadie habló de ponerlo en prisión. Por esta razón que le achacan a Rivero de manera infundada habría que  poner en prisión a Nicolás Maduro y a Disociado Cabello porque, quien no ha escuchado las inmundicias verbales que han difundido en las últimas semanas contra la oposición? Habría que pedir la extradición de ese íncubo del chavismo llamado Rafaél Correa, quien acusa a Henrique Capriles de golpista desde su cueva quiteña. Ya debería estar presa  esa hija adoptiva de la Sayona que mientan la fosforito, por haber dicho de Capriles lo que dijo en un video infame que ha dado la vuelta al mundo. Estaría más que preso el dueño del corset,  Diego Molero,  por haber dicho de uniforme que había que aplastar a la oposición.

Pero mientras desde el zoológico se llama diariamente al odio y nadie allí ha sido tocado con el pétalo de una Luisa Estella,  a Antonio Rivero lo ponen preso por denuniar lo que todo el país sabe: la dependencia del régimen en la satrapía cubana. Gabriela Ramírez y Luisa Ortega están pintada en la pared cuando se trata de defender al ciudadano. Los venezolanos están en total indefensión frente a la cloaca castrista. Esa es la mala noticia.

La buena noticia es que el poder politico  en Venezuela está  en manos de una pandilla agonizante. Nada revela mejor esa agonía que la detención de Rivero. Debemos estar preparados para ver otras.   A medida que el braquiosaurio toropollensis (Nicolas Maduro) es avasallado por el incontenible deterioro de la nación, en esa misma medida recurrirá a la represión para mantener una ilusión de control. Las detenciones y la represión no son señales de fortaleza sino señales de debilidad. A Maduro se le acerca el día que tenga que irse y, a juzgar por su actuación, no se sabe si lo recibirán en Cuba.  La negativa de las mujercitas del CNE de llevar a cabo una auditoria verdadera solo contribuirá a acelerar la salida del toripollo.

La opinión pública internacional está comenzando a jugar un papel. Después de la vergonzosa inauguración de Maduro, rodeado de los parásitos del ALBA que nos chupan la sangre, desde todo el mundo llegan críticas a la farsa política que se lleva a cabo en Venezuela. Se acrecientan las dudas sobre los resultados de las elecciones, sobre todo en la medida en la cual el régimen se niega a hacer la auditoría incluyendo los cuadernos de votación, el cuerpo del delito. Abundan ya las burlas sobre la ignorancia del "pobre hombre". La carga del ridículo sobre los hombros de Nicolás y su gabinete ejecutivo  es aplastante.

 Rivero no estará en prisión por mucho tiempo.  Y la fosforito pronto tendrá ocasion de visitar a sus pranes amigos, no ya  como ministro sino como reo .

 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Amen

Anónimo dijo...

Si... Sería buenísimo que te vinieras a Venezuela, ya que tu arresto es lo que falta para hacer irreversible la caída! Anda, vente!, Sacrifícate por los que estamos sufriendo del régimen!