Te invito a entrar en www.armasdecoronel.org para leer mis libros y ver otra información personal

sábado, 2 de abril de 2011

Rafaél Ramírez y Alí Rodríguez Araque: entre la ineptitud y la corrupción

Hemos analizado el Informe 2010 de Petróleos de Venezuela, mostrando el desastre que es esta empresa, http://www.petroleumworldve.com/pv11032702.htm  en todos los aspectos. En base a este análisis hemos exigido la renuncia de la Junta Directiva de la empresa y su enjuiciamiento criminal. Si existiera justicia en el régimen despótico de Hugo Chávez, Rafaél Ramírez estaría en la cárcel por sus múltiples crímenes contra la nación, no la juez Afiuni o Alejandro Peña Esclusa o el comisario Simonovis.

Al hamponato petrolero se le suma el hamponato eléctrico. Alí Rodríguez Araque no ha dejado que se pudran 200.000 toneladas de comida pero está dejando que se pudran docenas de plantas eléctricas adquiridas de emergencia durante 2010, al costo de $1200 millones, para enfrentar su propia crisis de planificación. Estas plantas a diesel fueron puestas a trabajar, según denuncia el experto en el sector, Víctor Poleo, 24 horas al día. (El Nacional, Abril 2, 2011). Como resultado, dice Poleo, solo el 25 por ciento de estas plantas están funcionando. Poleo agrega que no hay suficiente diesel para operarlas. Para completar este desastre Petróleos de Venezuela compró centenares de camiones cisternas chinos para llevar a las plantas un diesel que no existe en volumenes suficientes. Lo peor de todo esto es que Venezuela se endeudó con el BID y con la CAF para llevar a cabo este desastre.

La combinación de ineptitud y corrupción del binomio Ramírez-Rodríguez ha probado ser fatal para el sector energético nacional.

Las plantas, además, fueron adquiridas mediante intermediación cubana y los venezolanos debemos preguntarnos por qué estos hampones chavistas requieren de esa intermediación para comprar bienes y servicios en el mercado internacional, cuando lo podrían hacer directamente, sin tener que darle comisiones a los cubanos.

Poleo acusa a Rodríguez Araque de irresponsable, ya que se permite esconder su ineptitud criticando a los consumidores, al achacar a un consumo exagerado la culpa del desastre.

EDELCA, empresa que fuera el orgullo de la CVG se encuentra quebrada, dicen los técnicos de la empresa, ya que se ha triplicado injustificadamente la nómina de empleados. Estos empleados también denuncian que no saben el status de su fondo de jubilación y temen que le haya sucedido lo mismo que le ha sucedido al fondo de los empleados de PDVSA.

Si hubiera justicia en Venezuela el hamponato eléctrico-petrolero liderado por Ramírez y Rodríguez estaría trás las rejas.

1 comentario:

Anónimo dijo...

ENTONCES JODEREMOS A LOS COLOMBIANOS ENVIANDOLES AGUA DEL LAGO EN LUGAR DE GASOIL COMO ESTA PREVISTO.

JG