Te invito a entrar en www.armasdecoronel.org para leer mis libros y ver otra información personal

miércoles, 5 de junio de 2013

El fraude contra ChevronTexaco en Ecuador se viene abajo estrepitosamente


 
La artista Daryl Hannah fue llevada a Ecuador para  hacerle propaganda a los demandantes

 La demanda introducida por un grupo de abogados y profesionales ecuatorianos y estadounidenses en 1993 contra la empresa ChevronTexaco, en representación de un numeroso grupo de indígenas del Ecuador , por la presunta contaminación ambiental  no remediada de una porción de la selva de ese país, fue vista al principio como otra violación al ambiente por parte de una poderosa empresa multinacional. La demanda alegaba que mucha gente del lugar se había enfermado de cáncer debido a esta contaminación.

Hace unos tres años recibí un mensaje de un Centro de estudios de Washington (think tank), en relación con esta demanda, en el cual me sugerían echarle un vistazo a la demanda y sus méritos. Inicié esta investigación en base a mi experiencia petrolera y como luchador anti-corrupción, sin que nunca haya recibido remuneración alguna de las partes involucradas. Al inicio de mi investigación me entrevisté con representantes de ambos lados del juicio, de los demandantes y los demandados. En base a estas entrevistas y a lecturas sobre lo ocurrido comencé a formarme un criterio sobre la realidad de la situación y, desde muy temprano en mi investigación tuve dudas sobre la demanda. Algo no me olía bien. Ejemplos:

·       Me resultaba difícil creer que la contaminación ambiental fuese causada por una empresa que se hab;ía ido del país más de 20 años atrás y no por la empresa que había operado en esa zona por los últimos 20 años (PetroEcuador), sobre todo porque la empresa que se fue, Texaco, recibió un visto bueno del gobierno ecuatoriano al momento de su salida

·       Las credenciales del experto nombrado por el tribunal para presentar el informe técnico eran muy pobres. Era claro para mí que la persona no estaba en capacidad de evaluar profesionalmente lo sucedido,

·       La lectura del Informe del perito o experto me confirmó que algo andaba mál. No era bueno ni parecía estar apoyado por los hechos

·       Informes de una empresa consultora contratada por los demandantes llamada Stratus, basada en Denver, eran muy pobres

·       El juez de la causa fue sacado del juicio por estar actuando de manera poco profesional y por haberse reunion con los demandantes, en aparente colusión con ellos,

·       El gobierno de Rafaél Correa intevino activamente en el juicio, presionando al juez de turno a fallar a favor de los demandantes,

·       Surgieron videos en los cuales el abogado jefe de los demandantes, Steve Donziger, hablaba de como presionar al juez, se burlaba de la justicia Ecuatoriana y hacía planes para presentar pruebas ficticias. Un video, en especial, habla de como van a escribir el informe del experto.  En efecto, el informe del experto fue escrito por la parte demandante!  Ver: http://www.larepublica.ec/blog/economia/2011/12/22/chevron-denuncia-que-sentencia-en-su-contra-tampoco-fue-redactada-por-el-juez/

·       El esfuerzo de relaciones públicas por parte de los demandantes era enorme. Me pareció obsceno que los demandantes trataran de vender la idea de que este era una pelea entre los indigenas buenos y la empresa petrolera villana y reclutaran para tal fin hasta  artistas de Hollywood

·       El fallo fue contra ChevronTexaco, por miles de millons de dólares. La empresa decidió dar la pelea y, poco a poco, fueron saliendo a la luz las maniobras, los acto fraudulentos, las mentiras de la parte demandante coordinada por Donzinger. Y comenzaron a pasar cosas que mostraban la magnitud del fraude montado contra la empresa

                                                          Entre ellas:

·        Burford Capital, un fondo de inversión que financió a los demandantes de Lago Agrio con 4 millones de dólares, concluyó su acuerdo de financiamiento con ellos en 2011 argumentando haber sido engañados por la conducta fraudulenta de los abogados de los demandantes del caso. En una declaración jurada de abril de 2013, Burford ha aceptado renunciar a cualquier interés económico remanente en el caso.

·       Stratus Consulting, fue la consultora ambiental principal de los abogados de los demandantes en el juicio contra Chevron. Esta firma estadounidense acaba de reconocer que no existe evidencia científica que sustente los reclamos ambientales de los demandantes, diciendo en declaración jurada:“Rechazo todos y cada uno de los resultados o conclusiones presentadas, tanto en mis reportes como en mi testimonio en el Proyecto de Ecuador. Lamento profundamente haber permitido que mi compañía y yo hayamos sido utilizados en el litigio de Lago Agrio, como evidentemente lo fuimos…”

·       Exjuez Alberto Guerra, el primer juez del caso en la Corte Provincial de Sucumbíos, confesó que los abogados demandantes redactaron la sentencia a su favor, luego que prometieron pagar al juez Nicolás Zambrano un soborno de 500 mil dólares.

·       Bufete Kohn, Swift & Graf, que financió a los demandantes durante muchos años y dejó de hacerlo. “,…estoy asombrado por recientes manifestaciones concernientes a contactos potencialmente inadecuados y carentes de ética, si no ilegales, con el perito designado por la corte, el Sr. Cabrera, que están saliendo a la luz…”, escribió Joseph Kohn, principal socio de la firma, en una carta dirigida al equipo legal de los demandantes.

·       Charles W. Calmbacher, biólogo estadounidense, quien fuera el primer perito de los demandantes en el juicio, reveló que los abogados de los demandantes falsificaron informes técnicos utilizando su nombre y firma, de hecho, en testimonio jurado, al revisar los informes que fueran entregados en su nombre declaró: “No llegué a esas conclusiones y no escribí ese informe”.

 

Por su parte el abogado líder de la parte demandante, Steve Donziger, demandado por ChevronTexaco en base a la ley RICO, RICO Act, fue abandonado por sus abogados, la firma Keker&van Nest y Craig Smyser, de la firma Smyser, Kaplan & Veselka alegando falta de pago por Donziger.

Mientras tanto, Rafaél Correa, el presidente de Ecuador, promovía en Srgntina un congelamiento de los bienes de ChevronTexaco, el cual fracas.ó Mientras que en Venezuela el régimen de Hugo Chávez le torcía el brazo a ChevronTexaco para que se transara con Correa. Nada de esto prosperó.

 

Ahora, parece evidente que nadie cree en los alegatos de la parte demandada ni en la justicia del fallo. Esta vez los villanos jugaron el papel de víctimas para tratar de exprimir a una empresa petrolera. Pero las cosas no le han salido bien. Desde Rafaél Correa para abajo, la parte demandante, una pandilla ecuatoriana-estadounidense, ha probado ser la parte hamponil,   

 

 

 

1 comentario:

Jacob Sulzbach dijo...

Aunque cada punto que usted presenta en su artículo muestra la verdad claramente, es la siguiente declaración que cuenta toda la historia, en mi opinión:

". . . El gobierno de Rafaél Correa intervino activamente en el juicio, presionando al juez de turno a fallar a favor de los demandantes. . ."

Sí, es la pura verdad.

No estamos asistiendo a un proceso legal en el caso de Chevron/Texaco.  Esta es una extorsión que tiene más en común con una banda mafiosa que está exigiendo su propia porción de un negocio que opera en su territorio.