Te invito a entrar en www.armasdecoronel.org para leer mis libros y ver otra información personal

sábado, 13 de junio de 2009

El periodismo amarillo de la Agencia REUTERS





Esta vez Reuters de Venezuela, ha llegado a un nivel peligrosamente bajo en su empeño de realzar la figura del dictador Venezolano, Hugo Chávez. El sesgo de la agencia de noticias Reuters a favor de Chávez tiene ya algún tiempo y no conocemos el por qué. Un caso anterior de esta postura fue denunciado por Pedro Burelli y el suscrito en Diciembre 2007 (ver mi blog http://www.lasarmasdecoronel.blogspot.com/, del 9 de Diciembre de 2007) cuando Reuters anunció la “victoria” de Chávez de manera solitaria, errrónea y anticipada en el referendum del 2 de diciembre. Ya en Noviembre 28 de ese año Reuters había publicado un informe no apto para diabéticos, en el cuál se ensalzaba a Chávez de manera desmesurada (“Five Facts about Venezuela’s Hugo Chávez”). En aquella ocasión el embajador Diego Arria se unió a nuestra protesta con una vigorosa carta a Reuters, también transcrita en mi blog en Diciembre 2007.
Reuters prometió tener más cuidado, pero sus propósitos de enmienda no han durado mucho. Una de sus últimas crónicas: “Jerga venezolana, clave en éxito popular de Chávez”, por Charlie Devereux (transcrita por Silene Ramírez en http://www.noticias24.com/, del 12 de junio pasado) es una muestra de mál gusto. Para el cronista de Reuters “las groserías y malas palabras de Chávez son parte de su atractivo… Chávez ha hecho del lenguaje vulgar y los insultos una seña de identidad de su década en el poder”. Hasta allí pudiera decirse que hay objetividad en la crónica pero el cronista añade: “los discursos salpicados de jerga popular y a veces directamente groseros exasperan a sus oponentes, blancos habituales de sus insultos pero ayuda a explicar su perdurable popularidad entre millones que se idenifican con los orígenes humildes del mandatario socialista en un hogar pobre del llano de Venezuela”. Y añade:“Trás diez años en poder sus niveles de aprobación siguen por encima del 50% gracias a sus multimillonarios programas en educación, salud y alimentación que llegan a casi todo el país sudamericano”.
Habla el cronista del ”apretón intestinal” narrado por Chávez en televisión ,el cuál dió origen a carcajadas de sus seguidores pero también a “la indignacion de los opositores”. Y menciona el lenguaje “usualmente utilizado por las madres venezolanas para referirse a sus hijos como carajitos y coñitos”.
Cuáles son los problemas que veo en esta crónica? Al menos dos:
Uno, su falta de objetividad y hasta ignorancia de la realidad venezolana, lo cuál va desde la imprecisión excusable hasta la distorsión de esa realidad. En efecto, la popularidad de Chávez, según encuestadoras de credibilidad, ha bajado al 41%. Peor aún, los “multimillonarios programas” a los que se refiere el cronista son, en realidad, limosnas, mál planificadas y peor ejecutadas, las cuáles no solo no resuelven los problemas estructurales de la pobreza venezolana sino que hacen a nuestros pobres más dependientes de un régimen populista y les roba su dignidad. El alcance de estos programas nunca ha llegado a “casi todo” el país, mucho menos hoy en día, cuando están en franca contracción y, algunos, hasta en desbandada. Los “origenes humildes”de Chávez son exagerados. Era hijo de un maestro miembro del partido demócrata-cristiano, una pesona de clase media, quien simplemente no supo hacer bien su trabajo con el hijo, ni como padre ni como maestro.
Dos, el sugerir que solo la “oposición” rechaza la vulgaridad de Chávez. Creo que el cronista sub-estima lastimosamente el rechazo a la vulgaridad de Chávez por parte de millones de venezolanos, aun quienes lo siguen por estar recibiendo sus favores de corto plazo. El pueblo Venezolano es vulgar, si, pero no más vulgar que los hooligans británicos o los camioneros franceses o los actores de Hollywood. Pero, uno no ve a Brown, a Sarkozy u Obama utilizar la coprolalia. Decir que la vulgaridad de Chávez es un componente crucial de su éxito es, por lo menos politicamente incorrecto, si no una abierta falsedad no validada por el cronista.
Más aún, el testimonio de una señora que se muestra indignada por la vulgaridad de Chávez parecería un artificio del cronista para aparentar objetividad y, al mismo tiempo, reafirmar su tesis. Mientras una solitaria venezolana se expresa en contra de la vulgaridad de Chávez, toda la crónica parece ser una aceptación de la vulgaridad como estrategia política, lo cuál muestra a la señora indignada como una pequeña isla rodeada de vulgaridad por todas partes.
Finalmente, que es eso de que “carajito”y “coñito” son parte del lenguaje “usual” de las madres venezolanas para referirse a sus hijos? Yo nunca oí esas expresiones en mi casa. Con que madres se reune Devereux? Estas expresiones son de uso tan corriente en Venezuela como lo es, por ejemplo, “motherfucker” en los Estados Unidos en boca de Chris Rock, Eddie Murphy o del difunto George Carlin, pero no en los bingos de los centros comunitarios del país.
En fin, si poseyera acciones de Reuters procedería a venderlas de inmediato.







1 comentario:

Anónimo dijo...

Ahora la "agarras con Reuters,mi pana cada loquera tuya es mas degradante que la anterior.
Consejo:visita al psiquiatra para que determine el grado de tu psicastenia.


NO VOLVERAN PITIYANQUITOS