Te invito a entrar en www.armasdecoronel.org para leer mis libros y ver otra información personal

jueves, 27 de junio de 2013

Cuando se rebelará el país contra esta chusma indigna?



Nicolás Maduro le dice a Rectora de la UCV: Los rectores han politizado el conflicto, dejen de tomar las rectorías para política, Rectora García Arocha: postúlese para diputada.
 
La Rectora le responde: Maduro, inscríbete en la UCV, estudia, gradúate y hazte profesor, para que puedas saber lo que siente un profesional al ser maltratado por un gobierno irresponsable.
 
Aplausos para la Rectora.
 
Pero creo que hay que ir a una insurgencia más allá de las palabras. Ya en Venezuela se impone una rebelión abierta, que vaya más allá de las palabras. Esto no se compone por las buenas. Este mierdero chavista no se arregla con llamados  a la reconciliación.
 

2 comentarios:

MCMLX dijo...

Citando a Iván Simonovis: Difícil construir un país diferente con tanta gente indiferente... trato de buscar una explicación lógica a tanta pasividad, indiferencia e indolencia y lo único que me atrevo a concluir es que este pobre país no tiene quien lo quiera. No me gusta Alí Primera, sus canciones rezuman demasiado resentimiento social y rancio revanchismo para mi gusto, pero hay una canción suya con la que estoy plenamente de acuerdo; no sé el título pero dice algo así como que Venezuela es como una prostituta a la que nadie acaricia pero que todos manosean; cruda pero auténtica verdad...

Anónimo dijo...

Dr. Coronel: le copio este excelente análisis de Fernando Mires. A lo que el autor dice, le añado el efecto petróleo: la riqueza fácil reblandeció a esta sociedad que se hizo no sólo cómoda y se acostumbró a la riqueza fácil, sino que se volvió pusilánime.

" ¿Por qué en Venezuela, después de catorce años de corrupción, nepotismo, despotismo, militarismo, abusos, y pare usted de contar, no surge una manifestación social parecida a las que tiene lugar en las grandes ciudades turcas y brasileñas?

Caminando a lo largo de una sola calle tú puedes encontrar varias manifestaciones populares en pocos minutos. También es posible observar -y por ahí va el problema- que ninguna de ellas toma noticias de la otra. Todas se ignoran entre sí. Parlando el dialecto de los sociólogos podría decirse que en Venezuela no existe articulación social ni intercomunicación discursiva. Eso no quiere decir por supuesto que alguna vez no pueda emerger una protesta descomunal, como las que inunda las calles de Turquía y Brasil. Pero el hecho concreto es que todavía eso no sucede.
Hay una razón obvia: La desintegración social que experimenta Venezuela es un fenómeno inducido. Para nadie es un misterio que la nación vive hace años bajo el imperio de un régimen radicalmente estatista. Y ahí donde crece el estado no nace la sociedad. En ese sentido podría afirmarse que bajo el chavismo -el mismo Chávez jamás lo ocultó- ha tenido lugar un proceso de toma del poder, pero no por una clase social externa al estado, sino por un partido identificado cien por ciento con el estado. O en otras palabras: se trata de un proceso de doble toma de poder. Por una parte, la toma del estado por el gobierno. Por otra, la toma de la sociedad por el estado.
(...)
Las organizaciones de representación popular nacidas bajo el chavismo fueron construidas desde arriba hacia abajo. Tanto Misiones como Concejos son prolongaciones del estado al interior del universo popular. De modo paralelo el chavismo tomó posesión de gran parte del aparato productivo, principalmente del segmento más vinculado al consumo popular. Todo esto exigía, por supuesto, la existencia de una eficiente burocracia. Dicha burocracia, por cierto, existe; es gigantesca, pero a la vez, es absolutamente ineficiente, más aún, es corrupta y parasitaria.
No obstante, las demandas populares no tienen otro interlocutor que no sea el estado... Chávez y el chavismo han logrado así quebrar la columna vertebral de la sociedad venezolana. hasta el punto de que una comunicación de tipo horizontal entre diversas organizaciones sociales -como la que se ha dado recientemente en Brasil y en Turquía- resultaría, si no imposible, muy difícil.
O para expresarnos en términos comparativos. Mientras en Brasil y Turquía tuvo lugar un proceso de evolución económica, siendo respetadas las instituciones públicas y la autonomía ciudadana, en Venezuela, bajo la égida de uno de los estados más corruptos de los cuales se tiene noticia, tuvo lugar un proceso de "destrucción de la producción", siendo las instituciones públicas convertidas en meros apéndices de un partido de gobierno nacido al interior del estado.
Para concluir: Si hubiera tenido que responder de modo más escueto a mi estimada lectora la pregunta de por qué en Venezuela no asoma (todavía) un movimiento social como el turco o el brasileño, habría postulado la siguiente tesis: Mientras en países democráticos como Turquía y Brasil lo político es construido a partir de lo social, en países no democráticos, o deficientemente democráticos como es Venezuela, lo social debe ser construido a partir de lo político.
Al nivel de lo político y no de lo social pertenecen también las elecciones periódicas. Pero ¿no están controladas las elecciones, y de modo fraudulento, por el propio partido-gobierno-estado?
Este es ya otro tema. En cierto modo es el tema del tema. Lo abordaré en mi próximo artículo."

Completo en:
http://diariodecaracas.com/blog/fernando-mires/que-estambul-si-rio-tambien-caracas-todavia-no