Te invito a entrar en www.armasdecoronel.org para leer mis libros y ver otra información personal

viernes, 5 de junio de 2009

Diego Arria comenta declaraciones del chavista Mario Isea.


*** Dice Mario Isea“Que el trofeo del cadáver del presidente Chávez nunca lo puedan exhibir”.


El diputado Mario Isea en una dramática intervención en la Asamblea Nacional celebrada este jueves sentenció:, Apoyamos las investigaciones para esclarecer el plan magnicída para asesinar al presidente Chávez. Haremos lo que sea necesario para que “el trofeo del cadáver del presidente Chávez nunca lo puedan exhibir”.
Diego Arria comenta estas declaraciones:
"Creo importante se le preste ayuda al diputado, claro en el entendido que cuando se trata de fantasías, obsesiones y coartadas esto es dificil. La mitomanía es imposible de curar-igual que la falta de conciencia moral. Ya van por 18 "intentos de magnicidio" al punto que los humoristas criollos los califican como minicidios.
Ahora bien-paralelamente es importante y urgente hacer algo que no requiere ayuda de ninguna especie para aclarar acciones criminales perfectamente documentadas -hasta en videos- y muy bien conocidas hasta por esta asamblea urgida en declarar sobre fantasías pero no de condenar realidades. Y se trata de lo siguiente:
*El 4 de febrero de 1992 efectivos militares al mando del entonces Teniente Coronel Hugo Chávez y de otros oficiales golpistas intentaron derrocar por la fuerza al gobierno democráticamente electo de Carlos Andrés Pérez. Matar al presidente y a su familia fueron los objetivos ese día
*Esa noche dispararon desde tanquetas a la oficina en el Palacio de Miraflores donde se encontraba el Presidente Pérez resistiendo esta ofensiva. Balazos por todos lados, incluso la muerte de un oficial golpista a la puerta del despacho presidencial cuando venia-no con intenciones de apresarlo- sino con instrucciones de matar al entonces presidente de la República. No fué una fantasía sino una dolorosa realidad. Un intento de magnicidio frustrado. Pero crimen al fin. Simplemente no tuvo éxito como buscaban Chávez y sus compañeros golpístas
*Simultáneamente, mientras intentaban asesinar al Presidente Pérez en el Palacio de Miraflores, o sea que estaban en pleno conocimiento de donde estaba el presidente Pérez, los militares sediciosos a su mando atacaban la residencia presidencial de La Casona donde se encontraba la esposa del Presidente Perez y de sus hijas.
*Atacaron con ametralladoras y morteros la residencia presidencial en un acto no calificable como de magnicidio pero si de intento criminal de asesinato de la esposa del jefe de estado y de sus hijas. Un acto humanamente peor que el intento de magnicidio contra el propio Presidente Pérez. Una acción criminal y cobarde jamás registrada, ni en nuestra historia ni en la de América Latina.
*Sobre ese día no hay necesidad de esclarecer nada. Todo está clarísimo . El actual jefe de estado Hugo Chávez y sus principales colaboradores no solo fueron golpístas sino también perpetraron crímenes de intento de magnicidio y de asesinato premeditado de la familia presidencial.
*Es increíble que el único golpista oficial debidamente documentado, el hoy presidente de Venezuela Hugo Chávez -y sus compañeros golpistas, las únicas personas responsables directos por el intento de magnicidio y asesinato de la familia presidencial, se hayan convertido en los jueces y verdugos de venezolanos inocentes.
*Estos que hoy usan la mitomanía presidencial para halagar al jefe del estado no creo le harán barra en el Tribunal Penal Internacional en La Haya-porque muchos de ellos estarán también indiciados.
*Este tema debe ser retomado por la sociedad civil venezolana con la urgencia, seriedad e importancia que merece. Un intento de magnicidio frustrado (real) y de asesinato de una familia presidencial no debe prescribir-no importan las razones políticas que hasta ahora han permitido que estos hechos queden sin castigo .
Diego E,. Arria Junio 4 del 2009.


Nota Adicional de Diego Arria: El suscrito era Embajador ante la ONU y había llegado ese día a Caracas para reunirme con el Presidente Pérez- y me correspondió regresar desde Venevisión al Palacio de Miraflores con el presidente y el valiente jefe de la casa militar el Almirante Mario Carratú esa madrugada fatal para la vida democrática del país cuando pude constatar lo que arribo describo. En una camioneta pick up de la GN vino conmigo el Dr. Luis Alberto Machado quién estaba en Venevision junto con muchos otros demócratas. Nos bajamos de nuestros dos vehiculos y atravesamos la calle frente a Miraflores saltando por encima de los pobres soldados rendidos boca abajo en la calle que H. Chávez y sus golpístas arriesgaron a a morir, mientras ellos observaban “valientemente” desde el Museo Militar. Cuando ingresamos al Palacio había sangre todavía en el umbral del despacho presidencial del oficial que intentó matar al Presidente constitucional de Venezuela, Carlos Andrés Pérez.
Esa madrugada conocí quién era el Teniente Coronel Hugo Chávez. Un miitar que traicionó su compromiso constitucional . Un golpísta y responsable directo del intento de magnicidio del Presidente de Venezuela y de su esposa e hijas mientras permanecía escondido a pocas cuadras del palacio presidencial.
Este teniente coronel es hoy el jefe del estado venezolano. Y permanece en libertad a pesar de hacer cometido estos crímenes y los cometidos el 11 y el 12 de abril de 2002-por lo que se puede repetir que sin la menor duda la espada de la justicia pende sobre su cabeza.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

coronel......por que insurgio Chavez?
Los que deben estar presos no estan en mi pais como tu.....por que se escapan?
pòr que no afrontan la justicia como el comandante lo hizo?
por que son tan apatridas?
por que despues de 10 años la popularidad del comandante esta en 66%?
cattaru,arrias y tu son caimanes del mismo pozo,se me olvidaba el caco mayor carlos andres perez.

NO VOLVERAN PITIYANQUITOS

Anónimo dijo...

Chavez insurgio por su afan conocido por todos de mandar. Las condiciones del pais que, segun el lo llevaron a eso, son hoy en dia mucho peores que entonces. En cualquier caso, el hecho es que dirigio el golpe de estado -golpista por tanto- y nada puede justificar un intento de magnicidio como el descrito. Y por cierto, no es Arria el que lo describe. Todos lo vimos.